, , , , , , , , ,

Los últimos videojuegos comerciales (III)

Tras unos meses completamente alejado de mi hobby favorito -hasta los aficionados más extremos necesitan desconectar del mundillo por un tiempo- hoy vuelvo a la carga con la serie de artículos que iniciamos hace ya varias semanas, dedicada a los últimos videojuegos aparecidos en los sistemas de entretenimiento más populares de la historia.

En esta tercera entrega hablaré de las consolas portátiles y los últimos lanzamientos comerciales aparecidos para ellas. Como no podía ser de otra forma, las consolas de Nintendo son mayoría en este pequeño repaso. La compañía japonesa ha gobernado con mano de hierro el mercado portátil desde sus propios inicios, lo que como era de esperar le concede una posición de privilegio en un texto de este tipo. Aun así, he incluido varias máquinas que fueron -o no- competencia directa en su momento y que merecen ser recordadas en su gran mayoría como excelentes consolas de videojuegos.

Así que ya sabéis lo que tenéis que hacer. Sacad una vez más el Delorean del garaje para acompañarme en este viaje por el tiempo. No olvidéis llevar la Game Boy para entreteneros mientras nos desplazamos por el vortex temporal 🙂

Leer más

, , , , , ,

La fiebre Pokémon

Muchos han sido los fenómenos de moda (series, películas, grupos de música…) que han desencadenado el furor entre nosotros, pobres e ingenuos consumidores, haciéndonos adquirir compulsivamente cualquier tipo de novedad, merchandising o tontería de turno que saliera a la venta. Dragon Ball, Saint Seiya, Star Wars, El Señor de Los Anillos, LOST o la multitud de “estrellas musicales” actuales de dudosa calidad que mueven masas multitudinarias (Tokio Hotel, Hannah Montana…) son ejemplos de lo que me estoy refiriendo. Todos suelen seguir el mismo patrón: experimentan un auge impresionante en cierto momento, en el cual todo el mundo, sea o no fan de la novedad en cuestión, se vuelve loco por ella y se vive una especie de “fiebre” que suele durar de unos pocos meses a un par de años y, transcurrido ese tiempo, se pierde gran parte de la legión de admiradores “casuales”, quedando solo los más fieles y verdaderos amantes del suceso o simplemente no quedando nadie. De todas estas fiebres obsesivas y pasajeras la que más he vivido de cerca y a la cual me voy a referir en los párrafos siguientes es lo que muchos medios bautizaron como “Fiebre Pokémon”.

Leer más

, , , , , ,

Blaster Master: una saga desaprovechada

A finales de los 80′ y principios de los 90′ Sunsoft era una compañía de videojuegos puntera, responsable de algunos de los mejores juegos de la historia de la NES, tales como Journey to Silius o Mr. Gimmick, y también adaptaciones de famosas películas como Batman o Gremlins 2. Normalmente los juegos de Sunsoft no eran grandes éxitos comerciales, pero se trataba de juegos cuidados hasta el último detalle y deliciosos a nivel técnico y jugable, que han pasado a ser juegos de culto con el paso de los años. En 1988 Sunsoft lanzaba en Japón uno de los mejores juegos jamás creados para la NES: Blaster Master (Chö Wakusei Senki Metafight en Japón).

Leer más

, , ,

Game Boy Phone

Un atractivo prototipo que fusiona la Game Boy clásica con un teléfono móvil creado por 犬面犬.

Vía: Game & Graphics

, ,

Game Boy transformada en mini arcade

¿A que es una chulada esta Game Boy transformada en una máquina recreativa? Lo cierto es que la decoración de Pokémon no pega demasiado con el estilo de los salones arcade y es una pena que la carcasa no envuelva completamente a la consola portátil de Nintendo. A pesar de todo, quedaría muy bien en mi estantería.

Fabricada en algún recóndito lugar de China, son varias las unidades que se encuentran a la venta en eBay. Por cada una nos piden 150$, un precio quizás demasiado alto para un cacharro más curioso que útil.

Vía: Retro Thing

, , ,

100 juegos de Game Boy en 10 minutos

Es increíble todo el juego que dio la Game Boy. Una portátil que, si bien no andaba sobrada en características, los programadores la consiguieron exprimir al máximo.

La Game Boy Camera o el Pokémon son sólo dos ejemplos de lo que nos ofreció esta maravilla portátil de Nintendo, pero en este vídeo hay muchos más.

Leer más

, ,

Simpática sudadera de la clásica Game Boy

Con un diseño simple pero muy agradable, esta divertida sudadera es un homenaje al primer modelo de Game Boy, aquel que revolucionó los videojuegos portátiles a principios de los noventa. Está a la venta en Lowrez por 29,40 dólares (22,20 euros).

Vía: That Girl’s Site

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Boulder Dash

Boulder Dash (o Boulderdash), First Star Software (Casi todas las plataformas)
Peter Liepa, 1984

Cualquiera que sepa algo sobre la historia de los videojuegos conocerá Boulder Dash, uno de los mejores e influyentes juegos de la historia.

Creo que la primera vez que vi este juego fue en casa de un amigo de mi adolescencia. Allí estaba, cargado en toda su pixelada gloria en un Commodore 64. Pero no, no creáis que era mi amiguete el que estaba al mando de esta bestia, ¡¡¡era su madre!!! Para que os hagáis idea del nivel de enganche que era capaz de provocar semejante pieza de software, era el juego favorito de una señora de 40 y tantos tacos allá por los 80, una época en la que los videojuegos eran aún considerados cosa de niños.

Pero no creáis que caí enamorado al instante (del jueeeeeego no de su madre), en aquella época era aún joven e inmaduro y era incapaz de ver más allá de la superficie de aquel juego de aspecto soso y gráficos cuadradotes. Por aquella época lo que molaba eran las conversiones de arcades y otros juegos de gráficos espectaculares, y por lo tanto, desdeñé esta maravilla aunque también llegué a disponer de mi propia versión para mi querido Spectrum. Cuántas horas de ocio desperdiciadas en arcades de medio pelo y en interminables cargas de cassette. ¡¡Ayyyyy!! si pudiera viajar en el tiempo… me arrearía semejante collejón que seguramente habría sido registrado en los sismógrafos. Aunque pensándolo bien, quizás el recuerdo de un energúmeno de ojos inyectados en sangre irrumpiendo en la intimidad de mi habitación para medio esnucarme, hubiese influido negativamente en mi desarrollo psicológico. Pero dejemos mi psique ya suficientemente transtornada sin necesidad de traumáticas experiencias y centrémonos en el tema.

Leer más