, , , ,

Super Mario Sunshine

A vueltas con el Wiimote

Sucede que uno con los años va perdiendo ciertas manías (o adquiriendo otras, según se mire), y resulta que a estas alturas ya no me abandono a la “majia” de Nintendo con la misma facilidad. Cierto, en mala hora lo digo teniendo en cuenta que a día de hoy los escasos minutos que le dedico a los videojuegos los está acaparando esa Wii de la que tanto he renegado. Sin ir más lejos, hoy ha sido el turno de uno de esos días de asueto pikmin, y mientras volaba de galaxia en galaxia multicolor envuelto en pedazos de estrella, me he parado a pensar en la evolución de ese incombustible fontanero que igual te conduce un kart, como le pega al golf, al tenis o a la cabeza de algún desdichado koopa.

En esas estaba cuando, casi sin quererlo, me acabé acordando de Super Mario Sunshine (2002). El sucesor del inigualable Super Mario 64 (1996) aún me evoca cierto regusto agridulce, pese a los buenos ratos que me hizo pasar en su día, incomprendido cubito en ristre. Pocas sagas pueden presumir de tal profusión de títulos insignes, y el precio a pagar es que la mera etiqueta “Mario” se convierte por sí sola en motivo de altísimas expectativas y examen meticuloso, como es natural. Quizás esto explica parcialmente por qué sigo sin encontrar esa pieza que no encaja bien en un título que de hecho no abanderó el lanzamiento de la consola que le hizo triunfar, o no tanto. Cualquier momento es bueno para volver a las raíces, así que pillad palas y sobre todo cubos, que nos vamos de viaje a Isla Delfino.

Con maneras Low Cost

Planear unas exóticas vacaciones con la princesa Peach, bella persona pese a su capacidad de ser secuestrada hasta en el evento más trivial, va un paso más allá en cuanto al concepto de “tentar a la suerte”. Como no podía ser de otra manera, el inevitable rapto sucede durante las idílicas vacaciones de la pareja, esta vez a manos de un misterioso doble de Mario. Confundiéndolo con nuestro fontan-héroe atemporal, los habitantes de Isla Delfino apresan a Mario, y con padrinescas maneras lanzan una oferta que no puede rechazar: su libertad a cambio de la limpieza de la isla, convertida en una cochinera tropical por acción del malvado doble. Como no, en el proceso exploraremos variopintos mundos recolectando soles, los sustitutos de las estrellas que tantos retos protagonizaran en Super Mario 64.

Así pues, como en el resto de Marios plataformeros post-64 bits, se nos encomienda la tarea de encontrar estos objetos a lo largo de una serie de niveles. Todos los elementos y virtudes habituales quedan reflejados en el título, con la notoria adición de un nuevo personaje y herramienta. Centrada como está la aventura en la limpieza, se hace indispensable la presencia de A.C.U.A.C., un híbrido entre bomba neumática y animal de granja que nos ayudará en la tarea de dejar Isla Delfino presentable incluso para la suegra más pulcra.

Amor-odio acuático

Además de limpiar, la citada maquinita también tiene una útil función de planeador. Lo que a priori podría parecer una nueva función sin más que reseñar, en el fondo se convierte en un elemento crucial en cuanto a la jugabilidad, que caracteriza (para bien y para mal) al juego. Me atrevería a señalar que A.C.U.A.C. es la principal responsable del cisma entre detractores y leales a las nuevas características del título, donde unos aprecian la introducción de novedades y elementos diferenciadores mientras que otros más puristas se topan con un agudo recorte de la dificultad y un distanciamiento del espíritu más clásico de la serie.

Sirva de ejemplo el hecho de que Mario pierde sus ataques para pasar a defenderse con ayuda del agua. Se conservan sin embargo el triple salto y otros saltos diversos que tanto nos sirvieran en el citado Super Mario 64. También haremos usos de otras habilidades especiales de A.C.U.A.C. si previamente conseguimos arrancar la boquilla necesaria de las manos de Shadow Mario.

Limpio pero no inmaculado

Muchas son las virtudes de Super Mario Sunshine, pero a título personal no creo que el sistema de juego basado en la limpieza sea una de ellas. Buena parte de los soles (120 en total) se ganan de esta manera, y apenas alguno de ellos me resultó atractivo o especialmente divertido. La insistencia en esta dinámica junto con la de obtener otro buen puñado de ellos como recompensa por la recolección de 10 random-monedas-azules desmotiva al más bravo defensor plataformero, y suponen un obstáculo importante en cuanto al propósito de este juego (por no decir el de casi todos ellos): divertir.

Por fortuna los niveles están pensados con el propósito evidente de obligarnos a utilizar a A.C.U.A.C. de manera adecuada, en vistas de salir airosos de nuestra odisea de saltos y planeos. Así pues en vez de limitarse a quedar como un añadido, el cacharro es la base sobre la que se asienta la aventura, y de hecho la adaptación de los niveles es excepcional en este sentido. Esto no quita que el número de fases es bastante escueto en comparación con los numerosos “cuadros” de su antecesor, sin desmerecer su impecable diseño y tamaño más que considerable. Sin duda una mayor variedad en cuanto a la búsqueda de los soles hubiera potenciado en mucho un juego cuyos niveles se me antojan en cierto modo desaprovechados.

En la variedad está el gusto

De cara al jugador más tradicional, el juego hace gala de ciertos niveles retro que se desarrollan en extraños escenarios con componentes geométricos, y normalmente sin enemigos. Estos niveles, que superaremos con o sin la ayuda de A.C.U.A.C., están formados por retazos de lo que algún día llegaría a ser esa obra maestra que es Super Mario Galaxy. Para los masocas videojueguiles como servidor de ustedes, estos niveles y su a veces endiablada dificultad aportan tanto el toque de auténtico reto como el sabor y mala sangre de esos otros Marios 3D cuya comparación es casi inevitable.

El apartado sonoro, con temas pegadizos y alegres que se ajustan a la obra más característica de Koji Kondo, y sin embargo suenan totalmente ajenos al universo de Mario. La inspiración dominguera-vacacional se les ha ido de las manos el resultado, pese a ser notable, acentúa esa sensación de “desvinculación” con el espíritu de Mario.

No solo el diseño, también el sublime apartado gráfico contribuye al estupendo acabado del juego. La solidez del framerate y los resultones (a veces brillantes) efectos de agua firman un estupendo apartado técnico, si bien algunas texturas de baja resolución pueden dañar las retinas si nos aburrimos lo suficiente como para analizarlas detenidamente. Sí que es preciso destacar que este despliegue visual a veces es difícil de disfrutar debido al comportamiento errático de una cámara como mínimo inoportuna, cuya brusquedad nos obliga en demasiadas ocasiones a preocuparnos por ella más de lo debido.

El ajuste automático unas veces peca de lentitud sin que ello le impida desmarcarse con un buen arrebato epiléptico medio segundo más tarde, resultando más que incómodas ambas situaciones. Nada que no podamos controlar con una de pericia y otra de paciencia, pero que enturbia un juego cuyo disfrute depende en buena medida de que podamos calcular con comodidad ese salto tan puñetero. Malo es que la curva de dificultad del juego choque de bruces con la del manejo de la cámara.

Conclusiones

¿Quizás no estamos ante uno de los mejores Mario? Puede ser, pero esto no es impedimento para que este Super Mario Sunshine se pruebe como uno de los mejores plataformas en 3D, así como uno de los títulos más importantes del catálogo exclusivo de Gamecube. Pasando sobre la insulsa historia y personajes mal construidos, queda una enorme aventura con momentos más divertidos que otros, pero digna de ser probada. Bastante más que una oportunidad merece esta oveja gris de la saga de Nintendo, víctima de su propio renombre.

38 comentarios
  1. Parzival
    Parzival Dice:

    Pues a mí siempre me pareció uno de los grandes (de hecho, el Mario en 3D que más me gusta).

    Quizás porque ofrecía una manera de afrontar el diseño de los niveles no vista nunca en ningún Mario, o porque en Game Cube tampoco había mucho más en donde escoger por estos lares…

    Responder
    • Sissyphus
      Sissyphus Dice:

      Fue mi bautizo con los Marios en 3D (especialmente por que me salté la etapa N64),y una de las piedras de mi colección de 22 juegos originales,entre importación y PAL,con la que me vendí mi Gamecube.Tremenda consola,por cierto….

      Lo cierto es que sí que es verdad que el acabado gráfico parecía estar un poco inacabado,como si le faltase solidez….Pero para mí,el Mario Sunshine fue una muy agradable experiencia de juego.Con decirte que más tarde y ya en Wii,el Galaxy me impactó menos y todo,pues tú mismo.

      Lo del A.C.U.A.C era curioso.Coincido con que si asociabas un Mario a solo saltar entre plataformas,la novedad se te hacia rara.Pero después,quedaba integrado muy bien en la propuesta del juego.Sólo me pareció aberrante el doblaje subtitulado en castellano.Había personajes que lejos de hablar “chachi guay” supongo yo que para intentar parecer enrolladetes en un título pensado para público juvenil,más bien les hacía parecer idiotas,jajajaja.Pero bueno……El argot de algunos otros en el Galaxy,años más tarde,tampoco era mejor.

      Por lo demás,mucho color,escenarios muy consecuentes con el rollo Nintendo (¿se busca o no se busca al elegir jugar a un juego de este tipo de franquicias?),en los que te podías perder accediendo a sus rincones más remotos.

      Tengo un muy buen recuerdo de este Mario.¡¡¡Con un par,esa tonadilla estilo Calypso de la fase de la playa!!!.

      Responder
  2. mischievous_boy
    mischievous_boy Dice:

    A mi éste, como cualquier plataformas habido y por haber, me la pone dura. Si comparas Super Mario Sunshine (2002) con cualquier plataformas de su generación, te darás cuenta que estás, sin duda, ante el más grande.

    Como bien has dicho, peca de muchos errores, por supuesto, y no es el mejor desde Super Mario 64 pero ¡ojo!, ¿Cuál lo es después de ese? El renombre es algo que da la fama y que a la vez te la quita, pero a mi el mando de Gamecube me hizo transmitir con este juego, mucho más de lo que me han transmitido la mitad de la generación posterior, salvo honrosas excepciones, claro está. Lo mismo me pasó con Luigui’s Mansion (2001), que siendo más novedoso y quizá más ambientado en la aventura y la acción que éste, me pareció de lo más original del catálogo de Gamecube.

    Con todo esto quiero decir, ¿quién se atreve a pisarle a Nintendo el reinado de los plataformas? Y más cuando siempre han sido ellos los que han cambiado la jugabilidad de éstos a su antojo. Con esto me refiero: Donkey Kong (1981) estableció los plataformas en sí, Super Mario Bros. (1985) fue la culminación del género, Super Mario 64 (1996) instauró el videojuego 3D en tercera persona y por último Super Mario Galaxy (2007) y su precuela decidieron cuál es la mejor manera de hacer saltar al jugador de su sillón.
    Tres de estos cuatro juegos resulta que son de la “escuela Mario”, los demás han ido a su merced dejándonos grandes plataformas: Sonic, Donkey Kong Country, Earthworm Jim, Jack Jazz Rabbits, Crash Bandicoot y otros tantos. ¿Acaso alguno de ellos no ha bebido de Mario? Pues claro que sí, eso mismo le pasa a Super Mario Sunshine, el problema es que este pertenece al seno Mario 3D, sacándolo del contexto de Nintendo sigue siendo el mejor de su generación. Pese a quién le pese.

    Un saludo.

    P.D.: Espero que te valga este tostonazo de ayuda 😉

    Responder
  3. DarkOuterheaven
    DarkOuterheaven Dice:

    @mischievous_boy ¡Vete a tus articulos, intruso! XDDDD

    Para ambos, me parece más que respetable vuestro punto de vista, pero sigo pensando que si quitas a Mario y pones cualquier otro personaje queda lo que hay: un muy buen plataformas, pero no un juego a la altura de los que Nintendo nos tiene (¿tenía?) acostumbrados. Mil gracias a ambos.

    Responder
  4. VRNazo
    VRNazo Dice:

    “…mientras que otros más puristas se topan con un agudo recorte de la dificultad y un distanciamiento del espíritu más clásico de la serie.”

    Precisamente, es en Sunshine donde se encuentran varias de las misiones -necesarias para sacar los últimos soles- más difíciles de toda la saga de videojuegos de Mario.

    Responder
  5. NobTetsujin
    NobTetsujin Dice:

    Nunca me dejará de sorprender como se infravalora este juegazo. Sólo la exploración de Isla Delfino es ya la monda. Claramente SI es uno de los mejores Mario, y lo único que tiene que envidiar SM64 es el factor novedad que tuvo aquel.

    La bajada de dificultad, por otro lado, no la veo.

    Responder
  6. Unai
    Unai Dice:

    Me gusto tanto este juego que me lo compre aun sin tener la gamecube xD 4 o 5 meses mas tarde me la compre finalmente y me sorprendio la cantidad de horas que me duro el titulo (no se ni si lluege a completarlo al 100%)

    Responder
  7. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    En realidad quiero arrancar diciendo que no lo he jugado. Seguramente me he perdido de algo muy importante, pero por lo que he visto llegue a la misma conclusión que pones @DarkOuterheaven en el comentario de arriba: es un buen juego, el que sin dudas reemplazando al protagonista por Juan Perez, un tipo que debe limpiar la zona con una bombita de agua, seguramente seria el mismo buen juego (como hacían los hacks de NES en el pasado, que ponían al fontanero en las aventuras de otros).

    Responder
  8. Amorin Uzuki
    Amorin Uzuki Dice:

    Yo en general estoy bastante de acuerdo con el artículo. Aunque Sunshine me gustó mucho, porque me gustó mucho, yo no lo pondría entre mis juegos favoritos del cubo. Mientras que World, 64 o Galaxy están sin duda entre lo mejor de sus consolas.

    En todo caso es un muy buen juego, y tiene algunos detalles geniales.

    Responder
  9. Jimmy
    Jimmy Dice:

    El primer juego de Mario que no consiguió engancharme… Le faltaba algo, aunque no sabría decir qué. Lo mejor de todo, los niveles retro. Lo peor: buscar monedas.

    Responder
  10. Stranno
    Stranno Dice:

    En mi lista de juegos de Gamecube está de los primeros por probar, tendré que echarle un ojo un día de estos. Eso sí, me llama más Paper Mario: La puerta milenaria y ese rollo a lo Crush de Sega

    Responder
  11. Yellow-Kirby
    Yellow-Kirby Dice:

    Al igual que con Luigi Mansion, al ser inovador y diferente, y comparado con su hermano Mayor (64) Es MUY infravalorado.
    A pesar de que esté de acuerdo con el artículo, lo expresas de una manera que casi parece que lo odias.
    Pero, si odia la gente la historia ¿por qué les gusta Mario Oscuro?
    y si es diferente ¿Por qué Kirby’s Epic Yarn y Sonic 4 de SNES son tan SOBREVALORADOS?
    Buen artículo, y quiero que sepáis que quiero que Wii-U se centre en GameCube, como GBA se centró en SNES

    Responder
  12. Zeioth
    Zeioth Dice:

    Es verdad que no es el mejor mario pero a mi me pareció de los mas divertidos. Ademas con esa banda sonora tan hawayana xDD

    Responder
  13. NobTetsujin
    NobTetsujin Dice:

    @ICEC00L Y si en Super Mario Galaxy pones a Perico el Astronauta, también es un juegazo. ¿Y? Y si en Doki Doki Panic ponemos a los personajes de Mario…Oh, wait.

    En serio, no le veo el sentido. Es un juegazo, con o sin Mario. Es más, igual si no tuviese el “lastre” de lo esperado para un juego de Mario, recibiría menos críticas.

    Responder
  14. DarkOuterheaven
    DarkOuterheaven Dice:

    @NobTetsujin, yo sí la veo. Pero la dificultad también es subjetiva, y habrá quien vea fácil el Ghost & Goblins.
    @Mischievous Todos esos (o al menos, los que he probado) son juegos sobresalientes. Pero insisto en que personalmente Sunshine está un escalón por debajo. No me malinterpretéis, simplemente me parece un muy buen juego pero por debajo de su predecesor y sucesores. Adoro los Galaxy.

    @Jimmy Exactamente, así viví yo este juego
    @Yellow-Kirby Me alegra leer tu comentario, creo que has pillado lo que quiero expresar. A veces soy un poco radical en mi redacción, no lo puedo evitar XD.

    Responder
  15. necro
    necro Dice:

    Algo que no me gusta nadita de este juego (y otros tantos de generaciones recientes) es que simplemente no hay forma de morir. Que lejos estan los tiempos en que se jugaba intercambiando el control, ya saben, el clasico vida y vida. Cuando la casa se llena de primos pequeños y sobrinos el juego mas indicado que tengo para ellos es este y es un caos controlar los turnos porque simplente no pierden y como aun son pequeños tampoco entienden lo que hay que hacer y solo se la pasan deambulando por los niveles sin ningun objetivo. Aqui es cuando mas extraño mis viejos plataformas donde era ir de A a B y tratar de morir en el intento

    Responder
  16. KageReneko
    KageReneko Dice:

    Me echarán a la hoguera pero a mí no me gusta Mario64, este juego lo probé con algo de escepticismo ya que usaba la misma mecánica pero en realidad este lo disfruté mucho más; en especial esos niveles secretos que son REALMENTE MARIO con un coro a capella tarareando la canción del primer Super Mario Brothers. Lo único que odio a muerte de este juego es el cinema de la isla Delfino que se activa al morir, es una verdadera putada que no hace más que quitar tiempo valioso y cuando estás estresado después de fallar la maldita parte de la montaña rusa por quinta vez terminas lanzando el control a la mierda…

    Responder
  17. CrisGranaldo
    CrisGranaldo Dice:

    Este juego fue la bomba en su momento, pero le pesa mucho estar entre los dos mejores plataformas 3D de todos los tiempos. Mario 64 (re) inventó el género y Mario Galaxy es, en mi opinión, el mejor juego de plataformas 3D de la historia… Lo dicho, creo que todos lo disfrutamos en su día pero ahora ha quedado como el hermano “raro” de la familia (como el Super Mario Bros. 2 en su día), no siendo por ello un juego malo.
    PD: Creo que también me acuerdo más del Luigi’s Mansion que de este cuando pienso en los juegos buenos que tuvo esta consola.

    Un saludo!

    Responder
  18. eCharless
    eCharless Dice:

    A mi me encantó, fue mi primer juego del cubo y me parecía impresionante en cuanto, gráficas, múscia y arte. El gameplay me fatidió al principio, por eso de que quitaron muchos movimientos de Super Mario 64, pero si le sacabas todo el jugo y jugabas los niveles donde te quitaban el F.L.U.D. (A.C.U.A.C.), notabas que regresabas a la esencia de Mario Bros, brincas mal y mueres, jejeje. Me gustó mucho, sí creo que pudieron hacer un poco más pero agradó bastante, también creo que es el mejor de su consola y quizá de su generación en cuanto a los “plataformeros”.

    Responder
  19. Diskover
    Diskover Dice:

    Ciertamente, me parece el Super Mario mas flojo. Aun recuerdo el horroroso control del A.C.U.A.C. que tenia dos modalidades: disparar agua o propulsarnos hacia arriba. Acababas haciéndote un lio de botones de cojones. Si a eso le sumamos la cámara tan mala…

    Responder
  20. ito123456789
    ito123456789 Dice:

    En mi opinión, el peor entre los extremadamente sobrevalorados Marios en 3D. No hay forma de defenderlo. El que lo hace es un hipster EN MI OPINIÓN.

    Responder
  21. Kurono
    Kurono Dice:

    Pues creo que has dado precisamente a la descripción que le tengo a este juego. Es curioso, siendo un buen plataformas, es el más flojo de todos los Marios tanto en 3D como en 2D. Y eso que su jugabilidad es robusta y su dificultad es muy elevada. Si, es cierto que casi cualquier niño menor de 9 años con algo de maña lo termina en un par de días, pero sacarle el jugo al 100% es una tarea que muy pocos han hecho.

    Game Cube fue una consola extraña para mí. Por una parte, tenía muy buenos juegos como el Eternal Darkness, Metroid Prime, los dos Zelda que aparecieron, Resident Evil. REmake, RE4, Fire Emblem, Star Wars Rogue Squadrom II, F-Zero, Sonic Adventures y muchos más, pero curiosamente me gustaban más los juegos third parties que aparecieron en la consola más que los juegos de la propia Nintendo, y los que menos me gustaron fueron los juegos del universo del fontanero, Luigi’s Mansion me pareció mediocre, Mario Kart me pareció lento y flojo y el una sensación extraña que nunca me terminó de enganchar.

    Lo bueno es que vino Mario Galaxy y el New Super Mario Bros y entonces todos nos dimos cuenta que Mario nunca se había ido, solamente cogió carrerilla para volver al lugar que se merece siempre.

    Responder
  22. Andy Alvein
    Andy Alvein Dice:

    Creo que es el único Mario plataformero que no llegué a jugar, porque andaba mal de perras para pillarme la GameCube y el único amigo que la tenía prefería comprarse otros juegos (Tales of Symphonia, Resident Evil IV, etc), o sea que siempre ha sido un “pendiente” en mi lista. Ojalá algún día me caiga en las manos una GameCube y ese juego.

    Es increíble cómo ha conseguido Nintendo que Mario siga siendo sinónimo de JUEGAZO 25 años después de su primer gran éxito, y que casi todo (casi, no todo) lo que sale asociado con el fontanero tenga la increíble calidad que tiene. Intentad pensar en algún otro icono (no tiene porqué ser de los videojuegos, en cualquier sitio) que en todo este tiempo haya sacado tantísimos títulos como Mario y todos con una calidad, en los que menos, notable, y en los que más directamente pasmosa. ¡Y encima innovando! ¿Qué pacto con el diablo deben haber hecho esta gente que les garantice un personaje de un éxito tan duradero y aplastante?

    Responder
  23. Kiko
    Kiko Dice:

    Adoro la Gamecube, tengo 3 y me encantan sus juegos pero he de decir que sunshine no me ilusionó especialmente, no del modo que lo hizo Resident Evil Zero o el primero sin ir más lejos.

    Responder
  24. Jaime
    Jaime Dice:

    Yo pasé de largo por Game Cube pues nunca me llamó la atención, y ahora que tengo una Wii, me he dedicado a buscarme esos juegos que brillaron en la consola anterior, pero son muy pocos los que me llaman la atención, los que tengo ahora son solo Luigi’s Mansion, Zelda WW y TP, Viewtiful Joe, Eternal Darknes y MegaMan Collection y otros de GC adaptados para Wii como Pikmin, RE Remake del 1 y 4 y los Metroids Prime, este aún no me dan muchas ganas de jugarlo, tal vez un día lo consiga, tal vez. Y si me pueden recomendar alguno de Game Cube, mucho mejor, gracias de antebrazo

    Responder
  25. Kurono
    Kurono Dice:

    Jaime, si eres fan de los j-RPG’s, no dejese de pillar el Tales of Symphonia y el Skies of Arcadia: Legends. También píllate la Metroid Prime: Trilogy adaptada para Wii. Otros muy buenos son: Fire Emblem Path of Radiance, Super Smash Bros: Melee, James Bond: Everthing or Nothing, Automedelista, el Baten Kaitos, Megaman Collection y Mega Man X Collection.

    De los multiplataformas de esa época, puedes darle una oportunidad al Prince of Persia, The Lord of the Rings y XIII. Saludos.

    Responder
  26. necro
    necro Dice:

    @Jaime tambien te hiba a recomendar el Tales of… del cubo, es muy buen juego, en general los que te nombra Kurono son buenas recomendaciones, incluso yo ya me apunte un par de juegos que me llamaron la atencion. Otro que divide las criticas es el killer 7, es como el America del cubo, lo amas o lo odias.

    Si eres fan de Zelda trata de conseguir el collector´s edition, trae los dos juegos del NES y los del N64

    Responder
  27. Jaime
    Jaime Dice:

    Gracias por las recomendaciones, los Metroids ya los tengo en el Trilogy (Muy buenos), me apunto todos los que menciona Kurono y mischievous boy. Necro, el Killer7 llevo años buscándolo, y la colectors edition, sé donde la venden pero no me llama la atención, por que ya tengo todos los juegos por separado, lol

    Responder
  28. Nekmo
    Nekmo Dice:

    Para mí ha quedado algo importantísimo sin analizar, y que hace de este mario uno de mis favoritos; lo cual se perdería (y todavía sigo lamentando) en los Mario Galaxy: Los mundos abiertos.

    Si algo genial tenía Super Mario Sunshine, era una ciudad enorme, unido a unas playas enormes, un mar enorme, y una red subterránea enorme. Te lo podías pasar pipa solo haciendo el imbécil de un lado a otro, mientras intentabas llegar a ese sol que estaba delante de tus narices, y que solo podías pensar en cómo llegar hasta el. Los mundos eran un tanto de lo mismo, muchos eran abiertos e invitaban a los curiosos a intentar cosas nuevas. Eso se perdería en los Super Mario Galaxy: El mundo de control (la nave de Estela) era enano (pero todavía, el tema de ir descubriendo nuevas zonas de la nave que se activaban tenía su gracia) y ya con Super Mario Galaxy 2 fue el insulto total: Una caja de cerillas. Ni el piso que nos vendían cuando aún estábamos de burbuja.

    El día que hagan un Galaxy con una zona neutral como la del Sunshine, seré feliz. Y hasta ese día, seguiré reivindicando mis peticiones. xD

    Responder
  29. necro
    necro Dice:

    @Jaime el k7 y el tales of… yo me los pesque nuevecitos en mercado libre a un super precio (150 varos c/u) date una vuelta por ahi y seguro encuentras algo interesante. Yo por lo pronto ya estoy tratando los megaman y el fire emblem

    Responder
  30. pika-chan
    pika-chan Dice:

    A mi me gustó precisamente por no parecerse a los demás marios.
    Pero claro , yo soy la “rara” a la que también le encanto el mario bros 2 , que ni si quiera era un mario en su versión original…
    En fin , yo siempre prefiero que sean lo más diferentes posible porque tanta monotonidad aburre…
    Supongo que habrá otras formas de mantener la esencia de mario haciéndolo original…
    y eso que dices de que el argumento del juego es como muy “a huevo” , yo creo que todos los argumentos de mario son mas o menos previsibles o monótonos precisamente porque lo que importa es la jugabilidad , no? yo siempre lo he visto así….si intentaron hacer argumentos elaborados e imprevisibles iban mal….pero creo que mario no es precisamente ese tipo de saga.

    Responder
  31. Kurono
    Kurono Dice:

    Jaime, otro juego que también podrías obtener es la continuación de Beautifull Joe, los Rogue Squadron, Mortal Kombat Deadly Alliance, Soul Calibour 2, F-Zero GX y Sonic Mega Collection si te mola Sonic, los dos Sonic Adventure (valen la pena), el injustamente ignorado GUN e incluso si puedes tirar de importación: Ikarugua (la versión PAL es una mierda, te recomiendo la NTSC), Alien Hominid (solo para América) y Custom Robo (solo par América y Japón). Hay buenos juegos, solamente hay que buscarlos.

    Por cierto, Nekmo, eso si era una gran pasada, un mundo abierto y totalmente explorable, de todas formas, Mario Sunshine adolece de un “gancho” superior a su contraparte de Wii y no es tan diferente a su predecesor en N64, es por eso que es un juego que no es tan bien recibido por los fans.

    Responder
  32. CanteroXII
    CanteroXII Dice:

    No estoy deacuerdo contigo en casi nada.

    los graficos eran espectaculares para la epoca. la vista de toda la isla desde casi cualquier punto me maravillava.

    la mecanica divertidisima y el acuac le venia como un guante para complementa las mecanicas de supermario 64.

    el diseño de niveles era precioso y el estilo artistico perfecto, esas sensaciones q transmitia tan refrescantes eran inigualables.

    la musica era muy del estilo mario con toques vacacionales.
    la musica de ciudad delfino la tengo grabada con fuego en mi cabeza y me encanta!

    en definitiva, para mi, los dos mejores marios de la historia son este junto con super mario bros 3 (seguido del yoshis island).

    pd. no he jugado a los marios galaxy (si, q pasa)

    Responder
  33. flakcym
    flakcym Dice:

    A mi en lo personal me gusto mucho pero bueno todo es cuestion de gustos aunque si estoy de acuerdo con lo de buscar monedas se hace algo pesado

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *