, , ,

Carta a una consola olvidada

Querida Master System II:

Hace tiempo que no nos vemos, hace tiempo que no se nada de ti, hace tiempo que el olvido se interpone entre nosotros. Pero no quiero que tu recuerdo caiga en el pozo de la indiferencia, por eso me he acordado de tu vigésimo cumpleaños, visto que nadie ha conmemorado tu memoria, por eso quiero dedicarte unas palabras.

Aún hoy recuerdo como pese a ser la más guapa de tu clase nunca conseguiste ser la más popular, una tal Nes te quitaba el puesto, quizá por que tu padre, Sega, nunca te trató como te merecías, o tal vez porque pusieron muchas expectativas en tí tras la desilusión que se llevaron con tu hermana mayor, Master System, a la que nunca tuve el placer de conocer. Sin embargo llegue a conocer a otro miembro de tu familia, Mega Drive, el ojito derecho de papá. Solía ir a casa de mi vecino a divertirme con ella, los celos empezaban a asomar ya en ti. Pero nada comparado como cuando llegó a casa una pequeña muy singular, Game Boy. No podías soportar cómo me iba de viaje con ella, como jugaba con ella delante de tus narices en mitad del salón, o como detestabas su rancia mirada verdosa. Pero sobretodo, lo que más te dolía era como me iba a la cama con ella cada noche antes de acostarme. ¿Infidelidad? Tal vez, pero ya sabes que lo nuestro estaba de capa caída por aquel entonces… Pero dejemos a un lado los malos momentos y rememoremos los buenos.

Recuerdo el día que nos conocimos. Era un sábado soleado, y yo deambulaba por los pasillos de unos grandes almacenes, te buscaba entre tus congéneres con ilusión y algarabía, porque ya sabía que ese día serías mía, ya te había echado el ojo hace tiempo y sabía que aquel era el momento. Yo iba bien acompañado de mis padres, que aunque en un principio no veían con buenos ojos nuestra relación terminaron aceptándolo. Tú también ibas muy bien acompañada de Alex y Sonic, aun no podíamos ni imaginar los buenos ratos que pasaríamos juntos. Después se nos irían uniendo más compañeros de andanzas: Tiki, Tails, Micky, Alis, Chuck, Axel, los Lemings, y muchos más. Qué grandes momentos.

Leer más

, , , , , , , , ,

Los juegos cancelados. Vol. 2

Hace algún tiempo, mi compañero Neoline escribió un artículo sobre varios juegos cancelados. Esos títulos que nunca fueron lanzados al mercado o que finalmente aparecieron para una plataforma diferente a la que lo iban a hacer en un principio. En esta ocasión rescatamos el tema para ver más ejemplos de juegos que por diversas circunstancias nunca llegaron a ver la luz.

Leer más

, , , , , , , , , , ,

Melodías Pixeladas

Apagas la luz… tomas asiento… una botella de tu refresco favorito al alcance de la mano y presionas el botón de encendido en tu consola. Tras la presentación del equipo de desarrolladores una impresionante obra musical llena la atmósfera de tu habitación con ecos épicos y da forma a lo que aun está por llegar mientras baila a la par de un collage de imágenes y vídeos. La increíble presentación arroja mil luces de colores sobre tu boquiabierta expresión amplificando el efecto de tan hímnica melodía sobre tu percepción de lo que serán horas y horas de vida en una realidad alternativa que te hará olvidar el mundo real. Todo lo percibido hasta ahora se plasma en tus retinas y tímpanos a través de una impecable tecnología HD que aúpa la calidad de lo que ven tus ojos y oyen tus oídos a límites insospechados. ¿No está acaso todo aquello sucediendo a tan sólo unos metros de ti? ¿No se encuentra la orquesta ofreciendo su brillante interpretación a tus espaldas? ¿No se ha edificado ese mundo ficticio a tu alrededor al instante? No… pero casi… Los millones de presupuesto invertidos en altas tecnologías de audio, músicos y compositores de renombre y tu equipo último modelo hacen que así lo parezca. Gracias a tan tremendo desembolso, hoy día podemos gozar de bandas sonoras brillantes en nuestros videojuegos pero, ¿qué sucedía antes de semejante capacidad técnica? ¿Quedaban los videojuegos desprovistos de una digna ambientación e himnos atemporales resultando meras secuencias pixeladas acompañadas de sonidos midi de baja calidad sin ningún tipo de aliciente? ¿Se cargaba todo el peso ambiental de la obra sobre una limitada calidad gráfica y un obligado evocador argumento? Nada más lejos de la realidad…

Leer más

, , , , ,

Conflictos generacionales: tercera generación

Priviusli, on LOST… digooo en el último artículo conocimos una generación revolucionaria de consolas y su estrepitosa caída, el gran crack del 83. Fue un punto álgido y una caída que aún hoy se siente, posiblemente la primera generación de verdaderas consolas y, para muchos, nuestro primer contacto con los videojuegos domésticos.

terceragen

Pero nunca llueve eternamente, excepto en Inglaterra y en el sureste asiático. En el mundo de las consolas ocurrió lo que tenía que ocurrir: una recuperación en el otro lado del mundo, en la tierra del sol naciente. La tercera generación, llamada también la generación de los 8 bit, no se fraguó de las cenizas de la anterior, como cabría esperar, sino que supuso algo completamente nuevo, y pronto dio la vuelta al mundo hasta llegar a la anterior cuna del videojuego, EEUU. ¿Qué nos deparó este maravilloso renacimiento?

Leer más

, , , , , , , , , ,

Rolling Thunder

rt01

En 1986 apareció en los salones recreativos una saga que no ha logrado traspasar las barreras del tiempo y que desgraciadamente ha caído en el olvido. Hablo de Rolling Thunder, juego de Namco que sentó bases en algunos juegos de acción y que gozó de 3 partes, dos de ellas exclusivas en versión doméstica para la Sega Megadrive/Genesis. Vayamos a ello.

Leer más

, , , , ,

El de la portada que más me guste

Por que el exterior también importa…

No descubro la pólvora si digo que el impacto de Internet en la vida del aficionado ha sido enorme. Antes, cuando uno era joven, la única forma de conocer los lanzamientos próximos era irte al kiosko y dejarte 395 pesetas en un ejemplar de Hobby Consolas, Super Juegos o similar, y por aquel entonces, para los niños de mi edad, no era poca cosa, más bien era un lujo, un capricho que te dabas cuando tu abuela venía a verte y te daba un billete verde de esos que tan pocas veces habías llegado a tocar.

revista

Ahora no. Ahora la inmensa mayoría de los jugones pueden teclear cualquiera de los miles de portales de videojuegos existentes en la red, y empaparse de información, vídeos, entrevistas, imágenes, etc, sobre el título en cuestión. Y lo que resulta tremendamente útil a la hora de discernir en qué juego dejarte tu dinero, llega en muchos casos a ser contraproducente. El caudal de datos es tan abundante y continuo, que en muchísimas ocasiones llegamos a saber demasiado sobre el juego que buscamos. Compras el título y al jugarlo lo disfrutas, pero te invade una sensación de Déjà vu, de que eso ya lo has visto, aunque no fueras el que estaba a los mandos.

Es por eso que hoy os voy a hablar de algo que quizá los lectores más jóvenes no conozcan, pero que, a los que, con 10 o 12 años, vivimos el principio de aquella década mágica de los 90, la del cambio de silgo y milenio, la de los Juegos Olímipicos de Barcelona, la del fatality de Tassotti a Luis Enrique, la que discutía por Mario y Sonic, aquella que guarda para siempre en su mente a Tia Carrere tocando el bajo con un mini vestido rojo en Wayne’s World, les traerá muchos recuerdos. Vengo a hablaros del método de elección de videojuegos por excelencia a principios de los 90, el llamado ““El de la portada que más me guste””, y por tanto, de las portadas que nos cautivaron, nos engañaron, o sencillamente, nos hicieron preguntarnos en qué pensaban cuando las diseñaron.

Leer más

, , , , , , , , , , , , , ,

La operación bikini de las consolas

opbik

Cada verano nos disponemos a lucir palmito a lo largo y ancho de nuestra geografía en playas y piscinas, nos desnudamos y nos exhibimos sin ton ni son intentando acaparar sol y alguna miradita furtiva. Para sentirnos bien con nosotros mismos nos sacrificamos durante meses para llegar al verano con una figura esbelta y atractiva. Hacemos ejercicio, nos recatamos con la comida, dejamos el tabaco y en definitiva llevamos una vida saludable con vistas a la llegada de la época estival.

Aunque el verano esté dando sus últimos coletazos a nadie se le escapa este fenómeno que desde hace años llamamos Operación Bikini, algo que parece exclusivo de las personas, pero no. Parece que a las consolas también les va el rollo de fardar de físico, que no solo luchan por ser las más potentes o las mas avanzadas, si no que además también quieren ser las más delgadas y las menos pesadas; y si no que se lo pregunten a la nueva Playstation 3 Slim, que ha pasado a adelgazar un 32% con respecto a su antecesora. Eso en cuanto a tamaño, porque en cuanto a peso la cifra es de un 36%. No está mal verdad.

El camino que ha seguido esta consola para “perder unos kilos” parece algo relativamente novedoso, en la que la propia Sony parece la pionera desde que empezara a hacer lo mismo con la PSOne, pero la verdad es que este método de adelgazamiento es algo que viene de muy atrás. Veámoslo.

Leer más

, , , , , , ,

Los más delirantes anuncios de SEGA

segata

A lo largo de su historia, SEGA ha tenido varias campañas publicitarias caracterizadas por su excentricidad y agresivos mensajes, tanto en formato impreso como para televisión. Quizá el caso más emblemático sea Segata Sanshiro y sus hilarantes anuncios, de los que Jimmy habló hace tiempo. A continuación os mostramos algunos de los más sorprendentes y divertidos comerciales de SEGA para la pequeña pantalla, extraídos de una selección de la web thebbps.

Leer más