, , , , ,

Rollergames, plataformas y beat ‘em up noventero para NES

Antes de iniciar este artículo sobre la pequeña joya de NES debería hacer el siguiente apunte: Rollergames fue, ya que estoy seguro que más de uno lo desconoce, una importante franquicia del entretenimiento norteamericano. Tan importante que, en su momento de mayor gloria, eclipsó a otras como G.L.O.W., Gladiadores Americanos y la WWF. Contaba con programa de televisión, eventos de tipo pay-per-view, toneladas merchandising por doquier, máquinas recreativas (elaboradas por la legendaria Williams) y, claro está, videojuegos que fueron publicados para NES, PC y Megadrive, todo girando alrededor de un deporte conocido como Rollerderby, muy de moda en los EE.UU. por la década de los 60’s y 70’s.

Intro del juego, en el cual aparecen los comentaristas originales del programa de TV

El juego está ambientado en la temática del programa de televisión, donde tres equipos de “rudos” se enfrentaban a tres equipos de “técnicos” (de nombres curiosos, me permito decir) para decidir a los vencedores en un circuito de obstáculos donde todo tipo de golpes eran permitidos para obtener ventaja y habían cosas más que curiosas como un pozo con cocodrilos o conciertos en vivo alrededor del circuito. Un día, los rudos secuestran al dueño de Rollergames y para rescatarlo tendremos que derrotarlos a lo largo de seis niveles, en cada uno de los cuales podremos jugar con un miembro de los tres equipos de “chicos buenos”.


Chicas de rosa en patines liándose a puñetazos con desconocidos en la calle, Rollergames con ustedes caballeros…


Básicamente hay dos tipos de niveles. Los del primer tipo alternarán secciones de plataforma que irán incrementando su dificultad y tendrán uno que otro enemigo de camino, con otras secciones en las cuales solamente podremos pelear contra los miembros del equipo rival de turno incluidos los enemigos finales de cada nivel y sus secuaces. Créditos especiales al jefe del primer nivel por ser extra-curioso al momento de “arremeter” contra uno.

Los otros niveles (lamentablemente son solo dos) son más que nada niveles de plataforma en side-scroll, los cuales nos llevarán a evadir obstáculos, trampas, explosiones, precipicios, animales salvajes y eliminar unos pocos enemigos. La dificultad es endiablada (al menos las primeras veces que juegas en ellos) y a mí en particular me hacen recordar por momentos a la mítica fase de motos del Battletoads. Después de todo, hablamos de un juego en patines.

Los niveles iniciales.

A grandes rasgos, se trata como dije anteriormente de una pequeña joya que tiene como gran defecto su corta duración. Pero esto es compensado con una buena jugabilidad, alta dificultad (valgan verdades, cada nivel tiene sus trucos y ésta decrece al descubrirlos), sprites más que decentes para la época, propuesta original y una muy buena banda sonora; lamentablemente el juego pasó medio desapercibido. Esto último ocurrió desde mi punto de vista por dos motivos, el primero fue que el cartucho fue lanzado en un principio solamente para mercado norteamericano ya que solo ahí era conocida la franquicia en sus inicios; como segunda causa se puede anotar el hecho de que el mismo año de su lanzamiento fue eclipsado por grandes títulos como (solo por mencionar tres que fueron lanzados por la misma Konami) Castlevania 3, TMNT II y Metal Gear 2: Snake’s Revenge.

Vídeo que muestra más o menos de qué iba Rollergames, toda una americanada con la musiquita, el tipo gordo vestido de marinero y el cocodrilo.

Si alguno es amante de los juegos retro y tiene un emulador de NES o si sencillamente como me ocurrió a mí llegó a jugarlo y fue atacado por la nostalgia, es un título altamente recomendable para probar o volver a jugar y pasar una tarde entretenida.

14 comentarios
  1. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Grande @Capitan Lechuga, placer tenerte por aquí, más aun escribiendo análisis retro que son de mi mayor agrado. Conozco una enorme cantidad de juegos de NES pero este particularmente se me pasó, así que ni bien llegue a casa me lo pruebo.

    PD: Que imaginación estos yanquis, sabía lo de la WWF y los gladiadores americanos, pero nunca me imagine que se pudieran fingir combates sobre patines. Toda una revelación.

    Responder
  2. JuAnLuKaS
    JuAnLuKaS Dice:

    Juegazo!!
    Tuve muy pocos juegos de NES (más bien NASA) y éste fue uno de ellos…
    Horas y horas sudando la gota gorda. De hecho nunca me lo terminé. Todavía tengo la espinita clavada, llegué a una de las últimas fases y nunca fui capaz de pasármela.
    Gracias, me ha traído grandes recuerdos de mis inicios con las “maquinitas”

    Responder
  3. Robiño
    Robiño Dice:

    Eh! yo tuve este juego para la nes (es decir la nasa!! xD). En realidad no era tan difìcil, en fin, yo logré pasarmelo cuando era pequeño. El mejor era el rockero seguido de cerca de la tia. Con el gordo algunos saltos eran directamente imposibles.

    En fin, otra joya de nes poco conocida junto con “Werewolf: The Last Warrior”, “Faxanadu”, “Power Blade”, “Wizard & Warriors 3”, etc…

    Responder
  4. Pingüino Rodríguez
    Pingüino Rodríguez Dice:

    Me encanta. Tengo un especial recuerdo de este juego por ser el primer beat’em up con desplazamiento tridimensional que descubrí para la NES.

    Aún hoy en día lo juego y me cunde un montón. Junto con el Rokin’ Kats y el Little Samson hace mi top 3 de juegos desconocidos y rarunos. ^^

    Responder
  5. .Capitan Lechuga.
    .Capitan Lechuga. Dice:

    @ICECOOL, si bueno, si llegaron a fingir la llegada del hombre a la luna, pelear en patines les queda corto xD

    @Robiño, caramba, yo pensaba que era de los pocos que recordaba ese juego, lo descargo ahora mismo…

    Responder
  6. JoaCo!
    JoaCo! Dice:

    Yo lo he jugado hace muchísimo tiempo!… me acuerdo que tuve que cambiar el joystick porque la cruceta me producía callos… JAJAJA.

    Genial juego!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *