,

El Otohime: El aparato que utilizan las japonesas para simular el sonido de la cisterna

Otohime

Entre las tecnologías niponas que podemos encontrar en los lavabos del país del sol naciente existe un aparato muy curioso llamado Otohime y que sirve para tapar los sonidos que acompañan tanto a las necesidades mayores como a las menores. ¿Por qué? Pues por que las mujeres japonesas cuando acuden a los servicios públicos se sienten incómodas y avergonzadas al pensar que tal vez alguien las esté escuchando desde fuera y para evitarlo acostumbran a tirar varias veces de la cadena solapando su ruido corporal con otro mayor y al mismo tiempo despilfarrando un montón de agua.

El Otohime vendría a solucionar el problema del despilfarro de agua ya que produce un sonido similar al de la cisterna, sin embargo, muchas japonesas siguen optando por el método tradicional ya que piensan que el sonido del aparato electrónico no es del todo realista. Sea como fuere, aunque el Otohime no solucione completamente el problema al menos lo soluciona en parte: hasta 20 litros se ahorran de media por cada viaje al excusado, y una oficina que disponga de 400 trabajadoras podría llegar a ahorrar unos 10 millones de litros de agua al año.

Aunque parezca un invento reciente, la compañía Toto comenzó a comercializarlos en 1988. Su nombre, Otohime, significa “La Princesa del Sonido” en referencia a un cuento de hadas japonés, y una vez activado, reproducirá el sonido de la cisterna durante 25 segundos.

Fuentes: RufadasTuExpertoWikimediaWeb Japan

4 comentarios
  1. PaxMu
    PaxMu Dice:

    Pues como vayan con las lagañas todavia pegadas en los ojos son capaces de hechar el chorro encima el aparatejo en lugar de hacerlo en la taza del water.
    Ainsss… si el Sr. Roca levantara la cabeza… xDDD

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *