, , , ,

Análisis de Resistance 2

Sony/Insomniac, Acción, 2008

El lanzamiento de Play Station 3 se vio acompañado por un shooter en primera persona llamado Resistance, creado por Insomniac Games, un grupo de programación estadounidense conocido por sus series Spyro the Dragon y Ratchet & Clank, que demostraba su capacidad para hacer un juego más adulto y violento. Un año y medio después, Insomniac volvió a la carga con la segunda parte de su nueva saga, creando un juego superior en casi todos los aspectos y que se convierte por méritos propios en uno de los grandes de su género.

La trama de Resistance 2 se sitúa justo en plena Guerra Fría, en la década de 1950, pero a diferencia del curso real de la historia, el mundo ha evolucionado de manera muy distinta, y lo que hay no es una guerra de presión entre bloques, sino un enfrentamiento armado total entre los humanos y las quimeras, resultados de una terrible arma biológica creada por los rusos y que como se ve en la primera parte del juego, dominaron toda Europa antes de lanzar un ataque sobre las Islas Británicas.

Debido a este planteamiento se mezclan aspectos de ciencia ficción, especialmente en las naves enemigas y sus armas, con unos escenarios perfectamente acordes con la arquitectura y diseños de mediados del siglo pasado, en una combinación que resulta atractiva, especialmente por romper algo con la típica ambientación de este tipo de relatos en el momento presente o en un futuro no muy lejano.

El argumento nos lleva a manejar a Nathan Hale, un soldado estadounidense que combatió a la invasión de las quimeras en Gran Bretaña, el último bastión de la Europa sometida por el terrible virus. Nathan está infectado, pero gracias a un tratamiento de inhibidores es capaz de sobrevivir como un humano y continuará luchando por su raza en una segunda parte de la guerra en la que cualquier error podría suponer la extinción de la humanidad.

Este punto de partida es la excusa para un modo campaña no muy largo pero sin un momento de respiro y con una espectacularidad asombrosa, así como también para unas posibilidades online verdaderamente excepcionales, que hacen de Resistance 2 uno de los mejores shooters de toda esta generación, y con lo saturado que está el género, eso es sin duda un mérito enorme. Desgranemos las características que le han permitido llegar hasta ahí.

Del apartado visual podemos comenzar a enumerar virtudes, y no busquéis muchos defectos, porque yo apenas los he encontrado. No es que Resistance 2 suponga una revolución técnica, y ya hemos visto otros exponentes del género con un nivel similar, pero igualmente se convierte en uno de los shooters más cuidados y vistosos de toda la nueva generación, tanto por lo bien que aprovecha el potencial de Play Station 3, como por el estupendo trabajo artístico, con unas localizaciones muy variadas, a veces hasta originales, y recreadas hasta en el mínimo detalle.

Los decorados van desde ciudades, perfectamente ambientadas teniendo en cuenta la época en la que se desenvuelve la trama, a frondosos bosques con un realismo y una belleza pocas veces vistos en un juego. El variado elenco de localizaciones también incluye edificios y naves de las quimeras con un toque futurista, factorías tecnológicas humanas y otros escenarios ambientados en Islandia y Norteamérica. En que los escenarios luzcan de forma tan magnífica juegan un papel fundamental las impecables texturas, que presentan una definición y un nivel de detalle asombroso, permitiendo que todo lo que vemos en la corta distancia tenga un aspecto excepcional; para colmo, lo que está lejos de nosotros es si cabe todavía más espectacular, y es que la sensación de amplitud que dan los escenarios, muchas veces con centenares de naves en el cielo, enormes edificios o accidentes naturales, se aprecia en cada captura. Además, aunque el juego tiene muchas localizaciones interiores, buena parte del tiempo estaremos al aire, que es donde mejor se aprecia el inconmensurable trabajo de Insomniac. Si hubiera que ponerle un defecto a los escenarios, ese sería su estatismo, y es que apenas podemos mover objetos y casi nada se ve afectado por las explosiones, siendo tal vez lo que más realismo resta al espectacular trabajo de los decorados.

En cuanto a los personajes, también podemos deshacernos en halagos, y es que el modelado, tanto de humanos como de quimeras, resulta impecable, aunque, especialmente en éstas últimas, la repetición es exagerada, pues todas las criaturas de un mismo tipo se ven idénticas. También se podría decir que, aunque el modelado facial es bueno, los personajes resultan bastante inexpresivos, incluso tratándose de duros soldados. Pero todo eso da igual cuando ves a un Leviatán del tamaño de un rascacielos avanzando hacia ti, y es que las bestiales dimensiones de algunos de los enemigos ponen la guinda a la caracterización de personajes.

Para finalizar con el tema de los gráficos, podemos hablar de los efectos como la iluminación, niebla, humo o agua, que están a la altura del conjunto y no hacen sino mejorar aún más la experiencia. Por último, añadir que en el multijugador online, aunque haya 60 personajes a la vez, los gráficos no se resienten y lucen prácticamente como en los modos para un jugador.

Pero Resistance 2 no nos entrará sólo por los ojos, y es que el apartado sonoro también da la talla con sobresaliente. La banda sonora se va y viene constantemente, pero de un modo muy inteligente, ya que en algunas partes los silencios también ayudan a la ambientación; y las composiciones están a un gran nivel, ensalzando la tensión de algunos momentos, aunque posiblemente no sea algo con lo que nos quedemos después de jugar. Los efectos sonoros también son excelentes, y cada pequeño ruido o gran explosión resulta totalmente creíble, como si de verdad estuviese sucediendo delante de nuestras narices. Y también hay que referirse al doblaje, en perfecto castellano, muy claro y relativamente bien encajado con las imágenes (hay algunas partes de personajes hablando con la boca cerrada, pero poca cosa).

Ya hemos visto que técnicamente el juego es de lo mejor que podemos poner en nuestra Play Station 3, pero donde realmente se tiene que ganar el poder ser considerado un juegazo es por su capacidad para divertir y por sus aspectos jugables, ya adelanto que va a salir airoso. El control es fantástico, aunque ya no soprende porque son muchos los shooters de excelente nivel en esta generación que presentan un manejo similar, no solo en la forma, sino también en las sensaciones. Lejos de ser esto algo malo, creo que si un juego de este género presenta aspectos que le permitan no ser uno más (sin duda Resistance 2 lo hace), el emplear un sistema de control tan manido permite a los más acostumbrados a jugar a tope desde la primera partida, y es que una vez que se le cogen unas pocas particularidades, controlar a nuestro personaje resulta una delicia, pues los movimientos son precisos, los botones intuitivos y apuntar resulta sencillo (personalmente me suicidé unas cuantas veces al principio porque las granadas se tiran con el círculo, que en otros juegos de este estilo sirve para agacharse, pero son gajes del oficio).

Por otra parte la aventura es muy lineal, siempre hay un camino claro por el que ir, y si nos da por buscar por otro lado rápidamente nos veremos limitados. Evidentemente no estamos ante un juego que aspire a dar gran libertad al jugador, pero varias maneras de resolver un mismo problema u objetivos menos precisos no le habrían ido mal. El lado bueno de esto es que resulta casi imposible perderse, y si nos atascamos en un sitio será porque nos matan, no porque no encontremos el camino. En estos casos lo mejor siempre es un poco de equilibrio entre exploración y acción, pero en Resistance 2 la primera ha quedado bajo mínimos.

Pero si el juego de Insomniac renuncia a la complejidad de hacernos resolver puzles o obligarnos a explorar escenarios, lo que no le faltan son dosis constantes de acción e intensidad, que se mantienen en un nivel altísimo durante toda la aventura, que no tiene una sola parte aburrida, y en algunos casos incluso nos sorprende con momentos tan espectaculares que nos acordaremos de ellos por un tiempo. En definitiva, una experiencia simple en su concepción, compleja en su puesta en escena y que no ofrece nada más que disparos, pero de los buenos.

El modo campaña tiene una duración respetable, que puede rondar las 10 horas, aunque depende en buena medida de la pericia del jugador, y avanzando sin apenas errores se puede terminar en bastante menos. El nivel de dificultad es adecuado, y en normal es un juego que exige bastante pero en el que es fácil acabar superando cualquier dificultad tras algunos intentos. La IA de los enemigos está bien resuelta y, aunque no son un portento estratégico, atacan en grupos, se cubren y todas esas cosas que sirven para hacer la puñeta al jugador. Y como ya hemos dicho, seguir la aventura no supone ningún problema por su excesiva linealidad.

Luego tenemos el cooperativo, con una variante offline para dos jugadores, un poco insulsa y que demuestra el poco interés mostrado en dotar a este juego de una buena experiencia para varios jugadores en la misma consola, algo que me parece una pena pues todavía le saco mucho partido a esos modos historia cooperativos o los multijugadores de 4 personas a pantalla partida, pero parece que están en peligro de extinción. Otro tema es la variante online, en la que debemos colaborar con el resto de jugadores para llevar a buen puerto las misiones que por radio se nos van encomendando. La verdad es que este modo queda bastante por debajo del que ahora hablaremos, pero resulta una muy buena opción para aportar más variedad, y vale la pena probarlo.

Finalmente, nos queda el modo competición, que es del que más provecho sacaremos una vez nos hayamos terminado la campaña, y es que podremos tirarnos horas y horas de inagotable diversión, en las que la sensación de meterse en una épica batalla con otros 59 jugadores es impagable. En mi caso he tenido bastantes problemas para introducirme en partidas, pero cuando lo he conseguido han ido como la seda y me he tirado horas aniquilando enemigos y consiguiendo puntos para mi equipo. Resistance 2 posee uno de los mejores online de este tipo en un juego de la actual generación, y acaba de confirmarlo como una excelente opción.

Resistance 2 es uno de estos juegos exclusivos que hacen que merezca la pena una Play Station 3, y de los que la consola de Sony andaba un pelín escasa hasta estas Navidades. Una experiencia intensa de corta duración en forma de un espectacular modo campaña se complementa con un online competitivo de lo mejorcito en un juego de este género, y que lo convierte en una opción ideal para aquellos que le saquen mucho jugo al juego en red; pero incluso para los que no, la experiencia offline es tan buena que seguirá mereciendo la pena.

LO MEJOR

+ La espectacularidad e intensidad de la campaña.
+ Ese online competitivo con 60 jugadores a la vez.
+ Fantástico apartado gráfico.
+ Control preciso y equilibrado.
+ Las quimeras gigantes.

LO PEOR

– El multijugador offline ofrece poco.
– La campaña es relativamente corta.
– Un juego muy poco original.

11 comentarios
  1. Raistlin
    Raistlin Dice:

    Resistance 2 tiene buena pinta, pero a mi la sensación del Resistance 1 es de un juego que se hizo para rellenar (que no digo que no este mal, me encanta) y se ha convertido en una gran alternativa.
    Haber si sigue esta saga con juegos como el 2 y subsanando sus cosas malas

    Responder
  2. Chris-is
    Chris-is Dice:

    La trama tambien es de lo mejor que he visto, (en este género, si lo comparamos con juegos estilo final fantasy no, vale) el final me puso los pelos de punta.

    Responder
  3. Rana Verde
    Rana Verde Dice:

    Yo encontre el control del Resistance original era una mierda, vamos que me harte del a las primeras de cambio

    ¿Alguien me puede decir si el control ha mejorado?

    Responder
  4. perro
    perro Dice:

    pk odian a los rusos ¬¬ todo ellos falta k pongan a los hombres monos de stalin cmo un juego

    pero se ve genial x3 me compraria un play tres pro es la consola mas cara a mi parecer

    Responder
  5. Camats
    Camats Dice:

    El coopoerativo con 2 jugadores es csi imposible de pasar, y hay algunas zonas de extrema dificultad hasta para jugadores experimentados, en canvio el cooperativo online lo encuentro de maravilla y es un vicio, la unica pega que le encontraria al cooperativo online es que 8 personas en una mision cooperativa la hace mucho mas facil.

    Aun he de probar el modo competición, pero creo que es un juego de maravilla con llo visto hasta ahora, creo que es un titulo obligatorio para trodos los que tengan la ps3, y la gran variedad de tacticas y armas es inmejorable, asi como en el call of duty 5 los sniper se extingen ya que no se les deja lugar en el resistance 2 todas las clases pueden hacer sus maniobras y tacticas.

    Inmejorable.

    Responder
  6. Nathan Hale - Subcomandante de la fuerza militar Estadounidense.
    Nathan Hale - Subcomandante de la fuerza militar Estadounidense. Dice:

    Muy bueno el juego pero lo único que la caga es que a veces los madrazos/cuchillazos con las armas se dan solos si giras algo rápido, eso es algo un poco molesto, lo del modo 2 jugadores en campaña se echa de menos, eso si es un fallo.

    Responder
  7. fabricio colalto martin
    fabricio colalto martin Dice:

    re bueno el juego yo tengo el Resistance 3 y ahora me quiero comprar el Resistance 2 para el dia del chicos que vi unos videos que hay unos jefes grandes y que hace destruir un nave en algun lugar y quiero ver como era la historia de Nathan Hale……si quieren contactarse con migo les dejo mi nombre y e-mail abajo que se puedan comprar todos lo juegos que quieran…

    superkapoty@hotmail.com tambien por facebook fabricio colalto martin…..posdata por celular 3425200505…:)

    Responder
  8. tommy
    tommy Dice:

    Es muy bueno y si ya despues de haber pasado los primeros niveles en campaña tienes que ir a sus naves y al final del juego tambien xD lo recomiendo

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] algo más duro de lo habitual, pero cuya inclusión resulta todo un acierto. Si lo comparamos con Resistance 2, lanzado también por Sony a finales del año pasado, la verdad es que quedan a un nivel muy […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *