, , , ,

Análisis de Final Fantasy XII

Square Enix, RPG, 2007

Tres episodios en NES, tres más en Super Nintendo, otros tres en Play Station y, como no tres también en Play Station 2 (si nos ceñimos a los juegos que siguen la numeración principal). Desde luego, la saga insignia de Square ha sido muy estable desde sus inicios allá por 1986, con una regularidad de lanzamientos asombrosa y manteniendo siempre un alto nivel de calidad. Final Fantasy XII supuso la despedida de la serie en Play Station 2 y un importante giro en la saga al introducir combates en tiempo real, algo que sólo había pasado en el XI, que por sus características de MMORPG se suele dejar un poco de lado al hablar de la evolución de la serie. Veamos cómo resultó este cambio.

La historia de Final Fantasy XII nos sitúa en un mundo fantástico llamado Ivalice, en el que dos enormes reinos, Arcadia y Rozaria, llevan varios años enfrentándose en una interminable y cruenta guerra. Ambos imperios poseen un gran poder, aunque el primero, con unos mayores deseos expansionistas, ha tomado la delantera después de invadir Dalmasca, un pequeño reino neutral estratégicamente situado en el medio de las dos grandes potencias, y cuya invasión podemos ver en la intro del juego. La ocupación además, acaba dramáticamente con la familia real de Dalmasca, pues el príncipe muere en combate, el rey es vilmente asesinado (aparentemente por Basch, uno de sus generales) y, según se cuenta, la princesa Ashe se ha suicidado tras las desgracias acaecidas en su reino.

Dos años después de estos hechos, asumiremos el papel de Vaan, un joven alegre y despreocupado de Rabanasta, la capital de Dalmasca (ahora bajo la ocupación de Arcadia), que se dedica a hacer trabajillos de poca monta y que sueña con ser algún día un pirata del aire y poseer su propia nave. Vaan tiene un especial odio a Arcadia por la muerte dos años antes de su hermano, en extrañas circunstancias y coincidiendo con la invasión de su país.

Sin embargo, una serie de encuentros van a dar un giro radical a la vida de Vaan, pues conocerá a Ashe, la princesa de Dalmasca, cuya muerte nunca se había producido y que formaba parte de la resistencia contra Arcadia; también a Balthier, un misterioso pirata aéreo; y a Basch, el presunto asesino del rey de Dalmasca y tal vez del hermano de Vaan, pero que por diversas razones acabará en nuestro grupo, y poco a poco iremos conociendo la realidad que se esconde tras todos esos hechos, en una larga aventura con una trama compleja y bien vertebrada, aunque va desarrollándose con cuentagotas.

Al margen de lo que es la trama, y si nos centramos ya en aspectos de la concepción del juego, lo más destacado son las batallas, el principal cambio de Final Fantasy XII con respecto a lo que la saga nos tenía acostumbrados. En esta ocasión no cambiamos de escenario al entrar en combate con un enemigo, sino que pelearemos en el mismo lugar en el que realizamos la exploración. Así que nada de combates que surgen aleatoriamente como en los diez primeros juegos de la saga, ahora veremos claramente a nuestros enemigos y podremos ir a por ellos o dar un rodeo, o incluso emprender la retirada si las cosas van mal, para recuperarnos (siempre y cuando no nos hayan perseguido) y volver a resolver lo que dejamos a medias. Pero además el cambio también ha sido muy marcado en la forma de combatir, y es que, aunque el sistema de comandos de juegos anteriores sigue estando a la orden del día, podemos automatizar gran cantidad de elementos con un sistema denominado “gambit”, que nos permitirá incluso ganar batallas sin pulsar ningún botón, si es que hemos hecho una correcta planificación.

Este cambio fue muy ambicioso y los resultados han sido, en mi opinión, altamente satisfactorios. Se ha puesto fin a la pesadez que en los anteriores episodios de la saga resultaba del exceso de combates aleatorios, y el nuevo sistema es mucho más fluido y ágil, pero sin perder un elevado componente estratégico ni renunciar a la complejidad y variedad de técnicas que siempre nos han permitido desplegar los Final Fantasy. Aunque todo sea en tiempo real y los gambit nos permiten automatizar numerosas tareas, seguimos disponiendo de unos menús a la vieja usanza que continúan resultando de gran utilidad, y magias o invocaciones siguen a la orden del día, además de existir unos espectaculares ataques denominados sublimaciones, que sustituyen a los típicos límites y que nos obligarán a pulsar botones a gran velocidad para extender las secuencias, de efectos devastadores e imprescindibles para superar algunos combates, máxime teniendo en cuenta que las invocaciones, pese a ser visualmente tan atractivas como es habitual, poseen una efectividad bastante limitada.

El sistema para mejorar las habilidades de los personajes se asemeja mucho al empleado en Final Fantasy X, con un gran tablero en el que cada cuadrícula representa una habilidad, ya sea ésta una magia, una invocación, una mejora del estatus o la capacidad para usar un tipo concreto de equipamiento. A nosotros nos corresponde la elección de ir primando en un personaje un tipo u otro de características; además, a diferencia de la mayoría de juegos de la saga, apenas hay predisposiciones iniciales en los personajes, y cualquiera de los seis protagonistas podrá ser el mejor mago o el más poderoso guerrero en función de lo que vayamos eligiendo para él.

Aparte del sistema de combate, que supone sin duda la característica más relevante de este juego, debemos comentar por encima un poco de lo que es la exploración o resolución de puzzles, y que a diferencia de las batallas se distingue poco de lo habitual en la saga, lo que no deja de ser la esencia de prácticamente cualquier RPG. Tal vez lo más destacable en este sentido sea el hecho de que apenas hay cortes en los escenarios ya que, si bien hay puntos en los que un fundido en negro permite al juego cargar, la profundidad de los fondos y su nivel de detalle nos dará en todo momento la impresión de que son continuos. Por lo demás, cientos de personas con las que hablar, tiendas en las que comerciar, cristales para guardar la partida y demás ingredientes dignos de cualquier juego de rol que se precie.

Un aspecto que llama la atención desde el primer momento a los más puestos en el género es el notable parecido con Vagrant Story, especialmente en la estética, con un diseño de personajes y escenarios que remite desde el mismo inicio de la aventura al juego de Play Station. No en vano detrás del juego está la mano inconfundible de Yasumi Matsuno, el director de aquel aclamado juego y que ocupó el lugar dejado por Sakaguchi al abandonar Square, siendo el principal responsable de FFXII hasta que, con el juego bastante avanzado, un problema de salud le obligó a abandonar el proyecto (de hecho en los créditos aparece como “historia y concepto”, pese a haber comenzado como director del proyecto.

A nivel técnico estamos ante una obra verdaderamente maravillosa, un juego que lleva el potencial de Play Station 2 a su límite, y que no desentonaría en absoluto en una generación posterior a la que le corresponde. Los gráficos son sencillamente sublimes, combinando un excelente diseño artístico con un espectacular acabado técnico. Los personajes tienen un modelado muy realista y un alto nivel de detalle, se mueven con unas animaciones totalmente fluidas y sus expresiones y gestos faciales, sin necesidad de secuencias, son de lo mejor que se ha podido ver en Play Station 2. También destacan las diversas criaturas que pueblan Ivalice, desde los variados monstruos a los que nos enfrentaremos (muchos de ellos ya viejos conocidos) hasta las criaturas mágicas que podremos invocar, que pese a ser en su mayoría criaturas nuevas, presentan un diseño muy característico en la saga.

En cuanto a los escenarios, también nos podemos tirar un buen rato ensalzando sus virtudes, pues lucen de un modo fabuloso, ya sean parte de una populosa ciudad, un misterioso bosque, un árido desierto o una lúgubre mazmorra. Cada escenario tiene sus propias señas de identidad, y la sensación de vida que proporciona el entorno es verdaderamente digna de mención. A nivel artístico el trabajo también es excelente, aunque tal vez se pueda echar en falta algo más de variedad dentro de un mismo escenario, pues en ocasiones tendremos la impresión de estar pasando de nuevo por sitios que ya habíamos visitado, cuando no es así. En todo caso estamos posiblemente ante el que es, junto a God of War 2, el juego con mejores gráficos de Play Station 2, y aunque tenga algún defecto graves como un popping (generación brusca de los fondos) que a veces resulta exagerado, no se puede menos que alabar a Square por su trabajo.

Del apartado sonoro lo primero que hay que advertir es el cambio de compositor: Nobuo Uematsu, el habitual de la saga, ha dejado paso a Hitoshi Sakimoto, famoso entre otros por su trabajo en Vagrant Story. Con él ha habido un cambio de registro, hacia una música más orquestada, sin la personalidad que imprimía Uematsu, pero que encaja realmente bien con el juego. En este sentido, y un poco como opinión subjetiva, creo que el estilo de Sakimoto encaja mejor que el de Uematsu con la estética del juego y, aunque en general me gusta el segundo, siempre me ha parecido que sus bandas sonoras son algo descompensadas (varios temas geniales pero en conjunto reiterativas y un poco insulsas); respecto a Sakimoto, me parece que sus trabajos son más completos, aunque sin llegar al nivel de otros como Yasunori Mitsuda, Koh Ohtani o Motoi Sakuraba, que para mí están a un nivel por encima. En todo caso esta apreciación es personal, pero lo que considero es que Final Fantasy XII tiene una música que encaja muy bien con su entorno, pero que falla por no destacar y por no dejarnos apenas melodías para el recuerdo, como solía pasar con todos los episodios de la saga. Con todo, la música alcanza fácilmente el sobresaliente.

Respecto al doblaje, por supuesto está en inglés, pero aún así debemos destacar el gran trabajo realizado, que se demuestra en la estupenda sincronización de las voces o las diferencias de acento al hablar que dependen de la zona de la que es el personaje. No todos los diálogos tienen voces, pero sí los más importantes y los que de verdad presentan aspectos decisivos de la trama, algo comprensible en un RPG con tal cantidad de pequeñas conversaciones que podemos entablar con casi cualquier individuo que nos encontremos por las populosas calles. Los efectos sonoros, por su parte, están al elevado nivel del conjunto, siendo realistas, variados y estando perfectamente sincronizados, además de lograr una ambientación todavía mejor en los diferentes lugares.

De los aspectos jugables hay que comenzar diciendo que, pese a que la dificultad es relativamente alta (los jugadores menos expertos van a pasarlo mal) y las variables a las que atender casi inabarcables, estamos ante el Final Fantasy con el control más cómodo y eficaz de toda la saga. Olvidaos de cámaras fijas o ángulos extraños, ahora tenemos control total; olvidaos de estar pensando en un puzzle y que os salgan combates aleatorios cada tres pasos, ahora vemos de lejos a los enemigos y decidimos si acercarnos o no; y olvidaos de la lentitud que suponía iniciar cada combate en los anteriores episodios, ahora todo es más rápido y fluido.

¿Y quiere decir todo esto que se haya perdido el componente estratégico?, en absoluto. En primer lugar porque los menús son los más complejos que nos haya presentado la saga, y nuestra táctica empieza por ellos, pues debemos elegir las habilidades, miembros y equipamiento que mejor se adapten a las especificidades de los enemigos a los que nos estemos enfrentando. En segundo lugar, porque pese a que sea todo en tiempo real y muchas de las acciones pueden automatizarse, en los combates verdaderamente complicados vamos a tener que tirar casi inevitablemente de los comandos (y al fin y al cabo, en los Final Fantasy por turnos a la gran mayoría de enemigos se les ganaba con poco más que el comando atacar una y otra vez).

Así que, en general, aunque se haya perdido una característica que se podía considerar como una seña de identidad de la saga (si obviamos el XI, claro), creo sinceramente que hay poco que lamentar en la pérdida, pues incluso los más fanáticos de la saga nos llegábamos a cansar de tanta batalla aleatoria y de una cierta lentitud, aspectos cuya desaparición sólo puede ser positiva. La saga necesitaba algo de aire fresco, y Square se lo dio.

En lo que respecta al desarrollo, nos encontramos con montones de virtudes, pero también algunos problemas que le pasan factura al conjunto. La exploración de los distintos escenarios resulta, especialmente al principio del juego, muy agradable y placentera; pero la escasez de alicientes en forma de puzzles o tareas originales que hacer acaban por dejar que ésta se vaya haciendo cada vez más pesada según avanzamos en el juego, y es bastante probable que nos acerquemos al final del mismo bastante cansados de recorrer unos escenarios que se acaban haciendo reiterativos sin más objetivo que alcanzar su final. En este sentido, la ausencia de puzzles u otras tareas verdaderamente interesantes es un lastre bastante pesado: los que hay son pocos, habitualmente muy superficiales y que consisten en encontrar interruptores para abrir puertas u objetivos similares y en general poco satisfactorias. Lo mismo se puede decir de nuestra labor como cazarrecompensas deshaciéndonos de diversas criaturas (las misiones secundarias de mayor relevancia): tendremos que buscar al personaje que nos realiza el encargo, luego dar vueltas hasta encontrar el objetivo para derrotarlo y luego ir a reclamar nuestra recompensa. Como al fin y al cabo son enemigos cualquiera pero algo más poderosos, la verdad es que tampoco acaba de ser un reto todo lo atractivo que podría. Y ya podéis olvidar los geniales minijuegos de otros episodios, que aquí no hay nada verdaderamente destacable en ese sentido.

Y si decíamos que el desarrollo del juego se va desinflando según avanza la aventura, un poco de lo mismo ocurre con el argumento, cuyo comienzo es casi perfecto, pero que progresivamente va perdiendo fuelle hasta llegar a un punto en el que varias horas sin que pasen cosas relevantes llegan a desquiciar un poco. La trama no presenta nada que podamos considerar como novedoso; es en general muy típica y los perfiles de los personajes muy clásicos, a pesar de lo cual éstos resultan bastante carismáticos (especialmente el pirata aéreo Balthier). Lo que sí es cuando menos curioso, es la falta de relevancia del personaje al que nosotros manejamos, Vaan, que es casi un secundario de la historia, cuando estamos acostumbrados a que la trama de los Final Fantasy gire sobre su protagonista. Son Ashe, Basch o Balthier los que verdaderamente tienen un papel relevante. Esta característica no hace mejor ni peor al juego, simplemente está ahí y merece la pena referirse a ella.

El verdadero problema de la historia de Final Fantasy no es, pues, que el guión sea malo o que la trama no de la talla; sino que, sobre todo desde la mitad del juego, ésta está bastante mal repartida, y pasamos fases de muchas horas sin que se nos descubra nada sobre la misma, como si se quisiese hacer un juego largo con un guión corto y hubiese que meter relleno, y la experiencia se resiente porque casi nos olvidamos de las razones por las que estamos dando vueltas y vueltas por mazmorra tras mazmorra.

He insistido bastante en este último aspecto porque para mí es lo que aleja a Final Fantasy XII de una puntuación casi perfecta; pero ni mucho menos es suficiente para tirar abajo el extraordinario trabajo realizado por Square Enix, que se basta y se sobra para que estemos hablando de uno de los mejores RPG’s de su generación, y un juego absolutamente recomendable para todo poseedor de una Play Station 2. Los ambiciosos cambios en el sistema de combates han sido todo un acierto; el argumento, pese a los problemas comentados, está a la altura de lo que cabría esperar; y la puesta en escena es absolutamente magistral, siendo éste uno de los juegos más vistosos y espectaculares que hayan pasado por una consola.

La duración alcanza fácilmente las 40 horas, y puede ser todavía mayor si tratamos de realizar todas las búsquedas secundarias que nos ofrece, así que estamos ante un juego larguísimo (a costa, eso sí, de algunas partes que parecen un poco de relleno). Además el nivel de dificultad es medio tirando a alto, y en más de una ocasión nos hará falta entrenar bien antes de ciertos combates, o trabajarnos bien en los menús una táctica que aproveche las debilidades de nuestro enemigo; en todo caso está bastante bien ajustada, aunque aquellos sin experiencia en el género pueden pasarlo algo mal.

Final Fantasy XII rompe con una tradición de diez episodios de combates por turnos, y marca un punto de inflexión en una saga que por lo visto hasta ahora seguirá cambiando en el siguiente juego. No voy a compararlo con juegos anteriores, porque lo que ofrece es diferente y una evolución necesaria, pero sin duda da el nivel de calidad que caracteriza a la serie. Aunque en mi opinión le falta algo para ser un juego verdaderamente redondo, la decimosegunda fantasía final de Square hace honor al mítico nombre que lleva.

LO MEJOR

+ Prodigiosos gráficos, tanto técnica como artísticamente.
+ Historia intensa y atractiva.
+ Sistema de combate muy ágil y lleno de posibilidades.
+ Los gambit son una delicia, sobre todo cuando queremos subir niveles.
+ Genial diseño de personajes.
+ Buena banda sonora y ambientación.
+ Uno de los mejores RPG’s de la historia.

LO PEOR

El desarrollo tiene algunos altibajos, sobre todo hacia el final.
– El perfil de la mayoría de personajes es demasiado superficial.
– Las misiones secundarias son algo cargantes.
– Las invocaciones sirven de más bien poco ahora.

36 comentarios
  1. Jeshua_Morbus
    Jeshua_Morbus Dice:

    Estoy mayormente de acuerdo con lo mentado (sobre todo con las partes “de relleno” (ahora mismo estoy en el Faro… leches, ¿cuándo se acaba la cosa esa ^_^U?)). La falta de puzzles y lo insulso de los personajes que te encuentras por esos parajes bien podría mejorarse (sobre todo el segundo punto: El juego parece muy adulto pero lo que se refleja por las conversaciones aquí y allá no da lugar a que pensemos así realmente…).

    No es realmente difícil, es simplemente asumir que ser agresivo es bueno en este juego (conseguir todas las habilidades de PM, como PM por recibir daño o por causarlo es un deber en este juego si no quieres pasarte la vida recuperando magia a la guisa de MMORPGs…).

    Vaan y Penelo… buf, ¿alguien tiene idea por qué les han dejado seguir en el grupo tras los primeros sucesos de la historia? Yo realmente no lo tengo muy claro ^_^U

    De las cazas de escorias, son bastante entretenidas, sobre todo en los casos en los que crees que esos enemigos son inmatables. Son una suerte de raros puzzles en algunos casos pues sólo puedes dañarlos con habilidades MUY concretas (yo sólo usé la habilidad “Drenaje” en una ocasion contra una de esas escorias, después de eso, ya no sirvió para nada más). Las cazas de monstruos raros es rizar el rizo de manera innecesaria.

    En cuanto al sistema de juego, podría ser mejorable. Cierto que esos automatismos están bien realizados pero Square ya había realizado un juego que bien admitiría un sistema de juego similar: Kingdom Hearts. Mi opinión es la de que si se hubiese realizado un juego con más características de esa otra gran joya (rapidez de juego, sistema de “atajos” para habilidades, ataque mucho más directo con menos menús (no muchos menos, para ser sinceros…)) aplicando los detalles del FFXII (multitud de tipos de armas, cantidad sorprendente de habilidades y un uso de gambit bien sabio) habría salido un MEGATÓN genial.

    Pero bueno, es lo que hay. No es mal juego pero tampoco lo considero lo mejor de lo mejor por las razones mentadas.

    Responder
  2. ossian
    ossian Dice:

    El principal problema de este juego es llamarse “Final Fantasy”
    Si se llamase Vagrant Story 2 para muchos seria una obra maestra.
    Pero como FF, es demasiado transgresor en muchos apartados, y con falta de personalidad en el argumento y la BSO. Un juego excelente, sí, pero como fan de los FF clásicos no me parece que este a la altura de FFX (y ya ni hablemos de los de PSX o FFVI…)

    Responder
  3. Stranno
    Stranno Dice:

    El juego con mejores gráficos de PS2 es con bastante diferencia Shadow, la cantidad inmensa de polígonos y las rutinas gráficas usadas lo atestiguan, aunque con el framerrate que tiene no es comparable con el mejor motor gráfico de PS2, el de GOW sin duda alguna

    En FFXII los gráficos son bonitos, pero no conllevan un motor gráfico excesivamente tocho, aunque bueno, tampoco GOW es comparable con FFXII, en FFXII los patrones de ataques, las animaciones de los enemigos y los propios enemigos tienen una IA muy simple (basada en 3 o 4 rutinas), una movilidad muy mecánica y un nivel de detalle sencillo. GOW es casi impensable en una PS2, y aún así … funciona, con la mejor fluidez, el mejor nivel de detalle, alta resolución, modelados perfectos, una IA que te reta … no se, es algo completamente diferente

    Responder
  4. JakCore
    JakCore Dice:

    A mi este Final Fantasy me aburrió de manera soberana a partir de la mitad del juego más o menos, me lo acabe porque ya que me había gastado el dinero tampoco no era plan de dejarlo, pero vaya…

    Responder
  5. crow
    crow Dice:

    pa mi, lo peor de ese juego, era el sistema de combate, ay que si no especializas a al menos uno en magias, lo pasaras duro
    y otra cosa es que, es dificil sacar dinero pa equipo, y las unicas maneras de sacar dinero, es con las cadenas(con los items que tiran pa luego venderlos) o matando escorias, y pa ello tienes que echar tiempo

    Responder
  6. Goosman
    Goosman Dice:

    Precisamente yo me lo terminé hace una semana. Ya lo intenté en su día y lo dejé por puro aburrimiento. Para mi, el principal problema de este juego, es que la trama es penosa: ve aqui y coje esto, ahora ve allí y habla con aquel, ahora vuelve a allí de nuevo y abre la puerta… y esto se repite durante tooooda la historia.
    Espero que el el próximo FF se curren un poco mas el argumento y el guión, por lo menos para que la historia pueda ser un poco creible.

    Responder
  7. saul
    saul Dice:

    A mí me gustó las primeras 15 o 20 horas, pero luego se limita a ser un “vete allí y vuelve” sin mucho sentido. Gráficamente está bien pero tampoco me parece nada destacable. El prota da grima y no pinta nada en el juego. Es sistema de lucha es tan sencillo que si lo haces bien te aburres. Fue una absoluta decepción, aunque no se si el resultado habría sido mejor dando más de lo mismo (los combates clásicos antaño entretenidos me parecen inaguantables en la actualidad). Sólo se salva eso, la originalidad. A ver que nos depara el XIII.

    Responder
  8. X2FRANKLOP
    X2FRANKLOP Dice:

    ” incluso los más fanáticos de la saga nos llegábamos a cansar de tanta batalla aleatoria”. Pues le pones un objeto para que no haya batallas y ya esta.

    Responder
  9. Moltisanti
    Moltisanti Dice:

    Hace mucho que jugue al juego pero solo quería felicitar por esta megaentrada que habla sobre todo lo bueno yel único defecto del juego, ese bajón en la historia apartir de la mitad del juego. Si hubiera continuado como al principio estaríamos hablando de una auténtica leyenda al más puro nivel de VII o el VIII. A pesar de esto, una joya que hay que jugar.

    De nuevo felicitaciones por el análisis…

    Responder
  10. eleefece
    eleefece Dice:

    Excelente analisis, respecto a Vaan y Penelo yo más bien los veo como un interesante experimento, te dan la oportunidad de ver la historia desde un angulo “neutro”, no se si me explico… a mi parecer se hicieron a estos dos personajes “planos” a proposito para asi facilitar la identificacion (algo asi como en los juegos de citas o de pantallas donde el protagonista es solo una nuca con cabello castaño y sin ningun dote particular).
    El juego a mi me parecio excelente (pero igual son fan de las obras de Matsuno) y como comenta ossian, parece más un vagrant story 2 que un final fantasy.
    Un saludo y ojala un día puedan reseñar el Dragon Quest VIII.

    Responder
  11. Cristianlag
    Cristianlag Dice:

    la puta madre, e olvidado como ago los combos, los de varios ataques al mismo tiempo, pero… si alguien sabe como se hasen?

    esque es urgente…
    agradesco cualquier alluda.

    Responder
  12. Roger
    Roger Dice:

    Bueno, es un juego bastante divertido. En todo caso, yo preferí jugar con una versión modificada con las voces en japonés porque las inglesas, para variar, me parecen totalmente desalmadas.

    Una pregunta, has mencionado en el texto la palabra “popping”. Un poco de explicación no iría mal, porque creo que más de uno se habrá quedado igual.

    Estoy totalmente de acuerdo con que el juego ha ganado con la desaparición de los combates aleatorios. Es una de las cosas de los juegos de rol japoneses que acaba mosqueando enormemente a muchos, y me alegro de que hayan tenido la valentía de currarse un sistema más serio y sobre todo mucho menos repetitivo y cansino.

    Sobre el argumento, tampoco puedo opinar, porque tuve que dejar de jugar a él (jugaba en una ps2 prestada) cuando llevaba unos días, pero me quedó un recuerdo bastante mejor que el de FFX o FFX2, pésimos juegos en según que aspectos, sobre todo el segundo.

    Responder
  13. elviore
    elviore Dice:

    En mi opinión, Final Fantasy XII no merece su nombre, y nada después de que Sakaguchi se fuera, llegará nunca a alcanzar la calidad que en su día tuvo squaresoft con todos o almenos en su inmensa mayoría de los títulos que sacó. Se han disparado de manera disparatada la cantidad de titulos “chorras” con grandes nombres que no sacan ningun partido de ese “privilegio”, vease las 4 partes extra de FFVII, el FFX-2 (que no debería ni nombrarlo) los Christal chronicles de ds etc…
    Ha ganado la codicia a la calidad, se ha perdido la magia.

    Responder
  14. Jacklopz
    Jacklopz Dice:

    fijense en la portada del titulo ( la mencianada de este analisis ), ahora copienla en cuapquier programa para editar imagenes ( power point o paint ) girenla, a 180°…

    Ahora que notan al respecto, porque cuando ice eso me dio un gran asombro y algo de miedo

    Responder
  15. juani
    juani Dice:

    lo k fue el principio del juego era practicamente sublime ….una historia tragica ,adulta ciudades grandisimas….yo lo jugaba entusiasmado asta mas omenos cuando avia q llevar al principe larsa a nose donde aparti de ay note q algo fallaba……no avia apenas videos con el motor del juego….y las cgs eran bastante malas comparadas con el ffx….x lo k historia no ay muxa y eso en un final fantasy es imperdonable….el desarrollo es repetitivo y parece q lo asen a posta para q el juego dure ,ya k cuando llegas a un nuevo paraje o mazmorra,los monstruos son tremendamente fuertes ,y no basta subir de nivel …no……tienes q tirarte unas 3 horas contadas ehh …..para comprar equipamiento y armas y habilidades.eso x mazmorra y paraje y si existieran ciudades…..pero no……aparte de la ciudad del principio dalmasca y la capital de arcadia……q es un clon de coruscant de star wars q solo tiene 5 pantallas las demas ciudades……..es que no se les puede llamar ni pueblos son pantanos con un rastro y vendedores ambulantes ……ase q el juego pierda muxo ………parece mas un experimento para saber como veria la gente el juego con el nuevo sistema de lucha mas q otra cosa……….teniendo en cuenta que el juego llego 2 años despues de la version japonesa ……….q no digan q fue x la traduccion x que ya seria pa matarlos……xq la historia es mas bien un clon del star wars y aser siempre lo mismo sin saber xq ….y las invocaciones exceptuando zodiarc los demas le pueden dar 3patadas x feos e inutiles xd

    Responder
  16. Fronty
    Fronty Dice:

    Tienes toda la razon, recientemente pase final fantasy v y era el ultimo que me faltaba para terminar los XII primeros ff, el v le da mil vueltas a este titulo, lo has dicho; me parecio un estafa, un clon en todo sentido de star wars, con han solo y wookie incluido (vease la orejuda) una historia pobre, un final de asco, mal sistema de batallas como diablos le van a poner un 9,4… esto es un sacrilegio a los final fantasy, vagrant story 2 ese era el titulo para esto… llamarle final fantasy fue solamente para coger mas pasta… yo lo pase y por ahi mismo lo vendi, algo que ni siquiera hoy dia he hecho con algun otro titulo de final fantasy, (Nombrese cualquier otro) asi de malo fue.

    Responder
  17. tharosh
    tharosh Dice:

    a mi tb me decepciono un monton este juego, me parecio un coñazo hibrido entre guerra de las galaxias y disneylandia… si siguen haciendo bazofias asi la cosa va a ir jodida, y eso q soy un puto freak de la saga u_u

    Responder
  18. Juanka
    Juanka Dice:

    No me gustó ni pizca este juego. La historia me pareció flojísima, los gráficos monótonos y llenos de dientes de sierra inaceptables para el final de PS2, el sistema de combate… innovador, pero pesado. Los jefes finales están bien, pero la fuerza de los esper me pareció exagerada, cuando debería ser algo natural para seguir la historia (y aún así, las invocaciones son una mierda, menos efectivos que los personajes principales). En carisma se salvan Basch y Balthier, el resto, prtfff.

    Si te dice una compañía que su juego tiene unas 70 horas de gameplay para pasarte la historia principal, me parece muy engañoso cuando 55 de esas horas es atravesando un mapa del típico desierto enorme lleno de enemigos y prácticamente todo igual. Mal por Square-Enix.

    Responder
  19. arkzero
    arkzero Dice:

    Para ser final fantasy deja mucho que desear
    soy un fan de la serie pero este en mitad del juego ya no me provoco seguir jugandolo
    era tan tedioso atravesar cada escenario aparte con el nuevo sistema de batalla apenas e interactuaba con los personajes
    era como si hubiese estado viendo una pelicula que a la mitad me aburrio
    espero que este experimento haga que mejoren los siguientes final fantasy en el futuro.
    Extraño a la vieja SquareSoft

    Responder
  20. DarkAlucoc
    DarkAlucoc Dice:

    Este es el mejor FF de todos, si el mejor! que viciadas me di con este juego me falto poco para llegarlo al 100% despues de mas de 220hrs de juego jeje

    Responder
  21. Luke,YO SOY TU PADRE!
    Luke,YO SOY TU PADRE! Dice:

    me gusto mucho mucho,la dificultad es alta,los personajes bien hechos,la trama es aunque sea algo envolvente,las mezclas de sublimaciones,las cadenas,las escorias,los bosses que tanto me cuestan,etc,etc.lo que si me hubiera gustado es la batalla aleatoria de cada 3 pasos XD,es mi 3 FF favorito (FFVIII el primero,FFIV el segundo y el siguiente ya lo saben)

    Responder
  22. solowingdx
    solowingdx Dice:

    de hecho a mi me gusto mucho el juego , lo que no me agrado tanto fue el jefe final pues me lo cargue muy fácil .De hecho algunas cacerías eran un tanto mas difícil de lo que el fue, en especial la del tirano saurio azul plagado de cicatrices (cuyo nombre no recuerdo bien solo se que la misión se llamaba el mas fuerte o algo asi) y recuerdo que se cargaba a cualquiera de mis personajes de 2 o 3 mordidas (estando yo en lvl 96) y destacando el hecho de que yo le hacia cosquillas(su barra de vida se movia pixel por pixel en la pantalla), tambien cabe destacar que muchos de los espers(en especial ultima y zodiark) son especialmente dificiles y toca planear una muy buena estrategia para derrotarlos, ultima me mato una vez de hecho y los otros te los encuentras en digamos un mal momento(lvl bajo , sin pociones etc)
    Aun con todo eso me gusto mucho el desarrollo del juego ya que sentía verdaderamente que me daba mas libertad al estar en un entorno tan grande y no ver las cosas en una linea recta obligatoria.

    Aqui entre nos todos sentimos una gran satisfacción cuando matamos al tiranosaurio verde que estabna en las afueras de rabanastre XDDDDDDD

    Responder
  23. Cid
    Cid Dice:

    Mediocre. Y mucho. No sé cuál es peor, si el IX o este. Todo lo que criticas es cierto, a excepción de las escorias, que es lo único que resulta complicado, especialmente el puto Omega. Pero aquello que alabas -gambits y la inexistencia de combates aleatorios- a mí me pareció horripilante, pues hacía el juego demasiado sencillo.

    Un coñazo soberano, la verdad, especialmente hacia mitad de juego. En mi opinión lo único que le salva es que Imperecedero es bastante más pepino que Tiniebla Eterna -¿cómo puede quitar el malo final con su ataque más potente sólo 3.000 y encima tener la opción de AutoLázaro?- y que es largo -explotarlo al 100%- de cojones.

    Responder
  24. RPG Fan
    RPG Fan Dice:

    para mi los mejores juegos este y el 9, el 9 por ser el mejor de los clasicos (cada personaje es distinto y tienes que planear con cuales enfrentarte, y todos los sidequest que habia…) y este por el sistema de combate, es cierto que los gambits automatizan pero será ke solo los usaba para atacar y yo usaba mi estrategia en las batalles no los gambits, de todos modos tenemos a ultima zodiark y yiazmat aa y omega y otros mas que si no andas en niveles altos son altamente divertidos y gratificantes 😀 y es LOGICO que hay jefes opcionales que estan por encima del jefe final, eso siempre es de agradecer 😀

    Responder
  25. hill evil frame
    hill evil frame Dice:

    yo lo stoy jugando apenas por q lo dj pasar en su momento y en lo personal es de los mejores 5 juegos q he jugado en mi vida y auque aveces cansa un poco cual juego no lo ace juego

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *