, ,

La historia de Caine y sus arcades sigue viva

Hace un tiempo que os hablamos de la historia del pequeño Caine y sus arcades. La historia de un niño de nueve años que soñaba con tener un salón recreativo, y lo hizo él mismo, con la cinta adhesiva y las cajas de cartón como componentes fundamentales, llamando la atención de mucha gente gracias al trabajo del cineasta Nirvan Mullik. Y no sólo llamando la atención, sino también sirviendo de ejemplo, hasta el punto de que se ha creado una asociación sin ánimo de lucro, Imagination Foundation, para buscar más ejemplos como el de Caine, y fomentar iniciativas similares que puedan disfrutar los más desfavorecidos. Un nuevo capítulo de una bonita historia, que ojalá pueda seguir adelante generando tantas sonrisas entre los más pequeños.

Vía: Kotaku

9 comentarios
  1. dacorchile
    dacorchile Dice:

    recuerdo en mi niñez, con una tabla, clavos y unos elásticos hice un flipper. le incline un poco para que pudiese bajar la bola.

    es bueno que valoren lo que hizo este pequeño.

    saludos pixfans!!

    Responder
  2. Yeko
    Yeko Dice:

    En serio, odio este formato de documental. La musiquita, el niño inocente, los familiares hablando entre medio sin aportar nada útil, me repugna.

    Y esa fundación, no quiero imaginar a donde va la mayor parte del dinero.

    Responder
  3. Fernando
    Fernando Dice:

    @Yeko Caine2012?

    Entiendo a lo que te refieres, pero desafortunadamente la internet esta repleta de estos documentales, que al parecer le encantan a la generación ´9Gag´.

    Seamos sinceros, esto dejo de tratar sobre caine y la imaginación de los niños hace mucho.

    Responder
  4. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Cuando una fundación se mete en el fondo ya nada me empieza a oler bien… espero que este no sea el caso pero bueno. Solo decir que hay que fomentar la imaginación en nuestros niños, en el mundo globalizado que los desborda.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *