, , ,

Análisis de Ghost Squad

SEGA, 2008, Disparo

Ghost Squad

Ghost Squad es el nombre de una recreativa de disparo desarrollada por el AM2 de SEGA, que llegó a los salones en 2004, convirtiéndose en uno de los mejores juegos arcade de su estilo. Cuatro años después, y aprovechando la facilidad de adaptar juegos de este género a Wii por las excelencias del Wiimote, SEGA lanza una conversión para la consola de Nintendo, prácticamente igual a la recreativa en todo salvo en los modos de juego, que se han ampliado para alargar algo su corta vida.

La Ghost Squad (Escuadra Fantasma), que da nombre al juego, es una unidad de élite de la ONU encargada de misiones secretas de máximo riesgo. Nosotros seremos uno de los miembros de este comando, y tendremos que enfrentarnos a tres peligrosas misiones que pondrán a prueba nuestra puntería, reflejos y rapidez con el gatillo. Estas misiones se desarrollan en escenarios tan diversos como una mansión en las montañas, el mítico Air Force One (el avión del presidente de los Estados Unidos) y una jungla tropical. En ellas nuestra labor va a ser básicamente eliminar a todo cuanto terrorista se cruce en nuestro camino y, de modo secundario, alguna otra acción como liberar rehenes o desactivar minas, pero que apenas tienen relevancia en comparación con la de aniquilar a todos nuestros enemigos; también tendremos algún momento de combate cuerpo a cuerpo, en el que pulsar un botón en el momento justo, pero todo lo demás será colocar nuestra mirilla con precisión y disparar.

Ghost Squad

Los tres niveles que podemos enfrentar nos ofrecen un puñado de variantes de cómo podemos superarlos, dándonos a elegir en ciertos momentos el camino que queremos seguir, o cual priorizaremos como nuestro objetivo principal. Estas elecciones modifican de forma notable el desarrollo de los niveles, por lo que jugarlos varias veces para superarlas todas es un cierto aliciente para repetir una experiencia que siempre se hace corta.

Las tres fases del arcade original eran más que de sobra para un salón recreativo, pero desde luego su duración es irrisoria para lo que se puede esperar de un juego de consola. Para tratar de paliar este defecto, SEGA introdujo varios modos que, exprimiendo al máximo los mismos tres niveles de la recreativa, aportan pequeños cambios que pueden convertirse en un estímulo para volver a jugar una y otra vez en esos escenarios. Entre estos modos está el Práctica, que incluye unas interesantes, aunque con poco jugo, pruebas de puntería; un Multijugador en el que podemos formar equipo con hasta tres compañeros más; y el modo Party, que tras desbloquearlo nos permitirá disfrutar del juego aderezado con detalles burlones, como chicas ligeritas de ropa disparando plátanos o ninjas arrojando shurikens en lugar de los típicos terroristas con armas automáticas. Muy gracioso pero, una vez más, para entretenerse unos pocos minutos.

Ghost Squad

En el modo Arcade, además, tenemos el interés de lograr las mejores puntuaciones posibles, lo que por un lado nos permitirá desbloquear algunos extras como armas y vestuario, y por otro entrar en los rankings locales y mundiales del juego gracias a la conexión a Internet, lo que puede suponer un reto muy interesante.

Respecto al apartado técnico, ya comentamos que la recreativa de AM2 era de 2004, y la conversión a Wii se ha hecho tal cual, por lo que es normal que los gráficos parezcan de otra generación, y en absoluto aprovechen el tantas veces desperdiciado potencial de la Wii. SEGA podría haber hecho un esfuerzo para que el juego luciese más acorde con los tiempos, pero no ha sido el caso. Aún así, si tenemos en cuenta el paupérrimo nivel gráfico de muchos de los juegos que actualmente salen para la consola de Nintendo, tampoco es que los gráficos de Ghost Squad estén tan mal; los escenarios son bastante vistosos y tienen muchos detalles, pese a que las texturas no son gran cosa; y los personajes son bastante creíbles y se mueven con fluidez, aunque se repitan hasta la saciedad. En fin, unos gráficos que en 2004 se llevarían un notable, pero que a estas alturas se quedan con un modesto aprobado.

Del sonido poco hay que destacar, simplemente podemos calificarlo de correcto, con unas melodías que pasan prácticamente desapercibidas, unas voces estupendas pero en inglés, y unos efectos sonoros apropiados para lo que el juego necesita, generando en conjunto una buena ambientación sonora.

Ghost

El control es simplemente excelente, con una respuesta del mando francamente buena, no siendo nunca un problema el apuntar con precisión. Además, el sistema de recarga apuntando fuera de la pantalla se demuestra, como en otros juegos del género, más eficaz que haciéndolo con un botón. Algunas de las acciones que tendremos que realizar pueden ser algo liosas la primera vez (como desactivar las minas), pero una vez le hayamos cogido el truco, lo único que nos alejará de una puntuación perfecta será nuestra falta de precisión o de reflejos, y en ningún caso podremos culpar de ello al control. El juego incorpora además una opción para suprimir la mirilla que aparece en pantalla, de modo que podremos conseguir más puntos, pero aquí si que la dificultad aumenta de modo notable, aunque con algo de práctica resulta un reto la mar de sugerente.

Está claro que Ghost Squad es un juego con un buen puñado de virtudes, pero con un problema muy grave, que es el de su ridícula duración, salvada un poco respecto a la recreativa por la incorporación de algunos interesantes modos de juego, que suponen un aliciente para rejugarlo algunas veces, pero que no son suficientes para paliar ese grave inconveniente, al que hay que añadir un apartado técnico bastante desfasado. Así que, en conjunto, tenemos un divertido arcade de disparos en nuestra Wii, pero que ofrece una experiencia demasiado corta.

Ghost Squad

LO MEJOR

+ La respuesta del mando al apuntar es impecable.
+ Que permita hasta 4 jugadores simultáneos.

LO PEOR

La duración es mínima y resulta demasiado fácil de terminar.
Poco hay que hacer más que disparar.
– Su apartado técnico está muy desfasado.

2 comentarios
  1. aitor
    aitor Dice:

    Dios mio, este juego me encantaba… y con el mando ese en forma de escopeta…

    Soy un traidor y me comprare la Wii !!!!!

    Solo me falta el Virtua Tennis en Wii y ya estaré servido…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *