,

Almacena datos en un cable roto

Sí, porque aunque no lo parezca, eso que veis conectado al portátil es una memoria USB, perfectamente operativa y con 1 GB de memoria listo para ser utilizado. Ha sido realizada con un pendrive KingMax y con una conexión USB que ya no servía para nada, siguiendo los pasos que podéis ver aquí. Resultará bastante incómodo y no es que estéticamente sea muy allá, pero la cara de sorpresa que se le quedará al que se lo paséis diciendo: “guárdamelo aquí”, puede no tener precio.

Vía: Games and Geeks

2 comentarios
  1. Pedro
    Pedro Dice:

    jajaja el problema es que la encargada de la limpieza en tu casa no lo tire a la basura, o lo guarde con el resto de los cables rotos 😛

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *