Inicio » Secciones » Opinión » Nasío pá’ jugá

Nasío pá’ jugá

timeline_videoconsolas

Desde que tengo uso de razón y hasta donde me llega la memoria, tengo el recuerdo de empezar a jugar a videojuegos, vicio adquirido por culpa de mi padre, que fue el que me introdujo en el mundillo, y al cual se lo agradezco.

No recuerdo muy bien mis inicios, pero a juzgar por algunas fotografías hechas por mis padres y lo que me han explicado de cuando era muy pequeño, me empecé a interesar por los videojuegos a la edad de 3 años.  Corría el año 1989, mi padre tenía un Commodore 64 y le gustaba estar trasteando con él y haciendo las pocas cosas que se podían hacer por aquella época con un ordenador (en comparación con ahora). Parece ser que yo por aquellos tiempos me pasaba el día pegado al ordenador y pidiéndole a mi padre que me dejará usar / jugar a esa cosa rara que se controlaba con un joystick (Space Invaders). Al principio era bastante reacio a que tocara el ordenador, pues era muy caro y lo podía romper porque era un manazas…

Pero como quien no llora no mama, con el paso de los días conseguí que me dejara hacer algo. Tengo un vago recuerdo, pero me suena que me divertían dos cosas en aquella época: llenar la pantalla de “XXX” y jugar al Space Invaders, aunque me mataran a las primeras de cambio. Ah sí, y un par más: mi padre dándome un tocho de libro sobre el Commodore 64 y diciéndome “Si quieres jugar, aprende como se hace“, y estar siempre preguntando cómo se hacían las cosas, que quería que me enseñara.

space_invaders

Pocos años después (diría que un año), vino una flamante NES con el Nintendo Zapper y con los típicos videojuegos de la época que tenía todo el mundo. Luego tanbién un 486 a 66Mhz. De esta segunda etapa recuerdo con cariño estar horas y horas jugando con mi padre a la NES dejándome la vista en la pantalla de 14 pulgadas, siendo siempre machacado por mi progenitor, cosa que en poco tiempo iba a cambiar. Y respecto al 486, como tenía el ordenador “más pepino” de la época, todos mis amigos venían a jugar esos juegos que sólo iban bien en mi PC, trayendo los disquetes necesarios en la mochila. Y de la época 486 recuerdo con especial cariño dos juegos: Doom II y Leisure Suit Larry.

Dos o tres años después cayeron mis dos últimas videoconsolas regaladas por la familia: os hablo de una MegaDrive (que luego me complementaron con la 32X, pese a que les dije que no la quería) y de la Game Boy. En esta época, aunque aún era un niño, ya tenía el culo pelado en los videojuegos, por lo que empecé a jugar mejor, querer tener más juegos y la cosa pasó de ser un “jugar por jugar” a un “tengo que conseguirlo todo y exprimir cada videojuego al 100%“. En esta generación ya empecé a ganar siempre a mi padre, que empezó a desistir de jugar conmigo, aunque de vez en cuando todavía se echaba alguna partida, sobretodo al Sonic.

Y, por otro lado, como ya teníamos algunos añitos ya nos dejaban ir a casa de los amigos a jugar. Y aquí ya nos organizábamos muy bien para la poca edad que teníamos: hoy en tu casa que toca la Super Nintendo porque queremos disfrutar del cerebro de la bestia, hoy en la mía que toca MegaDrive y ver sangre y videojuegos para adultos, ahora nos vamos al parque a jugar a la Game Boy para que nos de el aire y, cuando teníamos suerte y venía de fin de semana el amigo forrado de Barcelona, tocaba Neo Geo sin discusión.

metal_slug_2

Pero los años pasaron y llegó la siguiente generación de videoconsolas. Como yo ya tenía una paga, me tocaba ahorrar para comprar mis caprichos, y tenía entre ceja y ceja la Nintendo 64 (aparte de que mis amigos ya tenían la Saturn o la PlayStation). Y menuda compra que hice. De esta generación de videoconsolas siempre me viene el mismo recuerdo, que en cuanto llegó la Nintendo 64 y empezaron a caer juegos con lo que iba ahorrando de mi paga, nos pasábamos horas, incluso días enteros, jugando con ella y aparcábamos por completo las demás videoconsolas. Si había un videojuego nuevo, fuera de Nintendo o de Rare, los demás no existía durante meses. Nos juntábamos los 4-6 amigos más afines y de la habitación no nos sacaba nadie.

En esa época recuerdo que ya me había cambiado de ordenador varias veces y, aunque no recuerdo qué ordenador tenía exactamente, sí que recuerdo ir a casas de amigos con el ordenador a cuestas y montarnos LAN Party en los garajes durante todo el fin de semana, siendo de mi recuerdo más fresco los vicios intensivos al Heroes III, Quake y StarCraft. Y  una cosa más, que marcaba una diferencia: era de los pocos afortunados que ya tenía conexión a Internet, por lo que las partidas online con algún otro amigo que tenía la misma suerte eran ya épicas (y que te habías caído con la p… excusa de que te habían llamado justo cuando estabas a punto de perder, también…).

lan_party_años_90

Ya estando en el instituto, con pelos en los huevos y con algo de dinero, me decidí a comprar la que iba a ser mi última generación de videoconsolas (o eso pensaba de primeras), inclinándome por la Game Cube, que me convenció ya solo con ver el Rogue Leader (que a día de hoy aún he puesto alguna vez y me sigue sorprendiendo), además de los Capcom Five. Por primera vez, y única, me compré una videoconsola pensando en que solo la iba a disfrutar individualmente, por lo que prácticamente todo lo que me compré era para un jugador, así que el recuerdo que me queda de aquella época es el de viciarme a verdaderas joyas solo en mi habitación, ya que para quedar con los amigos ya teníamos la PlayStation 2 y la Dreamcast, que, no sé muy bien por que extraña razón, preferíamos para jugar en compañía.

Y claro, uno crece, empiezan las novias, la universidad y demás cosas de “mayores”, pero no iba a dejar de lado mi vicio y pasatiempo favorito por estas razones. Así que, empujado por tener novia y acercarla al mundo de los videojuegos (y sumado a que la gran mayoría de videojuegos de GameCube que tenía eran de un sólo jugador), cambié de idea, y decidí comprar de nuevo una videoconsola, la Wii. Y, al contrario a lo que mucha gente pueda pensar, la Wii cumplió con mis dos expectativas: acercar a la novia a los videojuegos y poder jugar con ella a juegos chorras y a cosas más complejas y, en segundo lugar, disfrutar de grandes videojuegos en solitario sin que fueran sólo IPs de Nintendo (Xenoblade, MadWorld, No More Heroes…).

gamer_Test

Además, en ese momento mi poder adquisitivo había aumentado considerablemente, por lo que me podía permitir comprar cualquier videojuego sin tener que seleccionar meticulosamente la compra y estar seguro al 100% de que me iba a gustar.

Esta época la recuerdo mucho más por su proximidad, pero por seguir en la línea del artículo, destacaría cuatro memorias: jugar y picarme a los videojuegos con la novia, la explosión definitiva del juego online (aunque el de Wii daba bastante pena), disfrutar enormemente trasteando la Wii con el Gecko (con virguerías como convertir el videojuego en uno totalmente nuevo con un amigo informático que tenía todo el mérito) y las horas y horas que estuve jugando con un amigo al Burnout: Paradise City haciendo el cabra.

Por último, llegamos a la generación actual. En principio volvía a tener en mente no comprar ninguna videoconsola, pero debido a la vida en pareja y las complicaciones para obtener el usufructo de la televisión en ciertos momentos, al ver que Nintendo sacaba una videoconsola que se podía jugar Off-TV y con retrocompatibilidad con Wii, decidí comprarla para poder seguir disfrutando de los videojuegos y no tener que estar preocupado por si alguien me estaba mirando mal deseando cambiar de canal.

off-TV-wii-u

Como esta época aún es la actual, no tiene mucho sentido sacar una lista de los principales recuerdos, pero todo llegará. Aunque uno sí que ya lo tengo claro, y es el de que una vez entras de pleno en la vida de los “mayores”, el tiempo libre se reduce prácticamente a su mínima expresión, por lo que creo que recordaré esta generación como la primera en la que no pude jugar a todo lo que me gustaría. Y, seguramente, no la última en que me pase esto…

Por cierto, me gustaría comentar que, una vez leída toda la entrada, puede dar la impresión de que soy un pro-Nintendo, pero no es así, tiene una explicación bastante sencilla el porque casi siempre he tenido videoconsolas de Nintendo. Principalmente, hasta la época de PlayStation 2 – XBOX – GameCube, ésta incluida, siempre había un amigo cercano que tenía otra videoconsola, por lo que cada uno se compraba la de una marca y así nos asegurábamos tenerlas todas y poder disfrutar de los máximos videojuegos posibles, ya que el dinero no abundaba. A partir de la generación de PlayStation 3 – Xbox 360 – Wii, al ver el catálogo de Sony y Microsoft, decidí que sólo me iba a comprar videoconsolas de Nintendo, debido a sus exclusivos, pues para el resto de videojuegos tengo el PC, que además de salirme más barato, se ve y oye mucho mejor, estrategia que sigo manteniendo en la actualidad.

nintendo_sixty_fort

Y hasta aquí llegan estas pinceladas personales sobre los recuerdos que más presentes tengo de las diferentes generaciones de videoconsolas. Me he dedicado a comentar sólo los principales recuerdos que con más cariño de cada época recuerdo, es decir, los que creo que nunca olvidaré y que siempre que me viene a la cabeza algo de mi pasado de esas épocas relacionado con los videojuegos, son en los que pienso con más frecuencia.

Para finalizar, deciros que de todas las generaciones de videoconsolas que he vivido, las dos de las que mejor recuerdo tengo son la de 8 bits y la de 32-64bits. La primera porque fue la que definitivamente me enganchó al mundillo y la disfruté junto a mi padre, aunque supongo que también ayuda que fuera un niño. Y la segunda, porque con la entrada de las 3D de la Nintendo 64 estaba alucinando en colores, parecía realidad virtual; y también porque las partidas y situaciones más épicas en el mundo de los videojuegos que recuerdo en mi vida han sido a 4 jugadores en local a pantalla partida.


Y vosotros, ¿cuáles son los recuerdos por generación más importantes que os vienen al mirar al pasado?

Acerca de... Kiralte

Soy un marketiniano 2.0 barcelonés, que le encanta disfrutar de la buena música, los videojuegos y otros placeres que nos brinda la vida.

Tal vez te interese

dont_starve

El placebo en los videojuegos

Estoy razonablemente seguro de que a todos os suena el efecto placebo. Se trata del ...

Characters_(Ocarina_of_Time_3D)

Zelda, nostalgia y gameplays

Ocarina of Time 3D El pasado día 14 pudimos contemplar al fin algo del gameplay ...

22 Comentarios

  1. Yo me inicié un poco más tarde en esto de los videojuegos (ocaso de Atari 2600, principios de NES) pero a diferencia de ti, yo no tengo problema con la falta de tiempo para jugar porque desde hace un par de años hasta hoy ya no disfruto de los juegos. No se si serán los videojuegos actuales o yo que me he hecho viejo, pero ya no soy capaz de echar más de media hora a un juego sin tener que quitarlo porque me aburre.

    • A mi me pasa lo mismo. La mayoría de los actuales al poco rato me empiezan a aburrir y los tengo que dejar para continuarlos otro día. Y los pocos que no me aburren tan rápido, los acabo aborreciendo después de jugarlos asiduamente durante 3-4 semanas.

      • A mi me pasa algo parecido, tengo centenares de juegos que no me he pasado y los tengo por puro proteccionismo.

        Pero The Whitcher 3 y Dragon Age Inquisition me han dejado pegado a la pantalla como hacía muchos años no lo conseguía ningún juego.

        Antes que estos dos solo Skyrim ha conseguido cautivarme. Los demás, partidita y a la caja.

        • No quería poner “proteccionismo” si no coleccionismo, puto corrector….

  2. A la imagen del principio está incompleta, no ha incluido a la Saturn.

  3. Muy buen articulo 🙂

  4. NES: Mario Bros 1, 2 y 3. Ninja Gaiden 1, 2 y 3. Sobre todo el 2. Pero lo mas curioso es que no lo jugaba en casa sino en los arcadias, despues el SNES con Mario World.

    Claro que despues con la N64 con Mario, Rogue Squadron y Shadow of Empires.

    Despues PS1 con los FF 7 y 9. Despues PS2 con FF X, XII y Shadow of the Colossus.

    Y si, despues de eso hay menos tiempo para jugar en consola. Solo queda para jugar en PC. Que tiempos aquellos que habia mas tiempo que dinero 😉

  5. coincidiendo con los escritores que la primer consola fue una atari y family game son esos juegos los que llenaron mi infancia de alegria y recuerdos, es tan asi que viene a mi mente cuando nos juntabamos con vecinos y amigos a hacer intercambio por una semana de cartuchos asi logre conocer muchos titulos de la nes, despues paso la epoca de los 64bits mi ultima epoca full gamer ya que me agarro a fines del secundario y todavia tenia tiempo para dedicarle noches y horas nunca olvidare, la psx one y su residen evil y otros muchos juegos,la actualidad me agarro con las obligaciones que la vida te trae ja todavia tengo la esperanza que mi niño cuando crezca le gusten los videojuegos para compartir aquellas viejas consolas que tengo guardadas, mientras tanto solo me conformo con ver como suben videos de los juegos de ayer y algunos nuevos para ver como son o leer estas paginas que me retrotraen a la infancia (que por cierto se agradece muchisimo) pero ya el animo y la fuerza no es lo mismo como de niño, terminando mi comentario el ultimo resabio que me queda de mis epocas gamer es el pro evolution que todavia disfruto con amigos las noches que coinciden todos con los permisos de sus respectivas parejas 🙂 es triste pero bue lo que le toca a todos alguna vez en la vida

  6. Si sumo las horas que me la he pasado jugando, el resultado seguro superaria el año y tal vez ande llegando al par de años:

    ATARI 2600 (~1986). recuerdo el frogger, el pitfall, los pitufos y otros que no recuerdo los nombres…
    NES (1988-1994). The Guardian Legend (mi juego favorito, hasta la fecha lo sigo jugando), Bucky O’hare, Kick Master, Double Dragon II, Contra y Super Contra, Zelda, Ninja Gaiden 1, 2 y 3, Excitebike, Todos los Megaman, Return of the Joker, SMB3….
    TURBOGRAFX16 (1990): Splatterhouse, Bonk´s Adventure, Legendary Axe II, R-type…si solo 4, no fue muy popular esta consola en Mexico.
    GAMEBOY (1991): Go Go Tank, Jurassic ParK, Super Mario Land 2, Link’s Awakening, Alleyway, Toshinden, Boxxle, Donke Kong Land 2, Solar Striker….
    SNES (1993): Un monton de juegos, recuerdo especialmente Chrono Trigger, DKC2 y Super Castlevania IV:
    Playstation y N64 (1997): tuve ambas al mismo tiempo y fue la generacion con la que jugue mas videojuegos, muchisimos.
    PlayStation 2 (2001) Muchos juegos mas, pero mi vicio era GTA San Andreas.
    Xbox 360 (2008): Ace Combat 6, Assassin’s Creed, Guitar Hero, Gears of War 3, GTA IV y V, Los Just Dance
    PC (desde 1998): Solo he jugado Half Life y Morrowind, siempre fui consolero.
    Arcades (desde que tengo memoria): mencion especial Shadow Dancer, Prehistoric Isle, SFII, KOF 94-99.
    PS3, XboxONE???????: No tengo consola de la actual generacion, actualmente juego con emuladores con el celular, y a veces contra mis hijos con sus tablets……

  7. “Las pocas cosas que se podían hacer con lo ordenadores en aquella época”
    Ahí he dejado de leer.
    En 1989, yo cumplí 15 años en Julio, justo un año antes, terminaba la EGB.
    Por aquel entonces tenía un Amstrad CPC464 ¿sabes qué hacía con él?
    Trabajos para el colegio con gráficos y texto, dossiers adecuadamente preparados para presentar en clase.
    Trabajos en común, ahí nos juntamos los 3 que teníamos el mismo ordenador y nos íbamos cada tarde a a casa de uno de nosotros a trabajar en él, llegando a sacar la nota más alta. Moviendo los datos en cintas de casete.
    Programar. Me apunté a un curso de programación en mi barrio y aunque los ordenadores eran más potentes, el basic, lo podía seguir utilizando en casa y me hacía mis propios programas, simples, turnos de clase y cosas así, trucos para los juegos comerciales, aquello de coger un. Juego y modificarlo, ya estaba a la orden del día y juegos propios.
    Tenía un conocido que tenía un Spectrum 16k, de los primeros que llegaron a España. Él ya llevaba la seguridad de su casa con el ordenador, y estoy hablando de ¿1984? Conseguía tener alarmas conectadas a puerta y ventanas tan solo con aquél bicho, era alucinante.
    ¿Pocas cosas dices? Aquello era un mundo nuevo, la imaginación no tenía límites.

    • Me refería a comparado con lo que puedes hacer ahora. He añadido una aclaración a la frase para que quede más claro.

      Gracias por tu aportación!

      PD: Además, yo por aquella época tenía 3 años…tenlo en cuenta 😉 :-p

    • Jajajaja, a mi también me chocó ese comentario, en ese momento tener un ordenador era como ser dios 😀

  8. Genial y nostálgico artículo Kiralte.

    Me ha sorprendido la de similaridades que he encontrado entre tu historial gamer y el mío. Ambos somos de la misma edad, empezamos en el mundillo con un ordenador de los de antes (el mío un MSX 1 con platina externa) que según nuestros padres era para “que los mayores trabajaran”. Luego llegaron las videoconsolas y fuimos pioneros entre los amigos con los nuestros flamantes PCs (yo tuve un 286 a 33Hz) y más adelante de los pocos con Internet…

    Me siento identificado en cómo hemos pasado por las mismas etapas videojueguiles. Para mi la mejor es la de los 16 y 32 bits, en la que no tenía ninguna otra preocupación más que la de a quién le toca organizar quedada en su casa, tardes tardes enteras… (nuestras madres se organizaban para darnos la merienda jaja). Y ya llegando a la actual: con independencia económica y viviendo en pareja… con poquísimo tiempo para jugar (lo mismo les ocurre a mis amigos) pero sin perder las ganas de tener esa vía de escape que tan buenos momentos me ha dejado en el pasado…

    Seguiremos siendo gamers dentro de otros 30 años?

    Un saludo!

  9. Es curioso ya que mi infancia gamer siempre fue lo que mis padres se podían permitir y no lo que mi hermano y yo nos hubiera gustado. Sin embargo, se los agradezco tanto a mis papás el hecho de que las cosas hubieran sido así. Mi hermano y y o queríamos un NES mis papás nos regalaron el sega genesis… nosotros queríamos un Nintendo 64, ellos nos regalaron un playstation chipeado con muchos juegos hahaha.
    Fue por eso que hasta la fecha nos mantenemos con consolas de sony.
    Hasta hace unos años, gracias a mi novio me encontré con la saga de monster hunter en psp el freedom unite y me fascino y a la fecha me hice del primer monster hunter de ps2, monster hunter 3 ultimate y el 4 ultimate, estos últimos dos de 3ds, siendo esta la razón para la cual también conseguirme una 3ds

  10. Mi primera consola (era de mi hermano mayor y la “herede”) fue un clon de la Atari 2600 llamado ¿Family TV? que tenia unos 100 juegos en memoria y ranura para los cartuchos. Por supuesto nunca compramos un juego para ella pero me encantaba. La mantuvimos toda la primera mitad de los 90, hasta el 95 o asi que decidio dejar de funcionar.

    Durante un año aproximadamente, estuvimos bajando mi hermano y yo a los recreativos (aprovechando que me sacaba unos años y ya cobraba bastante dinero trabajando), hasta que a mediados del 96 decidio regalarme por mi 13 cumpleaños una consola nueva. Fuimos al Mail y tras descartar (por precio) PSX y Saturn, escogimos Mega Drive, sobre todo porque venia con un cartucho con 6 juegos variados (Sonic, Super Monaco GP, Streets of Rage, Revenge of Shinobi, Columns y SEGA Soccer) y la SNES “solo” traia el Super Mario All Stars (por la poca variedad). Me hice seguero y mantuve MegaDrive un año y medio como primera consola (aun sigue enchufada en mi cuarto en la TV, junto a otras que ya dire en su momento jeje).

    El dia de nochevieja del año 97, decidimos saltar a los 32 bit, y escogimos Saturn. Las razones, ser SEGA y habernos enamorado con MD, Daytona USA y no tener un mando “raro” como considerabamos que era el de PSX. Aunque pueda parecer lo contrario, disfrute mucho esa consola y juegos como Worldwide Soccer 98, SEGA Touring CARS, SEGA Rally, Daytona USA, Manx TT Superbike, Tomb Raider, Fighters Megamix, Virtua Fighter 2, Fighting Vipers, Virtua COP 1 y 2, House of the Dead… me hicieron pasarlo en grande durante los casi dos años que duro. Se la regale a mi mejor amigo, y al poco la vendio para comprarse una PSX.

    Y no duro mas Saturn, por dos razones, SEGA la “asesino” antes de tiempo quitandole juegos, y salio a la venta Dreamcast. Para mi la consola de sobremesa que mas me ha dado (de hecho es otra de las 3 que tengo actualmente conectadas, junto a MD), ya que a los enormes juegos que habia (creo que no hace falta que enumere, practicamente TODO el catalogo es muy bueno), habia que sumarle una sensacion de exclusividad que era genial. Sabias que DC era superior a practicamente todo lo que habia en el mercado (quizas se salvaban los PC de ultimisima gen de entonces), y sabias que eras de los pocos agraciados de poder disfrutar sus titulos. Muchisimas horas jugadas, muchisimos juegos probados y acabados, muchisimas horas multijugador con los 4 mandos… Fue un mazazo enorme la noticia de su cese de fabricacion, y ha sido desolador para un seguero como yo, ver como SEGA abandonaba primero DC y el mundo de la fabricacion de consolas propias, y despues su lenta pero imparable caida hasta ya no desarrollar ni producir nada para consola y centrarse en PC y Moviles.

    Alla por 2002, y aun con el “luto” por DC presente, pille una PS2, arrastrado por los amigos, que uno a uno fueron cayendo en sus garras, principalmente por disfrutar del PES y de su excelsu multiplayer. PS2 me parecio una gran consola, pero sin alma, sin personalidad definida. De PS2 destaco sobre todo MGS (2 y 3) y PES. Lo demas no es que fuera malo, ni que me disgustase, pero no me terminaba de agradar. La aguante hasta 2008 y la vendi para ayudarme a financiar la 360.

    Una 360 que me devolvio un poco las sensaciones de DC, mando “similar” o inspirado en el de DC, y un catalogo, sobre todo los primeros años, apabullante. La disfrute bastante pero tampoco hay mucho que contar, tenia algo mas de alma que PS2, pero se quedaba muy lejos de DC.

    Ahora uso One. La verdad es que en algo mas de un año con ella, solo ha habido un par de juegos que me hayan enamorado, Sunset Overdrive y Forza Horizon 2. Miro al catalogo, y aparte de los multi anuales de siempre (FIFA, NBA 2k….), de los que compro algunos, no veo nada que me de la sensacion de superioridad con respecto a 360 que otras veces al saltar de gen he tenido. Miro a PS4 y me pasa lo mismo, con la excepcion de Bloodborne no hay nada que me llame. Por otro lado tendo 2DS con el Zelda Ocarina of Time y algun jueguecillo mas y me invita siempre a jugar a ella. Aunque tampoco soy amante de Nintendo.

    En fin, muchos años jugando, muchas horas y dinero invertido, y siento que ahora pierdo la ilusion por los juegos salvo algunas ocasiones contadas. No se si sera cosa mia (puede ser, ya no soy el niño que era), o sera cosa de la popularizacion de los juegos (por aquello de tener que hacer las cosas para todos y no para los “locos” mas frikis). Casi con toda seguridad, One sera mi ultima consola, y probablemente la acabe vendiendo mucho antes de su fin de vida util. Una pena el camino que ha tomado la industria de “timar” al aficionado a base de DLCs, juegos sin acabar… pero bueno es lo que hay, y o te adaptas, o lo dejas.

    En fin un saludo y siento el tocho.

  11. Mi recuerdo es, cuando le dije a mi madre que si me iba a regalar la Super
    Nintendo, que me la dejara probar el día 5 de Enero no fuese a venir rota y me quedara sin reyes y así estuve 5, 6 y 7 de Enero jugando al Super Castlevania 4, Super Mario World y Street Fighter, de esas 72 horas solo dormí 5 mas que suficiente cuando el vicio fue algo mágico jajajaja. 3 ´días sin descanso, mi madre era la mejor, desde que empezó el cole se acabo la magia y el juego era exclusivo al fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *