, , , ,

They came from Vermines, de Locomalito

Un terrorífico ejército de insectos del planeta Verminest para invadir el espacio. Defiende tu planeta y combate la plaga hasta alcanzar el nideo de la reina Verminia.

They came from Vermines es el último juego de Locomalito, un matamarcianos al estilo del Galaga inspirado en las películas de ciencia ficción de la década de 1950.

Los gráficos en blanco y negro cuentan con un modo 3D y con otro modo de película antigua, y es que Locomalito busca con este juego crear un arcade que podría haber existido en una época en la que no existían los arcade.

Por otra parte y como viene siendo habitual, la música ha estado a cargo de Gryzor87, y la portada y el arte a cargo de Marek Barej.

Se puede descargar gratuitamente el juego (para Windows), así como diversos extras, desde su página oficial.

13 comentarios
  1. McFhurer
    McFhurer Dice:

    genial el jueguillo
    maestro locomalito es una maldita inspiracion XD
    pero sigo esperando la version completa de maldita castilla

    Responder
  2. gaylormoon
    gaylormoon Dice:

    Esto si que es darle una vuelta de tuerca más al término “retro”
    Magistral, y en 3d, como marcan las modas! (eso si, de las de toda la vida, espero que tengais unas gafas de esas de “plastiquillo azul-plastiquillo rojo”)

    Responder
  3. Warp
    Warp Dice:

    ¿30 años de evolución en los videojuegos para hacer lo mismo que entonces, sin color, lento como una oruga e inmanejable?

    Y encima ¡ocupando 20 Mb! ¡Al menos podría ocupar la RAM que ocupaban entonces!

    Ya superé la fase de lactancia…

    Responder
  4. papa de warp
    papa de warp Dice:

    No se nota warp que hayas superado la lactancia, porque tu comentario es digno del 90% de los mamones que critican porque es mas fácil que proponer.
    Yo creo que aun te gusta la leche paterna

    Responder
  5. Warp
    Warp Dice:

    @”papa”: Los que aún babeáis por juegos con píxeles como puños y lentos como un seiscientos sois vosotros. Si a retroceder 30 años le veis la gracia, me parece perfecto: cada uno pierde el tiempo como le da la gana. Pero no con esta piedra sílex sin tallar. Cuando se estrenó Galaga -en color y en 48Kb o menos- yo era un chaval y las recreativas hace tiempo me rebañaron hasta el último duro de mis magras asignaciones semanales. No tengo necesidad de volver a ello más que los cinco minutos al mes que uso el MAME.

    ¿Queréis vomitar de gusto con el juego? Eh, fantástico por vosotros. A mi plim. Lo que me parece patético es el infantilismo que demostráis al ser incapaces de aceptar una crítica a vuestros adorados retrojuegos, aunque sean malos como un enema -de todo hay, incluso gente a la que les gustan los enemas-. Yo sí he superado la lactancia, no como algunos “padres” por aquí perdidos que aún no se han quitado los pañales, no sé si porque les gusta o porque aun no controlan esfínteres al ver un bicho calcado de un juego antiguo cuyo movimiento simula la deriva continental.

    Más vale mamón criticón que dinosaurio fosilizado 😛

    Y siento el tono del mensaje, pero cuando la cosa se pone sucia, el primero en revolcarse en el lodo soy yo. Sólo quería poner un “pero” al jueguito. Si llego a saber que a algunos les escocía tanto… ¡lo hubiera puesto mucho antes!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *