, , , , , ,

El universo de la Estrella Roja

El mundo del cómic, como también pasa con el de la literatura, es fuente constante de inspiración para diversas actividades como el cine, los videojuegos y el coleccionismo, por poner algunos ejemplos. Generalmente, conocemos de antemano el personaje protagonista de un comic a la hora de ver una película basada en él o un videojuego en el que sea partícipe. Cuando salió a la luz el film Spiderman protagonizado por Tobey Maguire, todo el mundo conocía ya al personaje, producto del éxito que supuso la historieta del querido Stan Lee. Cuando Batman incursionó hace poco en el mundo de los videojuegos, de la mano de Arkham Asylum, no hacían falta muchas palabras de presentación, pues ya todo el mundo conoce al encapotado. No es el caso que les voy a narrar, pues tuve la suerte de descubrir todo un universo gracias a una simple consulta a un foro, cuyo tema principal era recomendar beat´em up de la pasada generación. Entre muchos títulos de calidad que tuve la oportunidad de probar, uno llamó poderosamente mi atención, pues si bien se trataba de un juego orientado a la jugabilidad clásica, el diseño de ciertos personajes y el arte de algunas de sus imágenes me hacía recordar muchísimo al cómic norteamericano. Decidido a investigar, me encuentro con que el juego en cuestión en realidad está inspirado en un cómic de gran calidad, que disfruté de principio a fin en su formato digital. Permítanme introducirlos al mundo de la Estrella Roja. Permítanme hablarles en este post sobre The Red Star, tanto en su versión de novela gráfica como en su experiencia virtual.

Leer más

, , ,

Oesterheld y El Eternauta

Si nos damos la licencia de poder discernir cuales son las obras fundamentales del mundo del cómic, generalmente coincidiremos en nombres. Quién no recuerda la incursión de Frank Miller en el mundo del caballero oscuro, ese que supiera demostrarnos las miserias humanas que un héroe puede demostrar; o la humanización del concepto de “superhéroe” que supuso The Watchmen (que, por cierto, está muy bien analizado aquí en Pixfans); o la excelente representación gráfica que supo imprimir en sus páginas V de Vendetta, simplemente espectacular. Coincidimos, generalmente, que un buen cómic es una unidad de aspectos a desentrañar y analizar; tanto en su dibujo, sus ideas, sus diálogos, y demás aspectos que en sus hojas podemos encontrar. Pero casi de manera particular, al referirnos a los grandes exponentes del cómic, siempre empezaremos por reseñar a aquellos que han sido desarrollados en la cuna del cómic contemporáneo, es decir, Norteamérica. No por ello debe suponerse que no se puede disfrutar de grandes obras fuera de lo que este ámbito supone: prueba de ello es que podemos encontrar grandes historietas desarrolladas en otras partes del globo- Paso a comentar una de las mejores historietas que he tenido oportunidad de leer, tanto por su desarrollo en el papel, como por las ideas que de ella se desprende. Estoy hablando de El eternauta.

Leer más

, ,

X-Men: Primera Generación

Casting: Anton Planells como Profesor Xavier y Falco como Erik Lensherr “Magneto”.

Mansión X, 22:00 horas de una corta noche de junio. Sentados en dos viejas butacas, el profesor Xavier y Erik Lensherr juegan una partida al ajedrez junto al cálido crepitar de la chimenea, mientras beben un trago del mejor Scotch de toda la bodega. Un poco antes, esa misma tarde, habían presenciado el preestreno de la película “X-men: Primera Generación”, que cuenta los orígenes del grupo de superhéroes más famoso del mundo de los cómics. Erik había crecido leyendo sus aventuras, mientras que Xavier era ajeno a todo el mundillo del tebeo. ¿Les gustó? ¿La odiaron? Veamos si llegaron a alguna conclusión.

Aviso: Spoilers ligeros sobre la trama.

Leer más

,

“El Asombroso Cabeza de Tornillo”, otro episodio piloto aparcado en el olvido

Todo buen fan del cómic de autor ha practicado alguna que otra vez la sana afición de rebuscar todas y cada una de las creaciones de su ídolo, desde lo más conocido hasta lo que nadie se imaginaba que pudiera existir. Con “The Amazing Screw-on Head” (“El Asombroso Cabeza de Tornillo“) ocurre exactamente eso. Mignola se aparta momentáneamente de las aventuras del demonio rojo para crear una pequeña y exquisita “mini-serie” -es difícil de catalogar, no llega a ser una mini-serie en sí, ya que se compone de diversas historias cortas que Mignola no ha llegado a explotar mucho- en la que vuelve a experimentar con sus elementos habituales (misticismo, monstruos y deidades primigenias al estilo de Lovecraft) de una forma mucho más excéntrica y desenfadada que en Hellboy, llegando a rozar la paranoia.

En “The Amazing Screw-on Head” se narran las aventuras y desventuras de un héroe de hojalata llamado, lógicamente, Cabeza de Tornillo: una especie de autómata metálico con sentimientos propios de corte steam-punk cuya misión es asistir al mismísimo presidente Abraham Lincoln en la lucha contra lo sobrenatural, librando una auténtica guerra secreta contra lo desconocido, tras el trasfondo de la Guerra de Secesión en los EEUU.

Leer más

Hellboy – La cacería salvaje

No puedo negar que le he sacado gran provecho a mi fugaz visita a la última edición del Salón Internacional del Cómic de Granada. Me fijé en muchas cosas, compré y sobre todo y lo más importante, me lo pasé en grande con la “fauna” del lugar y con la gente con la que viajé. Sin duda para repetir otro año, y otro, y otro, y otro más… Aún tengo pendiente un pequeño reportaje sobre lo mejor del Salón, así que estad atent@s a lo que publique próximamente…

El tomo que me ocupa, “Hellboy: La Cacería Salvaje” (“The Wild Hunt“), es sin lugar a dudas una de las mejores adquisiciones que realicé mientras buceaba por el océano de “stands” del recinto ferial. Nunca está de más cualquier material llegado de la mano del Maestro Mignola y de nuestro queridísimo agente secreto infernal. 

Mignola cuenta, una vez más, con la maestría plástica del señor Duncan Fegredo, que hizo su debut paranormal en la anterior entrega de la saga, “La Oscuridad Llama“, dejando constancia de su buen hacer. Recuerdo que la primera vez que le eché una ojeada a ese tomo, pensé: “¡Caramba! ¡Sí que ha cambiado el estilo de Mignola con los años!“. Tonto de mí. Aun no era consciente de que lo que ocurría en realidad era que el Maestro había encontrado al aprendiz idóneo (y lo digo dentro los márgenes de Hellboy, porque este señor tiene ya un currículum más que considerable a sus espaldas), al que aspira con todos los honores y predicciones a ser el que lleve las riendas del personaje cuando la agenda de Mignola esté apretada. Y lo hace bien, francamente bien. A resumidas cuentas, para que me entendáis, el estilo de Fegredo es parecido al de Mignola, pero añadiéndole más curvas, más detalles y más tonalidades, pero conservando al mismo tiempo ese estilo característico del creador de Hellboy: colores sencillos, trazos rectos y angulosos y un dominio magistral de las luces y las sombras, que son el elemento más característico de las historias del demonio rojo. Decenas de veces me he topado por ahí con estilos que intentan emular erróneamente a Mignola, pero sin duda alguna Fegredo lo ha bordado, recogiendo la esencia original pero añadiéndole detalles de su propia cosecha. Disfrutaréis como críos, además, con el apéndice de bocetos comentados por el dibujante, en el cuál os daréis cuenta de que algunos de los personajes secundarios son invenciones del propio Fegredo, cada vez más influenciado por su mentor.

Leer más

, , , , ,

Rogue Trooper

¡Hola! ¡Mi nombre es Capitán Lechuga! Bueno… no, en realidad no lo es. Y con este modesto articulo me inicio como colaborador en Pixfans.

Me he dado cuenta de que gracias a los colaboradores se han hecho buenas notas sobre grandes obras como The Watchmen o Scott Pilgrim, pero otras permanecen sin ser mencionadas siendo también estupendas, cada una a su manera: Transmetropolitan, Ronin, Judge Dredd o la que últimamente se ha puesto de moda por tener una adaptación para la TV, The Walking Dead. Por eso quiero compartir una historia que algunos deben de conocer y otro tantos no, pero que también es muy buena y te atrapa de principio a fin. Se trata de una reseña de Rogue Trooper.

Leer más

,

Estrellas de la NBA como héroes de Marvel

ESPN y Marvel han unido fuerzas para convertir a los mejores jugadores de sus respectivos equipos en héroes del cómic. El resultado ha sido una serie de ilustraciones, realizadas por profesionales de Marvel, con una portada que le iría que ni pintada a la historia de cada equipo. A continuación tenéis algunas de las que más me han gustado

Leer más

,

¿Quién vigila a los vigilantes? Watchmen en cómic y en pantalla

El mundo del cómic está íntimamente unido a esos personajes que parecen haber salido de una cabalgata de carnaval: los súper héroes. Ese ha sido desde casi siempre uno de sus grandes atractivos. Mostrar personas haciendo cosas increíbles, luchando contra el mal y siendo verdaderamente inmortales. Los súper héroes lo hacen fácil, ellos son el blanco. El negro lo ponen los malvados de turno. Todo queda definido y la batalla transcurre entre rascacielos. Esta gran virtud de hacer posible lo que no lo parecía, es también el talón de Aquiles de los cómics, que pierden al público mayoritario, quien considera a los personajes de viñeta ‘cosas de niños’. Es aquí donde entra ‘Watchmen’, una historia de personas que tienen muy poco de súper, pero sí mucho de héroe.

‘Watchmen’ trata sobre héroes retirados que tienen que enfrentarse al pasado, a lo que fueron y a lo que hicieron entonces. Ésta es la propuesta que nos cuenta Alan More, papá también del maravilloso ‘V de Vendetta’. El británico, junto con Dave Gibbons, consigue humanizar a los supuestos súper héroes: mantienen las mallas y los disfraces, pero bajo esas máscaras se guardan personajes complejos al máximo, con sus bondades y maldades, miedos y locuras. Y no viven en una Gotham City oscura y anárquica. Tampoco en una Metrópolis estándar ni en una Nueva York contemporánea. More y Gibbons nos dan un golpe en la cabeza, nos dejan groguis y permanecen a la espera de que despertemos en una Gran Manzana mugrienta por la humanidad, sucia, triste. Una Nueva York de 1985 distópica en la que los zepelines dominan el cielo, los coches eléctricos son una realidad y la Guerra Fría está a punto de estallar.

Leer más