, , , , ,

Jade Cocoon

¡Házte con todos!

Infinidad de veces hemos visto en este mundillo como, a raíz de un éxito, sobreviene todo un aluvión de copias más o menos disimuladas pugnando como locas por subirse a la estela del superventas de turno. Sin embargo, en otras ocasiones menos frecuentes como en el caso que nos ocupa, tal fenómeno se transforma en arma de doble filo, asfixiando grandes ideas bajo una montaña de productos de calidad más que cuestionable. Cuando Jade Cocoon ve le luz a finales de 1998, había pasado algo más de un año desde el inicio de la fiebre Pokémon, y vivíamos un momento en el que el mercado (y no solo de videojuegos) estaba saturado de toda clase de variopintos clones algo más que “inspirados” por las criaturillas de Game Freak. Productos que iban un paso más allá del homenaje, de seguro.

En cualquier caso era un mal momento para la lírica entrena-bichos, pero en esas llega a PlayStation este interesantísimo RPG de corte oriental y padres norteamericanos que, si bien es cierto que toma más de un elemento del espíritu Pokémon (captura de criaturas, evolución y combate) el enfoque de corte fantástico, su arrebatadora estética al más puro estilo Ghibli y las infinitas posibilidades que ofrece bien ponen tierra de por medio ante las inevitables comparaciones. Desgraciadamente el mercado manda, y ni el mágico diseño de Katsuya Kondō (¿alguien ha dicho Mi Vecino Totoro o Mononoke Hime?) ni la estupenda jugabilidad fueron suficientes para evitar la gélida acogida que recibió, con su subsiguiente hostiazo en ventas. Curiosamente este hecho no fue óbice de cara al lanzamiento de una notable segunda parte, que llevó a nuevas y decepcionantes cotas el concepto de “fracaso comercial”. Nadie dijo que este mundillo fuera justo, así que sirva esta retro como homenaje.

La historia de Tamamayu

Levant lleva una vida tranquila en la pequeña aldea de Sirus, cuando una horda de criaturas gigantes ataca, y sume en un mal sueño a buena parte de sus habitantes. Los ancianos deciden encontrar la cura a este mal en los bosques, furiosos desde algún tiempo atrás. Para ello, envían al hijo del mejor cazador de la aldea, ya desaparecido. De este modo el joven Levant se pone manos a la obra (¡qué fácil es mandar, pensaría el chaval!) y comienza su aventura en busca de una cura que se antoja tan peligrosa como esquiva.

En el papel de Levant, nuestro rol consiste en atravesar los bosques y encontrar respuesta a estos últimos eventos, así como una cura para nuestros convecinos. Por suerte, no estaremos solos en nuestra empresa. Para ayudarnos contaremos con la fuerza de los espíritus del bosque, unas criaturas llamadas minions, que podemos capturar y poner a nuestro servicio. Al más puro estilo Pokémon, lucharemos por turnos contra todo un elenco de monstruos hasta debilitarlos, capturándolos entonces en un capullo de seda. Tanto se incide en la captura y no en la derrota en combate, que nuestro personaje no mejorará sus atributos en modo alguno al matar a un minion.

De hecho, ni siquiera obtendrá un cochino ítem o premio, ya que el dinero que ganamos es fruto en exclusiva de la venta de nuestras criaturas capturadas y posteriormente hiladas por nuestra esposa. También es trabajo de la misma purificar los minions capturados, y llevar a cabo el ritual de mezcla, la verdadera salsa del juego. Antes de poner a los minions a nuestro servicio, tendremos que purificarlos. Pero si de verdad queremos deshacer el hechizo de Sirus y convertirnos en un buen cazador pellejo intacto mediante, es esencial que aprendamos a jugar con nuestros minions, fusionarlos y experimentar toda clase de perrerías genéticas con ellos, en busca de la criatura mejor dotada y con las mejores habilidades.

El señor de las criaturas

El sistema es bien sencillo, mezclar minions por parejas y comprobar el resultado antes de dar el visto bueno. Las afinidades elementales, atributos básicos e incluso el aspecto de los monstruos cambian en consecuencia. Este proceso aparentemente simple se torna sin embargo harto complejo cuando comenzamos a barajar varias habilidades interesantes junto con subidas de fuerza o magia, a costa de perder el porte combativo o cierta habilidad útil de un minion anterior. Las posibilidades son tantas como tiempo queramos dedicar a la mejora de las más de 150 criaturas que podemos capturar. Comprobar los cambios en el aspecto físico es tan divertido como trastear con los atributos a modo de ensayo y error, y desde luego es evidente el interés que pusieron desde Crave para desarrollar un sistema sólido, si bien es cierto que a visu la representación puede resultar en ocasiones un poco limitada. Nada que no se solucione con más y más experimentos extraños, por fortuna.

En materia gráfica el juego luce unos preciosos escenarios pre-renderizados, visualmente impactantes aunque algo limitados en cuanto a las posibilidades de exploración. Los cuatro bosques disponibles dan para unas 15 horas de juego, puzzles variados y caminos ocultos por descubrir inclusive. Los detalladísimos fondos (cientos y cientos de ellos), así como el movimiento característico del protagonista recuerdan poderosamente a los míticos Resident Evil; consecuentemente, la rigidez del control nos puede que dar algún disgusto mientras intentamos zafarnos de algún minion más poderoso de lo esperado. Junto con la gran carga poligonal y excelente modelado del que hacen gala los personajes, obtenemos un magistral apartado gráfico más que atractivo aún a día de hoy. Por otra parte y haciendo uso de menús desplegables, tendremos acceso a la aldea, pieza central a la que tendremos que volver constantemente en busca de nuevos pertrechos y de la ayuda de nuestra esposa.

El universo de Jade Cocoon es puro amor a nivel visual y artístico, nada extraño considerando los autores tanto del apartado gráfico en sí como de las espectaculares cinemáticas que disfrutaremos a lo largo del título. Su trabajo consigue dotar a este juego de ese mismo aura que confieren a sus películas, una magia especial que enamora a poco que uno disfrute del cine de animación. El correcto apartado sonoro destaca más por los efectos sonoros que por la banda sonora de Kimitaka Matsumae, un trabajo bastante corrientucho del que despuntan apenas un par de temas característicos como este “Legend of Arcana” que hace las veces de tema principal:

Legend of Arcana – Jade Cocoon OST

Para terminar…

Jade Cocoon sigue siendo uno de los RPGs más incomprendidos e injustamente ignorados de su generación. Salvando su corta duración, sólo encontramos virtudes en un juego mágico, maravilloso a nivel visual y desafiante en el jugable, una auténtica joya para cualquier amante del rol, del anime o de la caza, captura y cría de bichejos. Excepcional.

16 comentarios
  1. metarayser
    metarayser Dice:

    Solo pude jugar la demo del juego, y me pareció bastante bueno.
    A ver si puedo encontrar la rom del juego, ahora que ya se el nombre del título.

    Responder
  2. Anónimo
    Anónimo Dice:

    A mí no me gustó nada en absoluto este juego. Lo tuve en PSX y además de excesivamente fácil, me pareció harto aburrido y corto. He visto juegos flash con más chicha. :S

    Responder
  3. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    No tenia ni idea de este juego. Cuando era mas chico amaba los juegos de capturar bichos, pero el que mas lleno mi interés era el Digimon Digital World que me regalo un amigo y que en comparación con este que presentas tiene muchos puntos en común. Habra que hacerse tiempo y probarlo, porque este tipo de juegos me lleva a mi niñez en forma automática.

    Responder
  4. Freya9
    Freya9 Dice:

    Yo tuve este juego cuando mis tiempos de la PSX, qué recuerdos… me encantaban las ilustraciones de los personajes, y era tan bonito… ahora que lo mencionan, sí que es muy aire a lo princesa mononoke, jeje

    Responder
  5. Kniblemorc
    Kniblemorc Dice:

    Agggg me encantaba el juego pero era MUY desesperante. Recuerdo la de dolores de cabeza que era estar capturando bichos y luego mezclandolos, nunca sabias como había que mezclarlos exactamente para tener una buena combinación y cada ciertas pantallas aparecía uno nuevo (aunque de aspecto casi idéntico) que si quería avanzar al siguiente tenia que capturar este ultimo para fusionarlo con alguno de mis bichos.
    Esto sin contar que siempre había que estar visitando a las mujercillas para crisálidas y demás.

    Demasiado rebuscado y quizás los paisajes muy pequeños ya que encima de con la molesta neblina dabas 3 pasos y ya te pasaba a otra sección ( ya que la cámara si no recuerdo no se movía era un fondo fijo que cambiaba según avanzabas secciones)

    ESO SI, la historia y el apartado visual MUY currado y por eso en parte me tire bastante tiempo pero repito que tanta criatura similar y fusión entre ellas se les fue de las manos.

    En fin un POKEMON mejorado en apartado de historia y visual pero que intentaron mejorar el sistema de pokemons añadiendo un sistema de fusiones que si bien era buena idea tenia menos importancia para dar lugar a un juego mucho mas jugable.

    A todo esto lo probé en mis años mozos en los que jugaba de lo lindo y me pasaba juegos desde un simple crash pasando por alundra y hasta los final fantasy (ya que hablamos de un juego de play) ya que hoy en día reconozco que lo hubiera abandonado con mucha mas facilidad y no hubiera probado tanto.

    Responder
  6. LibreDelSur
    LibreDelSur Dice:

    RPG estilo Pokemon?? Lo apunto ya mismo a la lista de pendientes. En tiempos de PSX estaba sumamente ocupado en otras sagas, se me escaparon gran numero de joyitas como la que aqui describes…

    Responder
  7. Diego
    Diego Dice:

    Creo que estoy obligado a jugarlo, jamás escuché de este título. Ya que evidentemente no lo encontraré en mi tienda favorita, habrá que hechar mano a una imagen de disco.

    Responder
  8. Dordoni
    Dordoni Dice:

    Gran maravilla de la época buena de PSX. Lo jugué yo bastante y mi madre se lo pasó (era un criajo cuando aquello), pero me encantó desde un principio. El 2, que también tuve, pues me encantó el 1, perdió parte de su encanto y sobre todo tuvo un tremendo error, al menos a mi parecer: no se tradujo al castellano, cosa que lo relegó a la estantería durante años. Después, cuando he aprendido lo suficiente para disfrutarlo, lo he vuelto a jugar y no me ha parecido en absoluto malo, lo único que es más Pokemon que Jade Cocoon el 2. Grandes los 2, pero hay que jugar y tratar de abrirse un poco de mente para hacer ensayos a patadas, si no, malo xD.

    Responder
  9. jokersword
    jokersword Dice:

    yo tenia la demo de ese juego se lo deje a un “amigo” ya que le encantaba los pokemon, los digimon, los monster rancher y todas la series juegos y articulos de la moda pokeman, semanas despues me pelee con ese tipo, adios amistad, adios demo se lo quedo el, en fin el juego era interesante, solo pude comprobar eso con la demo, me lo apunto y aver si consigo la rom

    Responder
  10. MIGUEL
    MIGUEL Dice:

    yo de este juego solo he jugado una demo pero este articulo me a dado ganas de desempolvar la play 1 y conseguir el juego completo ademas me a recordado la epoca de los videojuegos que mas disfrute la de los 32 bits, por cierto ¿alguien sabe de donde puedo descargarmelo?

    Responder
  11. cepa261292
    cepa261292 Dice:

    Sin duda uno de mis juegos favoritos durante mi infancia (y lo sigue siendo).
    Recuerdo que incluía un modo de batalla por si querías enfrentarte a un amigo (cosa que yo por suerte pude hacer ya que otro amigo también lo tenia)
    Lo mas sorprendente es que a pesar del batacazo, el juego salio en perfecto español.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *