,

Busto de un Sr. Burns realista

Este “excelente” busto de un Sr. Burns de carne y hueso es obra del artista monomauve. En su perfil de deviantArt se puede observar una versión de la ilustración a mucha más calidad y resolución.

Gracias a Hackbot por el enlace

40 comentarios
  1. RUSSO
    RUSSO Dice:

    Genial. Creo que es el típico jefe gringo dueño de una planta nuclear o conglomerado o multinacional, consumido por su propio egoismo y malevolencia.
    Si tuviera un jefe asi en la realidad creo que me suicido xD

    Responder
  2. mindmaster
    mindmaster Dice:

    EXCELENTE LE QUEDA POCO MAGISTRAL NO LE DA POR LOS TALONES ESTO ES SIMPLEMENTE INCREIBLE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    Responder
  3. Pig_Saint
    Pig_Saint Dice:

    Creo que a este hombre habría que darle un Premio Anual Montgomery Burns por Logros Destacados en el Campo de la Excelencia. ^O^

    Responder
  4. Rarok
    Rarok Dice:

    A mi ni idea de por qué, pero por un momento me recordó a GMan de los Half-Life ô_O

    No estoy seguro de si es la textura de la piel o los ojos, pero hay algo en él que me recuerda a tal personaje.

    Responder
  5. RUSSO
    RUSSO Dice:

    @Jaime!:
    Si tienes razón, aunque tu frase creo que anda mal, debería haber sido:
    “Los jefes gringos son muy buena onda! algunos pagan…….” punto final xD jaja….

    Pero bueno en todos lados se cuecen habas creo, hay jefes malos como jefes buenos, y otros que ya les falta nada más el látigo…

    Responder
  6. GlAdOs
    GlAdOs Dice:

    Al parecer,todo el humo de la central nuclear ha creado una nube toxica,lo que hace creer a la gente que el señor burns sale de un reactor.

    Responder
  7. Decatonkeil
    Decatonkeil Dice:

    Hasta eso se parece más al señor Burns que lo que garabatean en los nuevos simpson. Ya no es debilucho, no está enfadado nunca tiene dedos y brazos rechonchos para el personaje y la frente no le tapa nunca los ojos ni tiene ese rictus…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *