,

Simpáticas soluciones para no perder una silla

protector-silla

Seguro que a todos nos ha pasado alguna vez que hemos querido levantarnos de una silla pero no lo hemos hecho conscientes de que ya no estaría libre cuando quisiésemos volver a ella. Estos originales objetos no nos aseguran al cien por cien que nadie se va a atrever a intentar hacerse con nuestro sitio, pero desde luego que tienen un cierto efecto disuasorio, y es que tal cual parece que la silla tuviese un café derramado, un helado derretido, una mancha de ketchup o una cuchara llena de algo pringoso.

protector-silla-2b

Quizá gracias a esto se pueda ir a Sevilla y conservar la silla…

Vía: No Puedo Creer

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *