Inicio » Secciones » Gadgets » Los robots gigantes que sirven a las mayores bibliotecas del mundo

Los robots gigantes que sirven a las mayores bibliotecas del mundo

Bibliotecas (8)

En la inmensa mayoría de las bibliotecas del mundo, aunque los libros estén inventariados y el sistema de préstamo informatizado, son los propios bibliotecarios los que van hasta el lugar donde está el libro y lo cogen directamente. No obstante, cuando se trabaja con muchos millones de volúmenes, puede compensar aprovechar la tecnología y robotizar el sistema, de modo que no hagan falta tantos trabajadores y la labor de éstos se simplifique. A continuación vamos a ver algunos de los más espectaculares sistemas de apoyo que podemos encontrar en bibliotecas por todo el mundo.

Bibliotecas (1)

La Biblioteca Bodleian, de la Universidad de Oxford, contiene más de seis millones de volúmenes, que están distribuidos a lo largo de de un entramado de unas 154 millas X de estanterías. Dadas las diferencias de altura, el sistema de grúas es indispensable para que los operarios puedan alcanzar los libros.

Bibliotecas (1)

La Biblioteca Audiovisual de NAVA, en Budapest, contiene alrededor de un petabyte (1.000 TB) de información, almacenada en cintas Tivoli de IBM, que se carga de localizar este robot en base a las peticiones online.

Bibliotecas (2)

La Hemeroteca de la Biblioteca Británica es ingente, conteniendo más de 60 millones de periódicos, algunos de los cuales tienen más de tres siglos de antigüedad. En un espacio en el que la temperatura y la humedad están perfectamente controladas, grúas robóticas permiten conseguir fácilmente los periódicos de una determinada fecha.

Bibliotecas (2)

En la Universidad de Tulane (Estados Unidos) tienen un almacén de cintas con nada menos que 28 petabytes de información, operado por un robot que en cuestión de segundos puede localizar la cinta correspondiente.

Bibliotecas (3)

Bibliotecas (4)

La Biblioteca Nacional Széchényi, en Budapest, cuenta con una de las mayores cintas transportadoras de este tipo que hay en una biblioteca. Funcionan hasta 50 carritos y tiene ya unos 30 años, por lo que es la más veterana de las que aparecen en este post.

Bibliotecas (3)

En la Biblioteca de la Liberty University, en Virginia, disponen de un sistema de contenedores en los que se guardan libros y diversos objetos históricos. Se compone de nada menos que 4.200 contenedores a los que se puede acceder con solo introducir el número adecuado.

Bibliotecas (6)

Bibliotecas (7)

La Biblioteca Mansueto, de la Universidad de Chicago, tiene otro de estos espectaculares sistemas de grúas que permite acceder a alguno de los millones de libros guardados en cuestión de segundos.

Bibliotecas (5)

Y quizá los de la Biblioteca de la Universidad de Santa Clara y la Biblioteca James B. Hunt Jr. (Carolina del Norte) son del mismo fabricante, porque se parecen mucho.

Fuentes: GizmodoNAVANCI

Acerca de... Amorin Uzuki

Alfonso I. Amorín es doctor en Historia por la Universidade de Santiago de Compstela . Es un friki de los videojuegos, fan de las series de HBO, la música épica y la cultura japonesa. Actualmente a vueltas con Skyrim, Bayonetta 2, The Witcher y Rogue Galaxy. A petición popular por fin me he hecho un Twitter.

Tal vez te interese

lego-shopping-bag-john-ahn-4

Esta idea de bolsa de LEGO es genial

Estudiantes de la Escuela de Artes Visuales de Nueva York han diseñado esta sencilla y ...

beakman

Beakman vuelve con un cameo en Youtube

Algunos escucharán el nombre de Beakman y no les sonará de nada, pero para otros ...

5 Comentarios

  1. ¿¿No hay nada de eso en España que debe de tener el archivo más extenso y rico del mundo??

    • Esteriquilla

      Efectivamente, la Biblioteca Nacional de España tiene uno de sus depósitos robotizado y resulta increíble verlo funcionar (se puede ir a las visitas guiadas).
      “Para aprovechar al máximo la capacidad de almacenamiento,
      una de las torres del edificio está ocupada
      por un depósito robotizado de 15 metros de altura,
      con capacidad para 2.000.000 millones de libros
      fundamentalmente destinados a préstamo interbibliotecario.
      Con este robot se consigue localizar y mover
      los ejemplares mediante unos brazos mecánicos
      cuyos movimientos decide un sistema informático en
      el que está grabado todo el contenido del depósito.
      La instalación robotizada se complementa con un sistema
      de transporte mecanizado por vías que recorre
      el techo de los sótanos del edificio desde la salida del
      almacén hasta el centro de control del robot.”
      http://www.bne.es/es/Micrositios/Guias/FolletosSalas/resources/docs/alcala.pdf

      Pero para no variar, los españoles no tenemos peor enemigo que nosotros mismos. Siempre resulta mejor lo de los demás y por otro lado desconocemos nuestro propio patrimonio.

      Hace poco también leí un post sobre edificios increíbles convertidos en bibliotecas, de nuevo quedaban fuera:
      -La biblioteca de la Estación Biológica de Doñana, antigua ermita convertida ahora en biblioteca.
      -La biblioteca Tomás Navarro Tomás (CSIC), ubicada en los depósitos pensados para la sede del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas’ del Estado.
      -La nueva biblioteca de la Universidad de Alcalá de Henares ubicada en sus antiguos cuarteles militares.

      Y respecto a Archivos existe un proyecto inmenso para ampliación del Archivo Historico Nacional, en el que construir más de 400km de estanterías en los antiguos almacenes de Galerías Preciados en San Fernando (http://elpais.com/diario/2009/01/20/cultura/1232406002_850215.html). Por desgracia este último sigue paralizado, ya sabemos que cultura, conservación y crisis no son buenos amigos.

  2. http://madbidtimo.blogspot.com.es/

    Uno va a buscar a la biblioteca historias que a uno le vuelvan mas humano y a que le ayuden a comprender mejor el mundo en el que vive, y resulta que por dentro estan ocupadas por maquinas, contendores, robots… En vez de por personas…

    Bueno, el avance tecnologico es imparable y si sirve para hacer la vida mas facila,mejor.

  3. La biblioteca tiflológica de la ONCE en Madrid tiene un robot de estos para un espacio mucho más pequeño desde finales de los 90. Como los libros en braille son muy pesados y los bibliotecarios son ciegos se decidió que era la mejor solución, un robot que extrae y ordena los libros. Eso sí, en los comienzos hubo problemas muy graves porque este tipo de robots están pensados para almacenes inmensos y en uno pequeño iba demasiado deprisa y se les quemaba porque no le daba tiempo de frenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *