Terror científicamente probado

Hay veces en las que uno no se puede fiar ni de su mejor amigo, aquel con el que se han compartido tantos momentos, secretos, tragos o cosas mucho más íntimas y pecaminosas. Otras vez uno no se puede fiar ni de sí mismo. Me pongo como ejemplo cuando no quiero gastar dinero y por oscuras razones aparezco en la sección de videojuegos de cualquier tienda con un título en la mano. Pero el colmo de la desconfianza viene cuando uno no puede fiarse ni siquiera de su cerebro, esa mole gelatinosa que según el Brain Training puede pesar alrededor de kilo y medio, según lo listo que se sea.

La imagen que abre este post es la clara demostración de que uno no se puede fiar de su cerebro, ese pequeño ordenador portátil que todos llevamos dentro del cráneo. Es lo que se llama una ilusión óptica y viene a demostrar que nuestro pequeño pudin de neuronas no es tan perfecto como dicen, tiene sus fallos como todo. La sensación de ser estafado por el cerebro se acentúa al contemplar la solución o peor aún, una demostración real. A fin de cuentas lo que hace es procesar información para que el cuerpo sepa desenvolverse más o menos bien en el entorno que le rodea. Evidentemente sirve para más cosas pero aquí no estamos para estudiar anatomía, fisiología o cualquier otra -logía.

Que no sea efecto no quiere decir que no sea útil, muchas cosas son imperfectas y las seguimos usando a gusto con algún que otro contratiempo, como por ejemplo los PC’s, con sus reinicios espontáneos o el ratón que no se mueve ni a la de cinco. A nuestro cerebro le pasa lo mismo, a veces nos juega malas pasadas, como cuando uno busca las gafas desesperadamente por cada rincón de la casa hasta que se da cuenta de que las lleva puestas.

Del cerebro sale la genialidad, la inteligencia, el salero, la codicia y toda la gama de emociones que hacen al humano distinto de los animales (o no). Quizá la emoción más básica y primitiva del hombre es el miedo o el terror. Si uno se pone a pensar parece ser que muchas cosas se hicieron por miedo. ¿El fuego? Se le tenía un miedo irracional a la oscuridad y el ser humano empezó a arroparse en torno a su luz y calor hasta que un día descubrió como hacerlo y todo mejoró ostensiblemente.

Si ya se juntan miedo e imaginación la cosa empieza a ponerse chunga, ya que de la imaginación del ser humano han salido monstruos que han fastidiado las noches de muchos niños, como el hombre del saco, el coco o incluso el monstruo lámpara del prolífico Stephen King. El miedo siempre ha estado presente en todos los palos de la cultura humana, desde la pintura hasta el cine pasando por los videojuegos. En este fascinante mundo hay grandes ejemplos de juegos que han traumatizado a más de uno. Como existen una gran cantidad de títulos capaces de provocar ese trauma, a veces se vuelve difícil ir al baño en mitad de una noche lluviosa sin encender una luz.

En una conversación sobre videojuegos de terror no debería haber nadie tan osado como para decir que tal o cual juego es el más terrorífico, ya que de ello dependen muchísimos factores entre ellos el factor nostalgia y el gusto del jugador. Sin embargo, hace relativamente pocos días saltó la noticia de que alguien se había atrevido a hacer tamaña afirmación. Vertical Slice, un grupo de investigación británico enfocado en la interacción entre personas y videojuegos, ha determinado “científicamente” que el videojuego más terrorífico de la consola Xbox 360 es el archiconocido y genial Dead Space 2. Así en seco y sin vaselina se pasan por el arco del triunfo a las demás plataformas sin darles una oportunidad de competir.

Pero la nota interesante es el adverbio científicamente, ya que eso le da una toque de credibilidad más, aunque a algunos les resultará un tanto sospechoso. ¿Cómo se puede medir el terror que provoca un videojuego? ¿Cuantos datos han recopilado para lanzar semejante afirmación? ¿Tenían grupos de control? Y un sinfín de preguntas que surgen cuando alguien que lleva mucho tiempo viendo Los Cazadores de Mitos se hace a la hora de leer la noticia.

Si se quiere hacer un estudio sobre el terror en condiciones, lo normal sería introducir todas las plataformas de videojuegos que hay actualmente en el mercado y realizar el estudio sobre un grupo con numerosos sujetos, en condiciones normales y una infinidad de detalles que ahora no vienen al caso. En Vertical Slice se han tomado muchas molestias en hacerlo todo lo más correcto posible, pero sin embargo resulta sorprendente que sólo hayan hecho el estudio para una consola y con seis sujetos de prueba, tres casuales y tres hardcore.

Los jugadores fueron amablemente invitados a sus instalaciones de Brighton, en el Reino Unido. Allí los acomodaron en unas habitaciones con condiciones normales de luz y temperatura, en un sofá la mar de cómodo (pero sin risketos) y los hicieron jugar cuatro videojuegos que en teoría son de terror durante periodos de tiempo controlado, aproximadamente media hora. Los títulos elegidos fueron Alan Wake, Condemned, Resident Evil 5 y Dead Space 2, quedando fuera de esa selección juegos como Left 4 Dead 2, Gears of War 2, Condemned 2, FEAR 1 & 2, Dead Space 1, Silent Hill: Homecoming, Alone in the Dark y Mass Effect 2 (¿?).

Entonces, ¿cómo se mide el terror? Los chicos de Vertical Slice decidieron que controlando el ritmo cardíaco, la temperatura de la piel y la conductancia de la piel (conocida también como respuesta galvánica) podrían tener un mapa aproximado del terror. Esto último de la conductancia es el principio en el que se basa el controvertido polígrafo, que tantos buenos e inolvidables momentos ha dado en la televisión. También se realizaban entrevistas tras jugar y tenían que decir lo que pensaban en voz alta durante la partida para así darle mas vidilla al asunto.

Midiendo todas estas variables en los seis sujetos de pruebas, podían comprobar que momentos del juego les causaban más tensión, cuales les horrorizaban y cuales les daban igual. Los resultados mostraban claramente que Dead Space 2 había sido el juego que más “terror” había causado a los amables sujetos de prueba. Pero habiendo jugado sólo media hora y realizado las pruebas sobre 6 personas es un tanto descabellado afirmar que un sólo título sea el más terrorífico de una consola, ya que en algo tan subjetivo como es el terror infundado por un juego es descabellado lanzar una afirmación categórica

El terror a fin de cuentas es algo personal e íntimo de cada individuo, ya que cada uno posee sus fobias o terrores. Desde la típica claustrofobia pasando por su opuesta, la agorafobia, hasta llegar a temores tales como la coulrofobia, miedo infundido en muchos niños gracias a la espeluznante caracterización de Tim Curry como Pennywise. Que a un grupo de seis personas, mujeres y hombres, hayan sentido miedo durante algunos momentos de Dead Space 2 no es como para lanzarse y declarar a los 4 vientos de internet que es el juego más terrorífico, sobre todo estando por ahí el Quantum Theory.

Como jugador he de admitir que hubo algunos momentos en los que me agobié debido al ingente número de necromorfos que no me daban descanso. Me angustié en otros momentos, pero no he sufrido en mis carnes ese terror del que se habla, aunque debo de confesar en que hubo un momento en el que se me heló la sangre durante un segundo debido a un sonido inesperado. Uno se acostumbra a escuchar las interferencias de la radio o el rugido de un necromorfo, pero cuando algo rompe esa monotonía de alaridos venidos del averno es normal que uno se ofusque y de un respingo.

Quizá lo más hiriente es que se hayan olvidado de las otras plataformas, tanto actuales como antiguas. Todo el que lleve unos cuantos años jugando, recordará con un escalofrío en la columna la escuela del primer Silent Hill, donde la radio era el dedo en la llaga del miedo que recordaba continuamente que había algo por ahí, que no se veía, pero que tenía sed de sangre, disparando los nervios y haciendo que el jugador no le atinara bien a los botones del mando. Ahí es donde está la clave del verdadero terror, el que no tiene forma, el que no se puede ver, el que sólo se insinúa o se oye. Un ejemplo perfecto de este “terror invisible” es el que de destila en cada minuto de El Resplandor, donde la sensación de “hay algo que está mal aquí” es continua y frustrante. De la vieja de la bañera mejor no hablar.

Resultaría improcedente hablar de juegos de terror y no hablar de Amnesia: The Dark Descent, juego que explota al máximo ese principio del terror insinuado, donde unos pasillos oscuros, un quinqué y un rugido monstruoso bastaron a muchos para desinstalar el juego, apagar el ordenador y dedicarse a otros menesteres menos exigentes. Servidor es uno de los que no tuvo valor de enfrentarse al juego, el terror y el agobio constante de no saber que se va a encontrar uno al girar una esquina fueron los catalizadores de mi cobardía. Como anécdota decir que recientemente tuve el placer de conocer a uno de los programadores del juego. Sorprendentemente resultó ser alguien normal, sin problemas mentales capaces de parir tal juego salido del mismo infierno.

Hay innumerables títulos que la comunidad jugona encontrará infinitamente más aterradores que Dead Space 2, pero esto no es más que un estudio un tanto mal hecho en sus bases, pero que si se hiciera correctamente arrojaría muchos resultados interesantes. Parece que a la hora de medir el terror es difícil establecer algo unánime, ya que el terror está en la mente de cada uno, encerrado, esperando a salir en el momento menos oportuno mostrando alguna debilidad. Menos mal que siempre hay valientes, que hacen frente al terror más absoluto con un par y merecen el respeto de todos, ahí está el que se casó con la Duquesa de Alba. Nadar en su cerebro sería interesante, quizá algo ande mal en su cabeza y lo que ve es el resultado de una ilusión óptica, ¿quién sabe?

54 comentarios
  1. Eloy
    Eloy Dice:

    Todavía recuerdo el Silent Hill cuando los niños fantasmas en la escuela que no te hacían nada, solo asustaban, y al final del juego sale un niño de esos, y yo tan tranquilo y va y ZAS!! vaya susto que me dio el joio!

    Responder
  2. Wextial
    Wextial Dice:

    Apuntar que no es lo mismo susto que miedo, a mi el Dead Space me parece que mas bien asusta, es decir esta jugando sale el bicho de turno das un salto y a los 30 segundos estas normal.
    El miedo de verdad es el que hace que una vez has apagado la consola y estas tranquilamente en tu casa y le empezas a dar vueltas al asunto y cualquier ruido hace que te cagues en los pantacas.
    En mi opinión (como bien se ha dicho el miedo es muy subjetivo y yo soy bastante miedoso) los juegos, a los que me he atrevido a jugar claro esta, que mas miedo me han dado han sido la saga Silent Hill, la saga Fatal Frame (a.k.a. Project Zero) y el juego indie Yume Nikki.

    Responder
  3. fox
    fox Dice:

    muy buen articulo ,me gustan mucho estos temas ,ahora aprobechando que llega halloween creo que estaria bien hacer un articulo sobre los mejores juegos de terror,o un top personal de los mejores juegos que siempre trae debate ( incluyendo alguno de genesis ) para ir poniendonos en ambiente.

    Responder
  4. dobleheil
    dobleheil Dice:

    De chico me daba repelús jugar a Doom. Los sonidos, la cara del prota echándose abajo… Era ridículo porque esperaba un cuarto de hora a que se cargase la cinta y luego me metía debajo de la mesa.

    Para mi el que mas miedo me ha dado ha sido el “Forbidden siren” para PS2. No solo te asustaban esos gritos y las apariciones en la pantalla, el juego era difícil de cojones y te obligaba a pasar por ciertos caminos que no deseabas pasar ni de coña.

    Y es ese dilema el que creo que hace mas real el juego.

    PD: Que es esto? Arregladlo por favor.

    Wextial Nombre
    ******@hotmail.com E-Mail (Pongo asteriscos por no poner el e-mail)

    Responder
  5. CHulo
    CHulo Dice:

    El primer Slient Hill!
    Apenas comenzado el juego.
    Cuando vas para el callejon siguiendo a la hija del protagonista.
    Cuando de repente entras en una pequeña puerta, todo
    se vuelve oscuro y tenebroso.
    Ves sangre y un cadaver al final del pasillo sobre una camilla.
    Y cuando te das vuelta aparecen todos esos pequeños con cuchillos.
    Y tu corres y corres y corres hasta enterarte que la puerta por la
    que entraste se encuentra cerrada.
    Y gritas, esquivas, corres, hasta que no queda mas remedio
    que la rendición.

    Los pelos de punta se me pusieron!!!

    Muy buen articulo!

    Responder
  6. félix
    félix Dice:

    Yo puedo jugar el silent hill sin asustarme, pero por alguna razon estuve tenso mientras me pasaba el GoW 1 y 2, no se porque pero los Locust me dan un miedo aterrador.

    Responder
  7. Andy Alvein
    Andy Alvein Dice:

    Opino como Piquero, he jugado muchísimos juegos de terror (no considero juegos de terror cosas como Resident Evil, Dead Space y otros por el estilo) y sin ninguna duda con los que peor lo he pasado han sido los Fatal Frame (Project Zero en europa).

    Responder
  8. Nostalgico
    Nostalgico Dice:

    Pues a mi un juego con el que me cague de miedo fue “The Suffering”.

    Terror, miedo y sustos por todas partes. Un canguelo.

    Responder
  9. Jimmy
    Jimmy Dice:

    A mi meda canguelo el Alone in the Dark 1 y el zombie que aparece jalándose a un tío en el Resident 1 nada más entrar en la mansión. Estoy traumatizado xD

    Responder
  10. Dr_Yomismo
    Dr_Yomismo Dice:

    Del estudio extraen algunas conclusiones interesantes, como que las escenas de vídeo no suelen provocar terror a los jugadores, al no tener el control.

    Pero es a todas luces insuficiente para poder proclamar el título más terrorífico de una consola. Para ello deberían aumentar el número de sujetos de estudio, el número de juegos y, sobre todo, la duración del seguimiento.

    La primera media hora de un título puede no ser significativa, como sería el caso del Condemned, que iba in crescendo en agobio y tensión conforme avanzabas, en mi opinión superaba bastante al Dead Space 2.

    Responder
  11. marco
    marco Dice:

    Fatal Frame es sin duda el juego que más me ha hecho sentir miedo, esa atmosfera demasiado oscura pero sutil a la vez es tremenda!

    Responder
  12. david
    david Dice:

    Me asusto que cuando llegue abajo del post para comentar estaba el nombre de arreguis y su mail…. eso es acojonante aajajajaaj

    hablando en serio creo que la saga Silent hill es la ganadora a la hora de hablar de juegos de terror.

    Responder
  13. david
    david Dice:

    los titulares tienen que ser impactantes de ahi lo de “el videojuego más terrorífico”…y el miedo no se puede medir…

    Responder
  14. Feno
    Feno Dice:

    por el amor de todo lo bueno en este mundo, no pongan la imagen de ese maldito payaso otra vez!!!!

    PD: nadie ha comentado la ilusión óptica del final, nadie se atreve?

    Responder
  15. Wextial
    Wextial Dice:

    @ Solo pasaba por aquí
    Pues si, de pequeño a mi me asutó bastante la primera vez que me encontré un re-dead en wind waker, de tuve pesadillas y cuando conseguí las flechas de luz no me lo pensaba dos veces en gastar la mitad de la magia para matarlos de una ostia xD

    Responder
  16. Kurux-Man
    Kurux-Man Dice:

    en metal gear solid 3, la batalla contra the sorrow
    me asuste la primera ves que pelea contra el xD

    PD: porque aparecen los mails de los comentarios anterirores ?

    Responder
  17. hugo_thegamemaster
    hugo_thegamemaster Dice:

    recuerdo que a los 6 años me asusraba jagar al zelda OoT de noche (en el juego y en la realidad) y con link niño por 1 cosa, stalchilds

    Responder
  18. RUSSO
    RUSSO Dice:

    Definitivamente el The Suffering 1 tiene sus cuotas de aterrador, sobretodo si lo juegas con poca iluminación, y en los primeros momentos tiene sus momentos de suspenso.
    Lo mismo me pasaba jugando el Resident Evil 2, sobretodo en los momentos sorpresa del perro a traves de la ventana, y la aparíción subita de Mr. X.

    Inclusive me daba algo de miedo cuando jugaba el GTA San Andreas y paseaba de noche por las lagunas o por Back O’ Beyond, seguramente estigmatizado por el cuento aquel de los aviones chocones o del Pie Grande

    Responder
  19. Cid
    Cid Dice:

    Una pregunta gente. En “Amnesia: The Dark descent”, hay muchos momentos en los que se oye avanzar a los monstruos y hay que refugiarse tras puertas o armarios ¿Alguien ha visto alguna vez qué apariencia tenían los bichacos? Que yo sepa, los únicos monstruos que se llegaban a ver eran una especie de zombis.
    P.D.: ¿Pusieron a Resident Evil 5 como un juego de TERROR? Ese fallo es imperdonable

    Responder
  20. ChabonRojo
    ChabonRojo Dice:

    Ademas del Silent Hill, como juego de terror tengo que decir el… Resident Evil 4. La parte de la isla con los Regenerators xD tuve que usar una guia para no morirse del susto… D:

    Responder
  21. GLaDOS
    GLaDOS Dice:

    A mí el más terrorífico fue el Resident Evil 2: casi me lo hago encima la primera vez que pasé por el pasillo de la comisaría y me saltaron los brazos de los zombies de detrás de un tablón

    Responder
  22. darth_revan
    darth_revan Dice:

    que raro que nadie menciono al casi desconocido juego lsd, de la play 1.

    les planteo la situación, solo en mi casa y con cierto sentimiento nostálgico mezclado con ganas de explorar lo desconocido, me consigo un iso del lsd y lo emulo; todo bien, me la paso recorriendo los extraños mundos que hay en el juego, hasta que me llevo mi primer susto, cuando de golpe un oso de felpa se pone de pie y se me acerca…

    pero el premio máximo se lo lleva el sujeto de negro, que te persigue y te aparece de la nada; la primera ves que me lo cruce fue la ultima vez que jugué ese juego.

    yume nikki también tiene lo suyo.

    p.d: ¿como es que mass effect 2 estaba entre los “veremos”?

    Responder
  23. Unilhexio
    Unilhexio Dice:

    La primera vez que pasé miedo fue con el Alone in the dark 1 y sus espontáneos sonidos. La segunda fue con el Doom3, que tiene momentos realmente escalorfriantes, que no son precisamente los de mayor acción.

    Responder
  24. JRiVe
    JRiVe Dice:

    El miedo es algo que depende completamente de la persona, creo que no se puede decir que algo sea “Lo mas terrorífico”…
    Yo recuerdo que de pequeño me asustaba un túnel del Digimon World, y ni recordaba por que, pero ya nunca pasaba allí, pero solo ver la entrada me daba un cague impresionante… años después lo volví a jugar, pase allí, era un lugar completamente normal y lo único que me asusto cuando era pequeño, y que no recordaba, era una batalla contra un digimon que resultaba difícil… pero nada para asustarse realmente.
    También he de decir que en el terror, mas que los zombies darme miedo, me dan AS-CO, MUCHO ASCO, creo que quizá jugaría mas terror si no fuera por que esos están por casi todas partes >.<.
    El terror no me gusta casi nada, pero aun así siempre hay algo que te atrae hacia aquello que temes aun sabiendo que lo pasaras mal… o quizá es que el ordenador de mi cabeza esta mas defectuoso que el resto.

    Responder
  25. kirofaiter
    kirofaiter Dice:

    Para mí, uno de los juegos que más miedo daban (tipo peli de terror) y que pasó casi desapercibido fue “D”. Un juego de terror de mediados de los 90, en plan aventura gráfica tipo Myst ,pero valiéndose de espectaculares animaciones (para la época)

    Para mí, una de las secuencias que recuerdo como de “terror/susto” es en el primer Unreal, creo que por las primeras fases: había un momento donde te encontrabas en un túnel, se apagaban las luces y no se oía nada. De repente, viene corriendo hacia ti un bicho, ruido por todas partes, poca luz, … Totalmente inesperado y máxime en un juego de ese estilo.

    Un saludo y enhorabuena

    Responder
  26. Alcahez
    Alcahez Dice:

    Para mi los que me dan más miedo son:

    – Doom 1 y 2.
    – Silent Hill.
    – The Suffering. La primera vez que me salió una imagen casi me cago, estaba muy concentrado y con las luces apagadas.

    Responder
  27. waffloso
    waffloso Dice:

    Nunca me ha atraido mucho el género de terror u horror, pero recuerdo el half life 2 en raven holm, donde había un cura con escopeta y aparecían esos tipo zombies que te perseguían por las escaleras y el techo, y tenias que encender esos motores que tenían unas especies de latas filosas que cortaban todo. Momentos muy tensos XD quería pasar esa parte de una vez por todas.
    Saludos!

    Responder
  28. Carla
    Carla Dice:

    El Alone in the Dark 1 a mi me dio muxo miedo, tb influirá q tendría unos 9 o 10 años cuando jugué pero recuerdo la sensación de mirar de reojo x si acaso mientras staba jugando… Jejeje.

    Un gran artículo!

    Responder
  29. Jessé
    Jessé Dice:

    Esa ultima imagen, cuando volteas al pared la ves pero en colores opuestos osea lo negro blanco y lo blanco negro jeje.

    No soy de jugar titulos de miedo pero una ves juge un titulo de Game Cube no recuerdo bien el nombre pero manejas a una chica y tienes que cuidar tu medidor de sanidad si no emepzaras a tener alucinaciones como que la pantalla falla, la memoria (memory Cad)se te borra, etc etc.

    Lo que mas me perturba de ese juego y lo que me hace que la piel se me herize son unos lloridos de bebé y unos sollozos de una chica, mas si lo juegas de noche y con la luz apagada, la escena que es mi favorita es la iglesia cuando esta lloviendo y todo esta obscuro…. auxilioooooooooooooo haaaaaaaaaaaaaa. jaja.

    Responder
  30. Juanka
    Juanka Dice:

    Buen artículo!

    @Alcahez: Totalmente de acuerdo con lo del HL2. Es un juego tan genial que sabe jugar con las emociones del jugador y sus reflejos mucho más allá que ningún otro, a mi memoria. La persecución inicial, la agobiante fase del cura con escopeta, la eternidad de la carretera, la omnipotencia casi al final… un espectáculo, vaya.

    Responder
  31. Getdown
    Getdown Dice:

    Me parece que el artículo tiene mucho relleno innecesario para decir poco al final…Me habría gustado que se hablara más a fondo sobre los “elementos del terror” determinados, aunque subjetivos, que distinguen a un juego de terror de otros géneros y porqué no se debe tomar cada juego “Survival-Horror” como un juego realmente aterrador.
    En cuanto al estudio (sería bueno citar fuentes), me parece insuficiente querer dejar como únicos indicios del miedo a factores fisiológicos como la frecuencia cardiaca o la sudoración, pues un jugador puede mostrar un cuadro similar al de alguien “aterrorizado” cuando siente una gran emoción o desesperación (no terrorífica) al enfrentar a un enemigo que bien podría ser un conejo de felpa gigante.
    Personalmente prefiero una de las fórmulas clásicas del terror: humano común y corriente contra entes sobrenaturales. Por ello Fatal Frame me pareció algo sobresaliente en el género. En prácticamente cualquier juego de horror con acción, tenemos a disposición una gran cantidad de armamento para volar los sesos de cuanto zombi se presente. Lo que “aterra” en esos juegos es el elemento sorpresa y posiblemente la condición de nuestro personaje, que puede tener pocos items de recuperación de vida y esté lejos de un punto de salvado (aterra más pensar en que se borre un gran avance que cualquier creatura que nos pueda salir en el camino).
    Pero volviendo a Fatal Frame, juego que toma clásicos elementos del terror japonés (casas antiguas, fantasmas de largos cabellos y expresiones macabras y noches que parecen interminables) con un estilo de juego que no parece brindarnos la “seguridad” de otros. Traemos a una sencilla chica (con cierto don, pero nada exageradamente notable como para que sea lo suficientemente aburrido) contra espectros deformes que conservan algo de su humana apariencia ante los cuales sólo podremos enfocar y derrotar con una cámara, implicando contactos cercanos para evitar formar parte de su grupo si fallamos. El estar atrapado en una casona en donde se sabe que han ocurrido cosas perturbadoras en el pasado, brinda el toque de desesperación por encontrar un camino, aunque no seguro, suficiente para salir a la primera oportunidad, obligando al jugador a rondar por distintas zonas en la penumbra. Los fantasmas se muestran como las conocidas figuras translúcidas que apenas podemos distinguir hasta que es demasiado tarde (en contraste con un mutante que, por más feo que esté o rápido que corra, podemos ver al menos en un plano totalmente físico), apareciendo gradualmente como esperando burlonamente a que estemos preparados en lugar del “susto sorpresa” tan recurrido en las películas de terror clase B contemporáneas.
    A pesar de ser escéptico en cuestiones sobrenaturales, gusto mucho de la fantasía y el horror, que ya sea que se presente en un buen libro, juego o película, debe de ser capaz de atrapar al individuo y hacer que quiera girar la cabeza para comprobar si está solo en verdad.

    Responder
  32. ICEC00L
    ICEC00L Dice:

    Estos estudios me hacen reir, toman muestras de seis individuos que seguramente jamás jugaron a un videojuego, sumado que comparan el Silent Hill con Mappy :D.

    Particularmente afirmo como muchos otros jugadores que el primer Silent Hill me provocó mucho escalofrío, tal es así que solo lo jugaba de día y con muchas luces. La saga Resident Evil nunca fue muy tenebrosa, salvo el 4 que me resultó bastante macabro con esos personajes encapuchados diciendo: NO DEBES VIVIR!!! …. aunque el 5 se convirtió casi en un shooter como COD donde solamente había que dispararles a residentes de todo tipo sin mucha emoción zombie.

    Responder
  33. Seba
    Seba Dice:

    “¿El fuego? Se le tenía un miedo irracional a la oscuridad” (!?) IRRACIONAL!?? jaja, disculpen, pero el “irracional” esta de más en esa oración. Es totalmente racional tener miedo a no ver claramente lo que hay a tu alrededor. =)

    Por cierto siguiendo con el tema del post… los que no lo creen, jueguen Fatal Frame 2, en un PS2, con la luz apagada e incluso con la vibración del joystick activada. La experiencia es muy pero muy buena, se pegaran unos cuantos sustos. Pero obviamente no sentirán miedo real con ningún videojuego, el miedo real se siente cuando escúchas que un ladrón a entrado a tu casa, o cuando el médico te dice que te estas por morir.

    Y sobre el estudio científico… fa… por dios, que falacia xD… miren… lo que sucedió realmente fue esto:

    Le pusieron a los sujetos a probar los juegos, uno por uno, y los pobres durante ese lapso, no podían descansar ni ir a mear… y bueno, llego el último juego, y ya estaban tan tensos de aguantar sus ganas de mear, que demostraron estar más asustados, lo cierto es que no se asusto ninguno por EL JUEGO, sino por el hecho de que “la naturaleza los llamaba” y tenían otra cosa pendiente.

    O bien… también pudo haber sucedido que se hallan “cagado de miedo” (perdonen la expresión) con la última escena vista en uno de los primeros juegos, y hallan quedado asustados ni bien empezaron el otro juego. Puede que halla sido el primer juego que probaron, el que los perturbó mientras probaban los otros…

    En fin, estos estudios son bastante patéticos, simplemente ignoran cosas básicas que suceden paralelamente y que derrumban de un soplido todo ese castillito de cartas idiota.

    Responder
  34. crea
    crea Dice:

    Vamos a hacerlo al estilo /v/

    >Jugando Silent Hill
    >en el asensor del hospital
    >piso tres
    >”okay, a ver que pasa aqui”
    >no hay nada
    >”oooookay……..que onda?”
    >entrar al ascensor, magicamente aparece un boton para ir un piso mas arriba, al cuarto
    >subir al cuarto piso
    >……
    >NOPE

    Responder
  35. Yu-chan
    Yu-chan Dice:

    Jamás he jugado a un juego de terror (o mínimo miedo) y dudo mucho que lo vaya a hacer en mi vida. Zombies, criaturas que causan pavor, sonidos e imágenes inesperadas, inquietud… personalmente no puedo con ello.

    Ah, y películas menos.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] los pasillos oscuros. Neo_Von26 de marzo de 2012Hace ya un tiempo, un humilde servidor escribió un post que relataba la historia de cómo mediante métodos un tanto oscuros, unos tipos de por ahí […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *