, , ,

Análisis de Buzz Junior: Dinos

Sony, 2008, Party

Los pulsadores de Buzz siguen dando todavía juego en Play Station 2, y no sólo para los concursos de preguntas para los que originalmente fueron concebidos, sino también para mixtos de minijuegos como este Dinos, que pertenece a la serie Junior, especialmente orientada a los más pequeños de la casa y cuyos anteriores exponentes fueron Buzz: Locura en la Jungla y Buzz: Monsters.


Los pulsadores de Buzz, un conjunto de cuatro mandos con otros cuatro botones de colores cada uno y un gran pulsador rojo con luz incorporada, salieron a la venta por primera vez en 2005 con Buzz: El Gran Concurso Musical; desde entonces, Sony lanzó varios juegos que hacían uso de este peculiar accesorio, entre ellos la línea infantil antes referida y a la que pertenece este Buzz: Dinos.

Ante nosotros tenemos un juego simple, que busca una diversión directa con un variado conjunto de minijuegos, y que no se complica en absoluto las cosas buscando ser asequible para los más pequeños, que son los que sin duda le sacarán más partido y se lo pasarán mejor con él, aunque en general las pruebas resultan entretenidas y un adulto también puede echar unas partidas sin miedo a aburrirse.

En total, Buzz Junior: Dinos reúne 35 minijuegos, todos ellos pensados para 4 jugadores, y si no reunimos ese número de personas será la máquina la que se ocupe de tapar los huecos. Estos minijuegos, que se caracterizan todos por su prehistórica ambientación, son bastante variados y nos pondrán ante situaciones de lo más rocambolesco, desde contar el número de trogloditas a hacerle cosquillas a un tiranosaurio durmiente, pasando por carreras sobre tortugas, scalextric, inflado de globos y un largo etcétera. 25 de estos juegos están pensados para enfrentamientos de todos contra todos, mientras que los 10 restantes nos obligan a cooperar con otro jugador en equipos de 2. En ambos casos nos encontraremos la alternancia de juegos muy divertidos y que enganchan bastante con otros que resultan absolutamente soporíferos; por suerte, contamos con un editor de partidas que nos permite diseñar la partida a nuestro gusto, seleccionando aquellas pruebas que nos resulten más atractivas.

A nivel técnico no estamos ante un juego que destaque en absoluto, pero tampoco es algo que esperásemos. Los gráficos son bastante simples, muy por debajo del límite de Play Station 2, con unos personajes sencillos y con pocas animaciones, y unos escenarios cuyas texturas tienen un escaso nivel de detalle. De todos modos, nadie comprará este juego buscando un apartado visual deslumbrante, y para el tipo de propuesta que supone, lo cierto es que lo que hay es más que suficiente, y al menos resulta bastante colorista.

Respecto al sonido, las voces están dobladas al español, algo imprescindible teniendo en cuenta que con tanto minijuego y orientado a niños la explicación de cada uno tiene que ser fácil de entender por cualquiera. Al margen del doblaje, muy correcto, tenemos unos efectos sonoros y melodías sin nada destacado, pero que se acoplan bien al estilo simpático y desenfadado que tiene el juego.

Y en lo relativo al control pues poco de puede decir, ya que los pulsadores de Buzz no están concebidos para complicar las cosas. Con sólo 5 botones, cuatro de los cuales habitualmente se corresponden a algo de color que haya en la pantalla, el manejar los minijuegos sin problema está al alcance de cualquiera. Algunos juegos son más difíciles de entender que otros, pero en general están bien pensados para que incluso los más pequeños puedan divertirse sin problemas.

Así que en conjunto estamos ante una propuesta poco ambiciosa, pero que cumple los objetivos planteados de entretener al público de menor edad, con una buena ristra de juegos simples, algunos más divertidos que otros, y unas opciones de edición de partidas muy correctas que nos permiten jugar solo aquello que consideremos oportuno. No aporta nada, ni siquiera a los anteriores Buzz Junior, y es excesivamente simple, pero válido como opción para tener a cuatro niños pasándoselo estupendamente.

LO MEJOR

+ Control sencillo y asequible.
+ Algunos minijuegos son muy divertidos.
+ Poder jugar todos contra todos o en equipos.

LO PEOR

– Excesivamente simple.
Varias pruebas son aburridas.
– Discreto apartado técnico.
– Escaso atractivo para jugadores adultos.

3 comentarios
  1. Vecin
    Vecin Dice:

    Los juegos party están de moda, y supongo que habrán sacado éste para intentar aprovechar el tirón…

    Saludos

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *