, , , ,

El fantástico mundo de Legaia

Revolver el fondo de la estantería en donde empolvamos los juegos viejos, puede tener grandes beneficios. Cuando estamos totalmente saturados de la política de auto superación de los motores gráficos actuales, de las historias pobres o de nula profundidad argumental, o simplemente queremos dejar de lado la tecnología de vanguardia reinante, el mundo de los videojuegos nos proporciona la oportunidad de volver a conectar una consola vieja y ponernos a rejugar clásicos añejos. Este es el caso que me tocó vivir no hace mucho, de la mano de uno de los videojuegos que más gratos recuerdos me dejó en mi pre adolescencia: Legend Of Legaia.

Esta obra pasó bastante desapercibida por el mundo de las consolas; raramente encontraremos una reseña sobre el juego en Internet o algún análisis de crítica especializada. No se trata de una obra fundamental ni mucho menos, y dudo bastante que un gran número de personas lo conozca. No obstante, deseo recordar este título a manera de post, no necesariamente analizándolo, sino experimentando en cada línea una hermosa sensación: la nostalgia.

Panorama videojueguil

El juego que nos ocupa salió originalmente en Japón en 1998, de la mano de Contrail como desarrolladora, a su vez una subdivisión de Sony Computer Entertainment Inc., en este caso el productor/distribuidor del título, para la consola PlayStation. Tardaría bastante en llegar al territorio PAL, pues llegaría a España en el año 2000. La situación de salida no era la mejor a nivel competencia, pues en ese entonces (mejor dicho, un año después) saldría el amado/repudiado Final Fantasy VIII, generador de hype por doquier y esperanzador de jugadores que querían repetir la experiencia de la anterior entrega. De la misma manera, se vería las caras de frente con otro grande, Xenogears, también en 1998; y aún calaba hondo la magnífica incursión de Black Isle y Bioware en el terreno de los RPG, con lanzamientos como Baldur´s Gate, cuya primera entrega seguiría resonando aún mucho tiempo después de su fecha de publicación. Situación difícil para el RPG que nos compete, pero no por ello atenúa su calidad: no debe cometerse el error de la comparación constante con los títulos citados, aunque de alguna u otra manera compartirían varias características específicas.

El mundo de Legaia

La situación que se nos plantea desde el plano argumental no es ni por asomo lo más original de esa generación: nuevamente, como en otros tantos RPG, deberíamos salvar al mundo. A pesar de caer en este tópico recurrente, se nos plantea un mundo un tanto diferente al que estábamos acostumbrados a ver en juegos del género.
Muestra de ello es el opening del título, uno de los que más grabados me quedaron en la memoria. Rezaba más o menos así: de manera similar al cristianismo, el mundo es creado por un Dios supremo y único, que separa los cielos, la tierra y los mares, y crea a los humanos a imagen y semejanza. Hasta aquí, nada nuevo. La vuelta de tuerca la trae el destino de los humanos en Legaia.

Se nos deja en claro que, debido al espíritu impulsivo de las personas, estuvieron al borde de extinguirse. Producto de esto, Dios les envía una compañía fundamental, para que la vida en su mundo sea más llevadera: los Serú. La relación de necesaria simbiosis experimentada entre humanos y Serús se verá impresa a lo largo de todo el juego. Tanto es así, que el motivo de inicio de las aventuras en Legaia es un extraño suceso que convierte a los Serús en criaturas malvadas, rebelándose contra los humanos, producto de una extraña niebla que los envuelve, de procedencia dudosa. Esto deja nuevamente a los humanos al borde de la extinción, debiendo estos refugiarse en sus ciudades, a la espera de que la situación termine algún día.

Este es el panorama inicial del juego, razón por la cual se nos presenta a los personajes y la mecánica del mismo: para eliminar la niebla que vuelve malditos a los Serús, debemos revivir los Arboles Génesis, capaces de disipar la niebla, distribuidos por toda Legaia; y ayudados de los Ra-Serús, criaturas que no se ven afectadas por la situación y que proporcionan a su portador poderes extraordinarios. Más adentrados en el juego, seremos testigos de un nefasto plan detrás de la niebla: la creación de Serús artificiales.

Legaia se compone de tres continentes (Reino de Drake, Islas Sebucus y Reino de Karisto) lo que nos proporciona un gran mapa de acción: el juego lleva varias horas terminarlo de la mejor manera (en mi caso, más de 80). De todas las experiencias que se dan en el juego, me quedo con el momento en que revivimos los Árboles Génesis; mágico, irrepetible, se nos quedará grabado desde la primera resurrección.

Los protagonistas

Como personaje principal tendremos a Vahn (nombre recurrente dentro del género), un joven cazador que, al mismo tiempo que se nos presenta, está a punto de realizar su primera expedición de caza al territorio exterior de la ciudad amurallada en que vive (Rim Elm). Esa misma noche, la ciudad es atacada por una bestia de enormes proporciones, que rompe la muralla y permite que la niebla ingrese en la ciudad, desatando el pánico en sus pobladores. Es el mismo Vahn el encargado de luchar con las criaturas malditas, al mismo tiempo que la gente se reúne en el Arbol Génesis de la ciudad para rezar por la situación. Es entonces cuando el árbol revive, proporcionando a Vahn un Ra-Serú que le permitirá obtener poderes asombrosos, al mismo tiempo que advierte la situación (puede hablar con el protagonista, a través de la mente) y anuncia el viaje que debe emprender el héroe. Cabe destacar que Vahn no habla durante la partida, excepto contadas ocasiones, tal vez para aumentar la empatía del jugador con el personaje.

Un poco más avanzados en la historia hallaremos a Noa, una chica con actitudes infantiles que ha vivido desde pequeña en las profundidades de una cueva (en el monte Rikuroa), criada por un lobo. Es este el que se encarga de iniciar su periplo, al mismo tiempo que son capaces de salir de la cueva cuando una grieta se abre en la misma (producto de constantes sismos). Pasado un nefasto suceso (en el que conoce a Vahn y muere el lobo que crió a Noa) les es comunicado que en realidad el mismo lobo poseía un Ra-Serú, que le es confiado en adelante a la protagonista y se une al grupo de aventuras. Sin duda, Noa es el personaje más simpático de la partida; su inocencia e ignorancia provocarán más de una vez diálogos irrisorios y desentendimiento con los que nos rodean. Su inmadurez siempre es un soplo de aire fresco en medio de tanta tragedia, al igual que sus inocentes planteos sobre la maldad del mundo y las situaciones que viven los habitantes del “mundo exterior”.

A su vez, cuando poseamos los dos integrantes del grupo, nuestro periplo nos dirigirá al Monasterio Biron, sede de monjes espiritistas que nos ayudarán a encontrar el árbol cercano. Para ello el sumo sacerdote designará a Gala para que nos acompañe. Al principio algo escéptico, luego poseerá el Ra-Serú proporcionado por el árbol, que al mismo tiempo hará que mantenga hasta el fin de la aventura una feroz rivalidad con Songi, su “hermano” en el monasterio. Promovido por la envidia y la codicia de poder, este último se convertirá en un villano en el juego. Gala es el típico forduzo y duro del grupo; sin embargo, a lo largo de la aventura, se ablandará bastante, llegando a demostrar una autentica lealtad por sus compañeros y una valentía excepcional.

La ambientación del juego

Legaia, a pesar de no demostrar una gran cuota técnica en su motor gráfico o en sus sonidos, es una de las experiencias mejor ambientadas de PlayStation. Cada ciudad es única, reproducida de manera especial y particular con respecto a las demás. Este aspecto es palpable desde el inicio de la aventura, ya que pasaremos por lugares tan dispares como una ciudad de cazadores pacíficos (Rim Elm), un suntuoso castillo en ruinas (Castillo de Drake) o un monasterio de castos y dedicados monjes en Biron. Cada uno de sus entornos rezuma historias propias y diferentes, tanto en las costumbres de su gente, sus diálogos, como también las estructuras en las que nos movemos. Poseen una diversidad única y muy grande: descubrir cada una de estas ciudades es una experiencia reveladora y al mismo tiempo nos engancha en la historia. Cabe destacar el gran esfuerzo por demostrar un ambiente en decadencia y desesperanza (aunque no post-apocalíptico), producto de la niebla y sus consecuencias.

La música acompaña bastante bien al juego, al igual que los efectos de sonido: claro que no llega a las cotas demostradas por Uematsu, pero cumple con creces su objetivo. Muchas veces la banda sonora (cerca de 40 canciones) ayudará a introducirnos en las situaciones de cada pueblo que visitemos de manera bastante especial. A pesar de no ser un aspecto sobresaliente, varias melodías son bastantes pegadizas y se nos quedarán grabadas con el correr del tiempo.

Sistema de combate y similitudes a otras obras

En cuanto al género, es un RPG puro, por turnos, de corte oriental (es decir, J-RPG). Su estilo gráfico bebe bastante de la estética super deformed imprimida en juegos como Final Fantasy VII, tanto para sus personajes principales como para los NPC´s y enemigos. Mucho de esto se debe a las capacidades técnicas de la consola en cuestión: sin embargo, a pesar de tener puntos álgidos, visualmente no es el más vistoso de esa generación.

En cuanto a su sistema de combate, encontramos similitudes a la vez que elementos reseñables. Al igual que la gran mayoría de RPG´s, los comandos ejecutables durante las batallas son los clásicos Ataque, Magia, Items y Espíritu, este último similar a los “Aplication Points” con los que podremos ejecutar los ataques cuerpo a cuerpo. En este caso, la Magia se verá reemplazada por la utilización de los mismos Serús, capaces de ejecutar ataques especiales una vez que hayamos podido vencerlos y reclutarlos en combate (característica especial de los Ra-Serú). Hay una extensa lista de ellos, algunos importantes durante toda la trama (más que nada los que curan estados alterados o proporcionan curación) o aquellos que sirven en algunos tramos de la historia solamente. Los ataques cuerpo a cuerpo son la verdadera novedad de este juego, pues de la misma forma que en Xenogears, deberemos introducir ciertas combinaciones de botones para realizar ataques especiales, en Legaia denominados “Artes”. Las mismas se introducen con la cruceta y descubrirlas todas es un trabajo costoso, ya que muy pocas podremos aprender de los NPC´s o en libros que encontraremos en las ciudades del juego, haciendo su hallazgo una tarea de prueba-error principalmente. Aún así, este sistema es cómodo e intuitivo, un soplo de aire fresco en el género para ese entonces.

Las misiones secundarias no poseen una gran variedad, al igual que los minijuegos, y el dialogo con los NPC a menudo no aporta a la continuidad de la misión: más bien, en este último aspecto, sirve para adentrarnos cada vez más en el entorno del juego y en sus personajes, denotando el énfasis que pusieron los desarrolladores en este aspecto. A pesar de esto, ofrece cierta cantidad de elementos adicionales para prolongar un poco más la vida útil del juego. En pos de este aspecto, por ejemplo, se agrega un jefe oculto, artes especiales para ejecutar y Serús de ataques más poderosos que reclutar.

De esta manera, recordamos a un RPG especial y atípico. Muchos de los lectores se decantarán por obras más conocidas, de mejor cuota técnica, o por los considerados “obras maestras” de la Playstation. A pesar de esto, Legend Of Legaia supone una historia única, llena de pequeños relatos de sus pobladores, costumbres y situaciones, que nos permite embarcarnos en una aventura un tanto atípica en su desarrollo, pero igualmente apasionante. Es uno de los olvidados de esta generación que tantas alegrías nos dejó, pero no por ello deja de merecer ser rejugado o conocido por los que no tuvieron la oportunidad de probarlo. Si usted pertenece a este último tipo, le sugiero que le dé una oportunidad; la de disfrutar de un buen RPG. Si usted ya lo jugó, tome la Playstation, conéctela nuevamente y adéntrese en el fascinante mundo de Legaia: la experiencia no tiene precio.

36 comentarios
  1. SAeNcSA
    SAeNcSA Dice:

    Es uno de los pocos juegos de PSX que tengo original. Me encantó, y se agradece que se le dedique un post, porque como has dicho, por desgracia pasó muy desapercibido.

    El sistema de combate me gustó muchísimo y además recuerdo que las armaduras y el equipo cambiaban el diseño del personaje, algo que hasta entonces nunca había visto.

    También recuerdo a un personaje femenino que era una ladrona y nunca llegaba a unirse al grupo. ¡Qué pena! porque era mi personaje preferido xD

    Responder
  2. Anonybro
    Anonybro Dice:

    El primer J-RPG que jugué, allá con unos diez años.
    Y posiblemente de los más difíciles, sudaba sangre con cada boss. Supongo que si lo juego ahora me parecerá bastante más facil, pero prefiero quedarme con el buen recuerdo.

    ¿Alguien jugó al Legaia 2? Igual habría que echarle un vistazo.

    Responder
  3. rudep
    rudep Dice:

    Un juego parecido, que tambien pasó desapercibido, y que me encantó, fue el primer Jade Cocoon, un juego entretenidísimo.
    ¿Alguien jugó a este juego?

    Responder
  4. Vacra
    Vacra Dice:

    Y yo recuerdo que si le ponias el autorun activo siempre (que creo que venia sin predefinir) podias jugar con una mano!!!

    con L1 aceptadas y L2 cancelabas y como los comandos de batalla se introducian por cruceta pos yastaba.

    Podias jugar mientras fumabas o te comias un bocata de chope.

    Responder
  5. david...
    david... Dice:

    muy buen juego!!! nunca lo pude pasar… me quedaba trabado en una ciudad que creo q estaba en el aire y tenia muchos niveles de pisos… pero aun asi un juegazo.

    ahora tengo una pregunta para uds:

    por que si me pongo a volver a jugar a juegos asi, que disfrute en su momento, me da fiaca?… paja}? … como se llame jejeje. la vez pasada baje el ff7 para psn y tenia muchas ganas de rejugarlos, pero al hacerlo como que se me fueron los animos y no lo pude jugar mas de 15 minutos…. a uds tambien les pasa????

    …es la calidad tecnica un freno para nosotros ahora que estamos acostumbrados a super archi alta definicion y super graficos?

    … o saber lo mucho que nos espera por jugar nos frena? tal vez estemos acostumbrandonos a juegos de 15 o 20 horas?
    muchas gracias un abrazo

    Responder
  6. Fei_Wong
    Fei_Wong Dice:

    Aun lo conservo el juego, fue uno de los que nos llegaron en castellano. Aunque en general, la segunda parte era mejor en casi todo.

    Responder
  7. lisandro
    lisandro Dice:

    ¡pixfans logras sorprenderme de vuelta!
    juegazo el legend of legaia, (lo mejor eran, meta, terra y ozma en nivel 9) mi tercer juego adorado, (y segundo de los “ponjas poco conocidos”) ¡FALTA QUE HABLEN DEL THE RAPID ANGEL!

    Responder
  8. LibreDelSur
    LibreDelSur Dice:

    @SAeNcSA: tampoco recuerdo como se llama la ladrona… pero su historia me quedo grabada… era un poco trágica, pero hacia al personaje uno de los más interesantes…

    @Anonybro: yo lo tengo para PS2; toma bastantes elementos del Legaia original, pero no es una continuación de la historia del primero (por desgracia); a pesar de esto, esta bastante bueno, y es muy duradero (me llevó unas 90 horas sin todos los extras… hardcores puro…)

    @Vacra: Jugar a Legaia y comer al mismo tiempo!!! ah… cuantos recuerdos… uno de los pocos juegos que me lo permitió…

    @david…: evidentemente, los motores gráficos actuales ponen bastantes impedimentos para que disfrutemos en buena manera obras de antaño… nos pasa a todos… aún así, hay que darles una rejugada…

    Responder
  9. enrique199x
    enrique199x Dice:

    @David y @Libre del Sur, pues yo creo que es porque ya te lo pasaste y ya sabes lo que va a ocurrir, lo cual te desanima (Que bien que Chronno Trigger tiene bastantes finales para que esto no pase)
    Y ya saben, en los RPGs la historia es muy importante y jugarlos por una segunda vez hace que pierdan mucho encanto, los RPGs se disfrutan mucho mejor en la primera vez que los pasas.

    Y bueno, la verdad yo soy de los que no conocian este juego…
    Aunque sinceramente no me llama mucho la atencion, siento que antes de este, deberia probar otros RPGs de Playstation como Chronno Cross o Vagrant Story.
    No se, como que en realidad este se me hace muy tipico y no es tan diferente de otros.

    Responder
  10. david...
    david... Dice:

    @enrique199x si puede ser como dices pero antes con la generacion de ps1 y ps2 no me pasaba.. al ff8 lo pase como 5 veces, mgs1 como 10 veces, no recuerdo la cantidad de veces q jugue a otro juego que me encantaba que era el parasite eve 1 y 2. encambio ahora que pienso tambien me pasa con los juegos actuales … el uncharted 2 cuando lo termine quede alucinado, igual el killzone2 y mgs4. y sin enbargo no los volvi a tocar…
    estaremos evolucionando los gamers a la par de las consolas…cuantas veces jugue el nivel 1 de mario… o sonic.. y ahora el solo tomar el joystick y ponerme a pasar nuevamente alguno de los mensionados me da sueño.

    perdon por mis pavadas jejee un abrazo

    otra cosa cuando pueden hacer la review del “SAGA FRONTIER”

    Responder
  11. darth revan
    darth revan Dice:

    @David, lo que pasa es que no hay una formula infalible, y lo que funciona para unos, para otros no funciona.

    Te cuento mi caso con respecto a ese juego; yo no tube la oportunidad de jugarlo cuando salio, ya que carecia de una play 1 y la unica que tenia cerca (la de un amigo) la usaba para jugar al twister metal, al crash o al medal of honor.

    La cuestion es que hace unos años accedi a jugarlo por insistencia de un amigo mio fanatico de la saga, lo jugue y a los 30 minutos lo deje; un tiempo despues volvi a darle una oportunidad y lo volvi a dejar al poco tiempo. Con esto no digo que sea un juego malo, se que es una joya de los videojuegos, pero a mi no logra atraparme.

    Y antes de que alguien diga que eso se debe a que estoy acostumbrado a los juegos actuales con hiper texturas, les aclaro que el jugar juegos modernos no me impidio disfrutar de grandes clasicos que no pude jugar en su momento, como el resident evil 2, al cual agarre hace unos 2 años y me lo pase entero.

    Responder
  12. david...
    david... Dice:

    @darth el resident evil 2 es un juegazo… alla por el 98-2000 recuerdo haberlo jugado una y otra vez con las distintas finales… tendre q retomarlo haber que pasa jejeje gracia por tu opinion ;D
    Soy gamer desde hace ya 20 años (tengo 28) y con el paso del tiempo esto se parece mucho mas al cine… hay pelis que la vez mas de una vez .. pero no todas… tal vez el punto sea eso… obras maestras hay pocas jejeje

    Responder
  13. Quark
    Quark Dice:

    Me alegra saber que no fui la única persona que llegó a jugar éste juego. Nunca llegué pasarme el Coliseo (siempre me mataban o los hermanos o Zora) o matar a Lapis, nunca conseguí a Gillium (si alguien sabe cómo hacerlo, que avise), nunca llegué pas aconseguir todas las Hiper Artes… pero todas las horas que he pasado con ése juego se quedaron en mi mente, así como personajes como Caran (la ladrona) y Grantes, el pobre abuelillo que te legaba su gigantesca espada (sólo un punto por debajo de la mejor del luego), el pianista al que era mejor no contar qué había hecho mientras había sido poseído por la neblina… Salvar a Conkram fue mi segundo modo de luchar contra el destino videojueguil, junto con salvar a Aerith.

    Para el recuerdo se me quedaron marcadas dos frases:
    “Jajajaja,¡vamos a morir” (alcalde de no recuerdo qué ciudad).
    “¡Tú, el del pelo azul, pareces ser el jefe!” (de Gi Delilas. Siempre quise responderle con, “vale, yo tendré el pelo azul, pero es que tú lo tienes verde, tu hermana rosa y tu otro hermano, naranja”)

    P.D. Noa fue criada por una loba :p Grande sus primeras preguntas sobre Grantes… y qué pena al visitar a sus padres.

    Responder
  14. Daiichi
    Daiichi Dice:

    Qué recuerdos! Madre mía! Me lo llegué a pasar alquilándolo cada fin de semana en un videoclub. Años más tarde conseguí hacerme con él de segunda mano, gracias a Dios.

    Buen artículo!

    Responder
  15. mindmaster
    mindmaster Dice:

    Uno de los mejores RPG de la PSX una pena que mi juego original se daño hace tiempo y aunque pude volver a conseguirlo de segunda mano junto al Breath of fire 3 lo tengo hay arrumbado vere si algun dia lo paso de nuevo.

    Responder
  16. royendershade
    royendershade Dice:

    No me gusta hacer este comentario porque el FF IX es uno de mis juegos favoritos, pero se parece sospechosamente a este una parte del argumento… la niebla con la que crean el ejercito de magos xD Y el FF salio despues…

    Responder
  17. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Que buen juego, recuerdo que le preste el Final Fantasy Tactics a un amigo y el me presto el Legend of Legaia: la torre con los sabios y sus interminables pisos, las competencias de baile con Noa, la arena de lucha con Vahn y la obtención de los poderes era algo magnífico. Nunca lo pude terminar porque era demasiado largo y soy de aburrirme mucho (o lo era cuando pequeño) así que es una cita obligada. Grax por este post @LIBREDELSUR y espero siempre más de un compatriota como vos. 🙂

    Responder
  18. Gustavo
    Gustavo Dice:

    Todavia lo tengo bastante bien conservado. Nunca lo terminé porque me pareció un juego muy repetitivo. Lo malo para este juego es que square estaba haciendo historia con el mismo género. Legaia es de esos juegos que si no existen no pasa nada.

    Responder
  19. lupoperro
    lupoperro Dice:

    Este juego, con su mecánica diferente, fue el culpable de mi acercamiento al mundo de los RPG´s. No era el más “bonito”, pero si tuvo el encanto suficiente para que me atrapara ese tipo de juegos.

    Responder
  20. Freya_
    Freya_ Dice:

    Recuerdo que en este juego había una canción que también estaba en el Alundra… me quedé pillada cuando la escuché en ambos juegos XDD

    Por cierto, me encantó este juego, una pequeña joya de la PSX aún sin ser de la saga Final Fantasy; eso sí, me costó al principio hacerme con la dinámica de los combates, pero mereció la pena

    Responder
  21. LibreDelSur
    LibreDelSur Dice:

    @wawatu: para eso está el glorioso genero de los Hack and Slash y similares… no entiendo ese comentario, tratandose del genero que nos ocupa: RPG = miles de lineas de dialogo. Sinceramente no te entiendo…

    @tatsuya egawa: Aguante la mierda para Frikis!!! Que de eso se alimenta el alma del Hardcore… claro que este sentimiento no llega a la humilde comprensión de un troll… pero bueno…

    Responder
  22. soujiro izumi
    soujiro izumi Dice:

    libre del sur prefiero un buen fps a un rpg como final fantasy o similares no tengo la paciencia ni el tiempo para leer super muros llenos de textos para eso me leo un libro, por eso digo mas accion y menos chachara no mas chachara y menos accion 🙂

    Responder
  23. notelies
    notelies Dice:

    Cuando lo jugué, me pareció un poco bluff, aunque también tenía algunas muy buenas ideas. Creo que SCE solía hacer estas cosas con los RPG que publicaba para PSX. Tuve sensaciones parecidas con Legend of Dragoon (aunque técnicamente era muy superior a LoL). Comparte con él algunos elementos un poco furrustreros, como ese infame “powerangerismo”, pero la originalidad del sistema de batallas le da muchos puntos.

    Tengo la segunda parte en la estantería, esperando a que algún día me decida a recuperarlo. O no.

    Responder
  24. RpgLavitZ
    RpgLavitZ Dice:

    Grandísimo juego compañeros, yo lo tengo original, y este juego desprende calidad por todos lados, siempre teniendo en cuenta lo que es, a mi particularmente me engancho muchísimo, de hecho lo tengo como una joya, junto al Legend Of Dragoon, FinalFantasy VII, VIII, IX, XenoGears, Valkyria Profile, etc, etc.

    La verdad es que bien merece la pena, una gozada y con un sistema de combate orginal, un saludo y lo dicho menos mal que alguien se a acordado de esta pequeña maravilla de juego.

    Responder
  25. El chespio
    El chespio Dice:

    Nunca me lo pude pasar por cosas de la vida, pero la verdad fue una buena experiencia.
    con respecto a uno de los comentarios de más atras, sobre si al coger un juego viejo ya no es lo mismo que cuando se tomó por primera vez, diré que uno se tiene que meter como en la salsa, tratar de olvidar todo lo que se sabe y recibir esa experiencia de golpe como si fuera la primera vez

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *