, , , , , , , , , ,

El juicio final: Los mejores videojuegos de 1991 (III)

¡Al fin! Dos artículos después, tras muchas horas de buceo retro y algún que otro crédito vilmente esfumado a las primeras de cambio, llegamos al final de un dilatado 1991. Entre estos últimos elementos de mi top personal, también encontraréis algunas de las sugerencias que aportasteis en la segunda parte, dando como resultado otros seis juegos más que no podían ser ignorados en nuestro repaso noventero. Damos carpetazo pues al que me atrevería a señalar como uno de los mejores años de la historia del videojuego arcade (con el permiso de la edad de oro de los 80, por supuesto) y annus mirabilis de los videojuegos en general. Disfruten.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time – Arcade (septiembre 1991) – KONAMI

Entre tanto beat em’ up de Capcom, hacemos un pequeño y merecidísimo paréntesis con los genios de Konami. No conformes con haber sacado al mercado el notable arcade “The Simpsons” en mayo del mismo año, todavía tuvieron pizza de sobra como para lanzar otro juegazo de recreativa, secuela directa del Teenage Mutant Ninja Turtles (1989). A pesar de mantener una línea continuista con respecto al mismo, se convirtió rápidamente en un éxito, incluyendo un aclamado port a Super Nintendo. Ahora con más enemigos, mejores gráficos y cuatro quelónidos renacentistas bien armados. Ah, los 90.

Pocos símbolos transmiten más patriotismo yanqui que la estatua de la libertad, así que imaginaos la frustración de nuestras neoyorkinas tortugas cuando ven por la televisión como un androide gigante se la lleva volando, así por las buenas. Por fortuna Leonardo, Donatello, Michelangelo y Raphael no permitirán tal estropicio y se lanzarán a su búsqueda, desde las mismas calles de Nueva York hasta los confines del tiempo, si es necesario.

Como el arcade de 1989, hay poco más que hacer salvo eliminar de la pantalla cualquier forma de fútil resistencia. Señalar que es muy similar a su antecesor ya es hablar bien de él, aunque entre las escasas novedades hay dos de relativo peso; en primer lugar, ahora podemos efectuar más combinaciones de golpes. Por otra parte, ahora también es posible correr, cuestión esencial de cara a la jugabilidad en un videojuego en el cual aún a cuatro jugadores los enemigos nos pueden apabullar por su número.

Sin más solo queda disfrutar de la variedad de escenarios y de la música, que bien en su vertiente más rockera o más funk, sabe a retro. La mejor música del porno de los 80 al estilo interpretativo de un grupo japonés de speed metal, irrepetible.

Super Castlevania IV – Super Famicom (octubre de 1991) – KONAMI

Seguimos con Konami aunque cambiamos radicalmente de registro. Pasamos del pachangueo aporrea-botones a las lúgubres mazmorras donde un oscuro ser está llevando a cabo su enésima resurrección. Tranquilos que no estoy hablando de Aznar, es el conde Drácula el que vuelve de entre los muertos con ganas de saborear nuestro látigo una vez más. Como Aznar.

Ese látigo es el histórico Vampire Killer, empuñado en esta ocasión (aunque no por primera vez) por Simon Belmont. Con él nos abriremos paso por unos detallados y oscuros escenarios… o al menos lo intentaremos. Criaturas de toda clase se interpondrán entre nosotros y el malvado Drácula, por lo que nos veremos obligados a cargarnos de paciencia y a soportar mil y una muertes hasta que cojamos el tono en este juego de acción y plataformas imposibles.

No hay margen al error en este Castlevania de la vieja escuela, en el que un error de cálculo o una mala elección en cuanto al arma especial que portamos puede ser la diferencia entre la victoria y la dolorosa vuelta al inicio del nivel. Aunque la muerte merece la pena comparada con el espectáculo visual y sonoro que ofrece esta obra atemporal. Abandónate a las escalas menores y sé víctima la tétrica música que ha perfilado toda una saga.

Al final de cada fase nos encontraremos con algunos de los final bosses más carismáticos que un servidor ha tenido el placer de derrotar a lo largo de su historial como destroza-mandos. Si bien harán uso de todo tipo de trucos y fullerías varias, prestando atención a sus rutinas y con una buena estrategia conseguiremos alzarnos con la victoria. Como bien saben los rivales de Aznar.

Y si por alguna razón divina te ha parecido fácil, alégrate porque una vez terminado puedes recomenzarlo con unos malsanos niveles de dificultad. Solo al alcance de los nervios más templados y los cazavampiros más optimistas.

Captain Commando – Arcade CPS-1 (noviembre 1991) – CAPCOM

Aunque a día de hoy el concepto de “mascota” ligada a una compañía yazca polvoriento y más que ligeramente demodé, hubo una época en la cual una mascota a la altura era condición casi indispensable para llegar al público. Desde finales de la década de los 80, Captain Commando sirvió de representante de Capcom U.S.A., apareciendo en flyers, publicidad y manuales como reclamo y portavoz de la desarrolladora japonesa. Pese a que se fue alejando paulatinamente de ese rol en favor de Megaman, otro peso pesado de Capcom, llegó incluso protagonizar su propio juego antes de su retiro y discreta desaparición.

Como en tantos otros integrantes del saturado mercado de beat ‘em ups de la época, Captain Commando ofrece una propuesta bien simple: limpiar la pantalla de enemigos, ya sea a golpes o mediante el uso de armas u otros objetos. Poco hay de innovador en este estupendo “yo contra el barrio” cargado de acción y tollinas de todos los colores, si bien la mecánica está testada a prueba de bombas. ¡La simplicidad también vende!

En cualquier caso proteger la Tierra de una peligrosa banda intergaláctica no puede ser tarea de un solo superhéroe por muy portavoz que sea, por lo que el capitán contará con la ayuda de otros tres compañeros con los que repartir leña espacial a cuatro jugadores simultáneos. Una momia alien, un ninja y un bebé-mech cierran el grupo de salvadores de la galaxia, cada uno de ellos con sus special moves y atributos propios.

Entre las armas que podemos usar se encuentran varios tipos de robots, probablemente los elementos más distintivos del juego. Si conseguimos apear de ellos a sus dueños, será tan fácil como ocupar su lugar y sembrar la destrucción a nuestro paso a los mandos de una de las tres clases de máquinas con las que golpear, achicharrar o congelar a los enemigos. Aún así no solo contaremos con la ayuda de estos armatostes, pues un buen arsenal de armas con el que impartir “justicia” nos está esperando.

En definitiva, Captain Commando no necesita de arriesgadas apuestas para conseguir su objetivo, que era el de vaciar los bolsillos de los incautos críos o no tan críos que poblaban los salones. Su espectacular apartado gráfico y sonoro además de su adictividad dan más que de sobra para perder tardes y tardes a sus mandos. A veces no es preciso perderse en la cuadratura del círculo pudiendo en su lugar machacar botones como primates. Comprobadlo.

The Legend of Zelda: A Link to the Past – Super Famicom (noviembre de 1991) – NINTENDO

Escribir sobre “The Legend of Zelda” implica el hablar de una de las sagas de referencia en esto de los videojuegos. No solo eso, los primeros Zeldas representan el máximo exponente del mejor Miyamoto (cuando verdaderamente estaba a las riendas de sus proyectos), además de traspasar las fronteras del mundillo habiéndose convertido en todo un icono cultural.

A link to the Past” es la tercera entrega de la veterana saga de Nintendo. Primer y único juego que vería la luz en Super Nintendo, el título dejaba atrás el scroll lateral y la acción rolera de la denostada segunda entrega y volvía a las raíces del primer Zelda con la misma princesa por salvar, cientos de secretos por descubrir y un gigantesco nuevo mundo que explorar. Con las bases bien asentadas, la potencia de la super y el talento de Nintendo EAD harían el resto. Una vez más la princesa Zelda está en peligro, y un hechicero ha usurpado el trono de Hyrule. Un mensaje telepático alerta a Link, que acude al castillo a continuar su sempiterna batalla contra la oscuridad.

Ante todo, A Link to the Past es una enorme aventura. Para salvar a la princesa tendremos que sobrevivir a un mundo tan bello como hostil, así como exprimir nuestro ingenio para completar unas mazmorras ya míticas, plagadas de enemigos y artefactos a cada cual más curioso. El vasto mundo de Hyrule siempre tiene espacio y tiempo para un secreto más, y no importa cuantas horas hayamos empleado entre sus rocas y matojos-esconde-rupias: ten por seguro que nunca lo habrás descubierto por completo. Igualmente la carrera de héroe no es sencilla, y muchos serán los peligros que afrontaremos en varios mundos hasta dilucidar qué oscuras fuerzas se hallan tras el hechicero Agahnim. O en otras palabras, desenmarañar una vez más toda la mitología y parafernalia Zelda en el formato más puro.

El uso que le demos a nuestro inventario es crucial, tanto al enfrentarnos a los enemigos como a la hora de superar las mazmorras, diseñadas con mimo para obligarnos a emplear adecuadamente cada nuevo ítem que vayamos encontrando. Del primer juego permanecen por ejemplo el bumerán y las bombas (entre otros) y por vez primera aparecen objetos como el gancho o la Espada Maestra, que tantos momentos épicos llegarían a protagonizar.

Se podrían llenar auténticos tomos con las bondades de esta obra maestra, pero es infinitamente mejor ceñirse a esta escueta reseña y descubrirlas por uno mismo. Un juego que desprende magia desde las más que reconocibles partituras de Koji Kondo hasta el espectacular apartado gráfico y fascinante diseño. Uno de los verdaderamente imprescindibles del 1991, y de todos los tiempos.

Quackshot – Megadrive (diciembre de 1991) – SEGA

A buen seguro recordaréis más de un gran juego de principios de los años 90 protagonizado por personajes Disney. En aquella época tanto Disney Interactive Studios como otras grandes desarrolladoras crearon toda una serie de grandes obras basadas en las licencias de la acaudalada factoría Disney , juegos tan trabajados como promocionados hasta la extenuación y dirigidos mayormente a un público infantil. Eran otros tiempos, y los críos tirábamos más por las creaciones de Disney y Hanna-Barbera que por las ñoñerías mocoso-adolescentes del estilo de la actual (¿o ya es retro?) Hanna, la Montana. Aunque ahora que lo pienso, bien que nos gustaba Xuxa…

Volviendo al tema, uno de estos juegos Disney es Quackshot, un plataformas protagonizado por el pato Donald al estilo del conocido Castle of Illusion (1990) encabezado por su colega Mickey Mouse, con algunas divergencias interesantes. A priori es un plataformas común, con sus enemigos paseando ajenos a la crisis, sus agujeritos donde caer y sus plataformas móviles. Pero rascando un poco la superficie hay mucho más, sin olvidar que el hecho de ver a Donald repartiendo estopa fruto de su mal genio y de una sobredosis de chili tiene su aquel.

Como buen pato codicioso, nuestra misión será la de encontrar el tesoro del Rey Garuzia, tarea ya complicadilla de inicio. Para animar el cotarro Pete Pata Palo se apunta a la búsqueda, y envía a sus secuaces en busca del botín. Pero unos cuantos maleantes no son nada de lo que preocuparse mientras tengamos nuestro mapa, una voluntad férrea, y lo más importante: un desatascador. Por lo general cada nivel tiene una sección al aire libre y una especie de mazmorra. Aunque al principio del juego podemos elegir libremente por cual de los tres niveles disponibles empezar, solo podremos acceder a ciertas partes y a otros niveles después de recolectar determinados objetos. Una vez alcanzado sobrepasado el checkpoint de turno, Donald arriará una bandera y podremos ser rescatados, para continuar con la búsqueda del objeto necesario para avanzar, en otros niveles.

El juego está cargado de referencias a Indiana Jones, desde la tipografía de la pantalla de título, incluyendo la indumentaria de Donald y por supuesto la temática de héroe buscatesoros. En conclusión, derrocha simpatía y ofrece calidad pese a basarse en una licencia e imitar a otra. Un juego de los que ya no se hacen.

Alien Breed – Amiga (octubre de 1991) – TEAM17

Adoro al Team17 desde que tengo uso de razón. Aunque soy más aficionado de la saga Worms (1995) que de este Alien Breed, el historial amiguero de los británicos los sitúa entre las referencias obligatorias de ese cacharro celestial que fue el Commodore Amiga. Imposible obviar Superfrog (1993) o este Alien Breed, una cautivadora experiencia de acción y terror alienígena a caballo entre Gauntlet (1985) y Doom (1993).

Pese a carecer de cualquier tipo de licencia, el juego bebe directamente del universo Alien y nos ubica en una estación espacial repleta de alienígenas hasta la misma bandera. Con la vida menos garantizada que nuestras futuras pensiones, tendremos que desenvolvernos como buenamente podamos en el laberinto de cubiertas de la nave, buscando llaves y cartuchos de munición (bienes escasos, ambos). Acción a raudales en perspectiva cenital.

A nivel técnico, el juego ofrece una nave cargada de detalles y representada mediante una excelente paleta de 32 colores, en la que por razones obvias reinan los grises y marrones. Quizás el sprite de los protagonistas no esté a la altura de las circunstancias, pero tampoco se trata de un obstáculo demasiado grave. Por otra parte, 240k de samples conforman los efectos sonoros, incluyendo voces de gran calidad. Intenta sobrevivir a sus 6 niveles, evitando la autodestrucción y el pasar de la categoría de “superviviente” a la de “pienso alienígena”. ¡Suerte!

Recomiendo encarecidamente jugar a este Alien Breed, entre otras razones, para así comprender esa otra obra maestra y precursor de la acción en primera persona que es Doom (1993). Quizás el abarrotado mercado de first person shooters que “disfrutamos” a día de hoy no sería tal sin estos dos títulos…

Y con esto, fin. Corred a completar la trilogía con estos:
Los mejores de 1991: Primera parte
Los mejores de 1991: Segunda parte

Y si apreciáis las artes gráficas y queréis ver obras aún mejores que las fantásticas portadas que han ilustrado los artículos, dadle caña a The Biggest Whatever of All Time. Sayonara, baby.

32 comentarios
  1. El loco de las coles
    El loco de las coles Dice:

    Madre mía el Turtles in Time! Que recuerdos…

    Entre yo y un amigo (que era su afortunado poseedor) nos metíamos unos vicios cada tarde al salir de clase que repito: Madre Mía!
    Fue uno de los juegos que más me marcaron de mi querida SuperNes, fuese por su vistosidad colorista, sus juegos en los que al minuto ya estabas enganchado, el desafío que conllevaban o mi poca edad y consecuente nostalgia (maldita nostalgia) creo que los videojuegos me llamaban muchísimo más que ahora.

    Más tarde esa sensación me volvió con Dreamcast, pero en menor medida porque ya era más grandote, aunque Power Stone 2 me transportó de nuevo a esa época en la que esperabas salir de tu jornada escolar o laboral para juntarte con 3 amigos más y darte unos vicios de aúpa.

    Responder
  2. ralk
    ralk Dice:

    “prestando atención a sus rutinas y con una buena estrategia conseguiremos alzarnos con la victoria. Como bien saben los rivales de Aznar.”

    jajajajajaja, genial

    Responder
  3. hanibal83
    hanibal83 Dice:

    Genial artículo. El Quackshot me parece uno de los mejores juegos de la Megadrive y que junto al Castle of Illusion y el Woirld of Illusion forman la mejor trilogía de juegos de Disney que se han hecho y que tan buenos ratos nos hicieron pasar. Yo n tenía la suerte de tener una megadrive por entonces pero ahora gracias al emulador de la psphe podido disfrutar de ellos.

    Responder
  4. Erebror
    Erebror Dice:

    Grande, grande esta tercera entrega!!

    De todos me quedo con Zelda ATTP, que es el que más disfruté (para mí mejor que el OOT que recientemente he acabado).

    Cuantos buenos recuerdos tengo de los 90’s, aunque si te pones a investigar, también hay ñordos como en todas las épocas.

    @DarkOuterheaven, anímate y sigue con el 92. Haz un favor a la humanidad ;).

    Salud!

    Responder
  5. Gandalf
    Gandalf Dice:

    Además, The Secret of Monkey Island no salió en 1991 xD

    Buen artículo, buenos juegos y buen año. Yo tenía 6 añitos por ese entonces.

    Responder
  6. DarkOuterheaven
    DarkOuterheaven Dice:

    Gracias a todos!

    @Erebror No sé si exactamente con 1992, pero continuaré con este tipo de artículos un poco más adelante. Estos tres han tomado muchísimas horas, y hay otras cosas que hacer aparte de darle caña a los juegos retro =P. Por aquí o por otras vías puedes sugerir lo que quieras, e iremos mirando ;).

    @Ushiony Ya son ganas de decepcionarse, tío XD

    Responder
  7. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Que gran articulo, A Link to the Past, una de las mejores aventuras de Link de todos los tiempos: recuerdo que hace poco me la pase teniendo lápiz y papel a mano.

    Ni que hablar de Castlevania, con la posibilidad de dominar el Vampier Killer a nuestro antojo y colgarnos de las salientes.

    Enorme @DARKOUTERHEAVEN, me gustaría tener un poquito de la calidad que tienes para escribir artículos ;).

    Responder
  8. Ralkai Shagtten
    Ralkai Shagtten Dice:

    ¿Por qué siempre se tiene que sacar el tema de la política? ¿Es que no se pueden hacer buenos chistes sin política de por medio? En fin… Política everywhere… >.<

    Responder
  9. DarkOuterheaven
    DarkOuterheaven Dice:

    @ICEC00L Mil gracias compañero, aquí seguiremos trabajando 😉

    @Ralkai Shagtten Para oír buenos chistes sobre política yo pongo el telediario. Solo quise hacer notar el inquietante parecido entre Aznar y el Conde Drácula… ¿eres tú, oh señor oscuro?

    Responder
  10. Trivi
    Trivi Dice:

    Articulazo! Lastima que no haya jugado a la mayor parte de estos. Tanto por jugar y tan poco tiempo XD Uno del 92 me molaria, para ver lo mejorcito del año en que nací.
    Saludos!

    Responder
  11. gaylormoon
    gaylormoon Dice:

    Llega Simon Belmont a lo más alto de la más alta torre del castillo de Drácula y allí está Él, con los pies encima de la mesa, entonces dice Simon “Así que otra vez quieres dominar el mundo” y Él responde “Eshtamous trabajando en ellou, ayer pour la nouche y esta mañana exactamente”… Si, yo lo veo, yo lo veo…

    Responder
  12. Fei_Wong
    Fei_Wong Dice:

    Ese Zelda, su sola presencia ilumina los hogares donde reside, joya atemporal!!
    Seguid asi chicos, a los viejunos del lugar nos gusta leer de vez en cuando estos posts llenos de sentimientos y vivencias!

    Responder
  13. jokersword
    jokersword Dice:

    buen articulo y me encanta el quackshot, es un juegazo que recomiendo y lo de aznar es que me parto hahahahahahahaha

    Responder
  14. RED-LENIN
    RED-LENIN Dice:

    Como escuche una vez -Que noche la de aquel año- y es que mirando año a año en esta industria hay al menos un titulo maravilloso

    Responder
  15. AOSHI
    AOSHI Dice:

    TMNT IV Turtles in Time (versión Snes)

    Castlevania IV

    The Legend of Zelda: ALTTP

    Sin duda, 3 juegos básicos de 1991 y de mi adolescencia. Qué grandes!!

    Responder
  16. Marlo y Claudio
    Marlo y Claudio Dice:

    Yo mas que a Aznar veo a Solchaga (por aquel entonces ya se hacían chiste con el sobre eso) como el Conde, quizás es que soy de otra época.

    Responder
  17. HeavyRock Mx
    HeavyRock Mx Dice:

    Precisamente hace rato jugué por primera vez el Castlevania IV con el WII de un amigo… Las Tortugas IV sí recuerdo el primer día que vi el juego en las arcadias, muy solicitada la máquina y por supuesto, también jugué mucho Capitán Comando. Los demás sinceramente no los jugué

    Responder
  18. TLOZ
    TLOZ Dice:

    Excelente Articulo! todos eso han sido grandes juegos en la historia de lo vídeo juegos. De todos estos grande juegos elijo el Zelda.

    Responder
  19. CrisGranaldo
    CrisGranaldo Dice:

    Muy buen artículo (muy buena toda la serie, vamos). Mira que sacó beat em’ ups Capcom y sinceramente guardo mejores recuerdos de los dos de konami que mencionas (el de los simpson y el de las tortugas -o “quelónidos renacentistas” que dice el autor,jeje -).
    Con el Zelda y el Super Castlevania IV me llama la atención que muchos de los juegos más recordados de la Supernintendo son los de la primera hornada. El Quackshot era uno de esos juegos por los que quería tener una Megadrive, vaya juegazos tenía esa consola.
    Espero que la serie siga, me gusta lo de ir viendo los juegazos que salieron en mis años mozos.
    ¿Al final habrá alguna votación para decidir cúal es el mejor año de los videojuegos? (creo que en Gametrailers tienen un top10 sobre eso y que aquí se llegó a poner un post, pero no lo recuerdo muy bien)

    Un saludo!

    Responder
  20. Tristan
    Tristan Dice:

    Hola a todos, ando buscando un juego de los 90 que se trataba de un pollito que tenia que rescatar a su familia secuestrada y que tiraba flechitas me canse de jugarlo de chico pero no me acuerdo como se llama el juego… en los 90 estaba en la mayorias de las salas de videos juegos…. si alguien sabe el nombre o lo tiene para bajarlo se lo agradezco….
    Saludos

    Responder
  21. notelies
    notelies Dice:

    Madre… Quackshot!! siempre me ha parecido uno de esos truños que, como tenía gráficos bastante majetes y coloridos, las revistas lo endiosaban. En serio… infernal

    Responder
  22. Jessé
    Jessé Dice:

    El Quack Shot es de mis favoritos en primera porque el Pato Donald me cae muy bien y aparte el juego es excelente, mi escena favorita era cuando ibas en egipto dentro de la piramide.

    Siempre me dio risa que usaba destapacaños como dardos, lso demas jeugos tmabien son excelentes,como olvidar esas tardes en lso salones recreativos jugando al Capitan Comando, a Las Tortugas Ninja o en esas horas intermibles recorriendo Hyrule en busca de un trozo de corazon. Wow-

    Responder
  23. elapa
    elapa Dice:

    Tengo una anécdota sobre el Quack shot. en mis tierras es mucho más común hablar y haber tenido consolas de la gran N que de SEGA, sin embargo conocí en el trabajo a una colega de Argentina y me platico que ella tuvo una MegaDrive, y su juego favorito era el mickey CoI, pero que su consola venia con el juego del pato donal al cual le tiene un rencor profundo e irreversible.
    derivado de que cuando pequeña y compro su consola, pensó que el juego esta mal y no le dejaba avanzar al llegar al final del primer nivel.
    Pensar en que como niño y que tras el esfuerzo para conseguir una consola y que el juego que viniese no funcionaba, debió ser muy frustrante.
    yo le mostré que se podían jugar los juegos clásicos y buscamos el Micke CoI y me platico esta historia. entonces busque y venia el Quack shot como parte de la “antología” del emulador, así que lo empezamos y llegamos al final del nivel 1 muy rápidamente y en efecto una pared detiene nuestro camino, pero un perro nos informa de que necesitamos un “item” para continuar.
    pause y ahí estaba la opción de llamar a los sobrinos. entonces llego un avión y se llevo a nuestro protagonista al mapa y elegí el nivel 2.
    ella no podía dar crédito y me pregunto ¿que había hecho?
    me contó que como ella era pequeña y no sabia ingles, no entendía, pero que su hermano, bastante mayor, jugaba con ella y que tampoco pudo descifrar el problema.
    insistió en no continuar jugando, por el rencor de su infancia a este título y que en cuanto pudiese le reclamaría a su hermano.
    cuento esto, por que me pareció curioso que un juego que conocí por que alguien le tiene rencor, fuese de lo mas recomendables.
    la verdad solo juegue ese primer nivel, pero en cuestión de gráficos y animación, es un trabajo muy cuidado, como todo lo que Disney ofrecía en esos momentos.
    voy a jugarlo para tener mi propia opinión

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *