Definitivamente, me he quedado desfasado. Los últimos días del año siempre traen consigo, en cuanto a videojuegos se refiere, una lista casi obligatoria de los mejores juegos lanzados en esos 365 benditos días. O los peores, las decepciones o bien las sorpresas, eso poco importa. Todos esos GOTY, los bluffs y todo tipo de anglicismos monguer, ya saben . En cualquier caso me percaté de la gravedad de mi extravío lúdico cuando al aventurarme (no sin algunos recelos) con varios de estos artículos-listas de 2011, la mayor parte de juegos no los conocía, o solo a través de menciones, que a efectos prácticos es lo mismo. Basta decir que acabé el Darksiders hace unos días, más de un año y medio después de empezarlo. Eso es atraso.

En esas, y como buen amante de lo retro, viajo veinte años atrás y de entonces os traigo una apuesta más personal. Cada juego va acompañado de una brevísima reseña (cargada de subjetividades, a ser posible) y de varias capturas propias, que ya se cansa uno de ver las mismas en tantas webs distintas. Espero de corazón que no sea otra lista más, y que os anime a descubrir algunos de estos videojuegos que aún cubiertos de polvo conservan intacta una magia que a mi entender se está desvaneciendo entre superproducciones y sagas inacabables. Al turrón.

Leer más

Toda historia tiene su final. Y aunque sepamos que este final es particularmente temporal -muchas consolas desaparecerán de aquí a unos años- hoy vamos a despedirnos definitivamente de esta serie de artículos sobre los últimos videojuegos comerciales de cada sistema de entretenimiento.

Como colofón a esta saga de textos vamos a conocer el final de los sistemas de 32 bits más importantes (con algún añadido importante de la generación anterior), y las últimas consolas que han desaparecido hasta la actualidad. Antes de que preguntéis, Playstation 2 no aparece porque todavía se publican títulos para ella, aunque a un ritmo que presagia su inminente extinción del mercado.

Espero que este artículo sea de vuestro agrado y no se os haga excesivamente pesado (ha quedado un poco largo al querer incluir tantas máquinas) ¡Hagamos un último viaje a través de la historia del videojuego!¡Sacad una vez más el Delorean del garaje!

Leer más

Cuando un nuevo sistema de entretenimiento aparece en el mercado, la atracción de gran parte de los jugadores hacia el mismo suele traer siempre las mismas consecuencias: El abandono sistemático de nuestro ordenador/consola, aquel con el que hemos compartido tantos momentos y que nos ha proporcionado grandes horas de diversión unicamente a cambio de unos cuantos watios. Otros usuarios se resisten al cambio, un reducto de valientes que tratan de exprimir a tope un aparato que tecnológicamente palidece ante la nueva competencia, pero que sigue manteniendo intacta su capacidad de entretener.

Leer más

El Mundial de Fútbol ya está aquí, y la blogosfera videojueguera, seguramente nos inundará con artículos relacionados con juegos de fútbol clásicos y no tan clásicos. Pero como yo, odio cordialmente el fútbol y las reencarnaciones jueguiles del deporte rey, me aburren más que un juego de “Imagina ser”, se me ha ocurrido hacer algo distinto, un recorrido por todos aquellos juegos que usan el “peloteo” como un gancho para vender más, y de paso divertir un rato a los que como yo, no se comprarían un FIFA o un PES ni que se lo vendieran por 50 céntimos de euro. Aquí tenéis, la mayor recopilación de simuladores imprecisos, plataformeros oportunistas, juegos de mesa peloteros y todo lo que tiene una bola de Fútbol (o similar) incluido. Con vosotros los mejores juegos de fútbol… ¡sin fútbol!

Leer más

Siempre me han gustado los remakes de las viejas glorias, especialmente aquellos que han sabido introducir mejoras palpables respetando al mismo tiempo la esencia del original.

Resulta que recientemente llegó a mis manos un curradísimo remake del, en su momento revolucionario, Knight Lore. No en vano, su autor se ha tirado nada más y nada menos que cuatro años desarrollándolo. Pocas veces se han visto tantas mejoras en un remake quedando impoluta su esencia. Entre las mejoras podemos encontrar detalles de cualquier juego comercial de hoy en día, como la luz y las sombras dinámicas. A destacar es, también, el apartado de sonido, empezando por la música que respeta fielmente la melodía original introduciendo lógicamente una mayor riqueza instrumental y terminando por el sobrecogedor sonido ambiental. Ambos elementos respetan de forma increíble la atmósfera de misterio de su glorioso antepasado.

El entusiasmo que me ha despertado tal maravilla me ha traído recuerdos de otros momentos del pasado, en particular de aquel día en el que tras una sesión de testeo de una nueva cinta de juegos para mí desconocidos que me había pasado un amiguete, apareció en mi pantalla algo inverosímil, imposible, de otro mundo vamos. Era el Knight Lore. Tras varios minutos de carga del maldito Speedlock 1 (creo recordar que se llamaba así este sistema de protección), con la única pista de una misteriosa pantalla de presentación con el logotipo de Ultimate (lo cual era ya una garantía de que algo bueno iba a suceder), recibí un impacto que seguramente no he vuelto a sufrir en 25 años (en el campo de los videojuegos claro). No se sabe como, esos genios de Ultimate se las habían ingeniado para crear un mundo en 3D con una perfección gráfica nunca vista hasta entonces y al mismo tiempo habían diseñado un juego que desbordaba misterio por los cuatro costados. Y es que si algo caracterizaba a Ultimate era la atmósfera de misterio que rodeaba a todo lo que tuviera que ver con ellos. Así que este artículo va de eso: Ultimate, su historia y su misterio.

Leer más

¡Oh, es él! Indiana Jon…. ¡No!, Es Flash G…… ¡Que no! Es nuestro intrépido héroe-aventurero Rick Dangerous. Más veloz, más fuerte, más ruin…..¡¡más peligroso!!

Quien no conozca las aventuras de este genial personaje descubrirá a continuación que se trata de uno de los juegos plataformeros más divertidos y con más personalidad de finales de los años 80 y principios de los 90. Quien ya lo conozca que se prepare a un viaje al pasado.

Pulsa Play para cargar la cinta….

Leer más

Sin duda una de las primeras imágenes que evoca el mundillo arcade es la de estos dos hermanos pateando bolas de nieve. Igual que el eterno Pang!, este Snow Bros es uno de esos juegos que prácticamente cualquier joven de hoy en día reconoce, pese a incluso ignorar el nombre. Una cuestión que de alguna manera, digamos que trasciende al mundo de la culturilla en general. Quién no conoce a Mario, y quien no conoce, sin saberlo, a Nick & Tom

Leer más

Boulder Dash (o Boulderdash), First Star Software (Casi todas las plataformas)
Peter Liepa, 1984

Cualquiera que sepa algo sobre la historia de los videojuegos conocerá Boulder Dash, uno de los mejores e influyentes juegos de la historia.

Creo que la primera vez que vi este juego fue en casa de un amigo de mi adolescencia. Allí estaba, cargado en toda su pixelada gloria en un Commodore 64. Pero no, no creáis que era mi amiguete el que estaba al mando de esta bestia, ¡¡¡era su madre!!! Para que os hagáis idea del nivel de enganche que era capaz de provocar semejante pieza de software, era el juego favorito de una señora de 40 y tantos tacos allá por los 80, una época en la que los videojuegos eran aún considerados cosa de niños.

Pero no creáis que caí enamorado al instante (del jueeeeeego no de su madre), en aquella época era aún joven e inmaduro y era incapaz de ver más allá de la superficie de aquel juego de aspecto soso y gráficos cuadradotes. Por aquella época lo que molaba eran las conversiones de arcades y otros juegos de gráficos espectaculares, y por lo tanto, desdeñé esta maravilla aunque también llegué a disponer de mi propia versión para mi querido Spectrum. Cuántas horas de ocio desperdiciadas en arcades de medio pelo y en interminables cargas de cassette. ¡¡Ayyyyy!! si pudiera viajar en el tiempo… me arrearía semejante collejón que seguramente habría sido registrado en los sismógrafos. Aunque pensándolo bien, quizás el recuerdo de un energúmeno de ojos inyectados en sangre irrumpiendo en la intimidad de mi habitación para medio esnucarme, hubiese influido negativamente en mi desarrollo psicológico. Pero dejemos mi psique ya suficientemente transtornada sin necesidad de traumáticas experiencias y centrémonos en el tema.

Leer más