, , ,

Retroanálisis: Turrican II – The Final Fight

Si su predecesor ya supuso un hito en la historia del ordenador Amiga 500 (aunque bien es cierto que fue programada para Commodore 64), la segunda parte nos volvió a recordar que esta arquitectura no tenía rival en cuanto a juegos. El equipo de alemanes con pinta de locos encabezado por el maestro Manfred Trenz lo había vuelto a hacer tan sólo un año después: un juego que aprovechaba todo el potencial de la máquina.

En esta ocasión tenemos un juego directamente programado para Amiga, aunque luego fue portado a CDTV, Atari ST, MS-DOS e incluso Amstrad CPC y Spectrum. La versión analizada es la de Amiga 500, la mejor versión hasta su salida en MS-DOS varios años más tarde. El caso es que encontramos novedades tanto a nivel técnico como jugable, como es el caso de las más de 1200 pantallas de juego.

Otra novedad consiste en una intro, bastante elaborada para su tiempo, donde nos explican el argumento del juego en unas escenas que recuerdan sospechosamente a Star Wars. (nave grande que asalta a la chica, puerta que estalla, soldados que salen de ella, tío en un traje que respira pesadamente…) En él se nos explica que Avalon 1, una nave que explora los confines del espacio conocido, se topa con un crucero con tecnología desconocida que desarma a Avalon 1 en un santiamén, e ipso facto es asaltada por mutantes asesinos. El personaje entonces decide enfundarse en el traje experimental Turrican y tomarse la justicia por su mano.

El juego en sí parte del estilo run and gun, pero añade elementos plataformeros muy al estilo Metroid. El personaje se mueve en un mapeado enorme, colorista y lleno de secretos, saltando entre plataformas o adquiriendo una forma indestructible y kamizake muy al estilo de nuevo al Metroid de Nintendo. Los que no sean veteranos pueden encontrar extraño que se use arriba en el joystick para saltar en lugar de un boton, y lamentablemente los controles no se pueden cambiar.

Por supuesto no faltan los gigantescos monstruos de final de fase que ocupan toda la pantalla, con alguno opcional. También hacen acto de presencia las armas del su antecesor, incluído el rayo-látigo que ahora cuenta con una animación suave y sonido y sprites mejorados.

En la típica pantalla de agua, además de saltar entre plataformas podremos darnos un chapuzón cambiando el manejo del personaje. Además, al final del cuarto nivel, el personaje encuentra una nave (¿no es eso es el bot del R-Type?) que cambia el estilo del juego a un shoot’em up de scroll horizontal al estilo de Katakis, del mismo creador.

En este video del gameplay puede verse a partir del minuto 1:37 el nivel de la nave anteriormente mencionado. Mucho ojo (oído en este caso) a las piezas musicales del maestro Chris Huelsbeck, que compuso uno de sus mejores trabajos para la ocasión. Y aprovechándola, mejoró el formato TFMX de modo que ahora reproduce 7 canales digitales simultáneos, pese a que el hardware del Amiga sólo soporta 4. Esta ahora simple mezcla por software ocupa casi todo la CPU del ordenador, de modo que sólo se usa en la intro y en el final, aunque con muy destacables resultados. Recordemos que el juego funciona con un Amiga 500 original con KickStart 1.3, 512 KiB de RAM y chipset OCS.

Para terminar, en la página de los programadores (que ahora están liados con el Lair de PS3) pueden descargarse imágenes de disco para jugar en emuladores como WinUAE, aunque sólo permiten hacerlo a poseedores de un original. Aunque claro, al no haber ninguna comprobación…

9 comentarios
  1. Konamiman
    Konamiman Dice:

    El mejor juego que he visto nunca fuera del MSX. Tuve la suerte de pillar la versión para MS-DOS y con un par de “jaqueos” conseguí que funcionara en mi Pentium con Windows 95. La música es una obra de arte.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Lo único a achacar es quizás un control ligeramente deficiente. No a todo el mundo le gusta usar el botón direccional para saltar en un juego de plataformas, y el látigo de rayos tarda un poco en aparecer. Además, la cámara queda muy cerca de donde nos estamos moviendo, por lo que es complicado ver a veces lo que se nos viene encima. Es una lástima, porque el resto del juego está bastante bien equilibrado y tiene una dificultad justa. Mi análisis puedes verlo en PixFans. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *