, , ,

¡A conducir en Megadrive!


El hype y la actualidad misma de la industria videojueguil hacen que cada vez más nos preocupemos por temas bastante más triviales que la diversión pura que debiera ofrecernos un buen juego. Así, podemos encontrar discusiones varias con respecto a los gráficos, la jugabilidad “realista”, la física del juego y otras tantas cuestiones, sin primar en la puja lo que realmente debería importar de un videojuego: que divierta antes que todo. Y si de esto hablamos, el género deportivo (y no tanto) de conducción, ya sea de coches, motos u otros bólidos, es uno de los más duramente criticados en el sector. Esto se debe, en gran parte, al canon establecido hace ya mucho tiempo (que no a todo el mundo le parecerá el correcto) de lo que un juego de conducción debe ofrecer: la saga Gran Turismo. Es por ello que, a la salida de cada nuevo juego de este género, aparecen diversas discusiones que distan bastante de determinar las horas de diversión que nos pueden proporcionar: que el nuevo Forza Motorsports no trae los Porsche dentro del catálogo de coches (prescindible, pero bueno); que si el nuevo Need For Speed va a mandar por tierra las carreras ilegales y el “tuning” de los coches, para ofrecer una experiencia más centrada en la carrera profesional; que si el Need For Speed World es una castaña llena de capullos que priman el dinero para los DLC antes que la conducción depurada… En fin. Pero aquí, en Pixfans, nos preocupamos por el lector que sufra de este tipo de problemitas de la actualidad, y le damos un consejo más que útil: desconecte por un momento esa PS3 o la XBOX 360, suelte por un instante ese teclado gastado, y vaya a buscar esa máquina de antaño que está empolvándose en el rincón de la habitación. Especialmente en el género de la conducción, se pueden encontrar grandes juegos, realmente divertidos, lejos de los motores gráficos actuales, del hype desproporcionado, de las físicas “realistas” y demás bastiones tras los que se esconden las desarrolladoras contemporáneas. Desde aquí, le recomendamos una serie de juegos de nuestra querida Megadrive, para deleite y disfrute de las carreras de antaño.

Virtua Racing

Vamos a ponernos en época. En el año 1992, la división de Sega encargada del desarrollo de juegos para máquinas recreativas (AM2, que estuviera originalmente dirigida por el genio Yu Suzuki) desarrollaba aún más la idea de crear juegos completamente poligonales, que ya se viera en el género de la conducción de la mano de Hard Driving (1989). El resultado fue Virtua Racing, de los pocos juegos de época que tuvieron la capacidad de mostrar gráficos completamente en polígonos, y aunque no estuviera depurado del todo, gozó de un gran éxito. Otra de las características novedosas que este juego nos entregaba era la posibilidad de adoptar distintos modos de “vista”, ya fuera desde dentro de la cabina o desde una vista cenital por fuera del coche, completando un apartado de 4 vistas distintas, algo sumamente nuevo para la época (y que después se vería en juegos como Daytona USA). Además, fue uno de los primeros en otorgar a los jugadores la posibilidad de jugar la misma carrera en simultáneo con un total de hasta 8 corredores. Todo un lujo.

El hecho relevante de este juego de Megadrive, es que la misma consola no tenía la potencia suficiente para mover el apartado gráfico que se mostraba en el original de la recreativa. Pero Sega exprimió aún más las capacidades de la máquina, y agregando un nuevo chip al cartucho (el famoso SVP), fue capaz de hacer que el juego funcionara con gráficos poligonales en Megadrive. Un hecho de gran importancia, si consideramos que las consolas de esa época devoraban gran cantidad del recurso en los gráficos que se mostraban en pantalla. Si bien el juego no gozaba de las mismas características que se nos ofrecían en la recreativa (menor cantidad de recorridos, menor cantidad de coches y menor calidad de polígonos), el hecho de que Megadrive fuera capaz de mover 700 polígonos, aún con la ausencia de buenas texturas y un frame rate no muy convincente, conmovió en gran parte a la industria, al demostrar que las 16 bits eran capaces de proporcionar experiencias similares a las que nos ofrecían las recreativas. Además fue un importante desarrollo para lo que después se vería en Sega Saturn, aunque eso es otro cantar.

Aquí un video del juego moviéndose en Megadrive:

A pesar de las acotadas opciones y de tirarse más a la conducción arcade, Virtua Racing demostró que le quedaba larga vida a la Megadrive, con hardware suficiente para mover polígonos y todo.

Outrun

Otra de las excelentes demostraciones técnicas de Megadrive. Ya en 1986 Yu Suzuki nos entregaba un juego diferente para recreativas: la posibilidad de “simular” el manejo de un Ferrari Testarrosa, acompañados de la rubia despampanante de turno (lo que hace la imaginación) y teniendo que cumplir el circuito en etapas contrarreloj, por diferentes lugares de Estados Unidos. La introducción de una técnica novedosa para que el juego diera la sensación de “carrera” (llamada bi-linear paralax scrolling) hacía que el juego tuviera unos detalles bastante convincentes y una ambientación de lo más impresionantes. El juego fue un éxito, y su traslado a consolas no tardó en llegar. En la versión de Megadrive, se coartaba el scaling que si poseía el juego de recreativa, pero no por ello mermaba la calidad del mismo. Una experiencia poco común en el mundo de los videojuegos, y completamente recomendable para los amantes de la velocidad. A continuación, un video como muestra:

Micro Machines

Hay que tener en cuenta, antes de hablar del videojuego, los orígenes de estos singulares cochecitos. Micro Machines es una línea de juguetes perteneciente a Hasbro, aunque fuera idea original de la empresa Galoob. Se caracteriza por presentar modelos de distintos vehículos a pequeña escala, no más de cuatro centímetros de largo por vehículo. Representa distintos medios de transporte, tales como coches y aviones, desde los antiguos hasta los más modernos. Además, hay que reseñar que esta línea de juguetes fue competencia directa de otra serie muy exitosa, Hot Wheels, de Mattel: aunque cabe aclarar que nunca alcanzó las cotas de éxito de su competidora. Así las cosas, en el año 1991 una incipiente Codemasters lanzaba la versión digital de estos excelentes juguetes, bajo el mismo nombre que el de la franquicia. En el año 1993 se sucederían distintas reversiones, entre ellas la que nos ocupa, la de Megadrive. El juego consiste en diferentes carreras de estilo arcade, manejando distintos vehículos (autos variados y hasta lanchas) en escenarios poco usuales, pero que se corresponden con el tamaño de los juguetes: una bañera, la mesa de desayuno, una mesa de billar, entre otras. La dificultad era creciente, lo suficiente como para suponer un nuevo reto el terminar primero en cada una de las carreras. Los distintos tipos de vehículos requieren una conducción, a pesar de ser parecida en todos, complicada a la hora de esquivar los distintos obstáculos que se nos plantean en la carrera, como esquivar una pared de burbujas o evitar caer por el borde de la mesa. Gran número de circuitos, ambientados con gran mimo al detalle; carreras de hasta cuatro vehículos; horas y horas de diversión y la posibilidad de jugar esas mismas carreras con amigos en 1vs.1, hicieron de Micro Machines una visita obligada para los amantes de la velocidad arcade y de las rarezas jugables. A continuación, rememoramos algunos de sus niveles:

Rock & Roll Racing

En la misma línea que Micro Machines se ubica este juego, en la conducción arcade. Fue publicado por la empresa Silicon & Synapse, tanto para la Megadrive como para SNES. Una curiosidad al respecto: esta misma empresa, con el tiempo, sería conocida como Blizzard Entertainment. Así es: la misma de Warcraft y Starcraft, casi nada. Originalmente, R&RR fue concebido para ser una continuación del juego de SNES RPM Racing, pero por razones que explicaremos, se le cambió el nombre y constituyó una nueva franquicia.
El juego nos plantea carreras de 4 coches, dos de los cuales pueden ser controlados por jugadores, en vista isométrica y con especial énfasis en ganar la carrera por medio de la “fuerza bruta”. De esta manera, al mismo tiempo que corremos por las pistas, debemos hacer que nuestros contrincantes choquen, toquen las trampas del escenario o sean destruidos por el poder de nuestras armas. De esta manera, se introduce un factor mucho más atractivo para juegos de este tipo: se pueden modificar las distintas piezas que componen el vehículo, para mejorar la potencia y la velocidad, o bien para aumentar el poder de fuego y la munición. También podemos encontrar diferentes power-ups en la carrera, para aumentar la “salud” del bólido o para obtener beneficios de velocidad o munición. En este último aspecto, el dinero es primordial para mejorar el vehículo, necesario para los niveles más avanzados, y ganar una carrera supone la suma de puntos de clasificación que destraban otros campeonatos y competiciones.

Claro que lo que más será recordado en este juego es su excelente apartado sonoro. Primero, por poseer un comentarista para la carrera (toda una rareza en Megadrive) que va lanzando frases en el transcurso de la misma; hay algunas simplemente geniales, como aquella que dice al comienzo de la carrera: “¡Let the Carnage Begin!”. La otra característica sobresaliente, es la utilización de temas originales de conocidas bandas de hard rock y metal, lo que le da esa ambientación tan rockera y pegadiza. Black Sabbath, Deep Purple y Steppenwolf, entre otros, son los que prestan sus temas en versión “16bitera” para elevar la experiencia de juego aún más. El Rock n’ roll y los coches nunca se entendieron tan bien como en este juego. Altamente recomendado. Y para deleite del oído retro, la versión de “Paranoid”, de Black Sabbath, que acompaña a este juego:

Super Hang – On

Uno de motos, para los amantes de las dos ruedas. Super Hang – On es la secuela directa de Hang – On, y vio la luz en el año 1988 para la consola que nos ocupa. Este juego es otra de las geniales muestras de calidad de Yu Suzuki, casi al mismo nivel de su otra obra cumbre, Outrun. El juego nos ofrece dos modos distintos: uno de conducción arcade, en el que hay que completar distintos niveles de complejidad creciente, con ambientaciones principalmente basadas en África, América y Europa. En el otro modo, el de historia, vamos desarrollando nuestra moto mediante el agregado de nuevas partes, las mejora del motor y la elección de un nuevo mecánico, fundamental para mejorar la moto en las carreras más difíciles. Hay que tener en cuenta distintas características a la hora de mejorar la motocicleta, así como disponer de dinero suficiente para contratar un mecánico calificado para la manutención de las mismas. Podemos mejorar los frenos, el manejo, la velocidad y los neumáticos, entre otras características.

Si bien el juego no es todo el reto que cabría esperar de la conducción de una moto, se deja jugar muy bien y proporciona un buen número de horas de diversión, más si queremos sacarle el jugo a todas las mejoras que el juego nos propone o a batir nuestros propios tiempos, como todo juego de conducción que se precie de tal. El apartado gráfico es excelente, y lo vemos en movimiento en el siguiente video:

Test Drive: The Duel


Mucho antes de que EA Games nos invadiera con sus Need For Speed, una de las mejores incursiones en cuanto a carreras callejeras venía de la mano de la saga Test Drive, que ya suma más de diez juegos lanzados. El que comentamos ahora salió originalmente en 1989, y luego fue remasterizado para las distintas consolas contemporáneas. El juego nos propone distintas carreras en ruta, cuyo objetivo es alcanzar las estaciones de gasolina en el menor tiempo posible. A esto se le puede añadir otro competidor, al que debemos superar en cada etapa. No cargar combustible o no saber meter el cambio justo para evitar que el motor se rompa, supone la pérdida de una vida, y el juego nos entrega un máximo de cinco. Uno de los elementos que mejor definen este título, son las persecuciones policiales, ya que ser alcanzados por los polis supone perder el juego instantáneamente. También se nos da la posibilidad de manejar coches deportivos, hasta en un máximo de tres elegibles: un Porsche 959, una Ferrari F40 y un Lamborghini Diablo; lujo convertido en coche digital. El especial mimo puesto en la ambientación interior de los coches, el hecho de estar “infringiendo la ley” en cada carrera y la conducción depurada y casi realista, dotan a este título de una jugada obligada para los amantes de las carreras ilegales. Aquí, el juego en movimiento:

Super Mónaco GP

La Fórmula 1 es la cumbre de la conducción deportiva, el punto máximo al que un conductor profesional puede aspirar. Y si de Megadrive hablamos, este juego de F1 es el punto máximo en cuanto a la conducción se refiere. El juego se encuentra directamente inspirado en el arcade para recreativas Mónaco GP, lanzado por Sega, y este nuevo título supone una mejora sustancial de lo que se ofrecía en las máquinas de salón. 16 pistas diferentes, basadas en circuitos reales de la temporada 1989 del F1 real, como el gran premio de San Marino (aquel que se llevara la vida de Ayrton Senna, el múltiple campeón), el antiguo circuito callejero de Phoenix en Estados Unidos y el Silverstone inglés, entre otros. El juego también nos entrega corredores y empresas constructoras inspiradas en las reales, al no poseer las licencias oficiales de F1. Por ejemplo, la constructora Firenze se corresponde con Ferrari, mientras el conductor R. Cotman con el corredor real Nigel Mansell. En un inicio, al jugador se le da la oportunidad de correr con una escudería de bajo prestigio: ganando carreras y desafiando a los demás competidores, se puede ir ascendiendo en los diferentes equipos, hasta llegar a Firenze, el más prestigioso y el que tiene los mejores monoplazas. Una vez ganado el campeonato, completando todas las carreras del mismo, el juego nos otorga la posibilidad de defender nuestro título, aunque en un principio nos vemos retados por el conductor Ceará (el que representa a Senna), en una de las experiencias hardcore más difíciles (sino imposible) que nos ha otorgado la Megadrive. Defender el título exitosamente, supone ganar el juego.

Pistas con detalles de las reales del mundo de F1, excelentemente representadas; posibilidad de modificar el manejo y las partes del monoplaza; un extenso modo de campeonato y la posibilidad de competir contra un amigo en el segundo player, hacen de este juego el mejor de todos los que pertenecen al género de la conducción de Megadrive, avalado tanto por crítica como por los jugadores. Aquí les dejo un video del gameplay, para que rememoremos este excelente juego:

Y hasta aquí llegamos con la rememoración. Claro que el lector puede compartir sus impresiones sobre los juegos aquí recordados, o sugerir algún otro que haya quedado en el tintero. Y para el jugador actual, aquel que vive pendiente de las novedades que el género de la conducción le puede ofrecer, aquí va mi humilde consejo: vuelve a jugar los juegos de conducción retro, para darte cuenta de que lo importante, antes que cualquier otro aspecto, es divertirse. Y los de Megadrive, cumplen este objetivo sobradamente.

55 comentarios
  1. Arenow
    Arenow Dice:

    PERO QUÉ BUENA ES LA MÚSICA DEL TEST DRIVE 2, MADRE DEL AMOR HERMOSO!!! Podría ser hecha por Alex Mauer, es deliciosa.

    Muy bueno el artículo. Despierta una nostalgia escondida sobre un género que dejé cuando terminaron las 16bits.

    Responder
  2. SiRKaiNz
    SiRKaiNz Dice:

    Que buenos tiempos… Aún recuerdo cuando compré y probé por primera vez el Virtua Racing, algo espectacular. A día de hoy lo sigo teniendo en mi colección como joya. También recuerdo buenos vicios con el Super Monaco GP y el atropellar al de la bandera en la clasificación y salía volando por las nubes… xD

    Muy buen artículo, enhorabuena.

    Salu2 a todos 😉

    Responder
  3. jokersword
    jokersword Dice:

    Como fan de la Mega Drive que me considero, debo decir que esto juegos son la ostia, anda que el Super Monaco, Micromachine y Super Hang-On me han dado horas y horas de diversion, y es verdad antes no se hablaba tanto de el realismo y que este coche deberia estar etc…, antes si te gustaba y te divertia bastaba, para mi eran buenos tiempos para la lirica.

    Responder
  4. Sparda
    Sparda Dice:

    Buena selección y buen artículo!

    Yo agregaria el Off Road, que era tremendamente simple pero daba para unos vicios monumentales XD

    Responder
  5. Wiwo
    Wiwo Dice:

    Muy buenos juegos todos los que has puesto. A unos cuantos de esos (no a todos), les dediqué MUCHAS horas.

    De todas formas, al que más jugué en mi Mega Drive fue al Super Skidmarks. Divertidísimo.

    Responder
  6. erebror
    erebror Dice:

    Fantástico LibreDelSur, como siempre.

    Recuerdos los vicios al OutRun en la Mega de mi primo y el Virtua Racing que supuso una revelación en su época.

    Grande los Micromachines, muy grandes!!

    Salud!

    Responder
  7. Maiku
    Maiku Dice:

    Los escenarios de Out Run están basados en Europa (El mismo Yû Suzuki se fue de viaje por Europa para documentarse de ello) no en Estados Unidos.

    Responder
  8. Joselo
    Joselo Dice:

    totalmente de acuerdo contigo hermano x eso todavia tengo el outrun 2006 instalado en el ordenador (aunque no sea lo mismo cuando peque tuve el del genesis y como me divertí).

    Viva el trackmania uno de los pocos juegos que sigue con este espíritu intacto y el próximo mes se viene trackmania 2 que se ve impresionantemente divertido.

    http://www.youtube.com/watch?v=5_-Cq7NgkwQ

    Responder
  9. CrisGranaldo
    CrisGranaldo Dice:

    Joer, que juegazos has puesto.
    Lo del Virtua Racing me pareció una pasada en su momento (la verdad es que el juego iba muy bien, ¡polígonos en 16 bits!¡lo quiero mama!).
    El vicio que proporcionaba el micro machines creo que pocos juegos lo han conseguido (esta saga está a la altura de Mario Kart en cuanto a diversión, para mi gusto), aunque hay que decir que este juego ha envejecido mal (jugadlo hoy y os asombrareis de lo jo….mente difícil de controlar que es)
    El Rock & Roll Racing fue, es y será mítico. Este si que ha envejecido bien. Un servidor lo sigue jugando (en versión SuperNes, pero bueno).
    Muy buen artículo.
    Un saludo!

    Responder
  10. JoaCo
    JoaCo Dice:

    Tuve en mis manos el Virtua Racing… para su época era lo más impresionante… Lástima que era corto.

    Un juegazo de carreras también fué la secuela del Outrun: Outrunners.

    Saludos!.

    Responder
  11. Joel Z.
    Joel Z. Dice:

    Pues yo no podia separarme de mi OutRun hasta que termine cada circuito en cualquier orden, es uno de mis favoritos y el Virtua Racing era simplemente espectacular (Un Nintendero de esa epoca lloraba al ver lo rapido que se movia el VirtuaRacing y el Sonic 2) El Rock&Roll Racing no lo tuve pero lo acabo de bajar a mi “consola virtual” A.K.A Fusion para mi PC y simplemente divertido…si se que muchos se molestan por lo que digo pero “Que tiempos tan buenos aquellos sin tanta parafernalia grafica ni on-line” un videojuego era solo eso un videojuego.

    Responder
  12. Petit
    Petit Dice:

    El micromachines además, creo que fue pionero enpoder jugar hasta cuatro jugadores, ya que en el cartucho se incluían dos conexiones para mandos…..recuerdo que sólo pude jugar con 3 amigos simultáneamente durante 10 min, porque tenía que ir al cole y luego devolver el juego el videoclub T_T…pero fue algo que se me quedo grabado….guau!! 4 a la vez!!

    Además, también permitía crear escenarios, para mi, fue uno de los juegos de coches más entretenidos de mi niñez la verdad.

    Responder
  13. Joselo
    Joselo Dice:

    @aki: cierto tanto el topgear como su secuela topgear 2 fueron tremendos juegos, la competencia del outrun aunque fueran muy diferentes puede decirse todavia tengo grabada en la mente sobre todo la buena musica de que disponian ambos (sobre todo el 2) lastima que las demas entregas para mi no estuvieron a su altura.

    Responder
  14. Cm_Blast
    Cm_Blast Dice:

    El Virtual Racing me acuerdo jugarlo en la consola de un amigo, muchos vicios. Más adelante saldría para ps2 una especie de re-ediciones en el que estaban este mismo y el outrun, aunque a mi el Outrun nunca fue de los que me llamaran la atención.

    El Super Hang On venía en esos packs de 6 en 1 que venían con la consola, así que también lo jugué, aunqeu no tanto como el super Monaco GP.

    Solo para que conste, que Firenze no era el mejor equipo del super Monaco GP, era el 2º. El Primero lo encabezaba el Madonna, con sus colores amarillo y rojo.
    Madonna, Firenze, Bestowal, Million, Blanche, Tyrant, May, Losel, Bullet, Dardan, Linden, Minarae, Rigel, comet, Orchid y Zeroforce. Estos eran los 16 equipos que formaban el juego. (hice horas, incluso quedando el 2º en el mundial jugando únicamente con el Minarae y sin retar ni ascender de equipo).

    Super Monaco GP era HardCore si jugabas con el Minarae, si tenías el Madonna realmente se convertía en un paseo de juego, al menos si jugabas con las marchas automáticas, ya que se conducía tan bien y giraba tantísimo, que en todos los circuitos podías doblar a varios corredores.

    Y en el caso de la 2º “temporada”, resultaba absolutamente imposible derrotar a Ceara en sus dos primeras carreras, ya que el juego no te lo permitía, estaba diseñado para que te sacara siempre como mínimo varios segundos de distancia y daba igual lo que hicieras.

    Pero lo mismo daba, con retar a alguno como el bullet, el blanche y luego el firenze/bestowal/million (cualquiera de los de clase A) el juego volvía a ser un paseo. tal vez con 7 marchas no lo fuera pero en auto y en manual de 4 con equipos de clase A tenías una grandísima ventaja.

    El de los micromachines es un buen juego, pero lo que nunca me gustó era la poca visibilidad que había, que en los primeros niveles siempre era mejor retar a los rivales más dificiles y dejar a los más cutrosos para el final, ya que si no estaba la cosa complicada.

    El Test Drive siempre será un gran juego, yo jugaba los de ordenador de antaño y tenía detalles como la luz y la lluvia, que tenías que activar desde el teclado. Inluco conduciendo despacio si era de noche y no tenías la luz encendida te podía la policía parar.

    Responder
  15. DrM!
    DrM! Dice:

    Excelentes juegos! Uno de los temas de OutRun (Magical Sound Shower) sigue estando presente en mi celular… como ringtone 😀

    También agrego la saga Road Rash, también de EA.

    Responder
  16. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Cuantos recuerdos: el Rock n’ Roll Racing, que gran juego, la de veces que lo jugue con mis hermanos y nos dabamos con un caño. Quiero nombrar al TopGear 2 que falto y que para mi es un juegazo, pues suponía muchísimas carreras y posibilidades multijugador muy divertidas.

    Responder
  17. Karmann
    Karmann Dice:

    Yo tuve el “Super Hang-On” en un cartucho múltiple de 3 en 1, el de “Mega Games 1”, pero por desgracia no funcionaba. El que sí conservo -y funcionando- es el de “Virtua Racing”. Además, hubo una continuación del “Out Run”, el “Turbo Out Run”, que también poseo.

    PD: Genesis ó Mega Drive, ¿qué más da? Si es lo mismo…

    Responder
  18. notelies
    notelies Dice:

    Hubiera sido una gran “serie” de artículos… la verdad es que mola más cuando este tipo de cosas se separan, para que no se hagan tan largos.

    Me encanta que hayas citado el Super Hang On, pero no estoy nada de acuerdo con lo de su dificultad. El MODO HISTORIA era juarcor a tope… pero era una gozada, un precursor de todos los juegos actuales en los que vas ganando dinero, modificando el vehículo, avanzando…

    Responder
  19. Capitan Lechuga
    Capitan Lechuga Dice:

    Que recuerdos con el Rock and roll racing! Ese genero fue demasiado bueno para la epoca, aun recuerdo juegos similares como el Bikers Mice from Mars de SNES y el Twisted Metal 2 de PS

    Responder
  20. TravisTouchDown
    TravisTouchDown Dice:

    DIOS, iba a incluirme en el bash a la MIERDA de Gran Turismo, ODIO la maldita saga con todo mi ser, no aporta nada. No tiene sensación de velocidad en lo más mínimo y… wait, dije que iba a hacer eso, hasta que vi esto:

    Micro Machines

    THE. MICRO. MACHINES.

    Sweet baby jesus, I nostalgia’d. Gracias por recordarme esos días de mi infancia, iré a bajar la rom. Copia física ya no tengo 🙁

    Responder
  21. sebastian
    sebastian Dice:

    Silicon & Synapse, tanto para la Megadrive como para SNES. Una curiosidad al respecto: esta misma empresa, con el tiempo, sería conocida como Blizzard Entertainment.

    me quede con la boca abierta con esto… un juegazo el ryr racing y MM tambien!!

    Responder
  22. armandotrompeta
    armandotrompeta Dice:

    Que recuerdos el Super Monaco GP, la de veces que habre sufrido para conseguir correr con el tan ansiado ‘Madonna’…

    Responder
  23. Yu-chan
    Yu-chan Dice:

    Bueno, sinceramente no voy a leerme todo esto porque los juegos de carreras (en general los deportivo) no me gustan nada. Pero confieso que Rock & Roll Racing sí lo llegué a jugar en PC, aunque muy torpona, y me encataba la BSO rockera. Y tuve el Super Hang On, no sé de dónde salió, creo que era una recopilación. Mi época de MegaDrive se basó en los Sonic, nunca me cansé de ellos 🙂

    Responder
  24. Stranno
    Stranno Dice:

    @Gato/Neko

    Sí, me da la impresión de que todo el mundo tiene conocimientos avanzados de soldadura y reprogramación de roms, además es habitual de las tiendas de electrónica y tiene a su alcance todos los materiales necesarios para hacer el xploit reset

    Para todos todos, sí, sí. De hecho me extrañaría que la mayoría de la gente sepa como se abre una XBOX, como para soldar una placa xDDDD

    Responder
  25. danigato11
    danigato11 Dice:

    Los que mas recuerdo son Micro Machines y Rock n Roll Racing! Que recuerdos gracias por el post y los recuerdos @LIBREDELSUR

    Responder
  26. Neoquino
    Neoquino Dice:

    Un genero que muchos abandonamos, con los 16 bits, es una realidad triste pero cierta, la diversión que daba este genero en esos tiempos, ni por asomo lo hay ahora, solo quieren marketing y pasta, y los mas jóvenes se lo tragan todo.

    Responder
  27. Toshi_akea
    Toshi_akea Dice:

    A mi me encantaba el Micro Machines de Megadrive, pero nosotros siempre jugábamos a otra versión, que si mal no recuerdo, era como militar.

    Era un clásico de los cumpleaños, porque el cartucho tenía ranuras para 2 mandos adicionales, por lo que podíamos jugar desde 4 personas a la vez, hasta 8, con el modo en el que uno juega con el pad, y otro con los botones.

    Las risas en mi casa estaban garantizadas!! 😀

    Responder
  28. SMD
    SMD Dice:

    Anda que no he metido yo horas con Test Drive y Out Run… Bueno, a este último aun las sigo metiendo, se puede decir que ha envejecido mejor que bien, y las versiones remasterizadas siguen siendo bastante fieles al original.

    PD: Si dices que Gran Turismo marca lo que un juego de conducción debe tener como mínimo para un purista, (en mi opinión debería ser más realista aun), entonces el que el nuevo Forza no vaya a tener Porsche no es una minucia precisamente, es un grandísimo error, que Porsche no es ningún don nadie, es una de las empresas de automóviles más punteras del mundo y no solo por hacer coches rápidos… que también 🙂 A título personal, los alegrones que me llevé con Need For Speed Porsche 2000 y al ver que Forza traía Porsches auténticos y no los preparados por Ruf de siempre, no tienen precio.

    Responder
  29. Master Vaitor
    Master Vaitor Dice:

    @Qwerto: Pues podrías empezar por dejar de “postear” basura …
    Lo cierto es que la verdadera época dorada de la industria se dio con los 8 y 16 bits, donde lo primero era la DIVERSIÓN!!!
    Recuerdo que era muy divertido la reta del micro, pero la verdad el que yo jugué y me pareció simplemente sorprendente fue el Top gear 2 en la SNES, aunque la verdad el F-Zero y el Mario Kart también son sublimes y tal vez sería bueno hacerles mención en la segunda parte de este post, dedicado a la SNES (sugerencia)

    Responder
  30. Cpt. Amarao
    Cpt. Amarao Dice:

    Probablemente el rock and roll racing sea uno de los juegos de coches a los que mas horas he dedicado (en la Super Nintendo), el virtua y el test drive (al cual jugaba en pc con 4 colores) tambien estaban muy bien.

    Responder
  31. jeyva
    jeyva Dice:

    gran articulo, pero hay algo que se llaman los simuladores, cuyo objetivo es asemejarse lo mas posible a la realida, y auque forza y gt lo desean, tiene de simulador lo mismo que el battlefield y el cod.
    pd. disfrute como un descocido con Lotus y out run en mi infancia

    Responder
  32. Feno
    Feno Dice:

    la version rock and roll racing de supernintendo la supera en mucho en el sonido pues la megadrive se escucha como si fuera hecha por un claxon muy agudo, que juegazo

    Responder
  33. Kindjal
    Kindjal Dice:

    La verdad es que el Virtua Racing para Genesis/MegaDrive tenía la misma cantidad de vehículos y pistas que el original de arcade. La versión mejorada, Virtua Racing Deluxe (de 32X), proporcionaba 2 autos nuevos y 2 pistas nuevas. Por cierto, si comparan todas las versiones, ¡la que ofrece mayor sensación de velocidad es la de Genesis!

    Responder
  34. Jessé
    Jessé Dice:

    El Out Run era sencillamente espectacular poder tenerlo directo del Arcade es genial, Yo tengo al version de Sega Master que aunque es mas sencilla tiene toda magia que hace jugartelo una y otra vez.

    Test Drive: The Duel y Rock&Roll Racing tambien son excelentes titulos yo juge las versiones de SNES, recuerod que me dejaban boquiabierto las graficas del Test Drive. Es cancion del Rock&Roll Racing si no em equivoco es el que le ponen al un luchador en la “AAA” nomas que se me olvido su nombre.

    Virtua racing digamos que es el Stunt Race FX pero de Sega, se ve genial. Mi Sega Master System trae ese juego de Hang On integrado en la memoria junto con el Safari Hunt.

    Super Monaco GP la primer sonrisa que nos saca es con esa rubia en traje de baño fiuuu fiuuu. Su gameplay y graficas me recuerda a el juego Niggel Mansell World de SNES el cual tambien es de carreras (lo compre el sabado pasado). Estos dos juegos tiene el Autordromo de los Hermanos Rodriguez(México).

    Micro Machines aunque no me latia el juego (los carros si los coleccionaba) pues tiene una tematica muy original y fuera de lo normal lo que lo convierte en un excelente juego, creo que ese es el que traia en el mismo juego otros dos enchufes para conectar 4 controles y poder jugar de hasta 8 jugadores wow.

    Excelente articulo me gusto retroceder en el tiempo y recordar estos buenos juegos que de lo unico que tenias que preocuparte era de no chocar y no de graficas “bonitas” o si estan biene chos los arboles o parecen solo un sprite, saludos.

    Responder
  35. Erreká
    Erreká Dice:

    El Road Rash, maldita sea, el Road Rash…

    o cómo liarte a mamporrazo limpio con todo rival que osase ponerse a tu altura a la que le pasabas, con la posibilidad durante la carrera de birlar una barra de hierro más efectiva aún que el directo de izquierda…

    Eso y polis que te quieren sacar de la carretera, ciervos y vacas, pedruscos, manchas de aceite y combustible, vallado y vegetación colocada estratégicamente en cada curva…

    Y que a medida que subes de nivel las motos se van haciendo más rapidas e incontrolables, a la par que frágiles. Inolvidable, sí señor

    Responder
  36. AOSHI
    AOSHI Dice:

    Out Run es mi preferido de todos los que has comentado, pero tengo que reconocer que Virtua Racing me impresionó bastante cuando lo vi (era incluso más fluído que el Stunt Race FX de Super Nes -aunque a mí me gustaba más este último-)

    Por cierto ¿Alquien sabe por qué el port de Saturn de V.R. fue tan patético?

    Estupendo artículo. ¡Saludos!

    Responder
  37. flakcym
    flakcym Dice:

    Buena seleccion para mi los mejores son los super hang on, micro machines, out run y por supuesto el Super monaco GP

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] incluya también nuestras primeras experiencias con los videojuegos. Posiblemente encontréis en ¡A conducir en Megadrive! alguno de eos títulos que os hizo tan feliz hace tanto tiempo. Es habitual en AYBABTU reseñar […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *