, , , ,

La creatividad como hilo conductor en los videojuegos

Desde los albores de los bits, los videojuegos tienen la simple función de entretener al usuario que los juega. Ese es el cometido por el que fueron creados. Muchas formas hay de entretener, o almenos intentarlo, pues no todos lo logran. Hay juegos de diversión directa y otros de indirecta. Tenemos a nuestra disposición un sinfín de géneros para poder suplir nuestras distintas necesidades de ocio. ¿Que quieres vivir historias fantásticas? Un Zelda. ¿ Que quieres saciar tu sed de violencia? Reparte unas cuantas ostias con Ryu ¿Que quieres estrujarte un poco el cerebro? Ahí tienes a un profesor llamado Layton.

Pero el tema que hoy nos concierne es el área de videojuegos que logran saciar nuestro yo más creativo. Juegos con los que podemos crear casi cualquier cosa que se nos ocurra. Juegos que, muchas veces, superan las expectativas creativas de sus programadores.

Generalmente, los juegos de creación ponen a disposición del jugador (o creador en este caso) una serie de herramientas con las que puede crear todo tipo de cosas. La mayoría de veces , al usuario medio, estas herramientas le parecerán infinitas, con muhísimo potencial. Pero ni siquiera imaginará lo que otros usuarios, con más conocimiento y tiempo que él, son capaces de hacer. Algunos de estos títulos no tienen como único objetivo la producción de obras y a veces viene dada a través de editores. Pero no es lo mismo el editor de casas de Los Sims, que el editor de personajes de cualquier juego de lucha, con los dos se pueden hacer virguerías, pero no tienen la misma importancia dentro del juego.

Los Sims podría ser uno de esos juegos creativos, pero el modo construcción no es nada comparado con los juegos que hoy vamos a tocar, y empezamos por uno que se parece bastante a este último, un juego que es sin duda alguna una de las mayores creaciones del señor hype por excelencia, Peter Molyneux. Un juego que no goza de todo el reconocimiento (y conocimiento) que se merece y muy por encima de otros títulos suyos que generaron mucha más expectación, The Movies.

La premisa de este juego es la misma que cualquier juego tipo Tycoon. Cogemos una empresa, en este caso un estudio de cine, y tenemos que llegar a lo más alto. Tendremos que gestionar todo tipo de cosas, cuidar a las estrellas para que sean felices y así actúen bien, investigar en tecnología para nuestras pelis, dejar nuestro estudio bien bonito, contratar a todo tipo de personal, fijarnos en que género despunta más en la época que nos encontramos, pero sin duda, el gran atractivo de este juego, lo que lo hace diferenciarse de otros como Theme Park o Zoo Tycoon, es su fantástico creador de películas.

En él, seremos partícipes de todo el proceso creativo de una película (más simplificado que en la vida real, evidentemente) desde la organización de un casting, redacción del guión, la grabación de las escenas, postproducción y márketing. Y a la hora de hacer el guión y la postproducción es donde está el meollo del asunto. Tendremos a nuestra disposición una gran cantidad de escenarios que pueden ir desde una ciudad de western a un planeta extraterrestre, en los cuales podremos representar una gran cantidad de escenas, que pueden ser desde simples conversaciones a tiroteos, y en las cuales podremos tocar una gran cantidad de parámetros como el estado de ánimo de los actores o la perspectiva de la cámara. Todo ello acompañado de un sinfín de objetos de atrezzo y vestuario que podremos poner por el escenario o en manos de los personajes. Además, una vez creada la película está la opción de pasar a postproducción, donde añadiremos los efectos especiales, la música y hasta es posible grabar nuestra propia voz con sincronización labial incluida. Con esta grandísima variedad y con un poco de imaginación, podemos crear prácticamente lo que nos apetezca ¿Una guerra de gorilas albanokosovares y pollos gigantes contra señoras en batín en la Segunda Guerra Mundial y armados con blasters alienígenas y plátanos? ¡No problem!

Siguiendo en la estela de los fotogramas hay otro título, aunque más bien es una aplicación para DSi, con el cual podemos hacer animación de una forma muy fácil, se llama Flipnote Studio y es, con diferencia, el mejor producto que podemos encontrar en el mercado de DSi Ware y además, totalmente gratis. Supongo que todo el mundo habrá hecho, o almenos visto, la típica animación cutre (aunque a veces no tanto) hecha en el borde de una libreta y que tomaba vida al pasar las páginas rápidamente. Pues en eso se basa Flipnote Studio.

Con el stylus haremos el dibujo que queramos y al darle a la cruceta “pasaremos página” y tendremos una nueva página, pero veremos el anterior dibujo como cuando calcamos. De esta forma, iremos dibujando el movimiento frame por frame hasta dar con la animación que tengamos en la cabeza. Todo muy intuitivo y sencillo ¿Genial no?

Sin movernos de la táctil encontramos otro espécimen bastante interesante. Podríamos decir que Nintendo DS goza de un pequeño catálogo de títulos bastante raros a la par que innovadores como pueden ser el Brain Training o el Drawn to Life, pero sin duda, Electroplankton el más bizarro. Quizás sea, de todos los que hay aquí, el que menos se parece a un videojuego , es más bien un experimento que aprovecha a la perfección las capacidades técnicas de la portátil de Nintendo.

La premisa de este título es jugar con la música a través de 10 tipos de plankton. Con este plankton, usaremos las características de DS como la pantalla táctil o el micro. El problema de este juego es que pese a tener una idea muy buena, la ejecución falla, y más que crear, nos dedicaremos a jugar con las notas musicales sin llegar a hacer ninguna melodía de forma consciente y clara. Un juego muy experimental, quizás demasiado.

Little Big Planet es otro de los juegos que basan su motor en la imaginación de sus usuarios, quizás uno de los que más. Muchas dudas había acerca del juego de Media Molecule cuando nos lo mostró. ¿Un plataformas sin muchas más opciones que saltar? No puede ser. Pero conforme llegó, despejó todas las dudas, Little Big Planet era uno de los juegos más creativos de la corta industria consolera

Pese a que la mecánica del juego se reduce tansolo a unos muñecajos que dan saltos y se agarran a cosas, el juego es altamente divertido, y gran parte de la diversión radica en el fantástico diseño de niveles. En el modo off-line tenemos a nuestra disposición una infinidad de pantallas que nos harán soltar más de un “¡wow!”. Pero la gran salsa del juego está, otra vez, en el editor de escenarios. Que como la mayoría sabréis, ya no estamos ante un editor que tansolo permite poner objetos y obstáculos. Sino que hay una serie de herramientas, que no es que sean muchas, pero que combinadas, tienen un poder creativo bestial. Pistones, motores, cables, interruptores, Y claro, dale a los usuarios algo con potencial y te harán malabarismos con ello.

Con la llegada de la secuela, Little Big Planet 2, las capacidades de construcción se multiplicaron en proporciones desmesuradas y ahora sí, más que un juego, es una plataforma para crear juegos.

Y por último y por ello más importante, no podemos irnos sin hablar de Minecraft. Soy una persona bastante joven en esto de los videojuegos, no solía jugar mucho de pequeño y hace poco que estoy metido de lleno en este mundillo. Pero en mi corta vida como gamer, jamás he visto nada que se asemeje a la criatura de Notch. Desde el primer momento, Minecraft nos recuerda a esos comienzos ochobiteros, donde nos soltaban en mitad del terreno, sin objetos, sin tutoriales, sin ayuda, sin nada. Cual Link antes de recibir la espada de manos del anciano.

A partir de ahí un mundo enorme de posibilidades se abre ante nosotros y nos deja totalemte perplejos, otra vez, los usuarios superan las espectativas del programador. Al principio nos tiraremos horas aprendiendo todo sobre el crafting y la supervivencia en nuestro mundo, pero pasado un tiempo no nos conformaremos con nuestra casita, ampliaremos para hacer un campo de trigo y acabaremos siguiendo unos carteles para llegar al ala oeste de nuestra mansión.

Pero claro, cualquier que haya jugado al Minecraft sabrá que construir una mansión no supone ni una milésima parte de sus opciones, y sino, que se lo digan a este hombre que se montó una ALU de 32 bits, una unidad aritmético lógica, encargada de procesar las operaciones binárias más básicas en los ordenadores en uno de las creaciones más abrumadores que se hayan visto.

Y hasta aquí los juegos que nos invitan a ser artistas. Quizás esto reavive uno de los debates más interesantes sobre los videojuegos, su relación con el arte. ¿Podemos considerar algunas de estas creaciones como una obra artística? quizás, no lo sé, eso ya pertenece a otro artículo.

25 comentarios
  1. Carpevi
    Carpevi Dice:

    He de decir que en este tipo de juegos no tengo mucha experiencia, pero me ha encantado uno de DS que en principio sólo compré porque lo encontré barato en bastantes tiendas (10 euros): “Wario Ware Do it Your Self”.
    Son juegos sencillos, pero con bastantes posibilidades, y tras hacer varios experimentos me animé a subir mis juegos y a bajar los que la comunidad había creado. Hasta me motivó lo suficiente para bajarme la versión de WiiWare y poder jugar en Wii todos los juegos que había creado. Al final acabé enganchado creando “mi propio contenido”.

    Responder
  2. Navrant
    Navrant Dice:

    Hablar de qué es y no es arte es demasiado subjetivo. Yo puedo considerar esa construcción de Minecraft una obra de arte al apreciar el trabajo y conocimientos aplicados en la misma (con la consiguiente fascinación que conlleva), y puede llegar otro cualquiera, argumentar lo contrario, y tener toda la razón del mundo.

    Quién sabe, los mismos autores de estas obras puede que no las consideren arte, al igual que yo no considero arte mis propias ilustraciones, sino un trabajo del que están/estoy orgulloso/s. Si para otros sí son arte, genial. Ahí está la recompensa.

    En resumen: si algo consigue despertar emociones en ti, es arte.

    Siguiendo esa regla, hay videojuegos que considero arte y otros que no, al igual que algunas películas. Y es curioso, ambas industrias son cada vez más parecidas y el cine, sólo por tener más solera (porque ambas se dedican a ENTRETENER), se le considera el séptimo arte. ¿Serán, en un futuro cercano, los videojuegos tomados como el décimo arte?

    Responder
  3. Feno
    Feno Dice:

    Excelente articulo, no sabia del juego de las peliculas.
    Pero volviendo al tema del arte, yo creo que el arte es la capacidad de mostrara algo profundo, innovador y creativo en la obra, y a mi parecer los juegos que son considerados obras maestras tienen estas 3 cosas. Obviamente solo hay cierto numero de juegos que son considerados obras maestras pero yo me pregunto que si porque algunos juegos son obras artisticas, ¿debemos considerar a todo el gremio videojueguil un genero del arte?
    PD: asi hicieron con el cine

    Responder
  4. Sparda
    Sparda Dice:

    Además de videojuegos que sin duda son arte ya de por si, hay otros como los del artículo que además son herramientas para hacer arte. Y ademas gracias a internet se puede difundir para que todos lo disfrutemos. una virgueria

    Responder
  5. Cm_blast
    Cm_blast Dice:

    @ironicnet
    Y yo más recomiendo ver el gmod idiot box de “dasBoSchitt”, con más comedia que muchas de las películas profesionales actuales.
    Que ya con el mero editor crea un conjunto de escenas cómicas o de películas, es sencillamente genial (y cuando ves a otra gente haciendo lo mismo, entiendes porque dasBoSchitt es superior por mucho a todos o casi todos)

    Responder
  6. .teri
    .teri Dice:

    Dios una ALU en Minecraft… Incluso por ahí en el “tutubo” he visto un procesador de doble núcleo hecho en Minecraft. Esta gente son unos genios.

    Responder
  7. Ralkai Shagtten
    Ralkai Shagtten Dice:

    Maldita sea, ya no puedo escapar de las clases de electrónica ni siquiera en Pixfans… ¡Las ALUs me persiguen! xD

    Podríais hablar también de esos que han hecho el trailer del GTA-V con Minecraft.

    Responder
  8. Alpedismo
    Alpedismo Dice:

    Te olvidaste otro estandarte de creatividad en esta generacion: Forza Motorsport 3. Aquel que no lo haya jugado quiza no conozca los avanzado y profundo que es su editor de vinilos. Es impresionante. Es que con tiempo puedes hacer lo que quieras sobre el auto. Confieso que en el contador de tiempo tengo mas horas en el editor que en la pista.
    Una persona media que juega el juego quiza haga uno o dos diseños, y básicos (a pesar de que le debio haber llevado su tiempo hacerlo), como este:

    http://imageshack.us/photo/my-images/715/blackevo.jpg/

    Con el tiempo, y si uno practica y le pone ganas y tiempo, se va perfeccionando, y se llega a lograr una calidad muy alta, como este:

    http://www.virtualr.net/wp-content/gallery/1991/wm_normal_fm3_genesis_rmr_10.jpg

    Pero como siempre en este tipo de juegos, hay gente que sobrepasa los limites, dotados de un talento tremendo, un tiempo libre sobredimensionado y una paciencia envidiable. Y esta gente alcanza niveles de detalle y diseño que muy pocas personas pueden alcanzar, sin importar las horas que le dediquen. Es por eso que en el escaparate (sistema donde los usuarios comparten sus diseños) se pueden encontrar grandes efectos como este:

    http://i46.tinypic.com/25ge2dw.jpg

    o capos impresionantes como este:

    http://i46.tinypic.com/25ge2dw.jpg

    o la perfeccion de estos:

    http://www.forzatraders.com/forza-motorsport-3/auction/348/image-v2.php?img=/var/www/web175/web/auctions/348a.jpg&imgw=580&imgh=326.25&

    http://www.forzatraders.com/forza-motorsport-3/auction/343/image-v2.php?img=/var/www/web175/web/auctions/343a.jpg&imgw=580&imgh=326.25&

    http://www.flickr.com/photos/noaceulemans/4380041937/

    Y ACLARO (Antes que salte alguno diciendo cosas): En Forza no se pueden importar imagenes. Es decir, esta gente creo esto utilizando la tecnica de superposicion de placas. Es decir, un trabajo agotador. Estos diseños suelen tardar en hacerse de 3 a 9 meses. Una bestialidad

    Responder
  9. Elnickquesea
    Elnickquesea Dice:

    @oXO sacado de tu link
    El arte (según el diccionario de la RAE):
    Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

    Conozco muchos videojuegos que combinan las 3 y dan una visión personal y desinteresada, que tienen mucho mas de arte que el supuesto arte contemporaneo

    Responder
  10. Navrant
    Navrant Dice:

    @oXO. Esto es algo con lo que me han salido varias veces ya. El comentar sobre si no es lo mismo un encargo o una serialización de un producto (hablamos del diseño) que una obra meramente estética y a gusto del creador (hablamos del arte).

    Lo malo de este razonamiento es que si lo seguimos a rajatabla, nos cargamos la mitad o al menos buena parte de la historia de la pintura (¿cuántos grandes pintores de cámara nos ha dejado la historia?) ¿O acaso éstos no vivían de encargos, de satisfacer a un tercero o a varios? Mira ‘La Rendición de Breda’ de Velázquez, sin ir más lejos: no la hizo precisamente para goce propio… eso iba para decorar el Palacio del Buen Retiro xD. Ahora me dirás que no es una obra de arte.

    Y no hablemos de grabados. Pongamos un maestro… Gustave Doré. O Goya, no nos vayamos tan lejos. Los aguafuertes de uno y las litografías de otro se imprimían en series (limitadas, eso sí), y a veces ni siquiera las sacaban ellos mismos, sino que las encargaban a un taller de confianza. Producían EN SERIE, como los videojuegos, y al igual que ellos para ganarse la vida, o si se encontraban reivindicativos, para simple goce, protesta o muestra de sus habilidades (eso me suena, ¿videojuegos indie, gratuitos?). ¿Acaso sus obras no son arte?

    En lo que puedo y debo estar de acuerdo con el artículo que has apuntado es esto: hay requisitos para ser considerado arte. Siempre los habrá. Existen diseños que alcanzan la categoría de arte y otros que no. No es lo mismo un montaje fotográfico hecho en media hora que un diseño original en el que has trabajado meses. No es lo mismo el Superman de la N64 que ‘Shadow of the Colossus’. El arte no se puede generalizar. Es, como dije antes, demasiado subjetivo para pasar por ese aro.

    Responder
  11. darth-revan
    darth-revan Dice:

    @Navrant: excelente respuesta, aunque para redondear, te olvidaste de mencionar a andy warhol, quien supo llegar como nadie, al limite que separa al arte del consumo masivo y la publicidad.

    Responder
  12. alpedismo
    alpedismo Dice:

    Perdonen, repeti comentarios. No se porque tengo tantos problemas ara postear comentarios. Lo siento, de verdad. Los escribo y aparecen al dia siguiente, no se cual es el problema.
    ————————————————————————–

    Responder
  13. Navrant
    Navrant Dice:

    TIenes toda la razón @darth-revan. Warhol supo extraer arte de los iconos de la publicidad y el consumo, demostrando que arte y diseño van de la mano. ¿Por qué no, entonces, los videojuegos?

    PD.: No me he metido con Duchamp, Warhol o Damien Hirst (por citar autores de varias épocas hasta la actual) por no extender y entrar en ambiguedades. Si entramos en arte-pop, arte contemporáneo, video-arte, instalaciones, performances, etc. apaga y vámonos xD. Existen hoy día tantas manifestaciones artísticas que es difícil clasificar.

    Responder
  14. Amorin Uzuki
    Amorin Uzuki Dice:

    @Alpedismo: Lo que pasa es que el filtro anti-spam a veces bloquea comentarios que tienen muchos enlaces, y hasta que alguno de los administradores no pasamos y revisamos no salen. Tienes que disculpar porque sabemos que a veces es un coñazo, pero el filtro hay que tenerlo porque de lo contrario nos acribillan los spamers.

    Por cierto, he dejado tu comentario más currado y he eliminado los demás 😉

    Responder
  15. cyber2
    cyber2 Dice:

    Muy buen artículo Axel. Interesantes las menciones de este tipo de juegos con conceptos distintos a los habituales; al final el juego busca divertir y no tiene por qué tomar siempre los caminos conocidos.

    Responder
  16. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Para mi la industria del videojuego es tan artística como cualquier manifestación, llamemos música, pintura, baile, etc.

    Me gusto el informe, principalmente juegos como el de realizar peliculas que no era de mi conocimiento :D.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] no resarcirnos creando un juego a nuestro gusto? Basta ya de la dictadura de los desarrolladores, el videojuego 2.0 nos da la posibilidad de crear el entretenimiento interactivo a medida, de dar rienda suelta a nuestra creatividad. Es en Pixfans donde Axel Borsch nos da las claves para […]

  2. […] no resarcirnos creando un juego a nuestro gusto? Basta ya de la dictadura de los desarrolladores, el videojuego 2.0 nos da la posibilidad de crear el entretenimiento interactivo a medida, de dar rienda suelta a nuestra creatividad. Es en Pixfans donde Axel Borsch nos da las claves para […]

  3. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos La creatividad como hilo conductor en los videojuegos http://www.pixfans.com/la-creatividad-como-hilo-conductor-en-los…  por Gabriel_García_Pedrals […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *