Inicio » Otros » 10 pantallas extra que recuerdo con cariño

10 pantallas extra que recuerdo con cariño

Las pantallas extra (bonus stage, pantallas de bonificación, bonus levels o como le queráis llamar), suenan mucho a los noventa. Tal y como indica su nombre, eran pantallas que te ibas encontrando en el transcurso del videojuego entre las pantallas normales, a veces sin tener que hacer nada y otras teniendo que cumplir ciertos requisitos durante las pantallas “normales”. Su principal función solía ser la de obsequiarte con un extra (vidas, continuaciones, objetos especiales…) para facilitarte el transcurso de la historia.

Solían ser un reto añadido y no obligatorio para poder completar el videojuego, con un solo intento y sin la penalización de perder vidas si se fracasaba. Las había de todas clases, pero un servidor recuerda con cariño unas cuantas, que os voy a presentar a continuación.

Battletoads in Battlemaniacs

¿Una pantalla de bonus en el Battletoads de Super Nintendo? Sí, los programadores tuvieron ese detalle para ayudarnos en el transcurso de la historia. ¿Y por qué la pusieron? Muy fácil, a partir de este momento la curva de dificultad del videojuego se dispara, empezando la hazaña con la fase de las motos.

Se accede a ella después de completar el segundo nivel del videojuego, y consiste en coger los máximos bolos hasta que nos quedemos sin vida, avanzando a través de lo que parece un tablero de ajedrez infinito. Una vez muertos, los bolos se convierten en puntos que nos suman a nuestro casillero, pudiendo obtener vidas por esta vía.

No hace falta decir que su nivel de dificultad está en consonancia con el resto del videojuego, por lo que si conseguías una vida ya podías darte por satisfecho.

Crash Bandicoot

Teníamos disponibles tres fases extra, a las que podíamos acceder si recogíamos los tres símbolos de Tawna, Nitrus Brio o Neo Cortex, esparcidos por el nivel que estábamos completando.

Una vez conseguido, accedíamos a la ronda de bonificación, que consistía en ir avanzando lateralmente, evitando que nos explotaran al lado las cajas de TNT, mientras recogíamos manzanas y vidas extra. Además, estas pantallas extra se podían utilizar para guardar la partida.

Solían tener un punto de dificultad superior al resto del videojuego, ya que las recompensas que obteníamos eran bastante suculentas, sobre todo la gran cantidad de vidas que se podían conseguir.

Donkey Kong Country

Existían cuatro fases de bonus distintas, dependiendo del animal al que se hiciera referencia (avestruz -Expresso-, pez espada -Enguarde-, rana -Winky- o rinoceronte -Rambi-).

La forma de obtener esta bonificación era consiguiendo tres monedas del animal que tocase, todo acompañado con esa música tan Donkey Kong. Una vez en la fase, disponíamos de un tiempo limitado en el cual conseguir el máximo de insignias con la forma del animal del bonus, existiendo unas insignias de mayor tamaño que tenían un efecto multiplicador x2.

Os dejo un vídeo con el recopilatorio de las cuatro.

Earthworm Jim

Recupero para esta lista a un personaje olvidado, nuestro querido gusano y su “Andy Asteroids?

Aparece por primera vez como segundo nivel en el primer Earthworm Jim, pero también va repitiendo cada vez que completamos un nivel, como fase extra.

Para completarlo, hemos de efectuar una carrera contra Psy-Crow, mientras cogemos varios objetos que nos dan puntuación extra y esquivamos las piedras que nos vamos encontrando en nuestro camino. Si ganamos, nos suman puntos, pero si perdemos nos vemos obligados a luchar contra Psy-Crow.

Como no podía ser de otra forma, el humor característico de la saga también está presente en esta fase de bonus, especialmente con esa canción de banjo tan “ranchera americana”.

Shinobi

Una vez completada la primera misión, de cabeza que nos vamos a la misión extra.

Shinobi era de avance lateral, pero como muchos otros videojuegos con esta perspectiva, las fases de bonificación pasaban a ser en primera persona.

La fase extra era realmente sencilla, ya que consistía en eliminar a todos los ninjas que iban apareciendo (siempre a la misma altura, misma posición y mismos patrones) a base de acertarles con el lanzamiento de shurikens (que para la fase extra eran infinitos). Si conseguíamos el objetivo, nos obsequiaban con una vida extra.

Podéis ver la fase en el minuto 2:05

Sonic the Hedgehog

No podía faltar nuestro erizo favorito. De todas las pantallas extra que han habido en sus videojuegos, la que más recuerdo es la del primer Sonic de MegaDrive.

Se accedía a ella una vez completada la pantalla normal con más de 50 anillos, y el premio por superar la pantalla extra era una esmeralda del caos (en el primer Sonic no podíamos ser Super Sonic…), además de la posibilidad de obtener puntos con los cuales obtener vidas y continuaciones extra. Si tocábamos las bolas con la marca Goal, se acaba la partida.

Lo que más recuerdo de esta pantalla extra es su música tranquilizadora pero que a la vez te ponía en tensión, los rebotadores colocados a mala leche, la cantidad de anillos disponibles y en la locura que se podía convertir si perdías el control.

Space Harrier

No hacía falta hacer nada especial para acceder a ellas, ya que eran parte obligatoria de la historia, situadas en el nivel 5 y el nivel 12.

Era de agradecer que no se tuviera que disparar y se le diera descanso a nuestro maltrecho dedo y al pobre botón. El único objetivo era eliminar la máxima cantidad de árboles, tótems, arbustos y demás sprites decorativos que nos encontrábamos a nuestro paso impactando contra ellos, mientras cabalgábamos a lomos de esa especie de dragón peludo con cara de gato.

Estas dos pantallas tenían una duración reducida respecto al resto, por lo que era prioritario destruir lo máximo posible. Por cada objeto eliminado, nos sumaban 50.000 puntos a nuestro casillero.

Las dos pantallas extra se encuentran en los minutos 4:10 y 10:40.

Street Fighter II

Un clásico entre los clásicos. Destrozar el coche en el mínimo tiempo posible, con una música de fondo que te incentivaba a ir lo más rápido posible.

Para poder disfrutar de tal placer, sólo había que completar tres combates en el modo normal. El premio si destrozabamos a nuestro “enemigo” eran 30.000 puntos extra para nuestro marcador, y teníamos una limitación de tiempo para conseguirlo.

Cada uno tenía su propia técnica, pero la que no fallaba nunca era la de destruir primero un lateral y luego ir a por el otro, preferiblemente, con patadas o puñetazos fuertes.

Super Mario Bros. 3

Para poder disfrutar de esta pantalla extra, hacía falta entrar a la casilla del as de picas situada en el mapa.

Consiste en conseguir acertar la combinación de las tres partes iguales de tres figuras, que van rotando y se pausan al apretar el botón A. Completar la seta equivale a sumar una vida, completar la flor a dos y completar la estrella a cinco.

Al principio era un poco complicado acertar, pero con un poco de práctica se tornaba bastante sencillo obtener siempre las cinco vidas.

Como no he conseguido encontrar un vídeo de este bonus, os dejo otro disponible, que consistía en acertar las parejas de cartas:

Windjammers

De las dos pantallas extra que se presentaban en el transcurso de la partida (la del perro y la de los bolos), a las que se podía acceder simplemente derrotando oponentes, me quedo con la del perro.

Principalmente, tenemos que lanzar el frisbie lo mejor que podamos, y mientras va volando, controlar al perro, evitando los bañistas y demás obstáculos que nos encontramos en nuestro camino para, finalmente, coger el frisbie al vuelo evitando que caiga.

Cuanto mejor lo hagamos (y mejor sea nuestro lanzamiento inicial), más lejos llegaremos, por lo que nos obsequiarán con más puntos.

Avanzar hasta el minuto 4:15 para ver las dos pantallas extra.

 
Faltan muchas otras pantallas extra, pero, por alguna razón, estas diez las recuerdo con cierto cariño, supongo que por las muchas horas que dediqué a estos videojuegos en mi infancia. Por ello, no tienen por qué ser mejores o peores que otras que no he incluido en la lista, son simplemente unos cuantos recuerdos propios.

Y vosotros, ¿cuáles son las pantallas extra que recordáis con más cariño?

Acerca de... Kiralte

Soy un marketiniano 2.0 barcelonés, que le encanta disfrutar de la buena música, los videojuegos y otros placeres que nos brinda la vida.

Tal vez te interese

Por mi parte, paso del Gyarados

Pokémon Go: Mega-Análisis y Previsiones

¿Os acordáis de Pokémon Go? Ese juego que durante un tiempo parecía ser lo único ...

hexagon (1)

Super Hexagon, el imposible reto minimalista

Hay juegos que entran por la vista, juegos de los que una imagen es más ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *