, ,

El Turbo Tomy

¡Aaah! ¡Qué tiempos los 80! Cuando todavía tener una NES o una Master System era un privilegio, la mayoría nos teníamos que conformar con una sencilla maquinita, o bien con algún cacharro un poco más grande pero cuyo tamaño no era proporcional a unas mayores prestaciones. Es el caso del Turbo Tomy, cuyo juego sería más simple que el mecanismo de un chupete, pero cuyo espectacular “mueble” hizo las delicias de aquellos a los que les cayó de regalo. Os presentamos al Tomy Racing Turbo, más conocido como Turbo Tomy que era lo que ponía el volante.

El frontal de este cacharro era espectacular, hasta el punto de que el que nos viera jugando a él podría fácilmente pensar que estábamos a los mandos de un Porsche. Bueno, quizá no, pero os aseguro que cuando tienes cuatro años te imaginas eso y mucho más, que es lo que cuenta. Pero vamos, que el diseño del juguetito no estaba nada mal.

Por dentro la “cabina” tenía de todo, no sólo un volante y pantalla, sino que también tenía llave de contacto, cambio de marchas y un botón que creo reseteaba el cuentakilómetros. ¡Si hasta tenía indicador de velocidad!

Pero bueno, pese a este despliegue se trataba de un dispositivo fundamentalmente mecánico, e incluso con él apagado, era posible ver la sombra del vehículo moverse al mover el volante. Por ello, la cosa no tenía mucho de videojuego, pues no podíamos interactuar con nada. Aparecían árboles y otros vehículos que se supone que deberíamos esquivar, peeero si les pasábamos por encima simplemente no pasaba nada. Claro, hoy en día los chavalines dirán: “pues vaya mierda”, pero ay amigos, en 1983 que tu volante de mentira tuviese una especie de coche que iba por una carretera iluminada y que pudieses mover era algo más espectacular que hoy un Call of Duty.

Cuatro pilas de estas ultragordas eran necesarias para que el cacharro funcionase, lo cual hacía que se viera con temor el momento de que se le acabasen, porque claro, decirle a papá que comprara cuatro pedazo de baterías de semejante calibre no le solía hacer mucha gracia. Pero bueno, el puñado de horas de diversión que nos volvía a proporcionar lo valían…

Buscando por ahí me he encontrado con este genial vídeo, que con bastante sentido del humor nos pone al cacharro como si fuese una verdadera pasada. Creo que recoge muy bien lo que lo flipábamos de pequeños con estas cosas. Y de paso, podéis ver mucho mejor que en las fotos cómo funcionaba.

52 comentarios
  1. erebror@hotmail.com
    erebror@hotmail.com Dice:

    Flipante!!

    Recuerdo de pequeño ver uno de estos y quedarme abobadado.

    No presenta mucha variedad en el circuito pero seguro que no vas a tener problemas con los fps XD.

    Como se comenta, creo que antes los juguetes nos permitían desarrollar más nuestra capacidad imaginativa, quizá por la misma razón de que todo estaba todavía más alejado de la realidad de lo que está hoy.

    Salut!

    Responder
  2. Wonka
    Wonka Dice:

    Yo tenía algo parecido pero con forma de caza. Tenía un joystick y un botón para disparar, y cada vez que acertabas a uno de los cazas del rollo giratorio se encendía una luz. Cuando llegabas a 6… a volver a empezar. Me lo pasaba mejor con el cacharro tirando de imaginación que de pilas (que también llevaba cuatro de las gordas). Buen artículo, me ha recordado viejos tiempos 😉

    Responder
  3. crying666
    crying666 Dice:

    Yo tuve uno y dudo si todavía está en algún armario perdido. Lo mejor es cuando te salias de la pista y el cacharro hacía un ruido infernal y creo recordar que hasta el volante transmitía algún tipo de vibración o algo parecido.

    Si se lo saco a mi sobrino me lo tira a la cabeza por que no es el CALOFDUTI (Sí, lo dice to junto) BLACOS 2.

    Responder
    • Iran
      Iran Dice:

      Hola te quizas paresca un poco loco pero donde puedo conseguir uno asi o me gustaria saber si tu vendes el que mencionas aunque no sirva. Pues tengo un bb de un año y le facinan los volantes y este estaria genial

      Responder
  4. Alx
    Alx Dice:

    recuerdo cuando en mi infancua tuve la oportunidad de jugar con el turbo tomy bastante divertido en lo personal y lo considere inovador y genial ,tal como lo describio amorin ,claro hoy en dia ya no sorprende nada ,pero en las epocas 80teras y 90teras cualquier cosa apantallaba a propios y extraños

    Responder
  5. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Que bueno el video, con esa música bien ochentosa y mostrando cada una de las “prestaciones” del aparato… me transportó automáticamente a mi niñez.

    Responder
  6. Doble R
    Doble R Dice:

    Lagrimita nostalgica que me has sacado, yo recuerdo tener un juguete muy parecido, era muy divertido, y más de una vez mi hermano y yo peleabamos por jugar (axioma basico de la teoría cuantica de la formula “confiscación en habitación de padres”)

    Responder
  7. Carpevi
    Carpevi Dice:

    Yo tuve uno clavado a éste, pero caracterizado como si fuese un coche de policía (todo igual, excepto que encima de todo tenía una sirena y un botón para encenderla, y el coche por delante ponía Police en el “capó”). Grandísimos recuerdos de la etapa pre-videojuegos XD.

    Responder
  8. Llameante
    Llameante Dice:

    Dios, ¡yo tuve precisamente ese!, que de recuerdos me traen con solo haber leído el articulo. :_)

    Mira que era simple el juguetillo, y aún así conseguía embobarte cosa mala.

    Responder
  9. Sinsein
    Sinsein Dice:

    ¡Yo tuve uno! Como me gustaba de pequeña, debe de andar perdido en algún lugar del trastero…

    Eso si, creo que jugaba más tiempo con las pilas gastadas que con él encendido xD ¡Imaginación al poder!

    Responder
  10. kirofaiter
    kirofaiter Dice:

    GRACIAS AMORÍN!!!!!!!!!

    Esta máquina la tenía un amigo en su casa y pasábamo horas delante de ella, sobre todo porque su hermano mayor nos había dicho que si alcanzabas “99” en el marcador antes de que se terminase el “FUEL”, aparecía una ciudad, con coches, gente, etc… Aquello era imposible. Se terminaba el combustible antes de llegar. Así que decidimos hacer trampas dándole latigazos al botón de reset para que el contador no se quedase en “00” y partir de un nº más alto. Conseguimos pasar de “99” y no vimos nada, pero como habíamos hecho trampas, pensamos que habría que hacerlo por la vía “legal” XD

    De aquéllas sí que se nos disparaba la imaginación con cualquier cosa. Qué tiempos tan buenos.

    QUÉ LOCO SIGLO XX!! X_D

    Un saludo.

    Responder
  11. jerry
    jerry Dice:

    yo recuerdo que salio un modelo pero de avion que era un simulador de avion de combate muy bueno pero a la larga aburria ya que el combate no se acababan y tenia uno de moto que era parecido al turbo tomy solo que si chocabas perdias y debias empezar todo de nuevo y como se llama la cancion que acompaña al video

    Responder
  12. Alberto
    Alberto Dice:

    ¡Qué bueno, acabo de recordar que yo tenía una! Madre mía, con lo simple que era y las partidazas que nos jugábamos mi hermana y yo, qué recuerdos…

    Gracias por alegrarme la tarde.

    Responder
  13. Karmann
    Karmann Dice:

    Yo también tuve el modelo que menciona @Carpevi más arriba, con una sirena (con un volumen que hacía que nunca la activase para no molestar a los vecinos), una estrella de policía en el capó y un micrófono, lo mejor del juguete. Recuerdo esa carretera corta y repetitiva, y el continuo “rrriiaaaooooorrriaaaaoooorrriiaaaooo”… Mi modelo, aparte de la sirena, el micrófono, la llave de contacto y las 2 velocidades, no tenía nada más. Por cierto que me lo regalaron ya mayorcito, seguramente creyeron que era un videojuego.

    Responder
  14. David
    David Dice:

    Ya no me acordaba que yo tuve uno igual pero en cuanto lo vi me vinieron los recuerdos, creo que lo he de haber tenido cuando tenia menos de 5 años.

    Responder
  15. alienhalo92
    alienhalo92 Dice:

    Yo de chico tenia uno muy parecido a ese, solo que la pantalla era mucho mas grande y la parte de enfrente era como de un vw jetta.
    que tiempos….

    Responder
  16. Andy Alvein
    Andy Alvein Dice:

    ¡A este lo jugué en casa de un amigo cinco años mayor que yo! ¡Cómo lo flipaba! íbamos conduciendo mientras hablábamos de formas de vencer a los jefes finales del Megaman 3 xD

    Responder
  17. Sestrume
    Sestrume Dice:

    Yo tambien llegue a jugar a este en la casa de un primo, viendolo ahora no parece gran cosa, pero para un niño de aquella epoca pocas cosas mejores habian, han despertado toda mi nostalgia.
    Contestando a la pregunta de Jerry, la cancion se llama “Push it to the limit” de Paul Engemann, se puede encontrar originalmente en el soundtrack de la pelicula “Scarface” y tambien en “Grand Theft Auto 3”, como una de las canciones de la estacion de radio “Flashback 95.6”

    Responder
  18. Wann
    Wann Dice:

    ¡¡Yo tenía justo ese modelo!! Por último lo usaba apagado y todo, pero menudas películas de persecuciones me montaba 😀

    Responder
  19. hyrulen
    hyrulen Dice:

    yo tenia una version que el coche era de plastico,y en lugar de iluminarse,la carretera era un rollo que daba vueltas y los arboles y otros coches tenian pestañas,asi que si te chocabas con ellos el rollo se paraba y parecia que te habias chocado de verdad.

    realismo puro hoygan

    Responder
  20. Strider Hien
    Strider Hien Dice:

    Recuerdo que tenia uno cuando tenia 4 años, jajaja ya ni recordaba como se llama ese juguete. Aunque es una pena que lo perdiera cuando nos mudamos u_u.

    Responder
  21. Avach
    Avach Dice:

    Me recordaste este tipos de juegos que existian en aquellos tiempos… me acorde uno que tenia un amigo el cual era como una maquina espacial de plastico y tenia una pantalla el cual mediante los mandos de izquierda y derecha podias mover la nave para poder esquivar los obstucalos que se avecinaban por el escenario.

    La gracia era que el juego en el fondo era un rollo de papel el cual esta impreso todo el escenario el cual debias pasar… y claro podias atravesar lo que sea por que no es un videojuego. Debias darle cuerda para que empieze a girar el rollo y asi la nave puediese avanzar hasta el final.

    Cambiando el tema… genial el video con su musiquilla ochentera y esas secuencias como si de rapido y furioso se tratara.

    Responder
  22. bombjack
    bombjack Dice:

    DIOOOOOOOSSSSS !!!!!!
    YA NO ME ACORDABA DE ESTEEE!!!
    Joder yo lo tenia! me tiraba horas mirandolo y preguntandome como lo hacian!! xD
    Que grande eres por traerme estos recuerdos! 😀

    Responder
  23. darkcol
    darkcol Dice:

    yo lo tenia!!!! q recuerdos.. metiendo la punta dl compas x las rendijas d la gasolina para q no bajase jejejeje o dandole al boton d reset como un loco pa q saltaran los kilometros

    Responder
  24. Pedrusko
    Pedrusko Dice:

    Wonka, yo también tuve el del caza y pasé incontables horas salvando el mundo sin dejar pasar ni un objetivo sin su correspondiente disparo.
    Es de los juguetes que mas feliz me hicieron, pero no sé nombre, marca, nada. Solo que era azul, y algo parecido a un F14 o F15 por ahí.
    Era demasiado peque.

    Responder
  25. fox
    fox Dice:

    genial !! yo tuve los dos este y el de forma de caza , y otro juguete al que tengo mucho cariño es un robot con una pantalla en el pecho del estilo de este juguete que una vez se encendia se podia ver una animacion como de misiles recorriendo una ciudad o el espacio .

    Responder
  26. DjPabloCobos
    DjPabloCobos Dice:

    Madre mia chavales! Pero como os acordais de estas cosas? He estado apunto de pedirle a mi viejo 100 pesetas para chucherias… De las secciones que mas me gusta de Pixfans.

    Responder
  27. Heavy RockMX
    Heavy RockMX Dice:

    ¡Ahora recuerdo! Esos que eran más pequeños, de color amarillo con un plástico como cortado que hacía que la pantalla se viera como pixieleada, funcionaban con cuerda y había que pasar por un escenario como de desierto, nunca lo volví a recordar hasta que ví esto y los comentarios… Bien por sacarme ese recuerdo

    Responder
  28. Fernando
    Fernando Dice:

    Qué recuerdos!!

    Era siempre lo mismo, una recta y periódicamente te aparecía un coche a la derecha que tenías que esquivar (o no, porque daba igual). Era inceíble cómo podías flipar tanto con aquello.
    Saludos.

    Responder
  29. Fernando
    Fernando Dice:

    Y lo mejor era cuando lo ponías a la mínima velocidad o lo parabas cuando había un coche “rival” cerca y éste se difuminaba y se estiraba a lo largo de tooooooda la pantalla.

    Responder
  30. Carlos
    Carlos Dice:

    Yo tube una!! Y no recuerdo haberla perdido, tendria que buscar, pero seguro que ya no la encuentre, la mia era de color negro, era máximo, las baterías eran su unico y mayor pecado.!

    Responder
  31. elniño cabeza
    elniño cabeza Dice:

    GENIAL!!!
    Yo tuve uno todavía más simple, “Made in China”, que iba a cuerda, que consistía en una carretera que se desplazaba de arriba a abajo y un coche que podías mover de un lado a otro, pero si te chocabas con alguno el mecanismo se detenía.

    Responder
  32. Israel
    Israel Dice:

    Mi hermano tenia ese, pero yo tenia uno de una moto. Eran juegos que al final los usabamos con o sin pilas con la imaginación que ahora ningún niño desarrolla hasta los limites de nuestra generaicón 80era y que eran restos de las generaciones pasadas que no disponian de ninguna maquina para su disfrute.

    Ahora yo de vez en cuando trabajo por recobrar la calle como espacio de juego y de presentar juegos y juguetes tradicionales y de los 80 a los niños y niñas de ahora.

    Responder
  33. danysora
    danysora Dice:

    El amigo de mi hermano tenía una versión de ese pero ya no servía, aún así es divertido imaginarse lo genial que habría sido si lo hubiésemos reparado….antes de que llegase el “mini tornado” (aquí en méxico los conocemos como “culebritas de agua” por que se asemejan a la cola de una serpiente) y destruyera muchas cosas..entre ellas el turbo tomy

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] suena de algo el Turbo Tomy? Sea cual sea la respuesta, merece la pena echarle un ojo al artículo que podemos leer en […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *