, , , , , , , ,

Splatterhouse y sus problemas con la censura

Aprovechando que la saga Splatterhouse vuelve a estar de actualidad gracias al “remake” que los chicos de Namco han lanzado recientemente, hoy vamos a hablar del primer videojuego de la serie y, sobre todo, de la dureza con la que la censura la ha tratado fuera de su país de origen.

Splatterhouse fue lanzado en 1988 por Namco en los salones recreativos japoneses. En este beat´em up de scroll lateral controlábamos al bueno de Rick Taylor con el único objetivo de rescatar a su novia, Jennifer, y escapar de la mansión del perverso doctor West. Para ello, nuestro amigo cuenta con la ayuda de una extraña máscara que le otorga una fuerza sobrehumana y que resultará no ser tan altruista como en un principio podía parecer.

A pesar de su tosca jugabilidad y de ser demasiado parecido a otros títulos contemporáneos como Vigilante, Dragonninja o Kung-fu master, su magnífica ambientación -muy influenciada por películas como Friday the 13th o Evil Dead-, su gran variedad de enemigos y el carisma de su protagonista lo catapultaron al éxito. Y es que en aquella época dar la posibilidad de controlar al famoso Jason Voorhees, asesino de la saga de terror Viernes 13, era una excelente forma de crear interés en los jugadores. Los chicos de Namco lo sabían y por ello tomaron “prestado” al famoso psicópata para protagonizar su nuevo título ya que el parecido físico entre Rick y el susodicho era más que evidente. Como era de esperar, dicha placa arcade fue exportada a Europa y Estados Unidos, donde pasó bastante desapercibida debido a una distribución más bien pobre y a la negativa de ciertos salones recreativos a hospedar la máquina por su violento y perturbador contenido. La censura empezaba a extender sus tentáculos…

Sea como fuere, su gran éxito en Japón propició que se realizaran las consiguientes conversiones domésticas, todas ellas de una calidad bastante elevada. En 1989 Namco anuncia que Splatterhouse sería lanzado en la Famicom, consola dominante del mercado nipón en aquel momento pero con un carácter familiar bastante marcado. Ante la negativa de Nintendo a que semejante título apareciera en su consola y temiendo no ser capaces de hacer una conversión a la altura por las limitaciones técnicas del propio sistema, Namco decide salir por la tangente y realizar una parodia Super Deformed de su éxito arcade. El monísimo Splatterhouse Wanpaku Graffiti fue un juegazo verdaderamente divertido que no solo parodiaba al título original, sino a muchas obras de terror contemporáneas. Estaba lleno de detalles capaces de hacer sonreir al jugador en más de una ocasión y que encima se dejaba jugar bastante bien, a pesar de ser el videojuego más sencillo de la saga. Como podéis suponer, el título no salió de Japón ya que Nintendo consideró que un juego tan extraño e irreverente no casaría con los gustos europeos y americanos.

Un año después, NEC decide adaptar Splatterhouse a su consola, la infravalorada PC engine, realizando prácticamente un port 1:1, salvo pequeñas limitaciones técnicas. Un trabajo sensacional que fue aclamado por público y crítica. Tal fue su éxito que incluso en la actualidad es un título valorado y buscado por coleccionistas de este sistema. Como además por aquel entonces NEC estaba en plena campaña de lanzamiento de la PC engine en Estados Unidos y Europa (bajo el nombre de Turbografx-16), el videojuego que hoy nos ocupa fue rápidamente elegido para ser uno de los buques insignia en el desembarco europeo y norteamericano.

Pero al igual que siempre ocurría con esta saga, la censura estaba ahí para meter un tijeretazo en este festival del gore, el cual no impidió que el juego fuera un éxito absoluto en Estados Unidos. La versión occidental sufrió ligeras modificaciones para hacerlo más sencillo (recuperamos más energia al final de fase, los jefes finales son más fáciles…), se redujo ligeramente el gore en pantalla, aunque no demasiado, y, sobre todo, el juego sufrió un par de cambios estéticos como mínimo extraños.

La primera transformación estética reseñable que apreciamos en la versión occidental es la sustitución de un jefe final y una escena. En la fase de la catedral nos encontrábamos con una cruz invertida rodeada de cabezas que giraban a su alrededor. En la versión para Europa y América este enemigo ha sido debidamente sustituido por una máscara rodeada de cabezas que nos atacan. La explicación a dicha modificación la encontramos en la posible controversia que podía generar el mostrar dicha cruz invertida entre los grupos religiosos más extremistas, lo que podría llegar a dificultar su distribución. Por si eso fuera poco, al final de dicho enfrentamiento en la versión arcade encontrábamos un altar en el cual sonaba una preciosa melodía que era interrumpida por un aterrador grito de Jennifer pidiendo auxílio. En la versión occidental al terminar el combate vemos como nuestro personaje simplemente avanza por un pasillo vacío, donde ni hay altar ni suena melodía o grito alguno.

Pero el cambio estético más importante que el juego sufrió al salir de Japón tuvo que ver con el elemento central del tíulo: la máscara que porta Rick. Como ya hemos comentado unas líneas atrás, el protagonista es “demasiado parecido” a Jason, el adorable psicópata de la película Viernes 13, por lo que con el fin de evitar una posible demanda por parte de la Paramount, poseedores de los derechos de dicha saga, se decidió cambiar la máscara modificando tanto su forma -los ojos son algo más rasgados- como su color -de un rojo oscuro un tanto extraño-. Dicho cambio se acentuó en los siguientes títulos de la saga, sufriendo la máscara diversas modificaciones en su fisionomía para hacerla más parecida a una calavera, pero volviendo, como era de esperar, al color blanco de la primera versión.

Hablando de los siguientes capítulos de la saga, no podemos cerrar este pequeño artículo sin mencionar de pasada los problemas de distribución que ambos tuvieron en su lanzamiento fuera de Japón, con quejas por parte de algunos padres y negativas de algunos centros comerciales en distribuir Splatterhouse 2 y con el ridículo número de unidades que llegaron a América de Splatterhouse 3, ya que en Europa ni lo olimos, lo que lo ha convertido en un artículo muy buscado entre coleccionistas.

Resulta verdaderamente paradójico que en el momento actual en el que nos encontramos, donde a la mínima muestra de violencia en los videojuegos ya aparecen las asociaciones de padres mosqueados pidiendo que rueden cabezas, nadie haya protestado aún por la nueva versión de Splatterhouse, un buen clon de God of War lleno de vísceras y sangre por doquier (y de los tres juegos originales desbloqueables, dicho sea de paso). Será cuestión de tiempo…

Nota: Sería un sacrilegio terminar este artículo sobre Splatterhouse sin mencionar la maravillosa conversión para FM Towns realizada por Ving en 1992. Conversión perfecta, sin duda la mejor versión doméstica del clásico, aunque para poder jugarlo requiere un gran desembolso económico.

27 comentarios
  1. Light
    Light Dice:

    De verdad un excelente título, todo un clásico para los amantes del survival horror y de paso uno de los tempranos exponentes del género. Las diferencias por censura son mínimas entre las versiones y de hecho lo del color de la máscara y sus ligeros cambios pasan casi desapercibidos una vez que comienzas a jugar. Gracias por el dato del Wanpakku Graffiti, había oído que el título tenía una parodia original pero nunca la había visto y jamás hubiese imaginado que era algo tan bizarro XD. 10+ de karma por el aporte, redactor, buen artículo.

    salu2

    Responder
  2. evildead
    evildead Dice:

    era un gran juego , pero la remasterizacion la prove en un centro comercial y no me termino de combencer demasiado exagerado , pero bueno veo muy bien que lleve los antiguos juegos desbloqueables.

    Responder
  3. Decatonkeil
    Decatonkeil Dice:

    No conocía el Wanpakku. ¡Que kawaii Rick en su versión chibi decapitando perritos infernales violaceos! ^_^
    Lo que he visto del nuevo Splatterhouse no se si es tan fiel a la ambientación, esilo y sensaciones de los antiguos… pero bueno, eso lo sabrá mejor quien lo haya jugado.

    Responder
  4. Elias
    Elias Dice:

    Fantastico articulo.Censura,asesina de libertad de expresión,solo para hacer nuestro mundo gris un poco mas gris y convertirnos en “Another Brick in the wall”

    Responder
  5. mindmaster
    mindmaster Dice:

    Personalmente no creo que el nuevo Splatterhouse haya sido una maravilla, habia muchas cosas por mejorar a nivel de jugabilidad, pero cumple muy bien su funcion de entretener y es sin duda alguna fiel a la saga.

    Y definitivamente tendre que jugar al Wanpakku tanto bizzarismo junto es genial.

    Responder
  6. olefolk
    olefolk Dice:

    no habia oido de la nueva version de splatterhouse, pero…ya se me imagina que debe haber muerto parte de la saga,con eso que es un clon del gow…
    y el splatterhouse de fami….lo quiero!!!!! me encanta. de culto la parte del vampiro y los zombies bailarines xD y es que si hubiese salido para la nes, lo estaria jugando en este segundo…lo buscaré xD

    p.d:gracias boton de editar!! casi hago doble post xD

    Responder
  7. pixfall
    pixfall Dice:

    a mi me gusto mucho el nuevo splatterhouse, un gran homenaje para los que jugamos con el original que apareció en NES. en cuanto a lo de la censura, siempre he pensado que a los videojuegos se los controla y censura mucho más, en comparación con lo que ocurre con las películas por ejemplo.

    Responder
  8. kanfor
    kanfor Dice:

    El 2 de mega drive no solo llegó a España tal cual sino que encima lo anunciaban a bombo y platillo (sangre incluida) en los VHS de las revistas ;-D ¡Y con la máscara blanca, como en las pelis!

    Recuerdo que en una fasa podías matar al malo con una sierra eléctrica, y la sangre roja caía tiñiendo de rojo toda la pantalla.

    http://www.youtube.com/watch?v=RKpPtizsG9g&feature=related
    (No sale la sierra eléctrica, lo siento, pero sí la sangre)

    Responder
  9. WARSORE
    WARSORE Dice:

    Es uno de mis juegos arcade favoritos. Hace unos años andaba detrás del record mundial, pero lo terminé dejando.

    Responder
  10. yiyo-chan
    yiyo-chan Dice:

    El arcade de Splatterhouse fue el primer juego que me hizo realmente dejar de jugarlo y llamar a mi papa xD Que joven era.

    Responder
  11. Adol3
    Adol3 Dice:

    Tremenda saga,y una pena que aquí nos quedásemos sin algunos capítulos.

    La versión Turbografx-16 así como la de Pc Engine siguen siendo las más recordadas pero como mencionas al final del post,Fm Towns/Marty tuvo EL PORT,un calco al 99% de la coin op.

    Le dediqué una pequeña reseña en mi blog: http://awetap414.blogspot.com/2008/07/splatterhouse.html

    Merecido homenaje a uno de los grandes juegos de todos los tiempos.

    Responder
  12. Jacklopz
    Jacklopz Dice:

    es increible que una compañia japonesa de videojuegos conocida mas bien por pacman, dig dug, xevious, solvalou, mappy, ridge racer, tekken, soul calibur, etc; Si, hablamos de la grandiosa Namco; sea la responsable de tan smejante survival horror de excelencia!

    mejor que resident evil, mejor que silent hill aun, mejor que dead space todavia. este juegazo era puro gore al 100%. Y si, al jugador le dejaba una sensacion algo perturbadora por los efectos de sonido que brindaba el juego.

    abajo la censura!

    Responder
  13. kosakonká
    kosakonká Dice:

    la verdad es que yo jugué al 2 para Mega Drive porq me lo compró mi padre (bendito) cuando yo era un nene, y al final se lo pasó él y yo no xD, pinso pillarme este de PS3 y volver a jugarlos.

    PD. De hecho creo q por ahí tiene mi padre el folio con los pass para cada nivel, en ausencia del todopoderoso internet en aquella época

    Responder
  14. Ichigo
    Ichigo Dice:

    Se ve que es cierto, incluso el asunto de la censura contra Splatterhouse, un clásico turbador como alucinante. Pero este juego era mucho mejor que tantos juegos de ahora que tienen tanto zombi, que pese a ser divertidos en principio, ya van perdiendo originalidad. Y eso que he leído la Hobby Consolas de este mes.
    En resumen: Tolerancia Cero hacia la Censura ¡YA!

    Responder
  15. Kiko
    Kiko Dice:

    y yo que cambié mi Turbografx con el splatterhouse y 10 juegos más por una neogeo con 2 juegos… si lo se me la quedo.

    Responder
  16. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    @Kiko locuras que uno hace de jóven y que muchas veces se arrepiente.

    El Splatterhouse siempre me pareció medio tosco por los movimientos, comparandolo con otros juegos de la época y de scroll lateral. Pero odio que a un juego que en esencia es violencia y un poquito de sangre se le quite y le pongan muchísimas modificaciones absurdas que no convencen a nadie. Espero que salga para PC este último título así lo puedo jugar porque he visto muchos este último tiempo de ese estilo pero no tan sanguinarios y con un personaje tan violento como en este título.

    Responder
  17. the berserker
    the berserker Dice:

    uno de mis juegos favoritos,buen articulo.

    saludos.
    PD:hay un hackrom de la version de turbograft 16 donde restauran todo y le ponen mas niveles.

    Responder
  18. Sr. Qwerty
    Sr. Qwerty Dice:

    Splatterhouse!
    Que juegazo, la segunda y tercera parte del juego me lo encontré en un pack de roms hace varios años, y ahora estoy con el MAME jugando a la primera parte.
    Debo decir que este es uno de los juegos que, aunque sea algo tosco y repetitivo, tienen un carisma especial que me hacen querer seguir continuando y al final romperle la cara al causante de todo.
    Y joder, vas haciendo explotar zombies y demás monstruos con los puños por tu chica, ESE es un romántico y no los que se pasan cantando canciones jaja
    PD: Quién carajo enterró a una calabaza malvada en un cementerio!? xD

    Responder
  19. Avach
    Avach Dice:

    Ufff era un niño cuando conoci este juego en los arcades…. quede embobado con tanto gore y violencia… y juraba que era Jason… un clasico de los 80!

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] de la sociedad bien pensante a causa de su habitual predilección por la sangre y la violencia. Juegos como ‘Splatterhouse’ tuvieron que lidiar con la censura. En Pixfans nos habla de ello […]

  2. […] Vamos con Pixfans. Por un lado tremendísimo articulo sobre Nobuo Uematsu: De John Williams a Led Zeppelin. Y ahora que tenemos el análisis de Splatterhouse reciente, nos hablan de sus inicios y sus problemas con la censura. […]

  3. […] de la sociedad bien pensante a causa de su habitual predilección por la sangre y la violencia. Juegos como ‘Splatterhouse’ tuvieron que lidiar con la censura. En Pixfans nos habla de ello […]

  4. […] de la sociedad bien pensante a causa de su habitual predilección por la sangre y la violencia. Juegos como ‘Splatterhouse’ tuvieron que lidiar con la censura. En Pixfans nos habla de ello […]

  5. […] de la sociedad bien pensante a causa de su habitual predilección por la sangre y la violencia. Juegos como ‘Splatterhouse’ tuvieron que lidiar con la censura. En Pixfans nos habla de ello […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *