,

Las increíbles fotografías de Marc Adamus

Marc Adamus es un fotógrafo estadounidense especializado en fotografiar espectaculares parajes naturales, especialmente en zonas en las que el hombre apenas ha llegado. Sus capturas son verdaderamente maravillosas, y cuesta incluso creer que algunas de ellas sean reales. A continuación tenéis una galería con algunas de estas imágenes que muestran un poco de la belleza que esconde nuestro planeta.

Para conocer más sobre el fotógrafo podéis pasaros por su web Marc Adamus.

Vía: Gran Angular

20 comentarios
  1. Morden
    Morden Dice:

    De todas formas, también tengo que decir:

    Veo que se está criticando a saco el uso de Photoshop. Ésta a veces resulta una discusión manida. Soy aficionado a la fotografía, y en ciertos sectores (los más noveles, a menudo; o los más conservadores) hay cierta tendencia a desprestigiar el post-proceso de la imagen. Esto es una tontería. La fotografía no es el arte de captar de un disparo la imagen que buscas, como el que va de caza. La fotografía no tiene por qué buscar plasmar la realidad tal como es (no necesariamente, la fotografía periodística, por ejemplo, sí). Lo que debe buscar ubn fotógrafo es transmitir su visión del mundo, jugando con encuadres, enfoques, ángulos. Y sí, también destacando unos elementos (colores, contrastes) sobre otros.

    Esto lo puedes hacer directamente en el disparo, si tienes la habilidad y suerte necesarios, o posteriori en un PC.
    Pensad que siempre ha habido post-proceso, sólo que las nuevas tecnologías lo han hecho mucho más accesible.

    El problema del post-proceso no es que exista o se aplique. Es, como el buen maquillaje en las mujeres, que se note y esconda hasta tapar del todo lo que hay debajo.

    Responder
  2. Zore
    Zore Dice:

    Morden, una cosa es retocar la foto para que sea más bonita, que no tiene nada de malo.

    Otra distinta son cosas como la de las hojas, que si me dices que son un dibujo, me lo creo.

    Responder
  3. Fernando
    Fernando Dice:

    Fotos sin alma, pura fachada, puro efectismo, como una superproducción de Hollywood. Pierden todo atisbo de realidad, no tienen un ápice de movimiento, no sugieren, no evocan. Ñoñas, efectistas. Imágenes planas, irreales, excesivamente retocadas. Sorprenden al que se soprende fácilmente. Particularmente oduoso el reflejo de los a´rboles en el agua de la primera foto. Y más aún la forma de “retocar” la espuma del agua en los riachuelos que aparecen en varias fotos, probablemente para subsanar defectos del disparo (¿poca v. obturación, quizá?). Y es que, al contrario de lo que dicen usuarios por arriba, una foto DEBE SER BUENA EN EL DISPARO. Entendámonos, no al primer disparo, pero sí en UN disparo.

    Responder
  4. fernando
    fernando Dice:

    Por cierto, desde mi opinión los que suelen denostar el retoque de Photoshop, al conrario de lo que alega el usuario Morden, no son los usuarios más noveles, ni muchísimo menos. Al contrario, estos son los que se ven más seducidos por el retoque fotográfico. Son los fotógrafos experimentados, los criados con el revelado analógico, los que suelen ser los más contrarios al retoque. Y los que lo usan, lo suelen hacer de un modo mucho más artesanal, como emulsiones o retoques en el propio negativo. Ese es mi parecer, al menos

    Responder
  5. Momar
    Momar Dice:

    Hay cosas que se llaman “objetivo”, “filtro” y “película”.

    Diferentes objetivos permiten obtener distintos efectos (os suenan “gran angular”, “teleobjetivo”, “macro”…) y pueden combinarse para generar efectos diferentes.

    Los filtros permiten (como indica su nombre) filtrar las diferentes frecuencias, incluso el ultravioleta, haciendo que ciertos colores y contrastes destaquen más o menos. Otros filtros están polarizados, lo que permite discriminar por completo (o no) la luz. También pueden combinarse.

    Finalmente, existen películas con diferente sensibilidad (el famoso número con prefijo “ISO”). Incluso hay películas que son más sensibles a ciertas frecuencias (incluso ultravioleta e infrarojo). Es cierto: ahora casi no se usan películas sino fotosensores, pero estos también tienen distintas sensibilidades.

    ¿Potochop? Sin duda. Siempre se ha usado. Incluso en la época en la que sólo se disponían de dagerrotipos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *