Los hombres también lloran

A muchos de nosotros nos ha tocado vivir en una época mas o menos maravillosa, repleta de increíbles avances tecnológicos como las cremitas de baba de caracol o las pulseras Power Balance y sus posteriores derivaciones. A pesar de haber llegado a la mismísima Luna, el ser humano sigue siendo mas o menos como siempre, salvo en algunas ocasiones en las que parece que gana el sentido común.
http://www.pixfans.com/wp-admin/post.php?post=23314&action=edit#edit_timestamp
Pero a pesar de todo, hay aún algunos detalles que hay que pulir y que seguro nos harían la vida un poco mas satisfactoria, como los prejuicios. Hay que admitir, que en mayor o menos medida, la mayoría de nosotros, simples mortales, tenemos algún que otro prejuicio. Bien sea por el color del pelo, la raza, religión o consola.

Y es que el mundo de los consolas y por extensión el de los videojuegos, también está minado de prejuicios a mas no poder. La prueba empírica es fácil de realizar. Simplemente hay que colocar en una habitación cerrada a un Sonyer y a un Xboxer y empezar a tomar nota de todos los insultos e improperios que se lanzarán. Los usuarios de Wii no suelen tener nunca problemas con nadie (mas majos que son).

Y es que parece que desde hace un tiempo el mundo de los videojuegos está un poco demonizado y ninguneado por la sociedad en general. El prejuicio se origina en los siempre útiles medios de comunicación que lanzan noticias nada amarillistas sobre ese niño que mató a sus compañeros de colegio porque tenia una consola en casa. Ahí nace el prejuicio y se instala en las mentes de muchos padres y madres, ya que si la tele dice que los juego son nocivos, carentes de toda virtud y malignos, es que lo son. Pero aún así, podemos alegrarnos de que haya padres que compren consolas a sus hijos, les paguen religiosamente la cuota del WoW y que sobre todo, les regalen a sus infantes por su duodécimo cumpleaños una flamante copia de GTA IV.

Seguramente muchos de nosotros, jugadores habituales u ocasionales, hayamos sufrido en nuestras carnes la injusticia de algún prejuicio salido directamente de la boca de papá o mamá. O peor todavía, de algún compañero jugón que recrimina elegir tal o cual juego o consola.

Un prejuicio muy extendido por toda nuestra sociedad moderna es que los hombres no lloran. Si lo hacen es que son unas nenazas blandurrias que no resistirian ni un soplido. Es algo casi hasta lógico ya que todo los prototipos de hombres que vemos, bien sea en televisión, cine, literatura y videojuegos suelen ser bastante “machos”. Tipos duros que reciben un balazo como si nada mientras se beben una botella de whisky, mientras revientan a tiros a montañas de enemigos sin remordimiento alguno. Todo un ejemplo a seguir. Aparte de que, en teoría, un hombre de verdad es como una montaña, no muestra sus sentimientos ya que eso se supone que es una debilidad. Simplemente hay que recordar la despedida que le dió Leónidas a su mujer. Si le decía lo maja que era automaticamente dejaba de ser un espartano.

Los que formamos parte de la comunidad jugona somos una amplia mayoría masculina (aunque ya van apareciendo mas jugadoras). Hombres duros que disfrutan de una buena partida al título deportivo de turno o al modo horda de un shooter estándar en dificultad extrema. Pero parece ser que en el devenir del desarrollo de algunos juegos se ha ido dando importancia a la implementación de historias, argumentos, sentimientos y personalidades que dotan a algunos personajes de un aura especial, un algo que nos lleva al punto de cogerles cariño (todo el mundo recuerda a Cait Sith).

Es por eso que mas de uno se asombra cuando siente que la garganta se le agarrota, empieza a sentir unos extraños escalofríos y los ojos empiezan a humedecerse. Y es que, los hombres también lloran. Sin ir mas lejos tenemos un gran ejemplo en el cine, en esa masterpiece del nada predecible Michael Bay que es Armageddon, donde uno de los machos alfa por excelencia, Bruce Willis, se le caen las lagrimillas despidiéndose de su hija, ya que no la va a volver a ver en algún tiempo. Chuck Norris es tema aparte.

Es algo fascinante como una película puede evocar sentimientos tan fuertes como para hacer llorar a una persona y que se sienta mal. Lo mismo ocurre con la música, pues hay algunas piezas que se quedan tan bien grabadas en nuestro cerebro que activan ese misterioso interruptor emocional y el nudo empieza a formarse en la garganta.

Personalmente, siempre me ha resultado un tanto imposible y extraño que un libro pueda hacer llorar a una persona. Pero tengo que decir que ya no me resulta un misterio. He sufrido en mis carnes ese sentimiento de impotencia y tristeza máxima cuando algún personaje muere inesperadamente. O también cuando ese final feliz que se ansía tanto se va al garete por alguna tontería y se convierte en un final terriblemente triste.

Y con los videojuegos viene pasando lo mismo en estos últimos años. Han pasado de ser un mero entretenimiento a ser un vehículo perfecto para transmitir emociones y contar historias. Consiguen que nosotros formemos parte de él teniendo que tomar decisiones a veces difíciles o llegando incluso a romper la cuarta pared como pasó al final de Assassin’s Creed II, donde cierto personaje mira directamente a los ojos del mismísimo jugador. Luego hay algunos juegos muy puñeteros que se empeñan en hacerle pasar un mal rato al dueño del mando como manera de contar algo, como por ejemplo en los primeros Silent Hill, del cual todo el mundo recuerda aquella radio que cuando empezaba a sonar activaba el resorte necesario para tensar los glúteos.

Debe de ser muy complicado ser capaz de hacer llegar todos esos sentimientos al jugador y que este sea capaz de empatizar con lo que esta observando y escuchando. También el jugador puede pasar del tema y no sentir nada y enarbolar la gran frase. “Es solo un videojuego”.

Cuantas veces habré escuchado tan odiosa frase de boca de algún listillo/a que cree estar en posesión del conocimiento mas aplastante posible y que menosprecia cualquier cosa que no es de su gusto. Además la mayoría de las veces la frasecita en cuestión se lanza sin conocimiento de causa, sin haber cogido en la vida un mando y, por ejemplo, tomar de la mano a Yorda para escapar del casitllo. O ayudar a Snake a cruzar aquel interminable pasillo que le conducía hacia el corazón de los mismísimos Patriots. O descubrir la terrible verdad que se esconde en Heavy Rain. Y es que es muy fácil criticar algo que se desconoce, pero mas que fácil es estúpido. Es por esa razón por la que quizá muchos de nosotros podamos comprender a los demás cuando se emocionan. Yo por ejemplo puedo comprender perfectamente las enfervorizadas pasiones que levanta el fútbol o cualquier deporte, y si me pillas de buen humor puedo hasta entender las manadas de niñas fanáticas que se desviven por el ídolo pop de turno.

El ejemplo del fútbol es muy bueno, ya que viendo cualquier partido decisivo o extremadamente crucial se puede observar los dos extremos del espectro de las emociones, la alegría y la pena. Miles de personas, hombres y mujeres llorando por la derrota de su equipo mientras que otros tantos miles se regocijan en las mieles de la victoria de su club. Y es que nada hay mas humano que mostrar los sentimientos, siendo la causa lo que menos importa.

Nadie es mas débil por emocionarse gracias a algo que le ha tocado la fibra sensible, simplemente se comporta como un ser humano. Y en nuestro caso, hombres de bien que comen alambre de espinos y mean napalm, llorar no nos degrada ni nada parecido, simplemente somos como tenemos que ser, humanos.

Si nos ponemos a enumerar momentos de la historia del cine/literatura/videojuegos en los que las lagrimas han brotado no acabaríamos nunca, pues son muchísimos, además para eso están los comentarios. Pero como nota personal, diré que lo pasé realmente mal cuando terminé de leer En algún lugar del tiempo, o aquella vez al final de Cuando el viento sopla. Y en videojuegos yo me quedo con dos momentos que me marcaron profundamente. Uno es por culpa de Agro, el fiel corcel que nos juega una muy mala pasada en Shadow of the Colossus. El otro es por culpa de Hideo Kojima, que obligó a toda una legión de jugadores a poner fin a la batalla contra The Boss de una manera inevitable en Metal Gear Solid 3: Snake Eater. Ese recuerdo, es el que produjo la única lágrima que derramó Big Boss, y es que, los hombres también lloran.

60 comentarios
  1. Jeyemp
    Jeyemp Dice:

    Siempre he odiado al imbécil de turno que te mira mal por pensar que los videojuegos son más que un entretenimiento para pasar el rato. Genial el post, vamos 🙂

    Responder
  2. xxxskorexxx
    xxxskorexxx Dice:

    “http://www.pixfans.com/wp-admin/post.php?post=23314&action=edit#edit_timestamp” esto le sale a todo el mundo o solo a mi? sale en mitad del texto… :S

    Me gusto el post :D, casi leo la parte del assasin creed 2, no se si era spoiler pero no me arriesgué…

    Responder
  3. Decatonkeil
    Decatonkeil Dice:

    wat?

    ¿Podemos agradecer que unos padres le regalen el GTAIV a un chaval de 12 años? ¿¿¿¿PODEMOS???? Espero que sea broma, porque si no me va a chirriar cada vez que salga una polémica con un hot coffee y diga alguien “Vienen con clasificacion por edades, que se fijen los padres antes de comprarlo”

    ¿Podemos agradecer que unos padres paguen religiosamente la cuenta del WoW? ¡No hay gastos más importantes! ¡Sobre todo hoy día!

    ¿Alegrarme de que les compren consolas? A mi me la repampinfla que se las compren o no. Yo no soy el encargado de las ventas de ninguna compañía como muchos fanboys deben creerse que son.

    Hablas de lo malo que son los prejuicios y pones en bandeja estas perlas.

    No se, para mi en este articulo has perdido el punto. Mejor suerte la próxima vez.

    Responder
  4. Medi
    Medi Dice:

    @Decatonkeil, veo que nos has entendido el mensaje general. Entiendo que chirríe lo de GTAIV, quizás demasiado arriesgado. Pero yo he visto a padres jugar al Gears of War 2 online con su hijo de 12 años (y su hija de 4 años mirando) y no he visto que se les pongan los ojos rojos y les entren ansias de matar.

    Eso es lo que dicen de “bajo la supervisión de un adulto”, hay que saber quién puede y quién no debe consumir contenidos violentos.

    Gran artículo @NEO_VON. Me siento identificado pese a no haber jugado a todos los juegos que comentas. Pero he visto el final del primer CD del Final Fantasy VII…

    Responder
  5. pollico
    pollico Dice:

    Los videojuegos, al igual que el cine, la television o la música, no afectan tanto a las personas como se piensa.
    Ni Atila ni Leonidas tuvieron television ni playstation, y sin embargo mirad cómo pasaban el rato…
    Y es que lo que al final resulta determinante, no es tanto el ocio, sino la sociedad y el entorno en los que nos movemos.

    Responder
  6. powerlebrato
    powerlebrato Dice:

    Mirad la que lió Hitler… imaginad si encima hubiese tenido una consola… XD

    Por cierto, ¿qué tiene que ver Su Notísima con todo esto? Él sólo quería su puta alfombra…

    Responder
  7. Natedrake
    Natedrake Dice:

    Muy buen artículo, los videojuegos nos hacen sentir muchas emociones que tal vez no estemos acostumbrados a sentir en la vida real. Mientras leía el artículo me estaba acordando de cuando jugué al MGS4, no pude evitar soltar una lágrima cuando Snake empieza a recordar sus “inicios” en PSX, lágrimas de nostalgia pero como digo, son sentimientos que no solemos tener a diario.

    Responder
  8. How
    How Dice:

    @NEO_VON Neuronas espejo se llaman, son las responsables de la empatia, y las mujeres las tienen mas desarrolladas, por eso “los hombres no lloran”.

    Responder
  9. Decatonkeil
    Decatonkeil Dice:

    @Medi: para mayores de 18 dice en la caja, nada de menores acompañados, que eso como mucho es para +13. ¿Si los padres estan al lado crees que esta bien que un crío vea Saw, Gantz, Salvame Deluxe o una porno? Lo unico que implico es que, si ahora decimos eso, luego no vengamos diciendo cuando nos los quieren censurar lo de “viene con clasificación por edades” porque es una contradicción. Desde luego ser mal padre es ser mal padre, pero igualmente no puedo esperar que todos los espectadores/jugadores de un juego como GTA vayan a entender la sátira más allá de la violencia y el lenguaje explicito así como los temas sexuales, máxime cuando son tan pequeños. Yo a GTA empecé a jugar a los 16 años siendo estudiante de bachillerato no violento, pero si no puedo esperar que un flipado de 24 tacos sin el graduado escolar (ni etiqueta de anis del mono) se comporte de manera distinta a su naturaleza de trastorno disocial, tampoco puedo dar un juego con esa clase de contenido a un crio de 12 años que no tiene ni el trasfondo para asimilar esa clase de información, por favor, que acaba de terminar la primaria.

    Y esta especie de moralina que parece que tengo que dar me pasa con muchos jugones, espectadores y lectores adultos. Hay que ser muy gilipollas para, con 5 años, creerse que si uno se tira por el balcón con una capa va a volar como superman (máxime porque a esa edad deberían tener conocimientos previos de que superman no vuela por llevar capa y ellos no vienen de krypton), eso por descontado. Pero si GTA puede ser jugado por críos de 12 años ¿entonces el Bully, qué? Y se trata de un juego que te da la libertad para ejercer una violencia que les es familiar, no me niegues que tal juego reforzaría al agresor habitual a la vez que ofendería a una victima.

    Cada cosa a su tiempo (creo que a un chaval de 12 años no le pasa nada por hacer como hemos hecho otros a su edad “ir apartandose de pokémon y meterse paulatinamente en final fantasy”), y te recuerdo que estamos hablando de “HAY QUE DAR GRACIAS POR…”. De GTA se puede sacar buen gusto musical pero todos sabemos que si un cani lo juega en un pc va a poner reggaetón y andy y lucas; de GTA se puede sacar conocientos sobre la cultura, sociedad, historia, geografía y urbanismo americanos, pero sabemos que un cani lo que quiere es arrollar a la gente con su buga (o tanque) como acabará por hacer un día borracho perdido. Hablamos de un país en el que la mayoría tiene como modelos a seguir a la gente que está echando a perder a latinoamerica, si encima queremos meter más irresponsabilidad, sabiendo que la mayoría de adultos no saben sacar ese contenido, listos vamos…

    Responder
  10. pollico
    pollico Dice:

    Me parece que a veces todos somos un poco paranóicos.
    El cani del que hablas, no es violento por que juega al GTA , sino que ya lo es de por sí ( llamalo sociedad, familia, entorno… ) y el juego le sirve de refuerzo. Vale.
    Pero él no es un perro de Paulow ni una rata de Skinner, tiene su propia experiencia para valorar las cosas que ve y las que luego la realidad son. Si en el gta, de un puñetazo le arrancas la cabeza a un malote, no te vas a escandalizar ni aunque tengas 6 años, poruqe sabes que eso es mentira.
    Si en una película le dan a uno un balazo en las entrañas y se muere revolcandose en un charco de sangre, si que puede ser mas imponente, porque entonces la linea entre ficcion y realidad no está clara.

    Por eso, sobreproteger a los niños nunca trae nada bueno. El GTA, a un niño de 12 años “normal” no le va a trastornar.
    Si está tan sobreprotegido que nunca ha visto sangre, o tiene algún trastorno autista, por ejemplo, puede que ni entienda qué está pasando en el juego, y si lo entinde, ENTONCES sí que puede traumatizarle . Pero claro, estamos hablando de “hacer psicópatas”, no de que tal o cual juego sean una buena o mala influencia. Que no es lo mismo. Un niño nunca debería de jugar a estas cosas, pero si muestra interés por sí mismo, no veo por qué escandalizarse.

    Responder
  11. Spike Harlow
    Spike Harlow Dice:

    Gran artículo.

    La cosa está en que la mayoría de “padres” le compran el GTA al niño (sea cani o no) para que se calle la boca y no dé por culo. Y quien dice GTA dice Mortal Kombat o lo que sea.

    Yo, por ejemplo (aquí la mayoría me apedreará) que un crío de 12 años juegue a Black Ops. No sólo por la violencia “de corte realista”. Sino porque a esa edad, la mayoría son fácilmente impresionables y luego pasan cosas como ésta:

    http://www.vandal.net/noticia/55449/se-apunto-al-ejercito-porque-le-gustaba-call-of-duty/

    Y como dicen por ahí arriba, que un crío juegue a Bully, por ejemplo, que está ambientado en un entorno más familiar para él, tampoco sería bueno para su desarrollo como persona. Estoy generalizando porque no conozco cada caso particular, pero de cada 10 niños de esa edad que veo, 7 son canis sin cerebro.

    Otra cosa es lo que dice pollico en su comentario de arriba. Que el crío muestre un interés natural por algo (supongamos que le gusta el rollo 1930’s porque ha leído o ha visto fotos y le ha gustado de siempre) pues no vería malo que jugara al Mafia siempre y cuando esté supervisado. La tele y la consola NUNCA son una niñera.

    Sólo hay que ver lo que está pasando con PSN. A la mayoría no le preocupan sus datos bailando por ahí, le preocupa no jugar online. Y la mayoría de ellos, son eso, críos.

    Responder
  12. Spike Harlow
    Spike Harlow Dice:

    Se me ha escapado una línea arriba :$ Sorry

    “Yo, por ejemplo (aquí la mayoría me apedreará) que un crío de 12 años juegue a Black Ops, no lo veo bien”

    Responder
  13. Monglomorolo
    Monglomorolo Dice:

    Un chaval puede jugar lo que sea, siempre y cuando distinga entre la realidad y la ficción, y hacer lo que le venga en gana, siempre que no moleste ni ponga en peligro a nadie… Al menos en esa filosofía me educaron mis padres.

    Me hace gracia lo bien que te caen los “WiiBoys”, normal que sean los “Simpáticos”, no tienen de dónde tirar para meterse en la pelea con posibilidades de ganar }:-) (Parece que lleve la raya en medio, pero he intentado hacer un diablido como el (6)), ellos sólo tienen la consola de las fiestas y reuniones en la que hacer el ganso con los amigos. (¿Se nota que de las 3 nombradas es la única que no me gusta?) xD

    Pero todo de buen rollo, ¿Eh? 😉

    Responder
  14. PixFall
    PixFall Dice:

    Yo creo que un videojuego es un vehículo perfecto para transmitir emociones e historias inolvidables. Obviamente siempre van a existir personas que no terminan de entenderlo, pero lo importante es destacar la labor de un estudio que es capaz de lograr transmitir su visión del mundo a través de un videojuego.

    Y ya que han mencionado ejemplos, se me viene a la cabeza Grim Fandango, que tenía una historia tan bien contada que era inevitable encariñarse con los protagonistas y sentir en carne propia cada uno de los sucesos que los afectaban.

    Responder
  15. Dart Revan
    Dart Revan Dice:

    HIJO DE UNA GRAN…. ME CONTASTE EL FINAL DEL ASSASSIN CREED 2 Y YO LO EMPESE AYER A JUGARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.

    pues dejando de lado los spoilers y la polémica de que debe o no debe jugar un chico (enfocarse en esto es desviarse del verdadero tema de la nota) no puedo estar mas de acuerdo contigo; a lo largo de mi vida como video jugador, e jugado juegos que me emocionaron, que me dejaron aferrado al asiento, que me dieron ganas de entrar y aporrear con mis propias manos al malo de turno y que me hicieron conectar con los personajes como si fueran seres de carne y hueso.

    Nada de esto sería posible, si no hubiera detrás una gran historia, una tan grande que incluso nos hace olvidar los fallos que puede llegar a tener el juego.

    Responder
  16. Medi
    Medi Dice:

    @powerlebrato En ‘El Gran Lebowsky’ aparece la frase “Los hombres también lloran”, se la dice el Sr. Lebowsky a El Nota (Notarino, o Su Notísima si no os van los nombres cortos).

    @Decatonkeil, cada uno tiene su opinión. Tú has jugado al GTA cuando no estaba recomendado para tu edad (en su momento), yo he visto películas y he jugado a juegos cuando no cumplía “los requisitos” recomendados, pese a todo aún no me he comprado una pistola para mataros a todos.

    Creo que entras en extremos al comentar lo de las pelis porno y demás, yo sólo comento que la ley especifica: “No recomendado para…”, y una recomendación, es eso, creo que cada responsable es capaz de discernir si es adecuado o no para los chiquillos…

    Responder
  17. Sheikiah
    Sheikiah Dice:

    Ahí estamos. Un buen artículo, sí señor.
    @Decatonkeil: Creo que respecto a lo del GTA, o a lo del WoW, el autor del artículo pretendía un sarcasmo, o así es como yo lo he entendido.
    Acerca de los niños… (lo que tiene hacer desde primaria hasta bachillerato en el mismo sitio…):
    Juegan al Black Ops. Jugaron al Modern Warfare. Y jugarán al siguiente juego que saque Infinity Yard bajo la misma franquicia. Y si no juegan, están fuera, y luchan por que su amigo les deje echarse una partidilla. Ya pasa.
    Algunos lo llevan mejor, otros peor. Todos saben que es un juego, que dista de la realidad. Abrirán cabezas a balazos, y adorarán al compañero que se cargó a cuatro con un vehiculo explosivo radio-controlado, pero lo hacen como pasatiempo, y para divertirse. No se creen que la vida es as.
    ¿”Perdida de inocencia”? Por supuesto. Esto es el progreso, ¿no?

    Responder
  18. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Los videojuegos son sin dudas excelentes transmisores de emociones, tanto de momentos de nostalgia y muchísima pena hasta de rabia por alguna impunidad.

    Hablar demasiado no sirve y tampoco entrar en debates, pero si tengo que decir un momento que me partío y aún hoy me parte el alma es al jugar el viejo “Alundra” de PSX, cuando comienzas a ver a tus compañeros del día a día morirse enfrente de tí y más aún cuando intentas salvarlos sin poder hacer nada. Por supuesto que esto no sería capaz sin la dulce melodía Requiem, que toca la fibra sensible y nos hace pensar mucho más allá de lo que el pixel nos transmite.

    http://www.youtube.com/watch?v=H7yX6mrWztI

    Se los dejo para que compartan esa sensación 🙁 y además invito a jugar este juego a los que aún no lo han hecho :).

    Responder
  19. elniño cabeza
    elniño cabeza Dice:

    Aeris en el Final Fantsy VII fue un gran punto de inflexión.
    Aunque el FF VI de SuperNes con sus pixelacos también me hizo soltar alguna lagrimilla (la escena del tren fantasma, por ejemplo…)
    Terminar un buen Zelda y recordar todos los momentos vividos también es algo muy emocionante.

    Responder
  20. Dancob
    Dancob Dice:

    @Decatonkeil Has desviado el tema del post muy rápido, acá hablamos de las emociones que transmite un videojuego, no de si esta bien o no comprarle el GTA a un niño (que si esta mal, los chicos de menos de 12 aun no saben distinguir entre lo que es bueno y es malo)

    Gran articulo Neo-Von, pero Chuck Norris también debe llorar…y provocar una inundación de ácido.

    Responder
  21. Sanzen
    Sanzen Dice:

    Nah, yo tampoco pude seguir leyendo detenidamente después de lo del GTA, qué se le va a hacer ^^’

    Desde luego jugar a GTA con 12 años no tiene por qué influir negativamente a nadie, pero tampoco es que le aporte nada útil. A esa edad mejor eso, pokemon o Mario o juegos con puzzles para darle al cerebro

    Responder
  22. Whiplash!
    Whiplash! Dice:

    Articulazo. Es cierto, los videojuegos cada vez han tomado más la tendencia de narrar historias que le lleguen a uno en vez de ser nada más la entretención para pasar el rato; y a más de a uno le han tocado la fibra sensible más de una vez.

    A mí especialmente recuerdo que me tocó con Phoenix Wright – Ace Attorney: Trials and Tribulations… el final, simplemente, era demasiado triste. Tambien me llegó mucho la escena del “microondas” en MGS4, Dios… qué juego.

    Responder
  23. ölefolk
    ölefolk Dice:

    en fin, no me desviare yo tambien, que todos lo han hecho un poquito y no hay mas que acotar, ok???

    hermoso articulo.quizas por ser mujer, quien sabe, esas lagrimas que producen no solo un videojuego, sino una pelicula o libro, salen con mas facilidad y sin vergüenza. todas las cosas son vehiculos de emociones…y el que dice que no se puede llorar frente a un videojuego…es porque simplemente nunca ha jugado uno de verdad 🙂

    P.D: ahora si me desvio…con eso de las criticas entre gamers…lo de la wii como la simpaticona de turno es una gran mentira…hay que ver que todo aquel gamer que se autodenomina “hardcore” siempre le tirara mierda que por los graficos, que porque no hay juegos para mayores, que son juegos para maricas y casuales. y todo esto visto en los post de esta misma pagina…la wii no es mi favorita, es cierto,pero cumple su cometido de entretener y generar otros vehiculos de emociones.para gustos colores…y ojala menos discriminacion con el que se entretiene con algo diferente…

    Responder
  24. Oram
    Oram Dice:

    Buen articulo.

    Yo soy bien machote pero reconozco que siempre me emociona el final de Terminator 2. Lástima que las secuelas la terminaron cagando.

    Responder
  25. Ryo Dragoon
    Ryo Dragoon Dice:

    Mucho hablar de las emociones que puede transmitir un juego ¿pero os habeis parado a pensar que hoy día el modelo de negocio son en formato películas con moraleja, o acción multijugador berserker? parecen hechos para videoclubs, son tan cortos que se pasan en un fin de semana

    Y con lo del GTA, yo me pasé el Vice City y San Andreas principálmente por la historia, mientras que la mayoría de gente que conozco se limita a llegar hasta la última parte del mapa y después se dedican a hacer el cafre hasta que se aburren y cambian de juego, seguro que a vosotros os pasa lo mismo

    ¿Os habeis fijado que los que no les gusta la wii suelen ser gente cuya experiencia en videojuegos se limita a esos tipos? graphic whores que consumen los títulos como si fueran comida rápida de cualquier hamburguesería

    Responder
  26. Erebror
    Erebror Dice:

    Gran artículo, de verdad.

    La grandeza del ser humano es la gran capacidad de sentir y empatizar con el universo que le rodea, ya sea nuestra realidad física, una película, un videojuego. Son los principios como el valor, el honor, la amistad que nos tocan la fibra sensible y es cuando nos desborda tanto amor inconmensurable hacia esta situación, historia, personaje, etc.

    Una reacción así es cuando me cargué al monstruo final del Duke Nukem 3D. Aisss.. que tiempos! XD

    Salud!

    Responder
  27. darth revan
    darth revan Dice:

    Ryo dragoon, no comparto tu comentario, ya que así como hay juegos actuales en los que solamente se basan en su modo multiplayer (osea se basan en la parte de jugar simplemente), también hay juegos en los que todo gira alrededor de su historia y de su campaña para un jugador, en los que incluso ni siquiera tienen un modo multiplayer. Y no hablo de juegos independientes, sino de grandes juegos realizados por empresas importantes.

    Responder
  28. Ryo Dragoon
    Ryo Dragoon Dice:

    Pero es que la duración de estos es demasiado corta como para que me sienta satisfecho, en vez de “que pedazo de experiencia” mi pensamiento es “¿eso es todo?”, cosa que me molestó especiálmente hace unos días al pasarme Assasin’s Creed 2 y su final abierto; a ver si Mirror’s Edge me dura algo más de una semana al menos

    No, no hago trofeos ni logros porque me parecen una pérdida de tiempo sin recompensas más allá de puntos sin valor práctico, cosa que no ocurre con las subquests

    Responder
  29. Sanzen
    Sanzen Dice:

    @Ryo Dragoon
    Mirror’s Edge no te va a durar nada, ya te lo digo. Pero yo lo disfruté mucho y me pareció un muy buen juego, te metes muchísimo en el papel, hasta el punto que en una ocasión me sobresalté al caer al vacio! Y quedé con ganas de rejugarlo en un futuro

    Responder
  30. Cesarpunk
    Cesarpunk Dice:

    Dejen que un niño juege como un niño y un adulto como adulto.

    Lloré con los créditos finales de Super Mario 3 xd

    Responder
  31. sheoll
    sheoll Dice:

    @NEO_VON Neuronas espejo se llaman, son las responsables de la empatia, y las mujeres las tienen mas desarrolladas, por eso “los hombres no lloran”.

    Guau, tal mentira de la publicidad “feminista” que pretende demonizar a los hombres… no me sorprende nada, si que se ven algunos estudios (pocos con verdadera validez) que hablan de factores hormonales que impiden el pleno funcionamiento de la empatia, pero en ningún caso se hacen exclusivos de los hombres (que si más comunes).

    Responder
  32. usako_proudstar
    usako_proudstar Dice:

    mmm siento que hay comentarios que e desvirtuaron del comentario original, ya que estabamos hablando de “ese sentimiento de tristeza” al ver algo memorable en un videojuego y no la violencia o el que un niño deba jugar o no un GTA.

    mmm recuerdo que un juego que si me lleno de sent9imiento en su momento (y coraje) fue Tactics Ogre: The Knight of Lodis para GBA

    recuerdo la rompida de cara que me dio el jefe final por ir en nivel 41 (y para acabarla de amolar no equipe el arma mas poderoza del juego con lo cual no le hice ni puto daño) y ver el final malo…

    y cuando volvi a tratar subiendo el nivel hasta el 50 (el maximo) los combates eran ridiculamente faciles (prueben jugar en la penultima escena con puros “protagonistas”) el jefe final en su primera fase siempre suelta un comentario desalentador al “protagonista” que lo golpea.

    mmm con cariño recuerdo como llevando a un ninja rojo protagonista (sorry no recuerdo el nombre) y al atacar el jefe final le dice: si tanto la amas por que no se lo dices? (refiriendose a la chica que lo recluto) y el respondiendo: no importa que no me ame, yo la seguiria a dodne fuera.

    mmm y el final que me toco ver, siento yo que fue de los mas malos, digo por que al final y para evitar un cataclismo peor la protagonista femenina (lease la novia del prota) se va con el angel caido para evitar ya mas desvarajuste (o sea que al final salvas al reino y al mundo pero pierdes la chica) y te quedas con ese nudo en la garganta…

    mmm es de los que mas recuerdo mas memorables

    Responder
  33. Ínfila
    Ínfila Dice:

    Peazo artículo. Yo soy mujer y no puedo opinar mucho ya que soy una llorona (además de verdad, demasiado sensible), pero sí que he visto gente burlarse de otra por llorar en un videojuego.

    El último videojuego con el que lloré fue con el Lost Odyssey y sus sueños. Y el primero… creo recordar el Ocarina of Time, pero esta vez de alegría.
    Y con muchos libros he llorado, el último que recuerdo fue Harry Potter, al morir un personaje que le tenía muchísimo cariño.

    PD: ¿cómo osas poner un gif del Rey León, el trauma infantil por excelencia? xD

    Responder
  34. LibreDelSur
    LibreDelSur Dice:

    Excelente artículo, compañero…

    Creo que de nada sirve el desvarío del hilo. Pongamos enfasis en el objetivo del artículo que tan bien fue escrito.

    La verdad es que los que tenemos la CAPACIDAD de emocionarnos con un videojuego, experimentamos sensaciones que dificilmente esten al alcance de la comprensión de una persona “normal”. Llamenos como quiera, somos de esas personas que sentimos un videojuego en lo más profundo del corazon…

    y sepalo… SOY UN MARICOTAS EN TODA LEY!!!

    Hay momentos en los videojuegos que son impagables: Agro, el final de MGS, los diversos finales de Crhono, la sensación de derribar a un coloso… como estos, mil mas.

    No perdamos nunca esta capacidad de emocionarnos. Ultimamente se esta perdiendo…

    Responder
  35. Dan Hernandez
    Dan Hernandez Dice:

    no manches, a mi la neta el unico juego k me ha hecho derramar lagrimas ha sido Final Fantasy: Crisis Core…el final (Spoiler Alert) cuando Zack Fair muere y le da sus ultimas palabras a (el tonto) de Cloud… y al final se pregunta si se convirtio en heroe….sniff sniff!!

    Responder
  36. AFMG
    AFMG Dice:

    Hombre, que de llorar, casi me hace llorar pero del susto el megabanner de publicidad de Mortal Kombat. Igual y no tengo mucho de venir aqui, pero no habia visto algo similar antes.

    Responder
  37. seburo
    seburo Dice:

    Pues eso de no llorar es una chorrada de críos. Incluso cuando ví Conan de pequeño y el secundario llora al incinerar a la chica “porque Conan no puede llorar” pensé, vaya chorrada ¿es más duro por no usar sus glándulas lacrimales? Curiosamente es un tema más de occidente ya que en las historias de samurai nunca hay ningún problema para que los protas lloren cuando toca. Y no es que sean menos machos que los barbudos espartanos u otros gaijin… 🙂

    Responder
  38. Nico
    Nico Dice:

    Un artículo muy bueno. Felicidades.

    Es dificil comentar acerca de todo lo que ha dado de sí, pero vamos a intentarlo.

    – Respecto al tema principal del artículo, yo personalmente, he llorado infinidad de veces (soy varón de 28 años). La peli de Braveheart es para machos de pura cepa con unos huevos bien puestos bajo las faldas escocesas, ahí cercenando extremidades y hundiendo craneos a base de mazazos pero el machito que diga que no lloró viendo el final, miente como un cerdo. Yo no lloré… eché una mocada que casi me ahogo… Eso sí, a la salida del cine lo único que me delataba era el manchote húmedo de la camiseta y el hecho de que mis ojos eran como unas luces de freno. Yo suelo soltar la lágrima, normalmente, con el orgullo. Por ejemplo, con “Mensajero del futuro” (The Postman) de Kevin Costner. Vale que la peli no era nada del otro mundo, de hecho se llevó un varapalo de crítica cojonudo. Pero en la escena final te sientes tan enchido de orgullo que cuesta bastante contener la emoción. Y no me avergüenza decir que he llorado con algún pastel como por ejemplo con “La casa de mi vida” con Heiden Christensen (Anakin Skywalker) en el reparto, aunque yo creo que aquí lloré por la relación padre-hijo y, por supuesto, el desenlace. Siempre me han llegado mucho las relaciones padre-hijo, debo de tener algún trauma.
    Con los libros, he llorado también con bastantes. Pero quizá el que más me sorprendió fue Juego de Tronos (la primera parte de A Song of Ice and Fire) porque no me esperaba semejante giro argumental. De hecho tuve que releerme 3 capítulos enteros porque no llegaba a creerme lo que había pasado. No quiero espoilear a nadie y menos ahora que están estrenando la serie.
    Y con los videojuegos, pues más de lo mismo. Todo el mundo ha arrugado los morros al final del CD 1 del FFVII. El final de Mother 3 también te pone las tripas de lado y el del MGS4 también es sensibloide, aunque después de 1 hora y 47 minutos (exactos) de video final (es más largo que una peli) ya te entran ganas de que se muera Sneak de una puñetera vez.

    – Con respecto a la batalla entre consolas he de decir que las consolas no están destinadas para harcores o casuals. Son los juegos los destinados al público. Porque yo personalmente, no le recomiendo a ningún casual ningún juego de la saga Metroid exclusiva para Wii y tampoco le recomiendo ningún Little Big Planet esclusivo de PS3 a ningun Hardcore.

    – Ya por último, con el tema de la clasificación por edades de los juegos y si es correcto que haya padres que compren GTAs a sus hijos de 12 años o les paguen el WoW… Esto ya es un tema en el que tengo que posicionarme en la zona gris… Habría que partir de la base de los padres. Dos personas que deciden tener un hijo, se considera que son lo suficientemente responsables para tenerlo, con todo lo que ello implica, incluido su educación y su desarrollo moral. Con esto quiero decir, que si los padres son capaces de evaluar a su hijo y ven que tiene un grado de desarrollo moral suficiente, no veo nada de malo en que le compren un GTA o le paguen las mensualidades del WoW. Pero personalmente, si yo recibiese alguna queja de que mi hijo en el colegio es de los abusones, o prepotente o tiene alguna tendencia megalomaniaca, ni de coña alimentaría esa psique comprándole algo como el GTA. En lo que si estoy en contra es en cualquier tipo de censura (con todas sus variantes, “Control Parental” incluida) Las cosas han de mostrarse como el autor quiera que se muestren sin que intervenga por el medio nadie que quiera “proteger” el status quo.

    Menudo wall of text que acabo de apañar. Pido disculpas a aquellos que se hayan dormido y asumo todas las maldiciones e improperios que se deriven de mi lectura.

    Responder
  39. félix
    félix Dice:

    Se ve que al final tiras donde siempre, aunque te conozco desde hace poco: los videojuegos igual de buenos que todo lo demás, como mínimo. Y que nos engañan mucho.

    Los videojuegos emocionan y pueden hacerlo igual que la tele, los libros y el cine. Insisto con que entre líneas leo esto, a lo mejor soy muy tonto… En cualquier caso te invito a repasar tu colección (o la de otro, si tuviera que darse el caso) y hacer montones por tipos de emoción. No dudo que hayas soltado lagrimitas con más del 10%, pero tampoco que más del 67% tendrá que ver con mantenerte tenso y eufórico, con muy bajas dosis de distensión, anticlímax, desarrollo de personajes, drama, etc. En nota al pie, a ver si me hago el Fable claro.

    Y de hecho es que los videojuegos son juegos, entre otras cosas. Además, su historia es muy breve, aparecieron hace muy poco y no ha dado tiempo a que veamos qué tal potencial tienen excepto con dos o tres títulos… que ahora mismo empiezo a dudar que lleguen al 13%. Porque es que de momento no tienen por qué aspirar a ser Espartacos, Blade Runners, ni Ciudadanos Kanes. Por no hablar de Procesos, Lolitas ni, apurando ya, Plenilunios. Por lo menos no todos, ¿no?

    No quiero decir con esto, ojo, que RDR no sea un videojuego épico, o un wester crepuscular, tan bien terminado como, qué te digo yo, una Dos hombres y un destino. Ni que no lo disfrute yo a tope, que lo hago. Eso sí hay que dejar un poco más de margen, ser un poco más realista y, al hablar de estas cosas, contrastar fondo con figura. ¡O eso creo yo, pero a años luz de saber cómo manejar esta cuestión!

    Que hoy día no podamos encontrar mejores películas que los videojuegos que emocionan igual que una buena película de género de la época gold de hollywood no significa que no exista una cantidad enorme de videojuegos, pero gigantesca, que no tiene nada que ver con esto.

    Son sistemas interactivos, herramientas de entretenimiento, juguetes muchas (muchas muchas) veces, al fin y al cabo. Lo que no sólo no le resta importancia a este artefacto discursivo, sino que le agrega interesantes capas de complejidad; a lo mejor artículos como éste podrían indagar también un poco de este otro lado. Esto dejando aparte el tema gym… ¡que puede ponerse la cosa pantonosa!

    Es una opinión eh…

    Por cierto considero simplemente un lujo tener una play tres de la primera o segunda hornada. No soy xboxer ni sonyer ni nada de nada, pero entiendo por qué microsoft se salió con la suya. ¡Little Big Planet no es suficiente para contentar a jugadores con criterio! Tengo que reconocer que estoy deseando conseguir una eso sí ^_^

    @pollico martillea fa: al final a mí me da igual ver rambo que lo que el viento se llevó, se trata de dormir la siesta. vamos que un buen vino se disfruta mucho mejor que uno malo (y bioshock 2 más que far cry 2, por lo menos en modo campaña), pero jodó las condiciones iniciales afectan en sumo tamaño la recepción.

    @Cesarpunk ¿y eso? ¡epactante frase!

    Responder
  40. Master Vaitor
    Master Vaitor Dice:

    Tuve suerte de encontrarme con la emotividad en el videojuego desde muy temprana edad .. oh maravilloso Chrono Trigger!!!!
    Y es que practicamente todo a partir del regreso a 1000 AC se torna en algun momento mas o menos emotivo, segun nuestras propias preferencias con algun personaje.
    De ahi, he tenido la suerte de comprar juegos con argumento y solo con monitos en HD….
    Si son muchos los juegos que enriquecen con argumento a la industria, sin embargo son varios mas los que no ofrfrecen nada mas que … bueno ustedes saben a que me refiero

    Responder
  41. Fei Wong
    Fei Wong Dice:

    He aqui otro que llenó de lagrimas la camisa. Me pasó con el FFVII, el Skies of Arcadia, el Grandia 2 y con el que mas: el Lost Odyssey, en ese incluso me hace gracia, por que no fue solo una vez, sino varias.
    Por cierto, muy buena escena la de la imagen del Lebowsky. Nota forever jaja!

    Responder
  42. Greenjack
    Greenjack Dice:

    Sobre GTA solo diré que yo jugué el GTA3 a los 12 y no me considero una persona agresiva.

    Pero hablando mas sobre el articulo, esta muy bien, bastante emotivo y bien desarrollado, pero se necesita mas cuidado con los spoilers, que aunque son pocos y muy disimulados das una idea de lo que va pasar y por otro lado se nota que todo el articulo es bastante personal y mas que a articulo, suena a una opinión.
    Muy buen articulo y opiniones muy respetables.
    Saludos.

    Responder
  43. Raptec
    Raptec Dice:

    muchos videojuegos me han tocado el lado “sensible”, ya sea por el gusto de un triunfo muy trabajado (cuando te pasas un Metal Slug en Arcade sin perder vidas la primera vez te sientes un santo)
    o por una historia muy seria e interesante (beyond the beyond alguen?, El secreto de James en Silent Hill 2?)

    Responder
  44. LordMaster
    LordMaster Dice:

    Buena opinión, yo tendré siempre en mi memoria al Silent Hill 2, desde la lectura de la carta a los dialogos finales que oía en su mente de su mujer mientras recorre el largo pasillo, María y sus “muertes”…. Asi como FFX cuando Tidus descubre que “era” entre muchos juegos, aunque precisamente, nunca me han puesto los ojos húmedos, cosa que me pasa tan solo con mi imaginación y la canción de turno en cualquier momento.

    Pero no quita que me hayan impactado más que nada.

    Responder
  45. xmfreak
    xmfreak Dice:

    Otro juego que intenta transmitir esas emociones (y lo consigue en ciertos momentos) es el estupendo e infravalorado Lost Odyssey.

    Responder
  46. Luis Fernando
    Luis Fernando Dice:

    Concuerdo con Decatonkeil, aunque haya sido nada mas que una dicagancia, ni como padre ni tutor le compraria un juego como GTA a mi hijo, para ello hay clasificaciones, que por no seguirlas empieza a haber consecuencias del lado del niño y de los demas jugadores (la mayoria de las veces), como ocurre ultimamente en juegos como Halo, CoD o ese estilo; mas de la mitad de las partidas a las que te unes hay niños (y lo son por el tono de su voz) que no pasan de estar gritando y renegando a los cuatro vientos con el lenguaje mas apropiado.

    Y yo como friki que llegue a mariquear con la muerte de Aerith, Galuf, Gray Fox, Agro, el Capitan Price o hasta gritar de emocion cuando gracias a los aplausos de esa niña los EBA lograron ser de carne y hueso de nuevo, al derrotar a Red, destruir al Patriarca y al Halo o vencer la Indigo Plateau, no les compraria consolas a mi hijos (si llegara a tenerlos), porque han formado parte de mi vida y por ende conozco las consecuencias, por eso preferiria que practicaran algun deporte o algo asi, despues de todo solo se trata de diversion no?

    Creo que te desviaste mucho del tema principal, pero a fin de cuentas diste a entender la idea y me gusto al articulo, me hizo recordar viejos tiempos ; )

    Salu2.

    Responder
  47. Kurux-Man
    Kurux-Man Dice:

    Buen articulo.
    Uno de los juegos que me llegaron a transmitir emociones fue Mother 3
    desde el comienzo te encuentras con situaciones muy tristes que logra que te encariñes con los personajes
    y su batalla final, simplemente desgarrador, cuando Lucas empieza a actuar por si mismo cuando sabe quien esta detrás de la mascara.

    otro juego fue kingdom hearts 1, lo que le ocurre a Sora en hollow bastion se te queda grabado por siempre en la memoria y

    también en el final de super mario 64, la música te hacia llorar de alegría y ver al final a mario despidiéndose como queriendo decir “nos volveremos a ver “.

    Responder
  48. ryuchrono
    ryuchrono Dice:

    A ver, a ver!
    Son muchos las condiciones en las que una persona, sea hombre o mujer, puede llegar a emocionarse, para tristeza o alegría, ya sea por una película, un libro, un videojuego, etc. Dependiendo de su situación personal, entorno, y demás.

    Yo particularmente, agradezco el poder recrearme con los videojuegos desde muy chico, de los 6 años apróximadamente. Hoy tengo 31, y como supondrán he jugado bastante desde que eran solo algunos pixeles, pero no por eso menos divertidos para mi.

    No voy a escribir mis memorias, pero empezando con un Atari, y después de haber abusado del Family Game (copia de la NES) jugando a una cantidad impresionante de juegos durante algunos años, en el 93 compramos una Super Nintendo, ya con juegos más complejos y con más historia. Y yo, al ser algo más grande, también los veía de otra menera. Al día de hoy tengo una PC, PS2, habiendo pasado por la PSOne, que sigue ahí, y que también demoré en comprar, y en las cuales no he jugado todo lo que hubiera querido, pero lo tengo pendiente.

    Particularmente, yo soy de las personas que no le gusta continuar los juegos, que pueden estar horas recorriendo lugares en juegos RPG, que les gusta saberse todos los golpes y poderes de todos los personajes, y así…

    Les cuento todo esto porque como les puse, básicamente me crié videojugando (y no porque mis padres me descuidaran), y no puedo entender algunos comentarios.
    Dudo que los que comentan que no le comprarían tal o cual juego a un niño, o que no debería jugarlo, no hayan hecho o jugado a algo que no debieran a su edad. Y no creo que por eso hayan hecho menos deporte, o hayan salido a matar gente o algo.

    No soy de los que se mueren por los gráficos, prefiero diversión, jugabilidad, y rejugabilidad. No me sirve pasar un juego, para después no tocarlo más.
    Después de lo anterior, en lo cual espero no haber ofendido a nadie, porque no fue la intención. Paso a comentarles que todo eso me ha llevado a jugar, interpretar y disfrutar, entre otras cosas, a MUCHOS juegos como, Chrono Trigger, o FFVII.
    Me emocioné con el simple hecho de que en Street Fighter The Animated Movie, me enteré de que la cinta roja que lleva Ryu es una que le regaló Ken.
    No suelo leer mucho, pero coincido con lo Harry Potter que dijeron anteriormente. No se si será por el mismo, pero no es el punto.
    A veces me emociono fácil y otras pueden despedazar a un tipo que no me provoca nada, salvo a veces, incluso en otras me causa gracia (algo extraño y morboso).

    Insisto, depende mucho de varios factores el emocionarse o no de una persona en determinado momento.

    Perdón, se me hizo extenso, y seguramente dije mucho menos de lo que pretendía. Algo verborrágico. 🙂

    Responder
  49. Degenerator
    Degenerator Dice:

    Mas que el articulo, que tambien es muy bueno. Me encanto la foto que has elegido para plasmarlo, es de mis peliculas favoritas. El Gran lebowski (1998)

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *