, , ,

Jill of the Jungle

1

Hace muchos años, cuando los PCs usaban disquetes, existía un formato de distribución de juegos llamado shareware. Apogee Software, empresa que lanzó títulos tan míticos como los primeros Duke Nukem, Commander Keen o el Wolfenstein 3D, se caracterizó por lanzar demos de sus juegos de notable extensión. Solian tener tantos niveles en su formato shareware que muchos creíamos que eran copias completas.

Conviene recordar que a principios de los 90 los videojuegos solían tener un precio muy elevado. Puede que, en sus primeros años, los juegos de PC tuviesen de media una calidad claramente inferior a los de videconsola, pero a su favor tenían que no hacía falta ser un acuadalado para disfrutar de decenas de juegos, la mayoría completamente gratis. Los disquetes eran fáciles de copiar, de prestar, y en algunos casos las versiones shareware eran suficientes para tenernos enganchados a la pantalla.

2

Un PC normal de esos años solía ser un 486, clónico, sin tarjeta de sonido y veinte megas de disco duro. Generalmente lo compraba el padre de familia para llevarse algo de trabajo a casa, pero los hijos aprochevaban para usarlo como máquina de juegos. Incluso el padre, comparando lo caro que eran los juegos de videoconsola, no dudaba en traer juegos en disquetes a sus hijos y, al mismo tiempo, los animaba a pasar más tiempo con una máquina más práctica.

Jill of the Jungle es de esos juegos sencillos, con algunos bugs, que jamás hubieses comprado en una tienda (salvo que solo te fijases en la portada) pero con el que muchos pasamos algunas tardes muy divertidas. Algún amigo te dejaba el disquete y, de repente, pasabas de no tener nada que hacer a viciarte un buen número de horas con un nuevo juego. Y gratis.

3

El juego salió en 1992, el año de la Expo 92 y las olimpiadas de Barcelona. Tim Sweeney fue su diseñador/programador (más adelante veremos cómo acabó) e intentó, quizás de un modo un poco tosco, trasladar los plataformas de las videoconsolas al mundo PC. La protagonista es Jill de la jungla, una amazona de traje verde y pelo rubio, capaz de transformarse en diferentes bestias y saltar tan alto como Super Mario. Aunque las animaciones de Jill estaban bien realizadas, el resto de apartado técnico era muy simple. A su favor hay que decir que los PC de aquellos años eran muy poco potentes, y en muchos casos ni siquiere tenían monitor en color o tarjeta de vídeo con más de 16 colores en pantalla. Jill of the Jungle funcionaba perfectamente en todo tipo de ordenadores.

La versión shareware incluía el primer episodio al completo y tenía la posibilidad de guardar nuestro progreso, algo poco habitual en los videojuegos de consolas. Podías echar una pequeña partida al acabar los deberes, y continuar al día siguiente por donde lo dejaste. Esto permitía una experiencia de juego mucho más relajada y serena. Apogee puso de moda poder guardar partida cuando qusiéramos, algo inconcebible en los juegos clásicos, pero que acabó teniendo adeptos y convirtió al PC en la máquina preferida de juegos para muchos jóvenes.

4

Jill of the Jungle no es un gran juego, pero algo tendría cuando, a día de hoy, se siguen vendiendo copias en formato físico desde internet. Una mezcla de nostalgia y sencillez hacen que, cuando lo vuelves a probar, sientas una agradable sensación recordando aquellas tardes en las que un solo juego tenía mucho valor. Más no siempre es mejor.

Tim Sweeney, su creador, acabaría colaborando en el editor de niveles del primer Duke Nukem 3D, y fundando Epic Games trabajando activamente en el primer Unreal Engine. El talento se hace cada día, no se nace con él.

P.D: El motor de Jill fue licenciado a otra compañía para hacer un videojuego bíbilico llamado Onesimus: A Quest for Freedom, centrado en la historia de Onésimo, que se convirtió al cristianismo por San Pablo.

10 comentarios
  1. Ana
    Ana Dice:

    Qué recuerdos! Este es uno de esos pocos juegos que caté en el primer pc que entró en mi casa. A saber cómo llegó, ya que mis padres nunca han sido de videojuegos…
    Recuerdos tardes y tardes jugando junto a mi hermana, y volver a jugarlo aunque ya nos lo supiéramos de memoria.
    Cuando hablaba de él hoy día, nadie lo conocía, y me hacía pensar que recordaba mal el título o algo. Hasta hoy 😀

    Responder
  2. [PIXFANS]_fan_FUN
    [PIXFANS]_fan_FUN Dice:

    En el año 92 estaba más que estandarizado el modo Vga de 256 colores. E incluso mucha gente se podía permitir un 486 sx. Los juegos shareware se empezaron a ver en España publicitados en las Micromanía a finales de 1994. Todos estos juegos, en la época pre-ebullición de Playstation y Saturn se veían la mar de cutrecillos, lo que no quita que fuesen buenos juegos, divertidos y bien diseñados.

    Responder
  3. Cm_Blast
    Cm_Blast Dice:

    Me vienen 2 recuerdos de este juego.
    1º: Jugarlo en casa ajena pero no tenerlo en la mía propia (lo mismo con Battle Isle: The moon of Chromos)
    2º: Que tenía vidas infinitas (o continues, o quien sabe)
    2º y medio: el nombre del mismo.

    No recuerdo absolutamente nada más de este juego. Ni intro, ni pantallas, ni jugabilidad… ¡Nada!

    Responder
  4. JoseFco
    JoseFco Dice:

    ¿Un 486 con 20 megas de disco? Ni de coña. Eso era poca memoria para tanto procesador. En aquella época era más estándar un 386 con unos 40 o 50 megas de disco, 4 megas de RAM, monitor VGA y, eso sí, sonido sólo por el beeper. En un ordenador así este divertido juego volaba.
    Y por cierto, decir que los juegos de pc eran inferiores a los de consola en aquellos años es saber muy poquito del tema. Sólo una NeoGeo tenía potencia que rivalizara con los pc. En consolas era impensable un Monkey Island II, un X-Wing, un Ultima VII, un Strike Commander, un Inca 2… Incluso comparabas las versiones pc y consola de Flashback, y la diferencia era enorme.

    Responder
    • kanfor
      kanfor Dice:

      Hola, JoseFco. Gracias por comentar. En ningún momento se dice que todos los juegos de PC fuesen inferiores a los de videoconsola, solo la media.
      El primer Street Fighter 2 de PC era de risa, y solo las aventuras gráficas y los simuladres eran muy superiores a cualquier cosa vista en videoconsola.

      El Flashback lo compré en PC aún teniendo Mega Drive, porque era más barato, estaba en español y era mejor, pero no creo que se pueda generalizar. La calidad de los juegos de PC era muy irregular. Había grandes obras maestras como el primer Alone in the dark, junto a otros más humildes como Titus the Fox o el infumable Terminator 2.

      Responder
      • [PIXFANS]_fan_fun
        [PIXFANS]_fan_fun Dice:

        Bueno. En 1992 se vendían desde el típico 286 a 10 Mhz con 20 mb de disco duro pasando por un 386 sx a 16 Mhz con 2mb de ram y 40 de hd hasta la configuración máxima que creo recordar era un 486 sx a 25 Mhz con 40 o 80 mb de disco fijo y 4mb de ram. Las tarjetas de sonido eran un extra (y bastante caro) y la SVGA creo que era todavía muy minoritaria y apenas había juegos para dicho modo gráfico. El Cd-Rom empezaba a despegar pero era muy caro y con unidades muy lentas.

        Yo tuve la “desgracia” de comprar el primer Street Fighter II para Pc Ms-Dos perpetrado por U.s. Gold. Salía por unas 3.500 pts por las 10.000 que podía costar la versión SNES.

        Los gráficos eran muy buenos pero los personajes eran demasiado grandes y sin scroll parallax ni animaciones en los fondos, pero es que el juego lo podía mover (con dificultad, eso sí) hasta un 286 a 10 Mhz con 1 mb de ram. Hubo que esperar a 1995 para tener un Street Fighter II medio decente (SSF2 Turbo CD).

        Por desgracia confirmo lo que dice Kanfor. Los juegos de Pc tipo arcade, plataformas, lucha (incluso los de Amiga) hasta 1995 eran inferiores a lo que salía para SNES y Megadrive (y ya no digamos Neo-Geo). Por ejemplo: Sonic 3 & Knuckles salió para Pc… ¡en 1997!

        Otras conversiones “rana” Ms-Dos vs consolas en las que los Pc salían perdiendo: Zool, Robocop, Double Dragon, Castlevania, Megaman (horrible), Metal Gear…

        Muy pocas excepciones: Golden Axe, Joe & Mac, Budokan…

        El Titus de Fox a mi me parecía un plataformas bastante decente. No tenía scroll e iba a pantallazos pero me dio bastantes horas de entretenimiento.

        Perdonad por el tocho pero es que hasta que no probé un emulador de Megadrive o Snes por primera vez no me dí cuenta de la cantidad de juegos de calidad que me había perdido al no poder disfrutar de estas consolas en su época.

        Responder
  5. Sonic
    Sonic Dice:

    Yo tenia este shareware. El movimiento si que seria un ppco tosco pero su movimiento, bloque a bloque lo hacia muy logico y los niveles estaban diseñados de manera que era como un puzzle, ademas que cada nivel era muy distinto y algunos bastante grandes di mal no recuerdo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *