, ,

Game Boy Advance pasada por un microondas

Aunque parezca venida del espacio exterior, viene de algo más cotidiano como es un horno microondas, en el que su dueño la metió para comprobar lo que pasaba. Con tres minutos a la máxima potencia el resultado quedó de lo más curioso, así que Kenny Irving decidió hacerle unos retoques para dejarla con ese aspecto de criatura extraterreste. Lo más sorprendente es que todavía funciona, o eso dice su dueño, que la ha definido como 33% bestia, 42% alienígena, 11% radioactiva y 56% consola de juegos. Necesitará que le regalen una calculadora, pero puede alardear de tener una consola única.

Éste es el video del proceso de calientamiento de la pobre máquina, como podéis ver no se deformó tanto como parece en la imagen, así que ha debido llevar un buen trabajo posterior para dejarla con ese aspecto ( como siempre, es difícil saber cuánto es real y cuánto Photoshop).

Vía: DS Fanboy

8 comentarios
  1. Amorin Uzuki
    Amorin Uzuki Dice:

    No, por eso digo lo del trabajo posterior, no se parece en nada la que saca a lo que le queda luego, supongo que, a parte de los ojos, usaría algo más. Y también me sorprende que siga funcionando…

    Responder
  2. rodrigo
    rodrigo Dice:

    parace fotoshop ya qeu en primer lugar la conmsola no qeudo asi y aparte no creo qeu sirva ya qeu ese ojo no srieve como direccional y la parte de los caruchos quedo tapada aunqeu si sacamos la carcasa y la pones en el microondas no creo que haya que preocuparse por la consola

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] la Nintendo DSi no le gustan los microondas. El calor es malo y convertirse en alienígena como esta Game Boy Advance no es el deseo de ninguna […]

  2. […] mete un aparato electrónico en un microondas para ver qué pasa, como los que vimos aquí con una Game Boy Advance, un teléfono o un disco compacto. Se trata de un microondas en el que se ha instalado un ordenador […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *