La música. Ese orden, esa combinación de sonidos, silencios, armonías, melodías y ritmo que llevan a quien la escucha a perderse en su propia imaginación. Ese arte que, a pesar de llegar a nosotros a través del oído, es capaz de crear en la cabeza del oyente imágenes, colores y sensaciones que se perciben por todos los sentidos. Muchos medios de expresión aprovechan la música como algo complementario pero, a la vez, esencial. Una manera de potenciar una emoción, de mantener en tensión o de tranquilizar… La danza, el cine, el teatro… y cómo no: los videojuegos.

¿Qué sería de un videojuego sin música? Hay muchos en los que apenas notaríamos su ausencia: los juegos deportivos, de conducción, incluso en algunos shooter se ignora la música en pos de los efectos sonoros (balazos, gritos, explosiones…). Pero hay otros en los que no solo se echaría en falta en caso de que no estuviese, sino que perderían parte de su sentido y esencia si solo encontráramos mutismo. Dejando a un lado los evidentes juegos que dependen exclusivamente de la música (guitar heros, singstars y demás), están los que aprovechan cada nota, cada susurro, cada palpitar para crear una ambientación que sumerja y sobrecoja al jugador que, a los mandos de su consola, decida adoptar el rol de su personaje favorito. Los abrumadores silencios de Shadow of the Colossus, rotos de repente por la irrupción de una enorme mole de piedra que trae consigo una banda sonora apabullante; la melodía de los instantes finales de Metal Gear Solid 3… Momentos que a lo mejor nunca quedarían grabados en nuestras retinas de no ser por el fantástico uso que se da a las sinfonías utilizadas. Y dentro de todas las sagas que se apoyan en la música como un pilar importante en el desarrollo de sus videojuegos hay una que destaca especialmente. Me refiero a The Legend Of Zelda.

Leer más

Pincha encima de la imagen para ampliarla

Una pequeña colección de imágenes en alta resolución de la NGP, la nueva consola portátil de Sony, y un par de vídeos promocionales..

Leer más

Pincha encima para ampliar la imagen.

El lector ghostDancer me ha enviado este entretenido jeroglífico videojuguil y un enlace a las soluciones. Aunque claro, la gracia como siempre está en resolverlo sin mirarlas.

Sony acaba de presentar en Tokio a su nueva videoconsola portátil con el nombre provisional de “NGP” (Next Generation Portable). También ha anunciado el “PS Suite“, una tecnología que nace para llevar a los teléfonos móviles con Android el contenido de Playstation.

Leer más

Hay mucho actor que pasa desapercibido. Muchas caras que, de tanto verlas en segundo plano, se hacen familiares y a la vez desconocidas. Hombres y mujeres a los que sólo conoce la crítica especializada o el cinéfilo. Gente que, oculta tras personajes secundarios, da forma y aporta una atmósfera y verdadera consistencia a la película. Los actores famosos pueden hacer grandes papeles, pero son los secundarios los que elevan una película a la categoría de clásica, obra de arte o de culto. Son, al fin y al cabo, los pluriempleados del celuloide, suelen interpretar muchos más personajes en un año que cualquier gran estrella, y esto no repercute en la calidad de su interpretación, suelen ser “ese que sale en tal película“, o “aquél que hacía de amigo del prota“. Escribo esto para idolatrar a uno de estos personajes desenfocados.

Tengo unos cuantos ídolos dorados, así que me ha costado bastante decidirme por cuál comenzar. Así que el primero será uno de los mayores (en edad) y quizás más desconocido. Hablamos de un hombre que ha aparecido en las dos últimas entregas de El Señor de los Anillos, en Alien: Resurrección, en todas las entregas de Muñeco Diabólico y sus posteriores secuelas e incluso en la desconocida Critters 4, una de las películas de serie B que han tenido el honor de contar con él en sus filas.

Leer más

Nunca me había parado a pensar en si un juego podía ser concebido en una única dimensión, pero como siempre hay gente para todo, hay a quien se le ha ocurrido dar un enorme giro al mítico Wolfenstein y reducirlo a la mínima expresión, porque si se supone que un plano son dos dimensiones, una dimensión no es más que una linea… pues eso a jugar en una linea, y ojo que la cosa tiene su intríngulis.

Jugar a Wolfenstein 1D

Vía: GamesAjare

Las diversas fuentes de entretenimiento y cultura popular siempre se han nutrido unas de otras; pese a los típicos clamores que anuncian lo nuevo y moderno como una amenaza, se impone la realidad de que nada realmente desaparece, sino que se transforma y toma nuevos rumbos.

Los juegos de rol tradicionales y de tablero nunca han sido un fenómeno de masas, ni siquiera en su edad de oro, durante los años 70 y 80. Aunque hoy día hay muchos que temen su completa extinción por culpa de los MMO y los nuevos videojuegos de sociedad, la verdad es que el sector se mueve, e intenta adaptarse a los tiempos tomando como referente a otras formas de diversión con un mercado más amplio, como la televisión, el cine, y por supuesto los videojuegos.

En este artículo me gustaría presentarte algunos juegos de mesa y rol tradicional que están basadas en otras licencias audiovisuales. No pretende ser un catálogo completo, pero sí un primer acercamiento que espero que encuentres interesante.

Leer más

Aunque esté en inglés y tenga bastante texto, creo que esta graciosa viñeta de Dueling Analogs es de las que no necesita ninguna explicación. Puede estar más o menos exagerado, pero no son pocos los juegos en los que es casi una realidad absoluta, y además para eso son las parodias, para exagerar.

Gracias a Ricardo, del blog Corazón de León, por la traducción.