, ,

Aquellos míticos “Artículo en construcción”

Lorem ipsum ad his scripta blandit partiendo, eum fastidii accumsan euripidis in, eum liber hendrerit an. Qui ut wisi vocibus suscipiantur, quo dicit ridens inciderint id. Quo mundi lobortis reformidans eu, legimus senserit definiebas an eos. Eu sit tincidunt incorrupte definitionem, vis mutat affert percipit cu, eirmod consectetuer signiferumque eu per. In usu latine equidem dolores. Quo no falli viris intellegam, ut fugit veritus placerat per. Ius id vidit volumus mandamus, vide veritus democritum te nec, ei eos debet libris consulatu. No mei ferri graeco dicunt, ad cum veri accommodare. Sed at malis omnesque delicata, usu et iusto zzril meliore. Dicunt maiorum eloquentiam cum cu, sit summo dolor essent te. Ne quodsi nusquam legendos has, ea dicit voluptua eloquentiam pro, ad sit quas qualisque…

Y la cosa sigue…

Pero vamos a lo que vamos. Con el boom de Internet, entre finales de la década de los ’90s y principios del ’00s, se produjo la aparición de millones de páginas web. Como los más viejos recordaréis (en esto de Internet, de 30 para arriba ya cuenta como viejos), no tenían nada que ver con las webs actuales, se hacían con HTML puro y duro y utilizando tablas en la mayoría de los casos. Pero hay un apartado que recuerdo con “cariño”, esas secciones en construcción, en breve, dentro de un tiempo, próximamente… que a la práctica acababa siendo un “para nunca”.

Actualmente, con las tecnologías disponibles, se busca la mejor experiencia de navegación, que sean responsive, y treinta mil cosas más relacionadas con la usabilidad que no vienen a cuento comentar, todo gracias a la evolución del HTML, CSS y demás términos de programación y maquetación. Pero unos años atrás no existía nada de esto…

Si tenéis curiosidad por saber como era una página web antaño, os podéis pasar por Internet Archive, y con que pongáis la URL y seleccionéis una fecha, voilá.

Volviendo al tema, en los inicios de la explosión de Internet, todo el mundo quería tener una página web, llenarla de fotos, vídeos, información variada… cuanto más, mejor. Para ello, se habilitaban varias secciones que conformaban el esqueleto de la web, con la idea de rellenarlas de contenido en un futuro, cosa que casi nunca se cumplía, porque el interés se iba perdiendo en el proyecto conforme pasaban los meses. Y llegando al extremo de tener un dominio comprado pero estar todo él en construcción.

A causa de esto, nos encontrábamos las páginas web repletas de gifs animados, unos con más gracia que otros (quien no recuerda el obrero trabajando), informándonos de tal situación:

 

Estas secciones eran realmente molestas, ya que aterrizabas en una web que prometía gran cantidad de contenido, y no era así. Además, daba una sensación permanente de estar inacabada y dejada por los programadores. Por suerte, poco a poco se ha ido abandonando esta práctica, apareciendo nuevas secciones de la nada (la magia de Internet).

Otro tema gracioso era la fiebre que había con los gifs animados. Las páginas webs estaban plagadas de ellos, unos mejor utilizados que otros, unos que daban ataques epilépticos, otros que no venían a cuento de nada y estaban ahí de relleno porque a alguien le habían parecido bonitos; vamos, cualquier razón era buena.











 

Hay que tener en cuenta que al principio del mundo 2.0 las reglas y herramientas eran muy diferentes a las actuales, y para crear una página web la dificultad era muy superior respecto a ahora. También la importancia de la experiencia de usuario era algo que no se tenía en cuenta. Como todo en la vida, la cosa ha ido evolucionando.

Siempre que navego por la red y me encuentro con alguna sección que está “en construcción” o similares, no puedo evitar esbozar una sonrisa.

Y hasta aquí este pequeño guiño a los inicios de la explosión de Internet y su llegada a las masas, con sus míticas secciones en construcción y gifs animados.

24 comentarios
  1. Yu-chan
    Yu-chan Dice:

    Curioso, aunque poco interesante este “artículo” que no dice nada. Casi paso de leerlo al ver el Lorem ipsum, pensando que estaría vacío de contenido.

    Responder
  2. mistral
    mistral Dice:

    Incluso yo hice una página y nunca pasé más allá del “index”.

    Al menos NUNCA usé esos putos gifs asquerosos.

    Responder
  3. el_chespio
    el_chespio Dice:

    Producir texto es muy difícil. Asumo que ese es el mayor problema que uno enfrenta al querer hacer su propio sitio

    Responder
  4. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Los sitios en construcción… actualmente algunas wikis me hacen recordar esos carteles de hombres en plena construcción, y es verdad, porque en muchos casos entras a una wiki que te incita con títulos como: “aquí vas a encontrar TODO” sobre X tema específico y después te invitan a que escribas TAL apartado porque están en construcción :P.

    Responder
  5. Rafael2000
    Rafael2000 Dice:

    Me alegro que le hayas cambiado el título XD. Algunos somos un poco n00bs en temas de informática. Al principio pensé que era una broma o algo (WTF, ¿esto está en latín o algo?) hasta que he buscado “lorem ipsum” en Google y me he aclarado. Al menos los que vengan ahora se sentirán un poco más atraídos por el título (al no pensar que pudiera ser de verdad un artículo en construcción) y entrarán a ver.

    Responder
  6. BlackMaster
    BlackMaster Dice:

    Lo peor de esos sitios era cuando se cargaban por cablemódem, la página tardaba varios minutos en cargarse hasta que uno se enteraba que estaba en construcción… o al menos si uno habla de fines de los noventa… creo que más allá de la evolución en la programación y maquetación, el ADSL y toda banda ancha en general repercutió en que ya no molestara tanto cuando uno entraba en una página sin contenido.

    Responder
  7. Dex Redskin
    Dex Redskin Dice:

    bastante bueno, aunque aun no llego a los 30, no es que los vea muy lejos, aun recuerdo mis primeros pasos en el mundo de la internet allá por los 90’s, montones de páginas personales con diseños metidos como cayeran, muchas páginas negras con letra de colores brillantes que te dejaban ciego y bueno los gifs que aunque algunos digan que son molestos, en esa época era lo más.

    Por cierto sin animo de hacer Spam, en esta página se pueden ver algunos screenshots de sitios en geocities con su ultima fecha de actualización

    http://oneterabyteofkilobyteage.tumblr.com/

    Responder
  8. Rubiyooo
    Rubiyooo Dice:

    Se os ha olvidado mencionar los típicos “contadores de visitas” que contaba cuanta gente había visto tu web en construcción o mejor el “libro de firmas” donde dejabas un mensaje de lo que te había parecido la web. Ains que tiempos con Web Page Maker :`)

    Responder
  9. Zeioth
    Zeioth Dice:

    En los inicios de internet hice un par de webs en HTML a pelo. Recuerdo que me las veia negras cuando tenia cierto numero de entradas porque no sabia programar un sistema de paginacion, que tiempos x)

    Responder
  10. MCaycho_04=Code 04
    MCaycho_04=Code 04 Dice:

    Eso siempre me parecio a veces dar colera pero era entretenido recordar “eso” y…….

    Comentario en construccion.

    Responder
  11. tifita
    tifita Dice:

    Yo fui una de las que creo una web por entonces. Me pidieron que hiciese un trabajo en el instituto: haced una web de temática libre. La hice de Final Fantasy 🙂

    Ahí echaba yo todas las tardes escribiendo mi html puro y duro. Disfruté mucho haciéndolo y continué por gusto. Mi web era de esas que estaban llenas de los famosos gifs animados. Por supuesto, no podía faltar el midi machacón repetido en bucle de fondo. Ahora odio eso xD, pero cuando conseguí hacer que mi web sonara me pareció increible y no pude dejar ni una sección sin música xD.

    Con el paso de los años, la web murió, pero renació en forma de un blog que tiene ya cinco años de vida 🙂

    ¡Un saludo! Gracias por traer tantos recuerdos…

    Responder
  12. armandotrom
    armandotrom Dice:

    Acabo de ver Pixfans justo el día en que se inauguró, y no veais como ha cambiado la cosa desde entonces XD

    Responder
  13. flakcym
    flakcym Dice:

    yo fui uno de esos que hizo una pagina para el cole donde la abandonamos a los 2 meses de creada por caro que era el host

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Aquellos míticos “Artículo en construcción” y "Sección en construcción" […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *