, , ,

Análisis de Bleach: Shattered Blade

SEGA, 2008, Lucha

Bleach Wii Portada

La serie de manga/anime Bleach, uno de los shonen más exitosos de la historia, ha desembarcado hace poco tiempo en España, haciendo posible que al fin lleguen de manera oficial juegos basados en ella, como el estupendo Bleach: The Blade of Fate para Nintendo DS, o este Bleach: Shattered Blade, disponible en Wii y que también lleva la firma de SEGA.

Al igual que el juego para la portátil de Nintendo, Shattered Blade salió hace ya algún tiempo en Japón, concretamente en 2006 y convirtiéndose en uno de los primeros juegos de Wii. Aquí nos llega un poco tarde a causa del retraso que lleva la serie respecto a Japón, pero más vale tarde que nunca.

Bleach: Shattered Blade es un juego de lucha uno contra uno bastante convencional Bleach Shattered Bladeen su concepción, que nos ofrece 32 de los principales protagonistas de la serie para combatir a nuestros adversarios con los típicos ataques, combos y técnicas específicos de cada personaje. Lo único verdaderamente novedoso es el empleo del Wiimote para hacer los ataques, moviendo el mando como si estuviéramos cortando con nuestra espada. Una posibilidad muy prometedora pero que por diferentes razones no ha estado al nivel que quizá podría, aunque hay que tener en cuenta que originalmente este juego acompañó a Wii en su lanzamiento, por lo que es de algún modo comprensible que todavía no estuviese del todo pulido el empleo del innovador mando.

Al ponernos a jugar disponemos de un puñado de modos de juego: Episodio, Arcade, Versus, Entrenamiento, Tienda Urahara, Galería y opciones; veamos lo que da de sí cada uno:

Bleach Shattered Blade

El modo Episodio es el que incluye lo poco de hilo argumental que hay en este juego. Los hechos de Shattered Blade se sitúan justo al final de la conocida como “saga de la Sociedad de Almas”, por lo que los que hayan seguido la serie se ubicarán al instante, y a los que no es mejor no explicárselo, porque desvelaríamos detalles fundamentales de la trama, y la serie merece la pena. En todo caso, lo que se ha hecho es estructurar una historia simple para ciertos personajes (ocho en total), con unas cuantas escenas de diálogo entre los combates, que sirven de eje vertebrador. El problema es que estas historias, que nada tienen que ver con los hechos de la serie, son muy similares y con poco jugo, por lo que después de jugar un par de ellas nos parecerá estar haciendo lo mismo una y otra vez. La trama solo nos sorprende por la aparición de un personaje nuevo, Arturo Plateado, creado especialmente para el juego y que no aparece en la serie, pero que carece de trasfondo y cuyo diseño recuerda en exceso al de otros personajes.

El modo Arcade es la típica serie de combates que deberemos ir venciendo para terminarlo y obtener una recompensa en forma de dinero para desbloquear diversos extras. El Versus nos permite peleas sueltas contra otro jugador o contra la máquina. El modo Entrenamiento, que resulta fundamental la primera vez, nos permite hacernos rápidamente con todas las posibilidades del control. Finalmente, disponemos de la Tienda Urahara, en la que comprar los extras, y la Galería, en la que poder verlos o escucharlos.

Bleach Shattered Blade

En conjunto, el número de modos de juego es suficiente para lo que es habitual en un juego de lucha, pero el problema es que están bastante desaprovechados, y el que debía haber sido el modo estrella, Episodio, resulta muy monótono y ofrece pocos alicientes para jugar más de una vez.

Técnicamente el juego no es deslumbrante, aunque da un nivel suficiente como para que los seguidores del anime se puedan sentir satisfechos con la recreación. Los gráficos presentan un aspecto cel-shading bastante vistoso, y los personajes están bien representados (algunos mejor que otros), siendo fácilmente reconocibles tanto por su diseño como por sus técnicas (a veces muy espectaculares), y contando con unas animaciones muy fluidas. En cuanto a los decorados, a éstos se les puede achacar su falta de detalle, pero tampoco es que el juego necesite mucho más, y encajan bien con el conjunto.

Más problemas presenta el sonido, no porque sea malo, sino porque no es fiel a la serie. La música del anime no aparece por ningún lado, y el doblaje de los personajes corresponde a la versión en inglés, lo cual es un lastre teniendo en cuenta que los que en España siguieran la serie desde sus inicios lo harían en japonés, y los que se hayan enganchado a ella desde que se licenció por aquí estarán acostumbrados a las voces en castellano, con lo que ni unos ni otros quedarán muy convencidos, siendo una lástima que no se hayan incluido las voces de la versión original.

Bleach Shattered Blade

Respecto al control hay que señalar que, pese a resultar algo caótico, funciona bastante bien. El juego reconoce si realizamos cortes horizontales, verticales o estocadas; que podemos complementar con botones para hacer ataques especiales, y además podemos movernos rápidamente y cubrirnos de un modo intuitivo. Así es que, cualquier jugador estará dando golpes sin ninguna dificultad a los pocos minutos de comenzar, aunque luego hay ciertas técnicas, especialmente los contrataques, que requirán de práctica para dominar. El problema es que el repertorio resulta bastante escaso, y al final nos limitaremos a agitar el Wiimote como locos mientras nos movemos rápidamente con el joystick del Nunchuk. Shattered Blade es un juego rápido y muy activo, pero los combates carecen de la profundidad de otros grandes juegos de lucha, aunque tampoco es que Wii vaya especialmente bien servida en el género.

Para concluir podemos decir que Bleach: Shattered Blade destaca por recrear con bastante fidelidad un amplio elenco de protagonistas de la estupenda serie en que se basa, lo que será un punto a favor para los que sean afficionados a ella, pero como juego de lucha resulta bastante limitado, pues el sistema de batallas es muy superficial y no ofrece apenas alicientes en sus modos de juego para que tenga una vida larga. Bleach: The Blade of Fate, para Nintendo DS, pese a las limitaciones de la portátil, resulta más entretenido y recomendable que su hermano mayor, así como también los Bleach Blade Battlers de Play Station 2, aunque éstos últimos no hayan salido en España.

LO MEJOR
Bleach Shattered Blade
+ Los gráficos recrean muy bien la esencia de la serie.
+ 32 personajes diferentes y con ataques muy variados.

LO PEOR

– Las peleas resultan algo caóticas y les falta profundidad.
Las historias del modo Episodio son muy descafeinadas.
– No tiene ni el doblaje original ni el español.

Review de Bleach: Shattered Blade – Pixfans

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] el decepcionante Bleach: Shattered Blade, uno de los juegos que acompañaron en Japón al lanzamiento de Wii, SEGA volverá a acercarnos el […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *