La pirámide motorizada que no contamina

La apariencia es de cachondeo, pero teniendo en cuenta que consume energía eléctrica (y no mucha), que con menos de 4 horas cargando tiene autonomía para 400 kilómetros, y que puede alcanzar los 65 kilómetros por hora; la verdad es que se lo puede empezar a tomar en serio, sobre todo después de verlo en movimiento, y aunque el motor de momento suene más parecido al de un tractor.

Greg Zanis, su creador, ha señalado que en el futuro empleará baterías de litio (en lugar de las de plomo del modelo actual), para que pueda cubrir hasta cuatro veces más distancia con una sola carga, y que su vehículo podrá superar los 300 kilómetros por hora.

La extraña forma se debe a que así el bólido ofrece mucha menos resistencia al aire en la parte superior y ello facilita un mayor agarre. El cristal es blindado y el piloto va protegido por varios sistemas.

Actualmente, su creador podría hacer cada unidad de su Dream Car 123, que así se llama el vehículo, con un coste de materiales de unos 8.000 dólares (5.540 euros); y cree que en unos años podrá producirlo en cantidad, mejorado y por unos 16.500 euros, que podrían reducirse notablemente con las ayudas del gobierno estadounidense para el ahorro de combustible. A ver si en unos años nuestras calles se llenan de pirámides móviles…

Vía: Technabob

5 comentarios
  1. tapeworm
    tapeworm Dice:

    ¿Soy el único en alabar a este genio? Porque, visionario o no, ha demostrado implicarse en los problemas que atañen a nuestra sociedad y desarrollar una solución

    Responder
  2. Chuwei
    Chuwei Dice:

    A parte que esta noticia tiene meses de antigüedad, de alabanza no tiene nada. Lo único que ha hecho ha sido poner un montón de baterias enchufadas en paralelo, en un vehiculo totalmente ANTI-aerodinámico con lo cual su velocidad y autonomía son prácticamente nulas. Por no hablar de la cantidad de luces que le ha puesto para circular de noche, las cuales también chupan de las baterias con lo cual autonomía negativa. Pesa 3600 kilos! lo cual también le resta autonomía. Vamos, chapuza, chapuza y mas chapuza.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *